martes, 23 de septiembre de 2014

UN AMIGO 19/09/2014

UN AMIGO

19/09/2014

Yo soy un Amigo, de mi Corazón a vuestro Corazón...

Vengo a vuestro encuentro, esta noche, con el fin de compartir sobre el tema de la Gracia. Ya que, ustedes lo han comprendido, no es más tiempo de nuevos aprendizajes, no es más tiempo de nuevos yogas, sino, más bien, a dejar obrar la Gracia, y a abandonarse en ella, con el fin de instalarse en vuestra Eternidad. Numerosos entre ustedes, son los que viven esto, que lo testimonian, que ven la Gracia desplegarse, obrar, transformar todo lo que piensan ser, disolverlo y llevarlos a encontrarse, en Verdad.

Yo quisiera en primer lugar dirigirme a aquellos, entres ustedes, que tienen la impresión de no vivir la Gracia, con el fin quizá de comprender el despliegue. La Gracia es la respuesta del Sí, en el momento en que ustedes se dan la vuelta hacia el interior, en el momento en que dejan de jugar el juego de una persona. Dicho de otra manera, con el fin de que eso sea más claro para ustedes, todos, cuando ustedes se dan la vuelta hacia el Uno, o para buscarlo, o para orarle, entonces la Gracia es la respuesta, en el momento en que vuestro pedido o vuestra oración no sea, yo diría, una glotonería para la persona. Si ustedes se dan la vuelta hacia el Uno, con el fin de encontrarlo en Verdad, entonces el Uno les envía la Gracia, con el fin de llevarlos hasta Él. Tomemos un tiempo, para aquellos entre ustedes que dudan de vivir la Gracia, tomemos un tiempo, con el fin de sumirnos juntos al encuentro del Uno, haciendo el voto de reconocerlo, de reconocerlo en Verdad...


... Silencio Vibral...


Por lo tanto, la Gracia solo puede responder al Llamado... Y, la Gracia no viene a arreglar las pequeñas preocupaciones de la persona. Las preocupaciones efímeras no tienen necesidad de la Gracia para disolverse, ya que las preocupaciones efímeras de la persona, de todas maneras, son llevadas a disolverse tarde o temprano, al igual que lo que está ligado a la persona. Sí, la Gracia viene a llevarlos al Corazón del Uno, con el fin de que ustedes se reconozcan. Si en ustedes reside todavía el sentido de una separación, de una persona separada, entonces la Gracia viene hasta ustedes, dentro del mundo exterior, o por encuentros, por lecturas, o por mensajes, poco importa... La Gracia enviará hasta ustedes la señal que los lleve a más interiorización. Entonces, de ahí, la Gracia intervendrá, en ustedes, para guiarlos, yo diría directamente.

La obra de la Gracia lleva, en definitiva, a fundirse en el Uno, a disolver la ilusión de ser una persona. Y, esto ya se les ha dicho en numerosas ocasiones: la Gracia viene a hacer que la vivan, no como una experiencia, más o menos larga, sino como una Verdad de cada instante. Nada podrá hacerlos adherir más a esta fantasía de ser una persona, una vez que la Gracia haya cumplido su Obra. Que ustedes la llamen Gracia o Néctar Divino, eso es lo mismo. Ya que la Gracia es, efectivamente, un Néctar llevándolos a vuestra divinidad, y llevándolos al Uno, llevándolos al Sí. Poco importan las palabras, ya que nunca las palabras podrán llevarlos ahí, donde la Gracia los lleva.

Entonces, desde luego, la Gracia les deja ver, les hará vivir lo que a veces, ustedes no desean mirar, dentro de la personalidad... Pero, precisamente por eso es que tienen que verlo. Todo eso no pide nada más que ser observado, que ser aceptado. No busquen resolver lo que sea. En el momento en que la Gracia los lleva, lo efímero se disuelve, la Eternidad se despliega. Dicho de otra manera, en el momento en que la Gracia se despliega, la personalidad es crucificada totalmente, y ustedes viven la Resurrección en lo que Son, en Verdad. Esto no les impide vivir la experiencia de un cuerpo, pero hay una diferencia entre observar este cuerpo y ser este cuerpo. Pero, lo que ustedes Son, en Verdad ha desplegado el conjunto de la Creación, ha desplegado este cuerpo por quien ustedes se toman. Ahora bien, acepten observar, en Verdad y constaten... Para los que lo viven, ustedes lo saben, la Gracia no tiene necesidad de palabras. La Verdad emerge del Silencio... También les propongo un instante de Verdad, en el Silencio de las palabras...

... Silencio Vibral ...

Entonces, con el fin de continuar lo que les proponía en palabras, cuando la Gracia, yo diría, viene a ponerlos a prueba –lo que no es una prueba- sino, simplemente, cuando la Gracia viene a mostrarles lo que hay que ver, entonces en lugar de dejarse llevar, a nivel de la personalidad, si ustedes tienen, yo diría, dificultad en colocarse en la observación, entonces, tomen el tiempo como les he aconsejado, de algunas respiraciones, simples... que vienen a tranquilizar, o que vienen a sostener la instalación en el Ser, y la observación. Así pues, simplemente, con el fin de suavizar el despliegue de la Gracia, que solo dura un tiempo, el tiempo que la Gracia, por Sí misma, fusiona en lo que ustedes Son. No busquemos palabras para describir lo que ustedes Son, y el estado de Ser que serán llevados a vivir y que algunos ya viven. Déjense sorprender por la Gracia, déjense tomar por el Amor. Después, dejen al Néctar Divino embriagarlos, y vean.Déjense llevar, y déjense fundirse en lo que Son. Y permanezcan tranquilos... Esto es, mis amigos, lo que venía a compartir con ustedes, esta noche. Compartir en el nombre de la Gracia, compartir en el nombre de lo que ustedes Son. De mi Corazón a vuestro Corazón, en un solo Corazón... Reciban todas mis Bendiciones, todo mi Amor.

Les digo hasta muy pronto.


Transmitido por : Air

Site web : http://www.envol-du-phenix.org/

Traducción : A.I.

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA FUENTE - 12/09/2014



LA FUENTE

12/09/2014

Mi Amigo, mi Amado, vengo como convenido a nuestra cita, tal como te lo había hecho en La Promesa y el Juramento.

Mi Amigo, mi Amado, estoy aquí y te espero. Es la hora de la cita contigo mismo.

Tomemos el tiempo para reconocernos en Profundidad, tomemos el tiempo para reconocernos en Verdad...

Durante todos estos años, yo te envíe numerosos mensajeros, viniendo en Verdad a representar lo que podríamos llamar diferentes colores, diferentes polaridades, diferentes facetas de la misma Verdad, de la Conciencia Pura, que tú Eres.

Todos esos mensajeros te dijeron: todo está en ti, desde el momento que tú te reconoces, no como efímero,sino como la verdad de la Conciencia Pura.

Entonces, mi Amigo, mi Amado, yo te invito a nuestra cita en la Profundidad, allí donde nada se mueve, allí donde tú Eres.

Mi Amigo, mi Amado, tu has jugado a extraviarte agregando palabras, conceptos, experiencias a lo que Eres. Tu has jugado a, < yo soy alguien >, < yo soy una cosa >, y en ese juego has perdido tu raíz. Ser sin agrear nada es  la delicia que te es ofrecida. Estar allí donde corre el Néctar Divino, viniendo a nutrir al Ser.

Mi Amigo, mi Amado, este es el tiempo de la Gracia. Eso, tú lo sabes, porque lo vives. Pero como lo sabes, la Gracia no tiene nada que hacer de lo efímero. Ella no viene a sanar tus pequeñas cosas. Ella no viene a arreglar la Ilusión. La Gracia viene a llevarte a llevarlos a su Fuente, allí donde todo es Tranquilidad.

Mi Amigo, mi Amado, tomemos el tiempo para reencontrarnos, de reconocernos, allí donde siempre hemos estado, en el Silencio.

Entonces, mi Amigo, mi Amado, ¿me reconoces tú en esta cita? ¿Te reconoces tú?

Dejemos correr el lujo del Amor, viniendo a celebrar nuestro Reencuentro...

Mi Amigo, mi Amado, tu has jugado a olvidarme, tu has jugado a olvidarte, y has terminado por marchar sintiéndote lejos de mi. Después de un tiempo, has vuelto a marchar a mi lado. Pero, mi Amigo, mi Amado, yo no te invito a estar a mi lado. Yo te invito a fusionar en nuestra cita de Eternidad, reconociendo entonces la Fuente, tu Fuente, lo que tú Eres de toda Eternidad.

¿Oyes tú la profundidad del Silencio?

¿Oyes tú los clamores de la Tranquilidad?

Llega a tu verdadera Morada. Mi Amigo, mi Amado, yo resueno en ti más allá de la palabras, sonando el despertar de la Conciencia.

Mi Amigo, mi Amado, después de mucho tiempo tu pretendes buscarme, y muchos de entre ustedes lo hacen de Verdad. Entonces, porqué dejar para más tarde nuestro Reencuentro? ¿Qué esperas tú de lo efímero?

La Eternidad no puede cohabitar con lo efímero. Eso deben dejarlo. Ustedes no pueden ser mortales y eternos. Dejen a lo efímero proseguir si camino. Pero tú, mi Amigo, mi Amado, permanece en le Verdad...

Yo te espero. Allí donde yo Soy, el tiempo no existe, el tiempo no puede desplegar su ilusión. Y eso resuena dentro de tu tiempo, significando que el ciclo se termina.

Más allá del tiempo y del espacio, mi Amigo, mi Amado, tú Eres de toda Eternidad.

Entonces, con todo Mi Amor y toda mi determinación, yo vengo a sonar la hora del Llamado. Reconóceme! Reconócete! Mi Amigo, mi Amado, eso solo corresponde a ti.

¿Deseas tú prolongar el sufrimiento de la separación? ¿O al contrario encontrar la Tranquilidad, la Felicidad, que jamás han abandonado lo que Eres?

Remonta hacia la Fuente y tú me rescontrarás! Remonta hacia la Fuente y tú te encontrarás...

Mi Amigo, mi Amado, yo te espero. Entonces hasta luego, hasta siempre.

Mi Amigo, mi Amado, que sea hecho según tu voluntad. Esa es tu libertad.

Con todo mi Amor, en la Eternidad, mi Amigo, mi Amado, la puerta de tu Morada está abierta, Y es allí que tenemos cita.

Entonces, hasta luego...

 Transmitido por Air
 http://www.envol-du-phenix.org/index.php?site_id=1

lunes, 15 de septiembre de 2014

Enrique Castillo Rincón: a un año de su desaparición física...




Fué por allá, a mediados del año 1996 del siglo pasado, cuando en una acogedora estancia ubicada en la urbanización Los Chorros de Caracas, obtuvimos durante dos días de la propia boca de Don Enrique Castillo, la narración de sus experiencias, la exposición de muy interesantes vivencias, teorías con amplio acompañamiento de soportes documentales e imágenes y de conocimientos... Los Pleyadinos, los Riguelianos, las referencias bíblicas, las informaciones de la NASA, el drama interestelar en el cual estamos inmersos como homínidos injertados en este planeta, "como ensandwichados", como le gustaba decir...

Esas interesantes conferencias de Don Enrique, cumplieron su misión en este servidor como en tantos otros, en el sentido de proveernos de una cierta fe, de un cierto reconocimiento de aspectos que de una u otra forma intuíamos y que se nos confirmaban casi maravillosamente en cada palabra de su exposición, de "abrirnos la mente" para facilitar el desarrollo de los propios procesos de aprendizaje, de búsqueda y de desarrollo de cada quien en procura de la Esencia Universal.

Y es que realmente esa fue una misión muy importante de Don Enrique, la de llamar las cosas por su nombre, la de despertar conciencias, la de regar un poco esa semilla que en mayor o menor medida crecería en cada uno de sus oyentes, en cada caso de forma y manera muy particular.

Fue maravilloso haber vivido de la boca de Don Enrique, esas narraciones que alimentaron nuestros sueños, nuestras esperanzas y nuestros corazones, que nos hicieron sentir y acercarnos cada vez mas a La Verdad de la Creación, del Dios Creador Todopoderoso del cual todos formamos parte integrante, en el Concierto Universal...

Ya no lo encontraré mas ocasionalmente caminando por el Boulevard de Sabana Grande aquí en Caracas, aquel por el cual quizás también caminó años ha con su buen amigo para entonces llamado Ciril Weiss... pero su recuerdo inolvidable siempre seguirá con nosotros, conociendo que los seres humanos estamos llenos de contradicciones y de errores, pero encontramos el lugar común donde nos reconocemos como Hermanos Galácticos y Universales, cada quien a su medida y manera cumpliendo la misión que ha venido a vivir en esta existencia, sin pretensión ninguna, porque es lo que nos toca a cada quien.

Lo cierto es que ahora, tal vez el propio Don Enrique se desempeñe como Comandante de un enorme Navío Sideral y continúe contribuyendo desde otros planos, desde donde los sueños son la vívida cotidianidad, a la culminación de la Gran Obra del Padre Todopoderoso y Eterno, a lo que tiene previsto para esta Humanidad...


GRACIAS POR TODO Y HASTA SIEMPRE DON ENRIQUE!!


Solstrom



martes, 2 de septiembre de 2014

MIKÄEL 22/08/2014



Yo soy Miguel, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales.

El Señor Metatrón los ha invitado a encontrarse entre ustedes y en ustedes. También vengo a proponerles de recibirme en ustedes.

 [ Comulguemos ]


Yo traigo hacia ustedes el Fuego, Fuego micaélico, Fuego crístico, Fuego de la Verdad, respuesta de la Gracia que viene a disolver lo efímero, que viene para permitirles reconocerse, a si mismos: Eternidad.

Así que si ese es su devenir, acojan el Fuego. Confíense a él totalmente.

Confíense a la Gracia, abandónense a ella. La Gracia los lleva allí, hacia lo que ustedes Son. La Gracia viene para permitirles reunirse con su Eternidad, y esto desde ahora.

...Acojan el Fuego...

 ...Sean el Fuego...

El Fuego es su salvoconducto. El viene en ustedes y sobre toda la Tierra para que ustedes se reconozcan.
Muchos de entre ustedes oyen el Canto del Cielo y el de la Tierra intensificarse, significando con ello, que el momento tan esperado ha llegado.

Es el tiempo de unirse a la Eternidad!

Es el tiempo de dejar lo efímero! Déjenlo disolverse.

Es hora de reconocerse!

Reconózcanse! Reconózcanse desde este momento!

Ustedes siempre han estado allí. ¿Por qué ignorarse? ¿De qué sirve encerrarse?

Una vez más, acojamos el Fuego, que viene a sostener este reconocimiento...

Yo soy Miguel, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales, y mis palabras serán breves, ¿ya qué pueden aportar a ustedes las palabras en comparación al Fuego?

¿Y para qué el buen entendimiento? ¿Y para qué los buenos conceptos  cuando todo eso es invitado a disolverse, a consumirse en el fuego?

El Fuego del Espíritu los devuelve a la Libertad, los conduce a la Verdad, los devuelve a sí mismo...

Abandónense en la hoguera de la Gracia!

Abandonen los miedos, abandonen todo deseo de mantener este mundo ilusorio.

Dejen a la Gracia llevar hasta ustedes lo que debe ser disuelto.

Permanezcan Tranquilos, abandonados a la Gracia y dejen a la Gracia disolver, desde que lo asuman, todo lo que los mantenía en la ilusión de una prisión.

Reconózcanse y vean que ustedes no han estado jamás limitados, que siempre han sido la Perfección, la Vida, la Verdad.

¿De qué sirve continuar ocultándose, de continuar escondidos de ustedes mismos?

Entonces, una última vez, acojamos el Fuego...

¿Para qué estar en vida, siendo que ustedes Son la Vida.

¿Para qué vivir el Amor, siendo que ustedes son el Amor?

¿Por qué buscar el conocimiento, siendo que ustedes Son la Verdad?

Sean pequeños sobre este mundo. Desaparezcan y sean lo que siempre han sido. Ahí está la grandeza.

Qué el Fuego del Espíritu, los devuelva en sí mismo, yo los dejo.  Y les digo hasta pronto, en el Hogar.
 
  
Transmitido por Air
http://www.envol-du-phenix.org/
Traducción; H. N.

CRISTO - KI-RIS-TI 23/07/2014




Yo soy Cristo - Ki-Ris-Ti,

Hermanos y Hermanas en encarnación, vengo de nuevo a su encuentro para recordarles lo que ya saben: todo está hecho, todo se ha realizado, todo se ha cumplido para darles la bienvenida en su Eternidad. Sólo falta un paso, un paso final que sólo ustedes pueden dar. Y es así con la Libertad: nadie puede imponerles nada.

Les recuerdo, lo que ya les he dicho: Yo soy el Alfa y la Omega, el Camino, la Verdad y la Vida. Ustedes y yo somos Uno

Por lo tanto, ustedes pueden dar el último paso, si esto todavía no lo han hecho, ya que es ser la Vida, no es ser una parcela, no un individuo en la Vida, sino la Vida en su totalidad. No hay ningún esfuerzo a realizar, ya que es la Verdad. El esfuerzo es mantener la ilusión de una persona.

Ser la vida, eso no es una experiencia antes de volver en una persona limitada. Ser la Vida se vive en cada respiración. Ustedes son el aire que entra en los pulmones, son la difusión por todo el cuerpo, y son  el aire que sale. Y es así en toda la Creación. La Vida es Una e indivisible. Ella abarca todas las experiencias. Ella no se limita. 
Esto no es para comprender, esto de ninguna manera puede ser un concepto. Esto sólo puede ser, desde que ustedes se contenten de  ser lo que son, abandonando todo otro verbo, el tener, el hacer, etc. Etc..

Ser lo que ustedes son, ser la Vida, eso está ahí, aquí y ahora, sin necesidad de otra cosa, que este último paso. 
Les propongo un momento de Comunión, para vivir en todas sus estructuras lo que acabo de desarrollar ... 

[Comunión] 

Hermanos y hermanas, el tiempo de las experiencias es pasado. Ahora es el momento de vivir su propia Resurrección, abandonando muerte y uniéndose a la Vida. Esto, repito, no puede hacerse  comprendido. No busquen la Vida en otra parte que en ustedes mismos. Reconózcanse en cada manifestación, reconózcanse en el espacio ...

No hay otros momentos: todo está hecho, como ya se los he dicho. Así que siempre que se mantengan en espera, a la espera de una nueva intervención por nuestra parte, a la espera de un evento externo en particular, a la espera de un momento más oportuno en su tiempo de vida, todo eso los mantiene fuera de la Verdad, fuera  de la Vida. Y sabiendo que nunca habrá una oportunidad mejor que la que ustedes viven, Aquí y Ahora, para revelarse a sí mismos, uniéndose a la Verdad que Son.

Yo soy el Alfa y la Omega, el Camino, la Verdad, Yo soy la Vida. Y tú y yo somos Uno, indivisibles, inseparables. Nosotros no somos uno más uno siendo uno, somos verdaderamente el Único. Única Verdad, pura Conciencia, Eternidad última, Presencia, la Vida ...

Mi mensaje no está dirigido a la mente. El es percibido, oído, dentro de la conciencia revelándose a si misma ...
Hijos del Uno, es el momento de ser la Verdad, de ser el Uno ...

Tú, la Vida, yo te espero del otro lado del velo, si eso se devela en tu Libertad. Por lo tanto, nos rencontramos, nos reconocemos de nuevo como la Vida.

En el Corazón del Uno, mi Corazón, tu Corazón, Único, nadando en el Amor eterno ...

Hasta pronto.
 
 
 
 Transmitido por Air.
envol-du-phenix.org
Traducido por: H. N.