sábado, 23 de agosto de 2014

La vida que perdí…


La vida que perdí…

Me quedé con las ganas de vivir… de vivir tal vez mi vida, de vivir tal vez, otra vida…

Me quedé con ganas de echar el tiempo atrás, para no perder tantos días, tantos momentos en el camino, que pudieron haber sido felices… pero tuve que esconderme, que huir, entre penas y tristezas…

Me quedé con tantos sueños sin realizar, con deseos de que tantas cosas sucedieran, de que otras nunca hubiesen llegado… las que me separaron de aquello a lo que estaba impulsado, pero no predestinado…

Me perdí de tantas cosas, que hoy sin nunca haberlas vivido, las extraño, porque aunque estuvieron allí, nunca pude disfrutarlas, como el niño de la calle que con los ojos abiertos, en navidad posa sus manos sobre la vitrina de la grande dulcería…

Me perdí de tantas sonrisas, de tantas alegrías, de tantas vivencias, de tanta vida... por haber en cambio transitado la senda de lo agreste, de lo sórdido, de la infelicidad, del conflicto, del remedo, del ensueño permanente que nunca se materializa y va llevando lentamente a la locura, a la irrealidad, a la enajenación existencial… y todo por futilidades que nunca se pudieron superar, para mitigar tanto dolor, tanta tristeza, tanta vida preciosa echada por la borda... porque no estaba escrito, porque a nadie lo importó… que mas da…

Si pudiera volver atrás, intentaría recuperar lo perdido, pero tal vez, no sería mi vida, la vida mía, sino la de alguien más… porque lo que hice, tal vez, de nuevo, lo haría en las mismas circunstancias…

Hoy, en lo absurdo, voy resolviendo las claves, como un preso que toda la vida intenta evadirse, y con el cuerpo magullado, el alma resquebrajada pero con la ilusión todavía en los ojos reflejada, sueña aún con la libertad, cuyos sorbos bebe con fruición de la vista de los pájaros, del perfume de las flores, de la frescura de la brisa, de las almas piadosas que le brindan algo de su excelsa compañía…

Nunca nada podrá ser como lo que no fue…

El ensueño estará allí como un tesoro bien guardado que, a falta de vida, suplirá como un álbum de recuerdos lo no vivido, para mitigar el dolor, como piadoso placebo existencial que, sin embargo, alimenta de alguna forma inexplicable el espíritu, como un sueño robado, como un embuste blanco, que cobra vida por la voluntad de la mente que no tiene ataduras para volar…

Cada día de la poca vida, se convertirá en un sueño entonces… el sueño de vivir con la ilusión y con el impulso de vivir, sincretizando el pasado, el presente, el futuro, con la vida soñada, nunca vivida, retomando en algún punto delirante, el camino trazado e inicialmente perdido, del cual fuimos dolorosamente separados, y cuyas sendas no transitadas jamás volverán para ser caminadas, disfrutadas…

Que tristeza y que alegría, que desgracia y que fortuna…

Porque aún ante tamaño infortunio, pude conocer a Dios a quien doy gracias, que me llevó de la mano cuando estaba perdido, enfadado, entristecido y aturdido, y nunca se separó de mi, y vino a mi encuentro, para salvar lo que quedaba de mi vida, para no abandonarme al vacío de lo sórdido y de la perdición absoluta, para enseñarme que el Amor existe y que toda esperanza bien vale la pena, cuando preservamos en nuestro corazón…

Y para bendecirme con la oportunidad de entender que, a pesar de los pesares, podemos siempre, cada día, apreciar la gran belleza de ESTAR VIVOS…



lunes, 23 de junio de 2014

Radiación solar

Hallan 'grietas' en el escudo magnético de la Tierra

El campo magnético de la Tierra en junio de 2014. (Foto: Cortesía ESA)
La Agencia Espacial Europea (ESA) ha revelado los primeros resultados detallados del estudio sobre los cambios operados en el campo magnético de la Tierra que protege nuestro planeta de la radiación solar y las conclusiones no son alentadoras.
Las tres sondas SWARM, que fueron lanzadas el pasado otoño con la misión de estudiar el campo magnético, han confirmado un debilitamiento del campo magnético, su cambio más dramático sucedido en el hemisferio occidental, informó la ESA en una conferencia en Copenhague.
En general, el escudo magnético terrestre se ha debilitado en un 10-15%, estiman los científicos.
Paralelamente, en otras zonas como el sur del Océano Índico, el campo magnético aumentó desde las primeras observaciones de SWARM, que también ha registrado una migración del polo norte magnético hacia Siberia.
El campo magnético protege nuestro planeta, desviando el viento solar, es decir, las partículas cargadas que emanan del Sol. Sin esta protección las partículas destruirían la capa de ozono, que protege la Tierra de los dañinos rayos ultravioletas, y la Tierra sería un planeta sin vida como Marte.
(Fuente: RT en español )

lunes, 16 de junio de 2014

NASA: "La humanidad tendrá que dejar la Tierra para sobrevivir"




“Si queremos asegurar la futura supervivencia de la humanidad, antes o después tendremos que dejar la Tierra. Es prácticamente seguro que en algún momento nuestro planeta sufrirá el impacto de un asteroide devastador, dijo a El Mundo John Grunsfeld, astronauta y director científico de la NASA.


“También es casi una certeza que el clima cambiará hasta el punto de convertir la Tierra en un lugar inhabitable, ya sea por causas naturales o provocadas por nosotros mismos. Por lo tanto, creo que no solo tendremos que viajar a Marte, el siguiente planeta más lógico en el que podríamos establecernos, sino mucho más lejos, a otros sistemas planetarios”, añadió.
Expresó su deseo de ver a muchísimas más personas en el espacio,“porque es una experiencia absolutamente mágica y transformadora poder salir de la Tierra y ver nuestro planeta desde ahí fuera, a cientos de kilómetros de distancia”.
“Sin duda, es la mejor manera de tomar conciencia de lo interconectada y frágil que es la Tierra. Por lo tanto, creo que a los primeros turistas que viajen al espacio, la experiencia les dará una nueva perspectiva sobre el mundo que compartimos todos. Y como muchos de ellos serán personas ricas con mucha influencia, esto podría tener un impacto muy positivo para el futuro de la Tierra”, explicó el director científico de la NASA.
Hablando sobre la posibilidad de encontrar vida extraterrestre, dijo que él mismo se inclina a pensar que la vida “por pura probabilidad estadística, debe ser bastante común”.
Al mismo tiempo, advierte que “es muy difícil encontrar vida inteligente en nuestro propio planeta, es verdad que somos muy listos y nos hemos convertido en la especie dominante sobre la Tierra. Pero con frecuencia nos comportamos de manera estúpida y nos hacemos mucho daño a nosotros mismos.
Acotó que “quizás no nos ha visitado ninguna civilización extraterrestre porque es muy difícil ser una especie tan inteligente como para que sus miembros no se peleen de manera destructiva entre ellos y destruyan su propio ecosistema”.
Fuente: RT en español