lunes, 5 de diciembre de 2016

EL IMPERSONAL Parte 2



Noviembre 2016

Te saludo de nuevo, hijo eterno de Luz, y me instalo de nuevo en ti para cantar el canto de tu resurrección, de tu renacimiento, el canto de la Libertad y de la Verdad.

Instálate primero en el corazón del Único, conmigo, para que juntos elevemos el canto del Amor en lo más profundo de los cielos y en lo más profundo de la Tierra.

Por este canto, declaramos la Verdad a la cara de este mundo y alumbramos lo que todavía debe de serlo en las circunstancias de este mundo, en este preciso tiempo de la Resurrección y de la Llamada de María.

Acojámonos, cada uno de nosotros, en el corazón del Único, para que emerja, en el silencio de tus palabras y de mis palabras, el Verbo emergente, el Verbo de Vida, el Verbo de Amor.

La Luz te invita a partir de ahora, en las circunstancias de este tiempo de la Tierra, a acallar lo que no es verdadero, simplemente alumbrándolo con el Amor de tu corazón, acabando con todas las resistencias, acabando con las últimas creencias, y acabando con todos los miedos hacia lo desconocido.

Escucha, escucha este canto, es el de tu corazón, el de la Vida, el de la Eternidad.

Este sonido, recubierto del Coro de los Ángeles, canta en ti tal y como pronto cantará en cada rincón de la Tierra, en cada espacio de este mundo que también resucita.

Así que asentémonos juntos en este corazón del Único donde el Amor es rey, donde la Vida es reina.

Estás invitado al banquete celeste, al banquete de la Libertad. Te invito a lavar tus vestidos en la sangre del cordero, te invito a deshacerte de todo lo que todavía puede estorbarte y estorbar la clara visión de lo que eres.

Oye y escucha lo que tu corazón te dice, lo que dice a cada uno, lo que dice a la Vida, lo que dice a la cara de este mundo. De tu emanación de hijo renacido aquí mismo en el seno de la Ilusión, este canto recorre los cielos y todos los espacios de tu tierra que pronto se conjugará con el canto del cielo y de la Tierra, realizando la Tri-Unidad y la Nueva Eucaristía, abriendo el camino a la Madre que vendrá a declamarte su canto de Amor, la llamada a tu resurrección, la llamada a tu renacimiento.

Tú, que oyes, que escuchas y que lees, no queda más tiempo, así que no esperes a que María llegue, realiza su Llamada con la plena conciencia de tu Êtreté, de tu Eternidad como de tu efímero.

No tengas miedo, la Gracia te inunda ahora con sus bendiciones. La Gracia es el don del Amor hacia toda la vida, hacia todas las formas y hacia todas las conciencias, en cualquier mundo, incluso en el tuyo.

Haya sido lo que haya sido tu encierro en el seno de tu vida, o en el seno de tus vidas en este mundo, no tengas miedo. Aunque no vivas las primicias, aunque no vivas la vibración, este banquete te es abierto, fue preparado para ti para homenajearte en el seno de tus peregrinaciones donde el sufrimiento fue a veces tu acompañante, y la felicidad efímera, tu única satisfacción.

La Vida te invita a partir de ahora a girarte hacia el mundo, el verdadero, el auténtico, que está en tu interior, ahí donde moran los Arcángeles, ahí donde moran las Estrellas, ahí donde moran los Ancianos.

Estás invitado y estás convidado a venir a cantar con los pueblos libres, a atestar de tu libertad y del Amor que eres, al fin restituido. Eres devuelto a ti mismo más allá de toda proyección, más allá de toda máscara, más allá de toda memoria, reencontrando así la Libertad mientras los velos se desvanecen del conjunto de tus envolturas de Luz, dándote a verte cada día de manera más intensa y más verdadera.

Las llaves de la Libertad, que no abren ninguna puerta porque no hace falta ninguna puerta ahí donde estás, te son devueltas.

Tu vehículo de transición, tu Merkabah, a nivel individual como para algunos a nivel colectivo, se constituye, se cubre de Luz, se cubre de Verdad, poniendo fin a todos los artificios, a todo lo que es falso, a todo lo que no tiene ninguna subsistencia en el seno de la Eternidad.

Reúnete conmigo y te reunirás contigo. No tienes que moverte, no tienes que desplazarte, no tienes que esperar, la cita es ahora, en cada minuto y en cada aliento. Sólo depende de ti revelarlo en ti, sólo depende de ti soltar lo que debe ser soltado. La Luz te enseña la Vía, la Luz te enseña la Verdad. No hay ningún esfuerzo, descansa, descansa en tu verdad donde todos los alimentos están a tu disposición, donde ninguna sed puede aparecer, donde ni siquiera un tormento puede ser evocado.

En este lugar como en cualquier lugar, a partir de ahora eres esto. Vivirlo para ti hoy, es reforzar el sentido del servicio en la superficie de este mundo, es permitir a otro hermano, a otra hermana dondequiera que esté, en tu casa como al otro extremo de la tierra, de beneficiarse de tu oración y de tu acogida.

Así tendrás un debido papel, el de la Verdad, el de la Eternidad, porque no es sólo un papel. Sea cual sea su apariencia en este mundo, esto es realmente la eternidad de tu Presencia.

Te invito a vestirte con tus mejores galas, provisto de tus Coronas, provisto de tu emanación, provisto de tu Presencia; entonces el corazón exulta en ti como en cada uno. Aunque no sea percibido, aunque dé el sentimiento de no estar vivido, la Luz sabe lo que hace, ella conoce su acción al igual que tú te reconoces.

En tu resurrección, la fe es total e irreductible. No sufre de ninguna mentira, de ningún defecto. Así, vestido con tus mejores galas, resplandeciendo de mil fuegos, fuego tú mismo, te abrasas y abrazas alrededor tuyo todo lo que puede oponerse a la revelación de tu Presencia eterna en el seno del efímero.

La Luz Una, la Luz verdadera, la que sólo puede colmarte de Felicidad, que no puede dejar nada insatisfecho, se despliega ahora, de uno en uno, en cualquier lugar y no solamente en los vórtices. La Luz se siembra a sí misma y se propaga en cada punto de este universo local, en cada punto de tu corazón como en cada punto de tu cuerpo. De uno en uno, la Felicidad del corazón, en el silencio de tu pensamiento, vierte un bálsamo a todo lo que puede sufrir en esta tierra. No tienes que pensar en ello, ni tampoco emitir una intención porque esto es el papel, más allá de tu papel, de la Luz revelada, de la Eternidad restablecida en totalidad.

Ama, sin condición y sin restricción, ama con la misma mirada a cualquier cosa, como a cualquier hermano o a cualquier hermana. No te límites, no retengas nada, deja aparecer lo que acontece. No hay nada que demostrar, no hay nada que justificar, porque todo esto es Evidencia, porque todo esto es justo.

Que tu sonrisa borre cada lágrima de tu cuerpo o del cuerpo de un hermano o de una hermana. Eres el bálsamo, porque eres la Vida; eres el bálsamo porque eres la Verdad y eres la Vía.

Acoge a partir de ahora de manera incesante y permanente el don de la Gracia. Ahora tu presencia en este mundo es una vigilia y una oración permanentes, hagas lo que hagas, incluso durmiendo.

Tú, estandarte de Luz y llama erguida, resucitado, deja el Fuego Ígneo alcanzar, de uno en uno, tu cuerpo como el cuerpo de la Tierra, como el cuerpo de cada uno.

Descubre por fin la fraternidad. No la circunstancial a través de los vínculos de amistad, de la familia o de la sociedad, sino la fraternidad de corazón, la que os hace reconoceros el uno con el otro como yo te reconozco, como tú me reconoces.

Óyeme, óyeme de verdad.

La ligereza está ahí. Si te sientes todavía pesado, pesado en tu corazón como en tu cabeza o en tu cuerpo, entonces vive la libertad del Amor, su ligereza y al mismo tiempo su densidad y su consistencia. En el Amor, eres tal la roca inmutable de esta tierra, eres la antorcha y el que sujeta la antorcha, así como el estandarte de la Verdad.

Sonrío en ti, sonrío a tu Presencia, a tu magnificencia, a tu humildad, a tu pureza. No queda ninguna impureza por ver, no queda ningún defecto por ver, simplemente queda ser. La Luz alumbrará y disolverá de todos los modos posibles, lo que todavía pueda parecerte un estorbo o una resistencia en la superficie de este mundo. Ve, ve en las cosas el modo en que las cosas se revelan y se desvelan, como en la mirada que tienes en este mundo, que sólo es el reflejo de lo que acontece en ti. Dondequiera que pongas tu mirada ahora, ésta te lleva a ti mismo porque ya no haces ninguna diferencia, porque ya no pones ninguna distancia, porque la diferencia y la distancia sencillamente ya no existen más, en el momento en que el corazón se haya elevado hacia las moradas de la Eternidad.

Vigila seguir siempre la Inteligencia de la Luz, estate alerta, con ligereza, a lo que eres. Y deja el Amor emerger más allá de tu persona, más allá de toda historia, más allá de toda regla de este mundo y de toda ley de este mundo, porque nada puede resistirse al Amor.

Te lo dije, todo se cumple frente a ti y en ti.

La Tierra vibra ahora en su nueva dimensión. Sean cuales sean las apariencias residuales de la estructura de este mundo encerrado, estas apariencias están, en este momento, siendo barridas y disueltas en la gracia de la Verdad. Recuerda, no hay que proporcionar ningún esfuerzo sino simplemente detener cualquier esfuerzo, darte cuenta de la Evidencia en la simplicidad, en el recogimiento.

A partir de ahora, cada ocasión de tu vida es una ocasión de Luz, una ocasión de Amor. El Amor es vasto, es tan vasto que no conoce ningún límite en su presencia y en su difusión ahora. No pierdas tiempo con las convulsiones de lo que debe ser borrado, en ti como en el mundo. Recuerda que el bálsamo está en tu corazón, que la Verdad está en tu corazón, y que a ella no le importan las justificaciones o las explicaciones. Está ahí, en tu corazón, lista para revelarse, lista para desvelarse en cada circunstancia, en cada encuentro, en cada acontecimiento. 

Atrévete, atrévete a dar el primer paso, que de hecho es el último, porque ya no necesitarás más caminar con tus pies. El conjunto de los mundos están abiertos para ti en la inmediatez, en la instantaneidad, en la perfección del Amor. En esta perfección, no puede haber misterios, no puede haber conquistas, no puede haber pérdidas. Es esto lo que te es permitido ver ahora, es esto lo que te es permitido vivir, experimentar. No para demostrar, no para mostrar, sino simplemente para estar en tu verdad.

Nada puede escapar al Amor, nada puede sustituirse al Verbo de la Verdad, y lo sabes. Aunque todavía lo ignores, lo sabes; te basta simplemente con mirarte, no en tus apariencias sino en profundidad, en tu Corazón del Corazón. La magia del Amor obra ahora a pleno régimen y al máximo rendimiento, sin esfuerzo, espontáneamente, con humildad y con potencia.

En tu renacimiento actual, todos los secretos desaparecen. En tu renacimiento actual, todo lo que es superfluo desaparece por sí solo, que sea en tus humores, que sea en tu personalidad, que sea en tus pensamientos, que sea en tus afectos.

Sólo hay que estar ahí, tú y yo, y cada uno de nosotros y cada uno de ti está ahí instantáneamente.

Mira, mira, no tienes nada que ocultar y nada puede ser ocultado.

Y ahí donde estamos instalados, ocupamos cualquier sitio porque estamos presentes en cada uno. No hay diferencia, no hay distancia, sólo está la evidencia de lo que tu corazón te dice en el corazón, al corazón de cada uno, en el corazón del corazón del conjunto.

¿Qué puede un cañón de tu mundo, qué puede un arma de este mundo ante la potencia del Amor? ¿Qué dolor puede infligir una herida ante la majestad del Amor? En tu corazón, sabes que todos los posibles están presentes y que la palabra imposible ni siquiera puede ser evocada. Entonces suelta, haz desaparecer de tu vista y de tu cuerpo lo que todavía podía hasta hoy resultarte imposible. No hay ningún límite a la gracia del Amor, no hay ningún límite a su potencia, porque el Amor está más allá de la forma, aunque se inscriba en cada forma, en este mundo como en cualquier mundo.

Acojo contigo lo más alto de los cielos hasta lo más bajo de tu tierra. Acojo en ti la evidencia de la Vida. Ahí donde estamos, nada puede ser cerrado ni encerrado. Ahí donde estamos, se realizan por fin el Juramento y la Promesa, se realiza por fin la esperanza de tu Espíritu, el regreso a la Verdad. Estés donde estés en este mundo, en la situación que te encuentres, no olvides la potencia del Amor, revélala totalmente, no retengas nada. Date cuenta de la majestad de estos instantes que vives en esta tierra. En el Amor, no puede haber la menor decepción ni el menor error. Todo es recto, todo es luminoso y todo es dichoso. Estés donde estés, déjame bendecirte de nuevo, déjame amarte de nuevo, hasta el infinito.  

Así, me doy a ti, así, te das a mí, gratuitamente, sin ningún sentido de propiedad, sin ningún sentido de límite. Ve, ve tu propia libertad, sea cual sea el peso de tu cuerpo y de los residuos de este mundo.

No hay que tergiversar, sólo hay que acoger, sólo hay que abandonarse en totalidad a la gracia de este instante.

…Silencio…

Tú, peregrino de Eternidad, joya de vida y de Amor, deja los ropajes de este mundo desaparecer por sí solos por la gracia de tu Presencia. No tienes que hacer nada, sólo tienes que ser, en cada minuto, en cada aliento. Sean cuales sean tus contingencias, materiales, corporales, no pueden resistirse, no pueden oponerse. Entonces capitula y entrégate a lo que eres.

Deposita todas las armas, todas las armaduras y todos los escudos que has elevado alrededor de tu eternidad para sobrevivir en el seno de este mundo y de sus leyes. Pero todo esto ahora está detrás de ti, sean cuales sean las apariencias que quedan, y que cada día desaparecen cada vez más.

Elévate permaneciendo presente aquí, elévate hacia las moradas de Eternidad, elévate ahí donde brota la Fuente de Cristal, ahí donde te conduce la Inteligencia de la Luz. Una vez salido de este mundo, has entrado en ti, has entrado en Eternidad. Entonces no hay que temer nada de lo que acontece en la superficie de este mundo, no puedes ser alcanzado, no puedes ser alterado por ningún evento. La totalidad de la Flota Intergaláctica de los Mundos Libres rodea ahora la totalidad de tu tierra para asistir a esta Resurrección, para participar a este banquete celeste. Porque de todo lo que has vivido en el seno del sufrimiento y de la Ilusión, sólo quedarán el Amor y el recuerdo de este banquete celeste, grabando para siempre en tu llama eterna, en tu lengua de Fuego, el principio inviolable de la Libertad, el principio inalterable del Amor.

Todo esto se vive. Aunque pienses y digas que no lo vives, puedo asegurarte que te equivocas. Simplemente hay en ti, tal vez, todavía una latencia, pero que ella también será disuelta por el Coro de los Ángeles, por las Trompetas del Cielo y de la Tierra que te anuncian ahora la Llamada de María y el regreso del gemelo del Sol de este sistema solar. Sólo hay que temer por aquel que está apegado a su miedo y a su cuerpo, pero incluso esto desaparecerá sin pesar y sin dificultad durante estos tiempos que vivís en la Tierra.

No escuches, te lo dije, el bullicio de este mundo y permanece centrado en el Coro de los Ángeles, en el Canto del Espíritu y en el Fuego de tu corazón. Todo lo demás es accesorio, todo lo demás se disuelve.

Conforme pasa el tiempo, una lluvia de gracias se presenta en ti, insuflándote el sentido mismo de la Eternidad, insuflándote a tu conciencia y a tu cuerpo el Aire ligero del Amor. El Agua de Vida fluye en ti ahora, por todas partes; el Fuego Ígneo progresa en cada espacio de tu cuerpo, en cada espacio de tu conciencia.

Seamos Uno, no hay otra verdad para afrontar el bullicio de este mundo que cada vez te alcanzará menos, y que no tendrá ningún efecto sobre tu corazón. Averígualo, no te pido creerme sino simplemente vivirlo – y te recuerdo que es muy fácil. Olvida, por la gracia del Amor, cualquier rencor, cualquier karma, cualquier error, con el fin de que sólo quede la pureza de tu corazón que ya está ahí, y que sólo tu mirada puede a veces no ver.

Entonces deja el Fuego del Amor hacerte sonreír, hacerte reír, volverte ligero y devolverte a tu libertad.

Juntos, en este instante en que me dirijo a ti, en este preciso instante, Cristo deposita en ti la Felicidad eterna, la beatitud infinita. Sólo esto es la verdad y ocupa todo el espacio. 

Ahí está el Amor – lo que eres, lo que soy, lo que cada uno es. Sean cuales sean las apariencias, no hay ningún enemigo; sean cuales sean las apariencias, no hay nadie que odiar; sean cuales sean las apariencias, todo es perdonado. ¿Cómo puede ser de otra manera en la ley de Gracia, en la ley del Amor? No puede haber ni remordimientos ni obstáculos.

Deja al Amor amarte íntegramente, no rechaces nada. Sólo hay que disolver lo que debe de serlo. No tienes que hacer ningún esfuerzo, no hay otra petición que formular que la de ser tú mismo en totalidad.

Entonces sí, Cristo está en ti, entonces sí, Cristo habla en ti, y te habla en tu corazón. Sólo te habla de Amor porque nada más puede merecer atención.

Atrévete a ser libre, atrévete a ser todo lo que eres. Olvida simplemente lo que aparentas, olvida simplemente los roles y las funciones que te has construido para vivir en este mundo. En tu interior, sabes que no hay ninguna elección; en tu interior, sabes que el Amor es la única Evidencia y la única Eternidad. Ninguno de los amores que has conocido en esta tierra puede siquiera acercarse al Amor del que te hablo. Sólo depende de ti ahora instalarte definitivamente en esta cualidad del Amor.

No olvides, no tienes que retener ni tener nada, sólo tienes que soltarlo todo. Todas tus certezas ligadas a este mundo y a tu cuerpo, no representan nada con relación a lo que eres y con relación a lo que vives ahora.

Sea cual sea la vitalidad de tu cuerpo efímero, sea cual sea su gravedad, el Amor lo remedia todo y el Amor lo colma todo. Para que tú también puedas decir: « Mi Padre y Yo somos Uno », para que tú también puedas vivir que lo que se hace al más pequeño de ti y de vosotros, se hace de hecho, a ti mismo. Entonces, en ese momento, no hay más ni tú ni el otro, simplemente estás tú en el otro, y el otro en ti, para hacer el milagro de una sola cosa. El cielo y la Tierra están en ti, el Sol está en ti, el Salvador está en ti. Mira y ve, mira y oye este canto de Libertad, este canto de Verdad. Todo lo demás sólo es pacotilla, todo lo demás sólo pasará. No rechaces nada, sino que elévate y ve.

El don de la Gracia y el don del Amor crecen en cada minuto. No te preocupes, puedes contenerlo todo, porque todo está en ti. En definitiva sólo aceptas tu propia revelación, sean cuales sean las revoluciones, sea cual sea el aspecto de los acontecimientos de este mundo. En el corazón, nada se mueve, todo está ahí.

Todo esto, lo deposito en tu corazón, pero no veas ahí ningún transporte porque todo está ya ahí. Sólo resueno y vibro en la misma frecuencia de tu eternidad, de tu eternidad y de tu Presencia. Esto es simple, no hay nada que calcular, no hay nada que sumar ni nada que restar, sólo hay que multiplicarlo de uno en uno. Pero esto se hace sin que lo decidas, porque es esto el papel de la Luz y del Amor, de multiplicarse hasta el infinito, idéntico a sí mismo, en la forma que sea y en la conciencia que sea.

Oye el canto del Amor. Oye las Trompetas que vienen a derribar las paredes del encierro, las paredes de la Ilusión, en tu cuerpo como por todas partes en este mundo.

Alégrate porque hoy, tal y como lo vives, te es permitido vivir unos encuentros, que sea en la naturaleza, que sea contigo, que sea con cada conciencia encontrada en la forma que sea, un vegetal, un animal o un ser humano, o un ángel. A parte de la diferencia de forma, no hay en definitiva ninguna diferencia, y sobre todo ninguna distancia.

La Verdad se establece por sí sola. No necesita nada de lo que conoces en el seno de tu personaje y de tu persona. Deja que lo nuevo y lo desconocido se establezca en este lugar que es el lugar de tu Presencia. Da un paso y la Luz dará diez.

…Silencio…

Esto es ahora, y es para siempre.

…Silencio…

No te fíes de mis palabras. Sólo son una música de fondo que te permite tal vez oír tu propia música, que es un canto de Libertad, te lo recuerdo, que es un canto de Verdad.

Estés donde estés, estoy ahí, e incluso donde todavía no estás, te espero.

No hay ningún espacio ni ningún lugar donde escapar de tu verdad. No hay ningún lugar dónde puedas resguardarte del Amor, y de hecho ¿por qué querrías resguardarte de ello ya que eres tú mismo el que viene a tu encuentro?

Sólo te asisto en tu propio nacimiento.

Hoy, muchas conciencias han venido a asistir a tu renacimiento y a tu resurrección, simplemente por la Felicidad de estar ahí, por el placer de comulgar y para ver tus ojos abrirse, como el niño que ve el océano por primera vez. Porque este banquete es un momento único: la ocasión de reencontrarnos sin excepción alguna, la ocasión de cantar al unísono con el Coro de los Ángeles, el canto del Amor.

…Silencio…

Cuando guardo silencio, el silencio está en ti, permitiendo a la majestad del instante revelarse totalmente.

Deja el Fuego del Amor cubrir tu frente y tu corazón con el Indecible.

…Silencio…

Tú que estás presente, aquí, en este instante, eres la Felicidad, y en esta Felicidad, ningún miedo puede aferrarse o mantenerse. La elección es fácil de hacer, no hay ninguna vacilación porque no hay otra elección que el Amor, y esto de toda eternidad. Lo sabes porque lo llevas, porque esto eres tú.

…Silencio…

El Fuego del Amor nunca más podrá agotarse ni siquiera disminuir. Sólo puede crecer, sin ningún límite y sin ninguna condición.

…Silencio…

Entonces juntos de nuevo, nos inclinamos al mismo tiempo que nos enderezamos. Nos inclinamos ante la majestad del Amor y nos enderezamos por la acción del Amor.

Acuérdate, acuérdate de lo que siempre está presente, de lo que nunca falla, de lo que nunca puede faltarte a pesar de las apariencias de este mundo.

…Silencio…

Déjate recorrer, déjate atravesar por estas llamas de Amor, en este espacio que no lo es, donde nada puede faltar, donde nada puede estar ausente.

…Silencio…

Hoy, te reencuentras en totalidad. Aunque te parezca lejano, la distancia sólo es una ilusión, una muralla ligada al miedo o a la falta de memoria de lo que eres. Entonces te invito a derribar todos los muros, entonces te invito a reconocerte.

Y ahí, en la Morada de Paz Suprema, comulgamos a la Felicidad, a la Vida y a cada uno.

…Silencio…

Estoy contigo hasta el final de los tiempos, y más allá.

…Silencio…

Oye, oye en mi silencio, lo que dice el Verbo de tu corazón.

Pienses lo que pienses, nunca estuviste tan listo como en este día; que estés liberado, que estés despierto, que estés dormido, no cambia nada.

…Silencio…

Y ahí, bajo el Fuego del Amor, ves la Evidencia, ves la Verdad porque tú mismo eres la Evidencia y la Verdad.

Ninguna de mis palabras puede traducir fielmente la realidad de lo que eres; sólo el Verbo lo puede, pero este Verbo pone fin a las palabras. Es por esto que ahora, desde que te hablo, hay estos momentos de descanso, estos momentos de silencio.

Entonces apareces a ti mismo, apareces en tu corazón, despojado de toda memoria pasada, despojado de toda proyección futura. No hay sitio para otra cosa que el Amor.

Deja el fuego y la vibración expandirse en ti.

…Silencio…

Y ahí, en el silencio, el tiempo es suspendido al igual que en la Eternidad. Saboréalo y sáciate.

…Silencio…

Concede la libertad a cada uno al igual que te es llevada por la Luz misma. No juzgues las circunstancias, no juzgues la forma, no juzgues las apariencias – no tienen ninguna densidad–, sino que ve el corazón.

…Silencio…

Escucha en este silencio, la danza del Amor. Escucha en este silencio, la inmutabilidad de la Verdad.

…Silencio…

Ahí donde estamos, sólo está la Verdad. Ahí donde nos encontramos, nada más te retiene.

Ahí donde estamos, hay mucho más que la suma de los universos y de los multiversos.

Ahí donde estamos, reunidos en nombre del Amor y de la Luz, él está ahí, Cristo, un Cristo glorioso, un Cristo-Rey, que no es rey de ningún mundo sino simplemente el rey de la Verdad y el rey del Amor.

Ahí está tu único reino, un reino que sostiene todos los mundos y todas las experiencias de todas las conciencias.   

…Silencio…

Entonces incluso los Elementos te enseñan su quintaesencia, llamas de vida ellos también.

Sumérgete en el Fuego de tu corazón, él está ahí; sumérgete en el océano de la beatitud. ¿Qué puedes desear de más o de menos? ¿Qué puedes esperar en este océano de beatitud? ¿Qué puede faltar? ¿Qué puede ser proyectado?

Velo como yo lo veo.

…Silencio…

Aquí, todo es simple; aquí, todo es verdadero.

Deja la llama de tu Presencia ser, revelando tu Espíritu, revelando el Cristo.

…Silencio…

Deja tus pies acoger esto.

…Silencio…

Tú que ahora estás coronado por la gloria de la Eternidad, no puedes fallar, no puedes equivocarte, no puedes ser engañado.

…Silencio…

Ámate en la misma medida que eres amado. Recuerda, no tienes nada que hacer, no tienes nada que proyectar, no tienes nada que pedir porque esto Es.

…Silencio…

Entonces ahora se revelan en ti, de manera total, la radiación del Espíritu santo, la radiación de la Fuente y la radiación del Ultravioleta.

…Silencio…

En el Amor, eres la Vía, la Verdad y la Vida; en el Amor, sólo está el Amor que lo es todo.

…Silencio…

El Verbo del Amor resuena en cada parcela de tu conciencia como en cada célula de tu cuerpo, preparándolo todo para tu encuentro con María.

Todo está listo. Como te dije, todas las puertas están abiertas. No hay nada que desear, no hay que buscar ningún momento porque todo está ahí, porque todo se ha cumplido. ¿Aceptas tu libertad? ¿Aceptas tu eternidad? No puedes rechazarlo, puedes a veces discutirlo pero en definitiva no puedes alejarte de ello.

…Silencio…

Tal una roca levantada, invulnerable, y sin embargo tan tierna contigo mismo como con cada uno.

…Silencio…

Cuando mis palabras se vuelven escasas, el Verbo se hace carne cada vez más, y tu carne misma, por el Fuego Ígneo, se espiritualiza, siendo una densidad más ligera, donde la Transparencia reina y donde la Evidencia no puede ser discutida.

…Silencio…

Escucho contigo… el Verbo.

Participo contigo… en la ceremonia de tu resurrección.

Me quedo contigo, como dije, para toda la Eternidad.

…Silencio…

Veo la sonrisa florecer en tu corazón y en tus labios, señalando tu alegría y tu felicidad.

…Silencio…

Respira. Respira la Luz. Respira la Vida.

…Silencio…

Y ahora, estés donde estés, vamos a permanecer juntos, en silencio, dejando obrar la totalidad de la Luz.

Asentémonos juntos.

…Silencio…

Estés donde estés, estoy; esté donde esté, estás.

…Silencio…

Mi hermano de Amor, mi hermana de Amor, te llamo.

…Silencio…

Estamos ahí, todos, inmutables y eternos.

Estamos ahí, contigo.

…Silencio…

Te saludo y eres bendecido por el Amor.

Acoge.

…Silencio…

Te agradezco por haberme oído, por haberme leído, porque lo que has leído y oído sólo son tus propias palabras y tu propia verdad.

En el Amor y por el Amor te bendigo una última vez, por este instante, porque cada instante es ahora una bendición.

…Silencio…

Estés donde estés, permanece así el tiempo que sea necesario para ti, el tiempo que desees. Permanezco en ti ahora.

Honro tu Presencia y te digo hasta muy pronto.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Felíz inicio de la Navidad... a pesar de todo...




Mucho se ha dicho sobre la Navidad…

Que si es de origen pagano, que si es una fiesta comercial, que si es solo para los niños, etc, etc…

El hecho es que si bien tales afirmaciones son más o menos correspondientes con la realidad, la Navidad es la única época del año cuando el mayor número de seres humanos en esta nuestra atribulada Tierra coinciden en llevar en sus mentes y corazones los mutuos y buenos deseos inspirados desde lo profundo del alma.

Cuando me vienen a plantear las tantas objeciones sobre la Navidad, muchas de ellas valederas, yo me pregunto: y cómo estaría el mundo si no existiera la Navidad?. Sin duda que mucho peor de lo que ahora se encuentra.

Imaginemos por un segundo que no existiese la Navidad y en este nuestro convulsionado planeta brillara por su ausencia una época durante la cual por casi todos los rincones del mundo los seres humanos se sintonizasen al menos por unos días y de una u otra forma con la bondad y el imaginario de Paz, Fraternidad, Bienestar y buenos deseos que suelen manifestar estas fechas aún en medio de las situaciones más críticas. Sin duda que nuestro planeta sería un lugar más inhóspito todavía…

Por eso y a pesar de todos los pesares, yo digo bienvenida sea la Navidad y que ella traiga multitud de bendiciones en lo más profundo para todos quienes habitamos esta esfera multicolor en medio del espacio profundo de la Creación Universal.

Porque a pesar de todos los pesares y por sobre todas las penas, creencias y momentos llenos de dificultades, los mejores deseos y las buenas cosas que ansiamos para todos y cada uno de nosotros puedan llegar a lo más recóndito e impregnarnos de esa buena vibra que pueda servirnos de inapreciable energía para sobrellevar con la mejor disposición el tiempo de un nuevo año que se avecina, con retos descomunales sin lugar a dudas.

Porque a pesar de todos los pesares, la Paz, el Amor y todas las Bendiciones se viertan sobre todos nosotros y nos hagan comprender que nunca la desgracia del otro es nuestro progreso y que mientras unos solo de nuestros hermanos padezca de algún tipo de miseria humana, nunca seremos una sociedad liberada por completo y plena de realización para todos quienes como un cuerpo integrado formamos parte de ella.

Vaya pues también nuestro agradecimiento por todas las cosas buenas que vivimos este año y los retos que superamos con la venia de Dios Padre Nuestro Señor Todopoderoso. Amen.

*** Felíz Navidad para Todos***


lunes, 21 de noviembre de 2016

Importancia de mantener un PH corporal equilibrado.




El PH del cuerpo humano tiene una gran importancia. La medicina en algunos casos avanza mucho más, motivada por los logros económicos que por el bienestar de la humanidad. Los medicamentos curan enfermedades pero también pueden producir otras. Es indudable que han existido avances importantes, pero aún así la medicina alopática que es la convencional en occidente, está en pleno proceso de desarrollo, y la investigación y experimentación de numerosos medicamentos no dejan de tener grandes riesgos tanto a medio como a largo plazo. A principio de este siglo, el desarrollo de la química y el descubrimiento de complejos procesos de síntesis orgánica desembocaron en la puesta en marcha, por parte de la industria farmacéutica, de una nueva producción de medicamentos. Para la fabricación de muchos de ellos utilizaron los principios activos de determinadas sustancias naturales, creyendo que las acciones imputables a dichas sustancias, se verían incrementadas, al poder realizar terapias donde la cantidad de principio activo es superior al que posee la planta. Nada más lejos de la realidad, ya que se comprobó que las propiedades de dichas sustancias, eran menos eficaces y existía peligro de producir intoxicaciones e intolerancias, cosa que no ocurría con la utilización de la sustancia natural.

¿Por qué matamos mosquitos con bombas atómicas? Si existen productos naturales, conocidos desde la antigüedad que no han perdido vigencia y cada vez se descubren mayores beneficios por su utilización, como el bicarbonato de sodio, que es un compuesto sólido cristalino de color blanco muy soluble en agua, con un ligero sabor alcalino parecido al del carbonato de sodio, de fórmula Na2CO3, que se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente. Algunos científicos, se atrevan a decir incluso que es un gran producto para tratar el cáncer.

Yo como médico me niego a creer que solamente la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia, son las salvadoras del cáncer. Empecé a interesarme por este tema gracias al Dr. Tullio Simmoncini que apareció en los medios de la medicina holística, que con mucho interés sigo, con publicaciones, donde confirmaba el tratamiento del cáncer con bicarbonato de sodio. El Dr. Tullio Simmoncini oncólogo publica el uso del bicarbonato como la línea principal de tratamiento contra el cáncer. Naturalmente ha sido muy criticado por ello en los medios…

¿Quién lo diría? El humilde y baratísimo bicarbonato de sodio, según las opiniones de médicos oncólogos y microbiólogos cualificados, detiene y cura el cáncer, y no sólo eso: Alivia de manera muy importante los efectos secundarios tan negativos de la quimioterapia.

Así es, los especialistas convencionales, que forman parte consciente o inconscientemente del aparato financiero más depredador de la historia, el complejo industrial farmacéutico/médico, siguen convencidos de que el cáncer es un misterio impenetrable. La “solución” de la medicina organizada para el cáncer reside en tres procedimientos de alto riesgo y altamente invasivos: cirugía, quimioterapia y radiación.

Tanto saben las farmacéuticas que el bicarbonato de sodio aplicado a los tumores acaba por hacerlos desaparecer…, que muchos de los tratamientos de quimioterapia incluyen actualmente el bicarbonato de sodio, con el pretexto de que “ayuda” a proteger los riñones, el corazón y el sistema nervioso del paciente. Y ha sido ya determinado que el administrar quimioterapia sin el bicarbonato puede matar al paciente.

Parece broma pero “la solución puede estar en el botiquín de tu baño”. El bicarbonato de sodio es el método conocido desde antaño para acelerar el retorno a la normalidad de los niveles de bicarbonato en el cuerpo, y es, también, la más barata, segura, y quizás la más efectiva medicina en existencia para el cáncer. El bicarbonato de sodio le da al cuerpo una forma natural de quimioterapia que efectivamente evita la proliferación de células cancerígenas, sin los demoledores efectos secundarios y costos de los tratamientos de quimioterapia convencionales.

Algunos estudios realmente ya han demostrado cómo la manipulación del Ph de los tumores con bicarbonato de sodio realza la quimioterapia, señalando nuevamente la posibilidad de que el bicarbonato es el principal agente químico salvando a las personas de sus cánceres.

El Dr. Tullio Simmoncini, se ha mantenido firme y continúa viajando por el mundo, enseñando a los médicos las propiedades anti-cáncer del bicarbonato de sodio.

Para poder entender cuáles son los beneficios del bicarbonato para la salud, debemos primero conocer y entender la importancia que tiene el equilibrio del ph en el cuerpo humano y el efecto de esta sustancia sobre su regulación.

Equilibrio del ph en el cuerpo humano

El equilibrio del ph sanguíneo, es uno de los más importantes equilibrios bioquímicos de todos los procesos del cuerpo humano. Ph es el acrónimo de “Potencial Hidrógeno”. Es el grado de concentración de iones hidrógeno en una sustancia o solución. El Ph se mide en una escala de 0 a 14, números más altos significan mayor alcalinidad y mayor potencial para absorber iones hidrógeno, números más bajos indican mayor acidez y menor potencial de absorción de iones hidrógeno. Se considera el Ph 7 como neutro, siendo el Ph de 7.39 el sanguíneo.

El ph controla la velocidad de nuestras reacciones bioquímicas controlando la velocidad de actividad/trabajo de las enzimas, cuanto mayor es la alcalinidad de una sustancia o solución, mayor la resistencia eléctrica de esa sustancia o solución, es decir, la electricidad viaja más lentamente con ph alto y viceversa. Todas las reacciones bioquímicas y la electricidad (energía vital) están bajo el control del Ph EL Ph ácido se asocia al calor y la rapidez. El Ph alcalino se asocia con lo frío y lentitud. Nuestro organismo controla permanentemente el Ph de nuestra sangre y lo realiza mediante distintas sustancias: Ácidos y Bases, que lo regulan. Estas sustancias se llaman tampones, siendo una de esas mejores sustancias el bicarbonato de sodio. De ahí, la importancia del bicarbonato en el control del ph del cuerpo humano y de su influencia en la salud.

Los tampones tiene la propiedad de mantener estable el ph de una disolución frente a la adición de cantidades relativamente pequeñas de ácidos o bases fuertes, este es el efecto tampón, es un hecho de vital importancia, ya que solamente un leve cambio en la concentración de hidrogeniones en la célula puede producir un paro en la actividad de las enzimas. Así pues, mantiene los niveles de Ph constantes aunque en el organismo se produzcan altas cantidades de ácidos debido al metabolismo, también contribuyen al equilibrio del Ph, la regulación respiratoria y la regulación renal.

Tampón bicarbonato

El tampón bicarbonato está compuesto por ácido carbónico (H2CO3) y bicarbonato (HCO3-) y el valor de su Ph 8.6. Es el tampón más importante de la sangre para mantener su Ph 7.39 representa el 75% de la capacidad buffer total de la sangre.

Si asociamos a este concepto lo que comemos, diremos que todo lo que ingerimos deja al final de su proceso digestivo unos residuos que pueden ser ácidos o alcalinos, lamentablemente la mayor parte de los alimentos que hoy en día acostumbramos a consumir deja residuos ácidos por ejemplo: café (ácido), bollería (ácido), pan (ácido), hamburguesas (ácido), patatas fritas (ácido), cola-cola (ácido), pizza (ácido), postres dulces (ácido), etc.

Así pues, el Ph está bajo control directo sobre todo de lo que ponemos en nuestras bocas. Lo que bebemos y comemos tiene directo impacto en los niveles de acidez/alcalinidad de nuestro cuerpo, y el Ph de nuestro cuerpo controla cada una de las reacciones metabólicas que ocurren en nosotros segundo a segundo. Seguramente te suena la frase de Hipócrates “Que tu alimento sea tu medicina y la medicina tu alimento”….

Como hemos dicho se considera el PH 7.39 en sangre el óptimo.

Cuando el pH en el cuerpo es ácido inferior a 7.39, se presenta una pérdida en la capacidad de absorción de nutrientes y minerales, la energía en las células disminuye y por lo tanto la capacidad de curar a las células enfermas se pierde, la habilidad de destoxificar metales pesados disminuye, las células de tumores se fortalecen, y el cuerpo se hace más susceptible a la fatiga y las enfermedades.

Para nuestro organismo es importante mantener un Ph equilibrado, casi neutro, si debe tener una cierta inclinación alcalina; se ha demostrado que las enfermedades y los tumores, pueden proliferar y fortalecerse en un ambiente ácido en cambio en uno alcalino no. En otras palabras a menos que el cuerpo no esté en un nivel Ph 7.39 no se puede curar a si mismo.

¿Cuál es el fundamento del bicarbonato como posible tratamiento del cáncer y la prevención de enfermedades?

Según la teoría infecciosa, nuestros cuerpos albergan una gran cantidad de bacterias y hongos que viven, crecen y sobreviven en plena simbiosis con nuestro organismo, serian organismos saprófitos. Alguno de ellos son imprescindibles para nuestra vida, esto ocurre en situación del equilibrio Ph7.39, cuando este se altera, pueden convertirse en altamente dañinos.

La alteración de ese Ph se produce por distintas causas, como dietas altas en azúcares, hidratos de carbono, proteínas, también por agua y aire contaminados, o por la destrucción de nuestra flora intestinal a causa del uso de antibióticos o tratamientos (quimioterapia),o por el propio envejecimiento etc., etc.

Muchos estudios científicos han coincidido en que las bacterias y hongos pueden llegar a causar enfermedades cuando se les permite desarrollarse en un terreno ácido. Analizando las células vivas de la sangre, se han observado formas de bacteria que viven en nuestro organismo (algunas incluso trabajan ayudando al cuerpo), estas bacterias dependiendo del Ph en que se desarrollan, a veces crecen y se alargan volviéndose patógenas, en algunos casos, mutando de “bacteria” a “hongo”. Según las investigaciones de Dr. Gunther Enderlein, Alemania. Dr. Robert Young, USA. Dr. Federico Ituarte, Argentina y otros.

La acidez en el Ph de los tejidos de nuestro cuerpo suele ser el sello distintivo del cáncer y de otros desequilibrios de la salud tales como: enfermedades cardiovasculares, problemas cerebro-vasculares, patologías del riñón, trastornos inflamatorios, enfermedades del pulmón etc.

El investigador Sang Whang, con 50 años de experiencia en el estudio del balance acido/alcalino, sostiene que: “Es el exceso de ácido en nuestro cuerpo lo que cultiva el cáncer”, y formula los siguientes postulados:

Las células saludables son alcalinas.

Un ambiente ácido contiene menos oxígeno que un ambiente alcalino.

Las células saludables mueren en un ambiente ácido, mientras que las células cancerosas mueren en un ambiente alcalino.

Sugiere que todo tratamiento contra el cáncer debería comenzar cambiando el ambiente ácido a un ambiente alcalino.

El Dr. Robert O. Young, microbiólogo reconocido a nivel mundial coincide con muchos científicos en que: “La Enfermedad es la expresión de un exceso de ácidos en el cuerpo humano”. Robert O. Young es Doctor en Medicina, Microbiología y Nutrición, lleva 30 años investigando sobre el cáncer, diariamente atiende a 14 pacientes en su Centro “Milagroso Ph” ubicado cerca de San Diego, California. Su protocolo de “Estilo de Vida Alcalino” cuenta con un 100% de efectividad en quienes lo han aplicado y han logrado revertir un sin número de enfermedades metabólicas. El Dr. Young, creador del concepto de la “Nueva Biología”, es autor de reconocidos best sellers: “El Milagroso Ph”, “Enfermo y Cansado”, “El Milagroso Ph para Diabetes”, “El Milagroso Ph para Perder Peso” y “El Milagroso Ph para el Cáncer”. Como cada día más científicos, el Dr. Robert O. Young sostiene que: “Nuestro organismo fabrica y utiliza bicarbonato de sodio como un sistema natural para mantener el diseño alcalino para prevenir la degeneración del tejido “. “La híper-alcalinización de los tejidos corporales con bicarbonato de sodio es la manera más segura, eficaz y natural para frenar cualquier condición cancerosa y muchas enfermedades y procesos inflamatorios”.

Por años, el Dr. Tullio Simmoncini, que ha estado tratando el cáncer y destruyendo tumores mediante el uso de bicarbonato de sodio, manifiesta; “El bicarbonato de sodio es un remedio seguro, extremadamente barato e innegablemente efectivo cuando se trata de tejidos cancerosos”

La mayoría de nosotros iniciamos nuestras vidas como seres sanos y conforme envejecemos, y en gran medida también a causa de nuestros estilos de vida poco saludable, bacterias y hongos se acumulan constantemente en nuestro organismo rompiendo el equilibrio saludable del Ph y provocando un círculo vicioso cada vez más grave. Las bacterias y hongos envenenan, estresan y debilitan nuestro sistema inmunológico, y este a su vez, no nos protege.

El Dr. Robert Young manifesta: “Durante años he observado el impacto que provoca lo que ingerimos en el delicado balance del Ph de nuestra sangre, y a través de mis investigaciones he comprobado que la combinación de 4 maravillosas sales de bicarbonato (sodio, magnesio, potasio y calcio), se pueden tratar un sinfín de enfermedades” reequilibrando todos los fluidos del cuerpo manteniendo el balance ácido/alcalino y actuando como anti-oxidantes que retardan también el proceso de envejecimiento.

Una adecuada provisión de estas cuatro sales de bicarbonato es la mejor protección contra el envejecimiento y toda enfermedad, incluyendo el cáncer, además de que mejoran el rendimiento atlético y al mejorar la salud en general, logran mejorar también el estado de ánimo y las energías.

Para frenar el envejecimiento y recuperar la salud es necesario revertir el daño del ácido en las células mediante una dieta alcalinizarte. Es hora de hacer los cambios necesarios en nuestro estilo de vida para que nuestro cuerpo vuelva a un estado de balance y armonía.

Beba al menos un litro y medio de agua por día a la que le haya agregado una cucharada de bicarbonato de sodio. Esto ayudará a enjuagar su sistema y a liberarlo de la acidez acumulada.

Website

jueves, 17 de noviembre de 2016

Eriane, Reina de los elfos






Octubre 2016

Soy Eriane, Reina de los elfos del pueblo de Eridan.

Vengo a vosotros en este día de luna nueva. Como quizás lo sabéis, organizamos, en cada luna nueva, una ceremonia. Esta ceremonia es una ceremonia de ofrendas, tanto al Agua como a los Elementos, y también un medio para nosotros, como para vosotros además, de reunirnos en espíritu o en carne en nuestros vórtices, en los albores de nuestras aldeas.

Vengo simplemente a desvelaros, en cierto modo, que las lunas nuevas de esta revolución solar, hasta lo que llamáis el mes de diciembre incluido, son unas lunas nuevas particulares, que tienen para vosotros una oportunidad de purificaros aún y siempre más, de volveros más claros, de eliminar lo que tal vez queda en vosotros de oscuridad, de zonas de sombra. Las tres últimas lunas de esta revolución solar, apuntan en aportaros elementos sustanciales en cuanto a vuestra liberación.

Creo que hace algún tiempo, el comendador de los Ancianos os había estipulado que este período era importante para todos. Por supuesto esto se reproduce a cada revolución solar, pero esta revolución solar, que llamáis año 2016, es extremadamente importante en lo que tenemos que permitir, para algunos de vosotros, en cuanto a vuestra elevación a los dominios de la Eternidad.

Sois cada vez más numerosos en percibirnos de diferentes maneras, de diferentes modos, incluso fuera de estas lunas. Todo esto resulta, lo sabéis, por supuesto, por la desaparición de los velos que os separaban de la Verdad, por la acción de la Luz. Nuestros pueblos son para vosotros, en sus albores, unos remansos de paz, donde podéis venir a limpiar de lo que os pueda parecer estar manchado en el seno de este mundo, de todo lo que pueda subsistir, en vuestra conciencia como en vuestro cuerpo, unos elementos todavía no iluminados, o no suficientemente iluminados.

Así que, os invito, dondequiera que estéis, a evocarnos especialmente en estas lunas nuevas que os quedan y que nos quedan hasta el final de esta revolución solar. Encontrareis ahí tanto un apaciguamiento como un mejoramiento, que sea una sanación, en vuestro cuerpo, en vuestro Espíritu, a cualquier nivel que sea. Os beneficiareis en estos momentos de los influjos, yo diría, máximos, de la Luz vibral en el seno de nuestros vórtices, en nuestros pueblos, en nuestras aldeas. Os invito pues, aunque, si os quedáis en unos espacios cerrados como las ciudades, de conectaros con el pensamiento, con el corazón, a nuestra Presencia, a nuestras aldeas, a lo que se celebra en estas ocasiones. Estamos llamados, para numerosos de entre nosotros, a encontraros cada vez más fácilmente, incluso en vuestro corazón, aunque no tengáis la oportunidad de desplazaros físicamente.

Nuestro papel, nuestra función si puedo decir, para vosotros, se desvela tal vez cada vez más. Recordad que lo importante, no es de discurrir, de vernos, aunque algunos de vosotros comienzan a percibirnos, sino más bien de sentirnos, de sentirnos, diría, mutuamente, poniendo fin a una separación muy antigua, como sabéis. Hoy, nuestras puertas os son abiertas de par en par, las puertas de nuestras aldeas, las puertas de nuestros corazones.

Así que sólo os puedo invitar, dondequiera que estéis, a la serenidad y a la paz, en estos días de luna nueva, en el recogimiento. Más allá incluso de toda petición, la intervención de la Luz será para vosotros más directa, más eficaz, más consciente, más tranquilizadora. Estas ocasiones serán tal vez, para algunos de entre vosotros, la ocasión de ver y de percibir todo lo que estaba escondido, ocultado por las leyes del encierro, que era vuestro.

Os invito también, si tenéis la oportunidad de desplazaros, a recoger el agua próxima a nosotros. Esta agua que está cargada, en ese momento, por nuestras ceremonias pero por la influencia misma de la emanación cósmica, de las virtudes más esenciales para vuestra armonía, para vuestro equilibrio y para vuestra elevación que llamáis, Ascensión.

Me gustaría entregaros también lo que ya evoqué de manera parcelaria a algunos de entre vosotros, hace algún tiempo, respecto a la utilidad de algunas hojas de árboles. Por supuesto, sé que la estación no se presta totalmente para esto. Pero si tenéis la oportunidad de recoger agua cerca de nuestras aldeas, incluso diría agua de fuente, hasta sin nuestras aldeas, en los días que siguen la luna nueva, en cuanto que ésta sea acatada en el cielo y en los dos días que siguen, podéis utilizar este agua. Será portadora de información-Luz como ninguna otra agua lo puede hacer, independientemente incluso, debo decir, de nuestras ceremonias mensuales.

Lo que querría añadir, es que este agua, cuando es aplicada sobre la hoja de un árbol, de algunos árboles, tiene virtudes particulares según el árbol. Entonces voy pues a analizar unos árboles esenciales, aunque por supuesto la estación de los follajes llamados caducos toca a su fin.

Los árboles, lo sabéis, y lo veis, pierden sus hojas como cada año, pero éstas todavía os pueden servir si son dinamizadas por este agua particular de la luna nueva. Entonces por supuesto, no es cuestión de analizar todos los árboles hojosos existentes, sino simplemente de citaros los árboles más importantes, en función de su efecto, cuando esta hoja es aplicada sobre vuestro cuerpo, a condición de haber depositado allí un poco de agua de la luna nueva. He aquí los árboles principales y su función a nivel de sus hojas aplicadas sobre vuestro cuerpo de carne.

Vamos a comenzar bien evidentemente por los robles. El roble común restaura en vosotros la solidez, la rectitud. La encina tiene la particularidad de aportaros, si lo carecéis, más fuego vital y vibral al mismo tiempo, de restaurar vuestra vitalidad. El alcornoque, en cuanto a él, os va a permitir sobre todo de volveros en cierto modo invencibles. No invencibles por el ego sino invencibles por la potencia de la Luz que entonces os recubre de una dulzura y de una potencia, viniendo a poner fin a lo que os pueda chocar, viniendo, como tal vez pensáis, del exterior vuestro.

Cualquiera que sea la estación, que esto sea en primavera, que esto sea en el verano, que esto sea como ahora en pleno otoño, esto no hace ninguna diferencia. Existen por supuesto otros árboles.

El nogal por ejemplo, es un árbol que puede, por sus hojas y nuestra agua, mejorar todo lo que se sitúa en vuestra cabeza, tanto a nivel de vuestros pensamientos como hasta de vuestro cerebro, en sus funciones que pueden ser deficientes.

El abedul, que es ya tradicionalmente utilizado en la civilización humana desde muchísimo tiempo permite, como sabéis, de desintoxicar, de depurar. Lo mismo ocurre cuando el agua es depositada sobre esta hoja y esta hoja es puesta sobre vosotros. El lugar, por supuesto, depende de la acción. Si se trata de una acción más sutil que concierna a vuestra conciencia, entonces bastará con colocar esta hoja sobre vuestro corazón. Si se trata de restaurar algo a nivel de vuestra cabeza, la hoja mojada del agua de la luna nueva será puesta en la cima de vuestra cabeza. El abedul revivifica. La hoja de abedul puede ser útil en caso de inflamación localizada también, en algún lugar de vuestro cuerpo.

Os hablaré de la hoja de higuera, pues ella os va permitir de enlazaros a la Intra-Tierra, al núcleo cristalino y a vuestro origen estelar.

El arce os permite, en cuanto a él, a nivel de su hoja, de aliviar vuestras penas cualesquiera que sean. Cuando hay dificultad en soltar, cuando hay dificultad en decir adiós a algo, a alguien, a una situación, cuando os sentís pesados y pesantivos.

El haya, finalmente, es de la misma naturaleza que el roble, no obstante con una diferencia notable. El haya os permite, en vuestra terminología, de superar más fácilmente lo efímero y el Eterno, y de resolver a veces los antagonismos que existen entre la conciencia que os anima en este cuerpo y la conciencia eterna que llamáis Supra-mental.

Sólo os doy por supuesto las hojas de árboles que corresponden a las funciones que pueden ser útiles para vosotros en este período – tan crucial para vuestra elevación.

Existe otro árbol del que me gustaría hablaros, que es la acacia. La acacia, a nivel de su hoja tan ligera, os permite de ser dulces hacia vosotros mismos, de perdonaros a vosotros mismos. Cuando una situación existe y necesita un perdón cualquiera que sea, de la dulzura, entonces ponéis unas gotas de agua sobre esta hoja y la colocáis sobre vuestro corazón.

No es cuestión por supuesto, esta tarde, de desvelar todas las utilidades de las hojas de árboles, sino simplemente, una vez más, de especificaros a las que os puedan ser útiles en estos momentos, en este período. Así como  sabéis, el agua de la luna nueva, en el seno de nuestros pueblos, es sagrada y bendecida en la fecundidad, al Femenino sagrado, a sus virtudes, que sean a nivel del cuerpo como a nivel de vuestra conciencia. Ahí también, este agua, independientemente de toda hoja de vegetal, puede ser bebida, puede ser aplicada dondequiera que sea sobre el cuerpo. Ella puede ser ingerida por supuesto, bebida, os puede servir de múltiples maneras.

Tenéis también la oportunidad de multiplicarla, simplemente escogiendo un agua de fuente débilmente mineralizada en la cual vais a poner muy poca agua de los elfos, si puedo decir, para reencontrar las mismas virtudes en el seno de este agua. Lo que será puesto en movimiento entonces, en vuestro cuerpo y en vuestra energía, en vuestra conciencia, será asimilable a lo que pueden hacer por ejemplo los gnomos cuando vais a verlos, a lo que puede hacer el Fuego del Espíritu, el Fuego Ígneo, el Fuego del Sol: una regeneración, una restauración.

Lo mismo ocurre también con lo que llamáis los productos de la tierra, los minerales, los cristales.

Los cristales también pueden ser mojados o empapados en su superficie por el agua de la luna nueva. Esto hará más que limpiar estos minerales, sino que los pondrá en resonancia directa con su memoria del fuego. Lo sabéis, todos los cristales de la tierra han pasado por la prueba del fuego y llevan en ellos la memoria de ese fuego original. Cuando parezca faltaros Fuego, falta de jovialidad, tomad un cristal cualquiera que sea, y mojadlo con nuestra agua, comprobaréis muy rápidamente los efectos. Los efectos acostumbrados que conocéis tal vez de algunos minerales, pero que serán decuplicados. Os invito a hacer simplemente la experiencia y a constatar por vosotros mismos lo que sucede.

Esto por supuesto está destinado al período presente, pero también diría, en el futuro, cuando no haya más acceso, sobre esta tierra, a vuestros medios tecnológicos, a vuestros medios y a vuestros circuitos de tratamientos habituales. Guardad esto en una esquina con vosotros porque tal vez lo necesitaréis después de estas lunas nuevas. Esto os será de una gran utilidad. Intentadlo.

Volveré para la luna nueva próxima a fin, lo espero, de poder responder a vuestras preguntas que conciernan tanto a vuestras confusiones como a otros árboles. Os di específicamente estos árboles porque son comunes y porque tienen las virtudes, diría, cardinales. Habría podido también daros, por ejemplo, el árbol que corresponde a cada una de las Estrellas o potenciales espirituales de los que nosotros somos portadores. Esto será hecho en un tiempo posterior, si hay unas preguntas respecto a esto.

Como siempre, os dejo vivir esto, experimentar esto por vosotros mismos, y de daros cuenta por vosotros de lo que sucede entonces.

Nosotros, pueblo de los elfos, os desvelaremos tanto como se pueda, muchas de nuestras prácticas, de nuestras costumbres, que os son aplicables en lo sucesivo del mismo modo. Descubriréis así la verdadera medicina, la que no tiene nada que hacer de las extracciones de sustancias químicas, pero que toma la integridad de la potencia ofrecida por la madre naturaleza. Lo sabéis pertinentemente, el árbol es el intermediario perfecto entre el cielo y la tierra. Sus raíces están en tierra, sus hojas se alimentan de la Luz. El árbol no se mueve, esta recto, oxigena el planeta, os da el aire, os da su corteza, os da su solidez. Lo mismo ocurre en una utilización interior y no más exterior.

Desvelaré todo esto por supuesto dentro de cuatro semanas, en l ocasión de la luna nueva, o en otro momento si no estáis entre nosotros. Y os desvelaré, después de esta luna nueva próxima, los elementos esenciales para el fin de vuestro año, que os permitirán realmente de estar preparados.

He aquí la ayuda que os querían aportar los elfos, en este período que, creo, es a menudo llamado por los Arcángeles el último Cara a Cara, el Cara a Cara individual, antes del Cara a Cara colectivo y último. Estad seguros de nuestra presencia, de nuestro servicio, de nuestra devoción, de nuestro Amor común y recíproco.

Si esto interesa a algunos de entre vosotros, y si tenemos el tiempo para eso en mi próxima visita, yo diría que esto no os servirá necesariamente, sino que tal vez satisfará una cierta forma de curiosidad de conocer nuestros modos de vida, nuestras costumbres, nuestro modo de proceder, y cuáles son nuestras ocupaciones, si no obstante hay unas preguntas respecto a esto. Mientras tanto sólo os puedo desear una plena e integra luna nueva, una noche de regeneración, y de resurrección.

En nombre del conjunto del pueblo Eridan, os transmito el saludo de los elfos, os transmito nuestras bendiciones y nuestro Amor.

Agradezco vuestra escucha, y vuestra lectura. Y aunque no conocéis nuestros nombres, dondequiera que estemos por el mundo, hoy, incluso en la ciudad, a pesar de toda la contaminación que se encuentra allí, podemos ir para hablaros, interiormente en vuestro corazón. Esto también es muy nuevo. Hasta ahora, como sabéis, los elfos se quedan con un instinto gregario muy fuerte, nos gusta quedarnos en nuestro hogar. A algunos de nuestros elfos les gusta viajar, entonces les llamamos los elfos viajeros, que se desplazan de pueblo en pueblo. Ellos son muy poco numerosos porque deben seguir, como sabéis, las líneas que unen nuestros pueblos, las líneas élficas. Pero hoy, a partir de esta luna nueva,  tendremos mucho más facilidad incluso para alejarnos de estas líneas élficas, a fin de unirnos en vuestro corazón, directamente, si no obstante sentís la necesidad, la utilidad. Si necesitáis de nuestra ayuda, de nuestra presencia, de comulgar con nosotros, entonces encontrareis siempre un elfo preparado para  visitaros. Aunque no nos veáis, nos sentiréis, y sobre todo, comprobareis los efectos.

Saludamos el conjunto del pueblo de la Tierra. Muchas sorpresas van a manifestarse para muchos que todavía no tenían acceso de manera plena e integra a nuestros intercambios, porque los tiempos han llegado de abolir todas las fronteras y todas las distancias, entre los pueblos de la naturaleza y el pueblo de la Tierra, vosotros humanos.

Pararé aquí lo que os tenía que decir. Os deseo unos muy buenos encuentros con nosotros, dondequiera que se sitúen, en los albores de nuestras aldeas pero también en vuestro corazón. Tenemos tantas comuniones, si puedo decir, retrasadas, tenemos tantas cosas que intercambiar por el corazón.

Soy Eriane, y honro vuestra Presencia.

...Silencio …

Os digo pues hasta muy pronto, en nombre del pueblo de los elfos. A cada uno de vosotros, os bendigo, y acojo con respeto vuestra bendición.

...Silencio …

Ahora me retiro y os digo, a muchos de vosotros, a muy pronto y hasta la vista.

...Silencio …

Mi esposo me acaba de decir que me olvidé de hablaros de un árbol, lo lamento. Se trata del haya roja. Si tenéis la posibilidad de tener a vuestro alrededor un haya rojo, entonces tomad sus hojas, porque ellas os permitirán, con nuestra agua, o sin nuestra agua además, para este haya en particular, de vivir el Espíritu con más facilidad. Esta vez, me retiro.

domingo, 13 de noviembre de 2016

EL IMPERSONAL IV - Preguntas y Respuestas



Octubre 2016

En el Fuego Ígneo, te bendigo de nuevo y juntos, tú y yo, vamos a escuchar lo que emergió de tu conciencia en lo que se produjo en este lugar. Así, escucho lo que tienes que preguntar.

Pregunta: ¿nos ha dicho que nosotros mismos, somos el Fuego Ígneo?

Bien amado, hace algún tiempo os fue enunciado lo que representaba la Corona radiante del corazón, así como un cierto número de elementos correspondientes a lo que llamáis vibración, energía y centros de conciencia. El Fuego Ígneo es la característica primordial de toda llama emanando de la Fuente. Así que, bien más allá del cuerpo de Êtreté, bien más allá del cuerpo de Resurrección, se sitúa tu primera forma que es efectivamente una llama llevando, y vivificando, el Fuego sagrado llamado Fuego Ígneo.

En el seno de lo que eres, el Fuego Ígneo es el componente esencial de tu manifestación en las dimensiones que exploras – y explorarás si tal es tu deseo. Reencontrar la llama – que eres–, te devuelve la posesión de ti mismo, a la libertad del Fuego, a la libertad del Espíritu. Así, más allá de las palabras, te di a resonar, en el seno de mi Verbo y mis silencios, la vibración de tu esencia, llama de Fuego, lengua de Fuego, donde recorre sin interrupción el Fuego Ígneo en cada parcela de esta llama, de esta lengua.

El Fuego Ígneo es el Amor en acción, el Amor de la Creación, el Amor de la Vida, el Amor sin más.

El Amor incondicional, no dependiendo de ningún objeto, de ningún tema, ni de ninguna intención, es la espontaneidad de tu Presencia en el momento cuando el Sí, él mismo, toma conciencia de que es mucho más que el Sí. Ahí está el Absoluto, ahí está Parabrahman, ahí está la Infinita Presencia, cuya primera emanación, si puedo decir, aunque el término no sea correcto, es efectivamente el Fuego Ígneo.

He aquí lo que te dice el Verbo de Fuego en su lenguaje, en tu estructura de carne, ahora:

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: respecto al Fuego Ígneo, sentí que unas emociones se evacuaban. ¿Qué es?

Bien amado, el Fuego Ígneo que eres, puede darte a vivir, a sentir, en el cuerpo o en la conciencia, sin pasar por el soporte del cuerpo ni del corazón, sino que directamente te sitúa en el seno del observador, dándote a constatar la emergencia y la evacuación de algunas emociones. No hay reglas en la libertad del Amor, no hay esquemas preestablecidos de la manifestación de este Fuego Ígneo. Cada uno de entre vosotros puede vivir unos elementos que parecen diferentes, no lo son. Porque más allá de la apariencia y más allá de la impresión del cuerpo, se sitúa más directamente la impresión de la misma conciencia, dando a vivir unas manifestaciones variadas, a veces sutiles, a veces infinitas, a veces correspondiendo a las manifestaciones habituales de tu efímero.

En definitiva no hay diferencia, simplemente que las vías, si puedo decir, primero son diferentes. Cada uno, en este lugar, vive o vivirá, leyéndolo o escuchando, cosas profundamente diferentes, incluso si el Fuego Ígneo tiene impactos perfectamente conocidos en el cuerpo de carne como en el cuerpo de Eternidad. Sólo son unos enlaces respecto a tu propia llama, viniendo a vivificarla, cualquiera que sea la manifestación, cualquiera que sea lo sentido. Esto no hace en definitiva ninguna diferencia, no en cuanto a la apariencia, no en cuanto a lo sentido, sino a la evidencia de lo que esto produce, en el momento o bien después, en el momento más oportuno tal vez para ti.

… Silencio…

Atrévete y habla, porque cada uno de nosotros acoge tu pregunta con la misma Gracia y el mismo Amor, cualquiera que sea el contenido de tus palabras. No te limites.

Pregunta.

Pregunta: Nos dijo que nuestras auras eran blancas y purificadas. ¿Es una realidad o un voto piadoso?

Bien amado, ninguna de las dos. Que tu posición te haga decir que es un voto piadoso, hay una realidad, más allá de lo efímero, que hasta si no te parece haber sido tocada, ni incluso haber permitido de lavarte en la sangre del Cordero, las vestiduras lo registraron. Esto se producirá, si esto no ha ocurrido, en el momento más oportuno, a lo largo de tus días o de tus noches.

Hay pues evidencia para algunos, hay no-evidencia para otros. Pero más allá de las apariencias, inscritas en el seno de las estructuras de tu efímero, está el corazón. Él sabe, lo reconoció, si hay todavía una cierta forma de distancia entre tu vivido y tu corazón. 

Se trata sólo de un voto piadoso para la persona, se trata de una verdad inquebrantable para aquel que lo vive en este mismo lugar. En un caso como en el otro, y con todos los matices posibles del sentir, de las vivencias, la finalidad, en muy corto plazo, es exactamente la misma: la que describí y activé por la Gracia de vuestra Presencia y de nuestra Presencia Una.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: desde que estoy aquí tengo problemas de dolor, de calor al nivel de la cabeza, y no logro resolverlo al nivel físico. ¿Es respecto al Fuego Ígneo?

Querida, el Fuego Ígneo es portador de la Inteligencia de la Luz, no puede ser de  de otro modo. Así, los lugares de tu cuerpo efímero donde este Fuego se manifiesta pueden también, pero no exclusivamente, traducir la acción de este Fuego al nivel, como dije, de lo que debe ser consumido, y también al nivel de los ojos que deben abrirse. No hay pues ni bloqueo ni resistencia sino simplemente eficacia a nivel de lo que percibes. Lo que debe consumirse está presente a este nivel de tu cuerpo de carne. Hay tal vez un consejo que darte como conciencia: déjate poseer por la Libertad. Deja este Fuego hacer lo que tiene que hacer, y condúcelo, sin voluntad, colocándote tú misma, en conciencia, en el seno de tu pecho. Ayúdate de tu mano si sientes la utilidad, toca tu corazón, y deja entonces el Fuego Ígneo expandirse. Pero déjalo también obrar allí donde trabaja.

El Fuego Ígneo, ya que hablas de la cabeza, corresponde a la alquimia completa entre lo que ha sido llamado las doce Estrellas y la Corona radiante de la cabeza, y pequeña Corona de la cabeza, correspondiendo, te lo recuerdo, a los cuatro Hayot Ha Kodesh presentes en ti. La puesta en movimiento de estas dos estructuras ocasiona efectivamente unas percepciones a veces dolorosas alrededor de la cabeza, dando una sensación a la vez de compresión y de explosión. No hay ahí ningún riesgo en cuanto a tu integridad de lo efímero, concerniendo a su funcionamiento, sino de un modo diferente desde ahora en adelante.

La alquimia entre la pequeña Corona y la gran Corona de la cabeza es un elemento motor indispensable para la puesta en marcha, el encendido si prefieres, de tu Merkabah interdimensional personal. El Fuego Ígneo, por su inteligencia, se manifestó para algunos de entre vosotros, como se ha dicho, por resurgimientos o subidas de emociones; para otros por quemaduras en algunos lugares del cuerpo; para otros finalmente, por una acción particular sobre su propia conciencia. Recuerda que la finalidad es la misma: la disolución, la Resurrección, el renacimiento en Eternidad, la superposición de lo efímero y del Eterno, del cuerpo de Êtreté y de los cuerpos efímeros. Esto puede producirse en algún punto, Puerta o Corona de tu cuerpo.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿y en el caso de una bronquitis difícil de curar?

¿Cuál es la pregunta?

Pregunta: ¿es también respecto al Fuego Ígneo?

No. Los pulmones, y en lo que es llamado bronquitis, hay restos de tristeza todavía presente en esta conciencia que se evacuan de este modo. Esto está ligado, no directamente al Fuego Ígneo, sino más bien a la superposición de lo efímero y de lo Eterno. En esta fase de última de resolución del efímero, un cierto número de las que podrías llamar eliminaciones se produce naturalmente, o bien por el cuerpo, o bien por la conciencia. La emoción vinculada a los pulmones corresponde a la tristeza. Se trata en cierto modo de una puesta en orden y de un sentimiento profundo de justicia devuelta, porque al pulmón le horroriza la injusticia. La tristeza perjudica el pulmón. No hablo de una tristeza presente, sino de una tristeza vivida en el seno de la memoria de este mundo, en el seno de esta vida, que encuentra así un espacio de resolución.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿cuál es la diferencia entre la llama del Fuego Ígneo y el Espíritu?

El Espíritu sopla donde quiere, cuando quiere. Él no necesita de ninguna forma, incluso de la forma primera que llamé Llama. El Fuego Ígneo es transportado, aunque la expresión no sea adecuada, por el Espíritu. Él es su constituyente.

El Corazón del Corazón, en lo que fue llamada la Infinita o la Última Presencia que representaba, hasta si la palabra no es exacta, una puerta de entrada en el Absoluto, necesita a veces la acción importante de este Fuego Ígneo, resultando como dije y permitiendo al mismo tiempo la activación de vuestro vehículo ascensional.

… Silencio…

Vuelve a hacer la pregunta.

Pregunta: ¿cuál es la diferencia entre la llama del Fuego Ígneo y el Espíritu?

El Espíritu puede soplar donde quiere, hasta puede incluso soplar en cierto modo el Fuego Ígneo. El Fuego Ígneo es pues, aquí también, una manifestación del Espíritu. En cuanto al Espíritu, que él sea el Espíritu del Sol o el Espíritu sin más, él no tiene ni forma ni atributos. No es un fuego. Si se le quiere comparar, sería el Aire, portador del Fuego no obstante. Os recuerdo que el aire atiza el fuego, que el aire alimenta el fuego, y que el fuego consume el aire, no en el sentido de una desaparición, sino más bien de una alquimia extremadamente intensa – el fuego y el aire, estando en común resonancia, como lo puede ser el agua y la tierra.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿un punto luminoso en la cabeza forma parte del Fuego Ígneo?

Como lo enuncié, el Fuego Ígneo abre vuestros ojos, dándoos a ver lo que se celebra, no por la visión del Corazón, no por la visión etérica, no por la visión interior, sino por la visión en el sentido arquetípico, llevado, os lo recuerdo, por la Estrella No Eyes. Es este punto de Luz percibido en la cabeza que corresponde a esto, cualquiera que sea el lugar de la cabeza donde es percibido. Por regla general, es percibido y visto en el centro de la cabeza, ahí donde se encuentra lo que nombráis la pineal.

 … Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿la subida inhabitual de calor en este momento, yendo de los pies hasta la cabeza, pueden ser debidas al Fuego Ígneo?

Esto está en adecuación total. Así como lo especifiqué hace unas semanas de vuestro tiempo, la Onda de Vida se ha visto reemplazada, o aumentada en algunos casos, por este Fuego del Espíritu o Fuego Ígneo que nace efectivamente, pero no de modo exclusivo, al nivel de los pies. El Fuego se eleva y sube. Él os eleva de la misma manera a vuestra morada de Eternidad. Este Fuego Ígneo o Fuego del Espíritu, puede también aparecer del mismo modo directamente al nivel de vuestras manos, y allí también subir. Una vez más, el Fuego Ígneo, por su inteligencia, nace, o renace, en un lugar o en varios lugares. Su finalidad es bien evidentemente la consumación total de lo que constituye la materia carbonada. Lo que fue llamado hace muchísimo tiempo por el comendador de los Ancianos “el asa-planeta” corresponde efectivamente a la acción del Fuego Ígneo y a su representación en este mundo, donde estáis todavía.

El Espíritu, finalmente, según vuestra representación del Universo visible en vuestros cielos, es también un Fuego Ígneo. Lo que nombráis “materia negra”, invisible a vuestros ojos y a vuestros equipos, constituye la mayoría de los universos y de los multiversos. La característica es la Luz permanente, a veces llamada también por vuestros científicos por lo que emerge de ella, es decir las radiaciones gamma. En el momento del contacto entre la materia carbonada y el espacio negro tal como lo veis – pero que de hecho ni es negro, ni está vacío –, en el momento de esta interacción, hay creación de un agujero negro y una emisión de radiación gamma.

Es la radiación que llamáis gamma, pero también otros tipos de radiaciones que os son desconocidas, llamadas radiaciones exóticas, que constituyen la trama de la verdadera vida, y que bien evidentemente no permite a la materia dicha carbonada de subsistir o de existir en su presencia, porque hay necesariamente, en ese momento, transmutación, emanación de Luz e irradiación de Luz. Es el proceso que a escala individual vivís. Según un desarrollo que es diferente para cada uno, incluso si existen unas similitudes y una frecuencia más grande de aparición de este Fuego Ígneo a nivel de los pies, de las manos, del corazón o de la cabeza, sin ignorar que también puede nacer directamente en una de las Coronas radiantes, en el Canal Marial o del sacro.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿podemos llamar al Fuego Ígneo, o éste actúa por su propia inteligencia?

Querida, en el seno de tu libertad, pide lo que quieras. El Fuego Ígneo, lo dije, también es inteligencia. Él lleva en cierto modo vuestra llama, pero también el Amor. Él es Luz, es movimiento, es calor, es inmovilidad. De la misma manera que el comendador de los Ancianos os había estipulado, hace algún tiempo, que tenías la posibilidad de auto-curación en cierto modo, pero esta auto-curación no puede ir en contra de lo que es necesario para ti, sobre todo en estos tiempos, para encender tu vehículo ascensional.

Eres libre de pedir lo que te parezca bueno. El Fuego Ígneo responderá, pero siempre estará en acuerdo con tu libertad. Si un dolor o un sufrimiento está presente, eso puede ser, como se ha dicho, una forma de eliminación, pero esto puede ser también un medio, yo diría, de penetración del Fuego Ígneo, para unas especificidades que te son propias, vinculadas a lo que queda de memorias, a lo que queda de materia, a lo que queda de persona.

Pregunta lo que quieras, a la Luz, como al Fuego Ígneo, o a los gnomos. El resultado, incluso si no pasa por el mismo sentido o la misma percepción, la misma finalidad será siempre: de permitirte llegado el momento, de vivir con comodidad y facilidad, el mecanismo llamado estasis, y el asa-planeta final.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: solo un testimonio: cuando nos dijo que todos vivíamos el matrimonio místico con la llama del Fuego Ígneo, me llenó de alegría.

Doy gracias a tu testimonio, pero cuando esto es vivido de este modo, ¿cómo  puede ser de otro modo? El Fuego del Amor, incluso ardiendo y consumiendo, es ante todo un Fuego de alegría y de dicha donde, como dije, cantan el Coro de los Ángeles y el Espíritu del Sol.

Damos gracias a tu Presencia y a tu testimonio.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿el Fuego Ígneo tiene una relación con el Fuego de Mikaël?

Mikaël, a través de su forma original en la 18ª dimensión, a través de su representación en vuestros cielos, arando como él lo dijo, actualmente vuestro cielo, poniendo final a lo que pueda quedar de fragmentos de las capas de aislamiento, es efectivamente asimilable al Fuego Ígneo.

Cuando un meteorito toca la tierra, por su calor y su interacción con la tierra, él conduce en general, por el Fuego Ígneo, a la creación de cristales. Es el mismo Fuego Ígneo que fue utilizado he aquí veinte millones de años de vuestro tiempo terrestre para iniciar, si puedo decir, la alquimia de la creación de los cristales, así como de la vida biológica.

Los Maestros genetistas de Sirio manejan el Fuego Ígneo a fin de conformarlo en el seno de diferentes bandas de frecuencia llamadas dimensiones, con el fin de crear la expresión de la vida según ciertas modalidades, y respetando siempre la libertad de vuestra propia llama. Hay pues efectivamente mucho más que una correspondencia entre el Fuego Mikaëlico, si puedo decir, y el Fuego Ígneo. Mikaël, en su dimensión original, podría ser llamado, según vuestra terminología, un pájaro de Fuego.

Si vuestra memoria cronológica está presente, han sido tenidos en cuenta varios fuegos: el fuego vital, conduciendo a la enfermedad, al orgullo, el Fuego vibral, elevando y ascensionando vuestro corazón, y el Fuego Ígneo. El Fuego del Espíritu, o bautismo del Espíritu, sólo es la conjunción del Fuego vibral y del Fuego Ígneo. El Verbo, soplo sin forma, puede manifestar los efectos del Fuego vibral como del Fuego Ígneo.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿sentir el calor en los pies, sentir las Puertas del sacro moverse, el corazón calentarse y las Coronas de la cabeza animarse, es una etapa del Fuego Ígneo y si es sí, que será lo próximo?

La consumación total, por el mecanismo llamado ascensional, vía la Lemniscata sagrada. La fusión y la resolución del conjunto de las Coronas, la fusión y la resolución del efímero y del Eterno, es el proceso de encendido, si puedo decir, del proceso ascensional individual como colectivo. Esto está en curso. Es en ese sentido que dije que todo estaba cumplido en vosotros, aunque todavía se debía interpretar la escena final del juego de este mundo.

La aproximación del astro de Fuego está bien evidentemente en relación con eso. La Llamada de María, lo mismo que la estasis, está directamente vinculada a eso, porque sabéis pertinentemente – y lo viviréis – que entre la Llamada de María y el asa-planeta final, todo debe ser consumido. Algunos serán consumidos desde la Llamada de María, otros desde la estasis, otros finalmente en el último momento, y otros de entre vosotros deberán vivir este Fuego en su carne durante los 132 días.

Lo que se celebra en este momento no es nada más, para muchos de entre vosotros, que vuestra propia puesta en marcha del vehículo ascensional, vuestra propia Pentecostés, como esto se ha producido hace más de dos mil años para los apóstoles. Por supuesto, muchos carismas se os van a desvelar. Escuchareis a los ángeles, de la misma manera que os comenzáis a comunicar, incluso a comulgar, con los pueblos de la naturaleza. Todo esto está perfectamente orquestado, es perfectamente melodioso y perfectamente justo.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿vivir el Fuego en la carne, es ser quemado físicamente, irradiar, por radiactividad o rayos gamma?

Esto había sido precisado efectivamente y estipulado por el Comendador, hasta bien antes de lo que fue llamado las Bodas Celestiales. No olvidéis de que, lo que la oruga llama la muerte, la mariposa lo llama nacimiento. El agente operador es el Fuego Ígneo, el asa-planeta, el cuerpo celeste llamado Nibiru, o Hercobulus. Eres polvo y volverás a ser polvo, no puede ser de otro modo en la alegría del Amor reencontrado. Como sabéis también – si no obstante el objetivo del alma o la conciencia es de proseguir en el seno de los mundos carbonados –, esto no podrá hacerse en el seno de la Tierra ascensionada.

Te recuerdo que este cuerpo por el cual te expresas y vives, acaba siempre bajo tierra, en el fuego o en un río. ¿Por qué iba a ser de otro modo en esta fase? No obstante, no debes hacerte ninguna representación de este tipo de quemadura, porque recuerda que habrás resucitado antes, en el momento de la Llamada de María. Solamente las resistencias de la carne pueden ocasionar lo que llamas quemadura, pero la dicha será tal que la quemadura será insignificante, y reclamada, y hasta rogada de manifestarse.

El proceso de consumación puede incluso existir independientemente de este período. Es las que llamáis las combustiones espontáneas. El Fuego Ígneo se revela, liberando el alma o la conciencia del encierro de la carne. Esto será, recuerda simplemente eso, una alegría como nada igual. Hasta si hoy, en el seno de la persona, esto puede parecer efectivamente terrorífico, no hay nada de eso. Era lo mismo durante lo que fue llamado la Segunda Guerra mundial. El fuego nuclear, de la fisión nuclear, había evidentemente destruido un cierto número de cuerpos. No sabes tal vez, que algunos hermanos y hermanas encarnados en aquel momento, por razones diversas, no tuvieron ninguna quemadura, ninguna secuela. Algunos están todavía bien vivos hoy.

Así, el efecto del Fuego Ígneo destruye la apariencia pero deja intacto el Amor. Que el cuerpo esté todavía presente o no, no cambia nada. El desacoplamiento  de vuestra historia, si todavía no estáis liberados, será realizado durante la Llamada de María, durante la estasis, o durante 132 días.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿eso significa que esto puede hacerse sin sufrimiento?

Para aquel que está despierto, no habrá ningún sufrimiento; para el que resiste, habrá sufrimiento pero resiliencia. Y pues, al final de los 132 días, se abrirá un espacio de resolución que el Coro de los Ángeles aclamará. Esto os ha sido explicado de modos innumerables. Esto es exacto.

Pregunta: ¿nos dice que el fuego de una bomba atómica y el Fuego Ígneo son parecidos o similares?

Los efectos aparentes son similares, pero la finalidad por supuesto, no ha sido la misma, salvo para algunos seres que sobrevivieron y que, a pesar de la irradiación, no vivieron la destrucción de su carne, en particular para algunos corazones puros de la época.

Bien evidentemente no podemos decir que el fuego nuclear, de la fusión o de la fisión nuclear, sea superponible. Es superponible al nivel de las cualidades de radiaciones que son puestas en marcha. Te recuerdo no obstante que el comendador de los Ancianos, en numerosas ocasiones, ha hablado de vuestras centrales nucleares y del efecto de este fuego sobre otro fuego nuclear. El Fuego Ígneo no es el fuego nuclear, pero la irradiación del fuego nuclear y la irradiación del Fuego Ígneo son superponibles. Pero la finalidad no tiene nada que ver. En un caso, hay destrucción de la vida; en el otro caso, hay liberación de la vida.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿algunas creencias, como el fuego del infierno en ciertas religiones, pueden limitar el impacto del Fuego Ígneo?

Ninguna creencia puede resistir, si puedo decir, al Fuego Ígneo. Sólo el apego a la materia es una resistencia al Fuego Ígneo. Sólo la predación ejercida de manera continua en las encarnaciones, para un Adámico, llevaría efectivamente el sentimiento de una quemadura vinculada al fuego del infierno. Te recuerdo no obstante que no existe ningún infierno ni ningún fuego del infierno, esto ha sido creado simplemente por las religiones constituidas. Algunas religiones os hablan del fuego del infierno en caso de pecado, otras os hablan de un cierto número de vírgenes que os acogerán. Todo esto sólo existe en la cabeza de los que imaginaron y planearon esta esclavización.

El único infierno conocido, en todos los Universos, está aquí, sobre esta tierra. Todos aquellos, de entre los hermanos y hermanas encarnados humanos, que vivieron una experiencia de muerte inminente, a su regreso tienen la sensación y todos lo dicen, de penetrar en un cadáver, cualquiera que sea el amor manifestado en su vida, en su familia, cualquiera que sea el amor espiritual, sin excepción alguna, todos ellos han dicho que el único infierno está aquí, y en ninguna otra parte.

El fuego del infierno se asimilaría, en vuestro mundo, al fuego del deseo y de la posesión, al fuego de la predación, al fuego del avasallamiento. En ningún otro lugar del Universo, excepto en los mundos todavía encerrados, el infierno puede mantenerse. No hay ningún infierno excepto el que está en vosotros, y en este mundo. Aquel que ha sido desacoplado de este mundo, que esto sea por una experiencia de muerte inminente, o bien por el principio de Liberación, para el Liberado en vida, que vive esto con evidencia: el único infierno, son lo que llamamos con vosotros los mundos encerrados.

Toda la sutileza de las fuerzas arcónticas ha sido de haceros adherir al conjunto de las religiones constituidas. Esto sólo existe en vuestro mental, y ciertamente no en la Luz. Sois libres no obstante de seguir creyendo en ellas, pero es una pérdida de tiempo y un sin-sentido, sobre todo en estos tiempos que vive la Tierra, y que vosotros vivís.

… Silencio…

Pregunta.

Pregunta: ¿mi miedo infantil de la irradiación nuclear va a atraerme a vivir los 132 días irradiado por una bomba atómica o una central nuclear, o es una presciencia?

Bien amado, excepto la diferencia entre aquellos que serán en un primer tiempo librados por este fuego, por su salida de este mundo, de este cuerpo, por su evacuación por algunos hermanos galácticos, o por su reagrupación en los Círculos de Fuego, ¿qué diferencia hay en definitiva?, la irradiación de la Tierra será por supuesto definitiva y total en el momento del asa-planeta final ¿Cómo puedes pensar que un sol se transforma de un estado a otro sin activar una reacción mucho más poderosa que el fuego nuclear?

Pregunta: el problema es el sufrimiento ligado a la lentitud de la irradiación.

Bien amado, olvidas simplemente la fase previa, que es la Llamada de María y tu resurrección. La intensidad de esta resurrección, para aquel que todavía no está liberado, será tal, que este cuerpo, a la imagen de los primeros cristianos, podrá ser cortado en pedazos, descuartizado, pero la sonrisa quedara siempre en tus labios. No es un problema de miedo, es un problema de confianza, no en lo que digo, sino en ti mismo.

Las representaciones que se puedan hacer de la irradiación, tal como fue conocida durante el segundo conflicto mundial de esta tierra, o por los accidentes de irradiación existentes, no pueden en ningún caso ser comparados con lo que se realizará después de la Llamada de María, porque cada uno, que lo quiera o no, habrá visto lo que es, habrá visto la Luz, y será renacido en la Luz, incluso si el cuerpo persiste. Lo que piensas hoy no podrá ser pensado después de la Llamada de María.

Tomé la imagen de los primeros cristianos y de sus torturas, y es pues exactamente la misma cosa: en cuanto que el Espíritu es despertado, en cuanto que el Fuego Ígneo, la llama eterna sea vista, percibida y vivida, entonces pase lo que pase a este cuerpo, no tiene ninguna importancia, además que en ese momento no habrá que mantener una estructura social cualquiera que sea. La matriz patriarcal arcóntica no existirá más.

… Silencio…

Hoy mismo, para completar, y desde hace ya muchos meses, las radiaciones cósmicas y las radiaciones solares que alcanzan la Tierra son infinitamente más poderosas que las habituales sobre la tierra antes de los años 1984-85.

La irradiación, por las radiaciones exóticas, comenzaron y siguieron su camino ampliamente, y sin embargo, excepto las sensaciones de quemadura que ahora podáis tener en vuestras percepciones, cualquiera que sea el lugar de estas quemaduras, no hay quemaduras físicas.

Si uno de entre vosotros, vibrando al nivel de una de las Coronas, incluso si el corazón todavía no está despierto, por la cualidad de sus campos áuricos, encajaría sin problema alguno la irradiación, desde ahora. Entonces no puedes referirte a unos conocimientos o al pasado. Dije que para el fuego nuclear la finalidad no era la misma, y sin embargo es exactamente el mismo tipo de radiación.

Cuando existe una tempestad geomagnética, el flujo protónico es multiplicado a veces por diez, el flujo de electrones también. Lo que puedes comprobar no son quemaduras al nivel físico, sino unos cortocircuitos, que esto sea a nivel del cerebro humano, o de los aviones en particular, pero también de centrales nucleares. Esto no hace diferencia.

Todo depende, ahí también, del punto de vista de tu conciencia, del emplazamiento de tu vibración, de la disolución del alma, de tu capacidad de abandono a la Luz, de tu cualidad de soltar. Recuerda que hasta la Llamada de María, todo lo que tienes te tiene, firmemente. Aquel que querrá salvar su vida la perderá. Cristo lo había dicho, me parece.

Desde numerosos años, bien antes de lo que fue llamado las Bodas Celestiales, que esto sea el antiguo Comendador de los Ancianos o el nuevo, que esto sean los pueblos de la Intra-Tierra, o los pueblos de la naturaleza, no os podemos mentir. La Luz no lo puede. Si esto os asusta, si esto os da miedo, es una invitación a veros todavía más profundamente, en vuestros apegos, en vuestras dudas, y a veces en algunas creencias. Lo que es primordial no está absolutamente a nivel de este mundo y de esta ilusión, lo que es primordial es vuestro Espíritu y vuestra libertad de elección y de conciencia.

… Silencio…

Pregunta.

No tenemos más preguntas. Gracias.

Entonces os bendigo, en el Amor y en la dulzura. Porque el Fuego Ígneo, en definitiva, sólo es pura dulzura y regocijo de la conciencia.

En la Gracia, os saludo.

Hasta siempre.