martes, 19 de julio de 2016

EL IMPERSONAL I, II y III - Preguntas / Respuestas



Junio 2016

1a Parte 

Mi amigo, mi hermano, en este día acogemos juntos, tú y yo, tus propias interrogaciones y preguntas. Preciso no obstante que las respuestas se situarán fuera de tu persona. Cualquiera que sea tu pregunta, alumbraré, si puedo decir, el por qué de esta pregunta. Más allá de la respuesta, te invito aquí mismo a formularte, a ti mismo, tu propia pregunta, a fin de mostrarte de que en tu formulación ya está la respuesta…

… Silencio…

Permíteme, primero, de establecerme en tu Corazón, en tu Voz interior y en tu Paz.

… Silencio…

Así, en este estado y en esta Presencia, escuchemos juntos tu primera pregunta.

Pregunta: si la Llamada de María se hubiera efectuado en 2012, las fases ulteriores (asignación vibral, regreso colectivo del femenino y masculino sagrados) no habrían podido ser realizadas. ¿El acto final habría podido efectuarse sin esta finalización?

Mi amigo, mi hermano, en esta pregunta, te haces tú mismo la pregunta de la linealidad, de la sucesión, de la lógica y de la finalización. En cualquier día  que se sitúe lo que llamas la Llamada de María, todo lo anterior es barrido, y ya no tiene más sentido.

Así que las mismas etapas que llamas ulteriores se adaptarán por si solas, a las circunstancias. Estas finalizaciones de las que hablas podrían durar efectivamente el tiempo – de tu tiempo – necesario para la obtención del estado propicio a la recepción de esta Llamada.

Así que, la finalización, no son etapas intermedias y no subyace una condición previa a esta última, sino más bien, como sabéis, depende de algo que no viene del tiempo, y que justamente se adapta a tu tiempo de la Tierra.

No hay pues etapas definidas o predefinidas. Éstas han sido desarrolladas en función de la observación de los movimientos de la conciencia, individual, colectiva, en sus aspectos limitados o ilimitados, dando a vivir la emergencia del encuentro entre lo efímero y lo Eterno, traduciéndose en un cierto número de conceptos, y de vivencias.

Esto lo sabéis todos, ha sido llamado el Masculino y Femenino sagrado, Coro de los Ángeles, Asignación, Espíritu del Sol. Lo importante no es la sucesión de estas etapas, sino como tú mismo señalas, la finalización. Entonces en cuanto que tú Corazón está puesto en el centro de sí mismo, entonces la noción temporal, la noción de etapas, la noción de asignación incluso, ya no quiere decir nada más.

Hay que entender también que para algunos hermanos y amigos, estas etapas y este tiempo añadido ha permitido, y aun hoy permite, de estabilizar todavía más la Luz en el plano donde estáis, permitiendo, cada día de tu tiempo, de ganar a cada vez más amigos y hermanos, al regreso a la Libertad, sin traumatismo.

Así que, todas estas etapas manifestadas y vividas desde el año 2012, permitieron aumentar el número de amigos y hermanos, tocando el Corazón del Uno de diversos modos, afinando así la noción de preparación, pero insisto en el hecho de que no necesitas, y cada día que pasa te lo confirma, de cualquier preparación, de cualquier ejercicio. Sólo la conciencia situada en la persona y  observador cree ver celebrarse unas etapas previas a la finalización.

La finalización, como la llamas, habría podido ocurrir bien antes del año 2012. Comprende bien, que el tiempo es una necesidad imperiosa de la falsificación. La salida del tiempo no tiene, en ningún momento, que ser esperada como una finalización posterior a una fecha. Desde el instante en el que te ubicas en la búsqueda de “la fecha” – y que nadie conoce –, te sitúas tú mismo, en desfase del instante presente.

Así que, los flujos y reflujos de la conciencia colectiva entre lo efímero y lo Eterno permiten cada día, en términos terrestres, solidificar la aparición de la Luz, a fin de que lo que es invisible se haga visible, para el mayor bien común de cada uno. Estas etapas intermediarias son el resultado del ajustamiento de lo efímero a lo Eterno, previo a su desaparición, que esto sea a tu nivel, o a nivel del conjunto de la conciencia colectiva de la Tierra y de sus conciencias que están presentes.

Os será posible durante este año, como en cualquier año, comprobar por vosotros mismos la aparición de nuevas etapas, mientras que éstas parezcan necesarias a la conciencia misma, no en tu individualidad, incluso fuera de toda persona, sino más bien de la interacción del conjunto de las consciencias presentes sobre la tierra.

Estas etapas se edifican por sí mismas, por la lógica de la superposición, y son resultado directo. En cuanto que la Tierra fue liberada en una fecha precisa y localizable por muchos de vosotros por la Liberación y Ascenso de la Onda de Vida, la finalización, como la llamas, habría podido producirse desde ese mismo instante.

Descubrimos, desde donde están los Ancianos, de donde están las Estrellas, de  donde están los pueblos de la naturaleza, las etapas que se desvelan, pero ninguna de estas etapas era una condición previa a la finalización, sino que resulta directamente de la interacción de los planos de la conciencia colectiva, no sólo humana, como dije, sino del conjunto de las conciencias presentes en el seno de la Tierra...

… Silencio…

Una vez la respuesta en palabras, llevada a tu conciencia, se encuentra el instante de la respuesta del Silencio, que no es nada más que el eco y la resonancia que fue llevada a tu Corazón. Escucha, la acción del Silencio...

Escucha, esta respuesta tan plena, llevada por el Amor, emanando de tu Corazón...

… Silencio…

Y no olvides, cualquiera que haya sido tu pregunta y cualquiera que haya sido la respuesta que acabo de aportar, que todo depende de ti y solamente de ti. No en la conciencia colectiva de la Tierra, sino en la propia respuesta que aportas, en respuesta al impulso de las etapas intermediarias, en el mismo seno de tu conciencia. Así, cada uno de ti es diferente y se sitúa en función a lo que es necesario y útil, o completamente inútil en lo que se ha dicho, propuesto y vivido.

Así, el conjunto de estas etapas previas, en cualquier nombre y en cualquier  vivencia, que esto se haya manifestado para cada uno de ti, te pone en resonancia, en adecuación o en inadecuación. Si tú mismo eres liberado de toda persona, tú ya viviste, incluso sin saberlo, todas estas etapas, en un tiempo anterior al año 2012 de tu tiempo terrestre.

Si no obstante te parece vivir esto hoy, tal como lo hemos descrito, en tu Corazón, entonces es que esto era necesario para ti. Pero comprende que no dependes de ningún tiempo exterior ni de ninguna fecha, y en definitiva de ninguna preparación; sólo la persona puede sentir la necesidad. Sólo el alma en curso de disolución o de resolución puede también imprimir, en el seno de tu conciencia, la necesidad. Para aquel que está Liberado, esto ni es útil ni importante, sino que permite de reforzar – no para él, sino para cada uno de si – el flujo de Luz intercambiado, compartido y vivido...

… Silencio…

Otra pregunta.

Pregunta: ¿puede hablarnos del eventual recrudecimiento de la actividad del tercer ojo?

Mi amigo, mi hermano, muchos elementos, muchas vibraciones vinculadas a diversas fuentes, todas unidas en la Unidad, llamados hace muchos años por el Arcángel Mikaël, permitieron de vivir en la escala de cada uno de ti, y pues en parte, en una cierta forma de colectivo, los acontecimientos. En lo que se produce en este día, todo esto se acerca a la vacuidad del Corazón del Corazón, de la desaparición, de la disolución, y en definitiva la resultante, es una Paz mucho más grande obtenida hoy, para cada uno de ti.

… Silencio…

¿Puedes mi hermano, mi amigo, repetir la pregunta?

Pregunta: ¿puede hablarnos del recrudecimiento eventual de actividad del tercer ojo?

Bien amado, mi hermano, mi amigo, el flujo de la irradiación que acabo de evocar se traduce por un impulso al realineamiento y al regreso de lo que es todavía llamado el tercer ojo, habiendo permitido justamente, para muchos de ti, de vivir la vivencia de su origen y de sus linajes. En el seno de este proceso, existe efectivamente lo que llamas una reactivación del tercer ojo, pero que es de nuevo funcional directamente en su posición recta, y no más invertida.

Lo que significa que lo puede ser visto por el mecanismo llamado anteriormente el tercer ojo, no corresponde más propiamente hablando al tercer ojo, sino a la fusión alquímica del 6º y el 7º chacra, dando efectivamente una forma de visión, pero que no está vinculada más a lo que llamas todavía el tercero ojo, sino más bien a lo que fue evocado y llamado la Visión interior y la visión del Corazón, incluso si ésto parece proyectarse en la zona de tu cuerpo correspondiente al tercer ojo. No se trata más del tercer ojo, en cuanto que el Triángulo de Fuego se revirtió por lo menos una vez durante todos estos años.

Así que, la clarividencia vinculada al tercer ojo ya no tiene nada más que ver hoy, con la que fue llamada la visión astral, sino que reúne directamente el principio de los arquetipos inscritos en el seno de tu 7º chacra, revelándose a nivel del 6º chacra, no teniendo nada que ver – excepto tus linajes, excepto tu origen –, con cualquier visión astral, sino que se refiere directamente a lo que está situado por lo menos a nivel causal, incluso al nivel llamado búdico o átmico.

… Silencio…

Existen también otros numerosos criterios que permiten de diferenciar objetivamente lo que es vivido por el tercer ojo, de lo que es vivido por ese mismo tercer ojo cuya falsificación terminó. Esto corresponde al principio de difusión y de refracción en la Luz.

En el seno de los mundo astrales, existe una forma definida con una luz visible alrededor de la forma, mientras que más allá de este mundo astral e ilusorio, la Luz está en la forma ella misma. Yo diría entonces, que es la Luz que estructura la forma, y que no necesita de ninguna luz emanada más allá de una forma apagada, ya que la forma, ella misma, se volvió luminosa.

Esto corresponde a la percepción, a nivel ahora de los que llamaría los resultados obtenidos, existe allí también una diferencia fundamental. La visión astral, del tercer ojo, funcionando antes de la Liberación de la Tierra, da informaciones que llaman a otras informaciones, a otras preguntas, a un cuestionamiento que sería permanente. La Visión interior y la visión del Corazón, más allá del aspecto percibido, activa en ti una Paz inefable, haciendo que no estés obligado ni relacionado propiamente hablando, a lo que es visto, a lo que es percibido y a lo que es vivido, concurriendo a establecerte en el seno del puesto de observador o al puesto de testigo, que no está más implicado en lo que es visto mientras que es exactamente lo inverso en el seno de lo que ha sido llamado la clarividencia astral.

En el conjunto de las preguntas de cada uno de ti, me situaré lo más justo de lo que ya os ha sido transmitido por los Ancianos, por las Estrellas, por los Arcángeles, por la Fuente y por Bidi.

Y recuerda también que tu Liberación final –que te lo recuerdo no necesita de esperar de ninguna manera la Liberación colectiva– será tocada y vivida en cuanto que lo que te sirvió de marco más elevado –quiero decir aquí los linajes estelares–, se borran por sí mismos, dejando en cierto modo una pantalla blanca, o una pantalla negra, bastándose a sí misma para vivir la Libertad. No hay más necesidad de informaciones, ni más necesidad de visiones, ni de interrogarse en cualquier plano que sea, en cuanto te acercas a la desaparición de toda imagen en el seno de la visión interior, de la visión del Corazón o lo que podría llamar la nueva Visión, ligada al antiguo tercer ojo.

… Silencio…

Lo que es visto, incluso en el seno de los procesos llamados unitarios, es simplemente lo que es necesario para ti para quitarte de estas visiones. En cuanto no existe más atractivo o de atracción de la conciencia hacia lo que es visto, entonces la visión cualquiera que sea se apaga, dejando lugar a la certeza del Corazón, considerando entonces que no es más necesario obtener ni apoyarse sobre la menor visión.

La visión, cualquiera que sea, astral o supra-mental, implica la existencia de formas, implica la existencia de escenarios, implica la existencia de colores y de desarrollos particulares de las imágenes en su sucesión y en su significado. En cuanto éstas se apagan, tú mismo compruebas el crecimiento de la Paz, de la Alegría y de la Libertad interior. Lo que quiere decir también que si mantienes las visiones por un proceso consciente, te alejas de ti mismo. En cuanto estas visiones se espacian, se atenúan o desaparecen, compruebas por ti mismo, el crecimiento de la Alegría, de la Paz, de la serenidad. Así, se establece la Morada de Paz Suprema. No hay ninguna necesidad de iluminación otra que la de tu Corazón. No hay ninguna necesidad de formas, porque eres sin forma.

… Silencio…

Es en esto que estableces lo que fue llamado Sat Chit Ananda, permitiéndote establecerte en Shantinilaya.

… Silencio…

Recuerda lo que os decía ayer: el Salvador está en ti, revélalo. Mientras no lo viste y no lo sentiste en ti, él aparecerá en ti bajo los rasgos de una entidad de Luz, cualquiera que sea, en Cristo, Buda, o cualquier otro ser de Luz que fue encarnado sobre la tierra en los tiempos más antiguos, o viniendo de otro mundo, o en un Arcángel.

En cuanto que los marcos, o si prefieres los barrotes de tu prisión desaparecen, compruebas entonces que no es más necesario de construir ningún escenario, ningún mito, ni arquetipo, y sobre todo, ninguna historia ni visión. La visión,  interior o del Corazón, sólo está allí para guiarte a soltar susodichas visiones. Eres tú también, a este nivel, quien decide dar el último paso y sacrificar las visiones cualesquiera que sean, a fin de reencontrarte tú mismo, como Ser sagrado.

No te puedes oponer a las visiones astrales, ni oponerte a las visiones que se manifiestan por la visión interior o visión del Corazón, sólo puedes atravesarlas, ahí también, sin pararte, sin buscar ahí sentido, sino acogiendo incondicionalmente; y también superando simplemente esto por la no-atención y la no-intención de tu propia conciencia sobre lo que es visto, sobre lo que se atraviesa. Incluso si esto os ha sido descrito, y en particular para los orígenes Estelares u origen Galáctico, este proceso de integración para vosotros y para cada uno de ti, representó una etapa importante.

He aquí en particular una de las etapas que se produjo desde 2012 y que  habrían perfectamente podido, cada uno de ti, pasar, pero que, en el desarrollo lineal de este tiempo todavía presente de la Tierra, os ha permitido de acercaros siempre más al Corazón del Corazón.

… Silencio…

Completaré esto del siguiente modo: el Liberado Viviente no necesita de ningún mundo, de ninguna dimensión, de ningún cuerpo, de ninguna historia y sobre todo de ninguna visión, incluso si éstas pueden producirse a voluntad. No existe en este momento, para el Liberado Viviente, ninguna atracción, ninguna proyección de conciencia referente a lo que es visto, para él como para cada uno de ti.

… Silencio…

En la Libertad del viviente, aquel que es liberado sólo celebra el Amor permanentemente. Él no necesita apoyarse ni en los conceptos, ni en las imágenes, ni en las visiones, ni en la relación, ni en la comunicación, porque todo esto se hace espontáneamente e independientemente de toda voluntad, de toda intención o de toda proyección.

… Silencio…

Otra pregunta.

Pregunta: ¿podría describir las características principales del que se volvió Luz, y sus diferencias con el que todavía no se ha reconocido totalmente en la Luz?

Bien amado, sólo puedo prolongar efectivamente lo que acaba de ser dicho en la pregunta anterior. Añadiría simplemente esto: reconociéndote en totalidad en la Luz que eres, en lo que es llamado el Corazón del Corazón, en la Última presencia, la Infinita Presencia, hay Dicha. No puede existir la menor interrogación, no sobre el sentido común de tu vida o sobre lo que hay a resolver en tu plano, y no hay ninguna interrogación sobre cualquier finalidad, sobre  cualquier final, porque en cuanto eres Luz, no puede existir ni principio ni final, pase lo que pase a nivel colectivo en los acontecimientos colectivos de la Tierra, pase lo que pase a nivel de este cuerpo o de la conciencia fragmentaria de la persona, sin embargo necesario para asumir lo que tiene que ser asumido en el plano dónde estás. Hay pues un desacoplamiento, real y vivido, entre lo que tiene que ser llevado en este mundo y la realidad de lo que es vivido.

Así es el resultado de lo que fue llamado refutación, acabando en el consentimiento, en la aceptación sin condición, de todo lo que la Inteligencia de la Vida va a proponer a cada uno de ti...

… Silencio…

En la búsqueda de la Luz finalmente, hay búsqueda, hay petición, hay proyección de la conciencia. En el Liberado Viviente, todo esto es posible pero no tiene más sentido, y no está entonces más sobre la pantalla de la conciencia sino bien manifestado como una ayuda posible para los de entre ti que no están justamente liberados todavía. No hay más preguntas porque, este Liberado Viviente, está totalmente saturado de Dicha, totalmente saciado; la Luz colma todas las faltas.

El que todavía no es Luz vive una falta, incluso si no lo confiesa; él va pues a tratar de colmar esta falta por una proyección de conciencia. Hasta si ésta se sitúa en el  mundo Unificado, sólo traduce la no realización total de tu naturaleza esencial, lo que, lo recuerdo, es totalmente independiente de las preocupaciones y de cuestionamientos normales de la vida sobre la tierra, pero que concierne bien evidentemente, a la vez lo que es llamado el mundo emocional, el mundo mental, el mundo causal en donde, no existen más preguntas.

En la Luz, hay Evidencia, en la Luz, hay saciedad, en la Luz, nada más es necesario para el Espíritu, para el mental, para el causal y para el astral. Ahí está la más grande de las diferencias.

Os recuerdo que hasta un cierto estado, hay correspondencia de la conciencia con la vibración, hay también correspondencia de la conciencia con las diferentes partes del cuerpo, en su simbología, en sus funciones dichas arquetípicas. El Liberado Viviente no busca nada a este nivel, incluso si puede ser llevado efectivamente a restablecer un equilibrio en el plano corporal y los planos etéricos, pero no está concernido más por sus memorias, por sus heridas, por los problemas del cuerpo, porque sabe, y lo verifica a cada instante, que la Inteligencia de la Luz prevalece a toda respuesta. Si la Luz es despojada de todo el resto, en tus interrogaciones interiores como en tus interrogaciones exteriores, lo  más a menudo, de manera general, la Inteligencia de la Luz da o bien la solución, o bien actuará de ella misma sobre lo que estaba sufriendo, cuestionándose o interrogándose.

En definitiva, el Liberado Viviente no se apoya en su persona primero, ni en sus conocimientos, ni en su vivencia, ni en el devenir. La Luz está únicamente en el instante presente, en la vacuidad y la plenitud del Corazón, liberado de toda atracción, liberado de toda necesidad de lo que sea, sin impedir cubrir las necesidades del cuerpo y las necesidades del otro cuando la Luz lo pide.

Y si quien lo pide no eres tú mismo, cuando eres Liberado Viviente, lo haces a ti mismo situándote no a nivel de tu persona, sino a nivel de tu Eternidad.

… Silencio…

Finalmente, en esta pregunta que sigue a la anterior, entiende bien que el Liberado  Viviente no necesita de declamarlo, si no es tal vez, en sus primeras fases de vivencias, delante de la intensidad de lo desconocido y nuevo que se revela. El Liberado Viviente está totalmente disponible para la Luz que él es, pero no está más disponible para él mismo. Está disponible para la Vida, está disponible para cada circunstancia que la Inteligencia de la Vida le presenta. Su persona nunca está delante de la escena, aunque debiera aparentemente sufrir  es de manera muy pasajera, porque muy rápidamente la Luz viene a colmar lo que todavía pueda aparecer en los primeros, diría, balbuceos del Liberado Viviente. Pero esto nunca dura.

Así que el Liberado Viviente es capaz de desaparecer a voluntad en la Luz Blanca o en el Absoluto, que viene después de la Infinita Presencia, sabiendo que todas las respuestas, en definitiva, sólo vienen de la Luz, lo mismo que todas las preguntas vienen, en definitiva, sólo de la pulsión de la Luz que se está  poniendo por delante las zonas, si puedo decir, a colmar de Luz. El Liberado viviente, como toda persona encarnada sobre esta tierra, está sometido a las leyes de este mundo, pero su Espíritu revelado es el que tomó el relevo sobre los intereses de la persona, sobre los intereses de la historia y sobre los intereses de toda manifestación de la Luz proyectada en este mundo...

...Silencio …

¿Cuál es tu siguiente pregunta?

Pregunta: ¿puede hablarnos del modo de acceso actual al Absoluto, si no pasa más por la Onda de Vida?

Mi amigo, mi hermano, no existe ni modo operatorio ni técnica, porque como esto te ha sido dicho por múltiples voces, sólo tú eres quien decide salir de todo juego, de todo rol, de toda función, de toda historia. Pero recuerda que cualquiera que sea el afinamiento de tu ego, éste negará siempre su propia desaparición. No puedes de ninguna manera confiar en él, ni contrariarlo. Hay sólo una revolución interior o un basculamiento de tu propia conciencia que logra decir: «Padre, hágase tu voluntad y no la mía». No en una afirmación verbal, no en un concepto, no con el fin de obtener el resultado  previsto, sino más bien lo que ha sido llamado el sacrificio.

La Luz, lo que fue llamado en otros tiempos el Guardián del gran Umbral, no es nada más que tus propias proyecciones de falta, tus otras proyecciones que vienen a mostrarte, en estos momentos, lo que pueda quedar en ti. No hay otro demonio que aquel que se presenta en el Umbral, y que sólo es en definitiva una parte no iluminada de ti mismo, ya que el mundo está en ti.

Así, durante el año 2012 después, efectivamente, la Liberación por la Onda de Vida que permite resolver las líneas personales y colectivas de predación, permitió este aspecto ondulatorio de la Liberación. Hoy, esto es todavía posible, pero si no hay sacrificio de todo lo que viviste, en provecho de la Luz, no puedes volverte en totalidad Luz. Pero esto también forma parte de tu libertad de experiencia, y de tu propia libertad de conciencia.

Así que, como esto fue explicado por Bidi, nunca hay que considerar el Absoluto como un objetivo, porque en cuanto hables de él, o lo pones como un objetivo, éste nunca será alcanzado porque nunca es un objetivo. Eventualmente esto puede ser llamado una última revelación, que sólo aparecerá en cuanto hayas aceptado ver tus propias sombras, cualesquiera que sean. No para juzgarte, no para condenarte, no para explicar, sino para ver si tu conciencia infinita puede atravesar esto justamente, sin ser atado ni retenido a lo que se manifiesta. ¿Estás dispuesto a perder todo para ganar todo? Porque mientras no diste todo y lo perdiste todo, no puedes encontrarte.

Cualesquiera que sean tus conocimientos, cualesquiera que sean tus vivencias anteriores, hay realmente una ruptura de continuidad total, permitiendo de hablar de un antes y de un después. Esto no puede ser simulado por tu conciencia. Esto puede ser simulado por tu propio mental y por tu propio interés a tu propia persona, más que en el Corazón de tu Corazón donde, te lo recuerdo, no existe ninguna historia, ningún escenario, ni liberación. En este momento, y como algunas Estrellas lo explicaron, tú mismo te sumerges en la Luz Blanca, o en la ausencia de Luz que no es la sombra, y ahí lo sabes, porque lo vives. Poner un objetivo, es ya estar conforme a la linealidad del tiempo y a algo que no eres...

… Silencio…

Dicho de otro modo y en complemento, el Liberado Viviente se deja llevar por su propia Luz, sin temor ni rodeos. El que no conoce la Luz, en su totalidad, en su quintaesencia, sólo puede considerar esto como exterior a él, poniendo aún más una distancia palpable entre lo que es, y a lo que aspira. Pero no puedes aspirar a lo que eres, pues ya lo Eres. Es el último retorno de la conciencia, el sacrificio, la crucifixión y la Resurrección que conduce a la Libertad del Espíritu, a su revelación en ti, a su manifestación, procurando que la persona no sea más considerada como un vehículo que no tiene nada que adquirir para él o en él, y que permite simplemente de desplazarse de un punto a otro de su propia conciencia, de sus propias relaciones y de sus propios sentimientos...

… Silencio…

Concluyo así esta pregunta: hay que aceptar de perder todo para reencontrarse. Por supuesto, no hay pérdida, sólo el ego lo cree, porque quiere mantener el control. Así, si tú mismo quieres controlar, dirigir o influir sobre la Luz, no puedes ser Libre. Incluso así, en los mecanismos íntimos de tu conciencia, hasta habiendo vivido a veces, los sofocos del Amor incondicional, el acceso a la Unidad, al Sí. Si no hay sacrificio total e incondicional, no puedes ser lo que Eres. El principio mismo de la Luz Una, el principio mismo de la Inteligencia, de la Gracia y del Amor, depende de esto. La costumbre de este mundo, cualquiera que sea su confinamiento, inhibió en cierto modo, por el principio opuesto al Amor, que no es el odio, sino el miedo, cristalizó en cada uno de ti, por las experiencias extensibles a la encarnación, de las costumbres, comportamientos y karmas que impiden toda posibilidad de ser Liberado.

Por supuesto, el ego y tu persona van a decirte que estás por el camino, que ves y percibes cada vez más cosas, que conoces cada vez más manifestaciones, hasta invisibles. Él va a alimentarse de ello, a fin de desviarte del objetivo, porque sabes que no hay objetivo. Creando así objetivos, el ego sólo retrasa su propia muerte. Es por eso que muchos interventores hablaron de crucifixión, de Resurrección, de sacrificio. Para el ego, el sacrificio será siempre un horror absoluto. Es superando esto, no intelectualmente, sino aceptando de no apoyarse en nada existente, desapareciendo a sí mismo, que la Luz es vista.

No al exterior, ni en el Canal Marial o por la Onda de Vida, sino directamente en lo íntimo de tu Corazón, no apoyándose efectivamente en ese momento, ni en la desaparición previa de las líneas de predación, ni por cualquier depuración ilusoria de cualquier karma, sino por la inmutabilidad de tu conciencia lo más próximo al Corazón del Corazón, porque es allí donde se desvela lo que Eres, porque es allá dónde te reencuentras, y esto no puede ser contemplado en una  progresión cualquiera, o en cualquier evolución, incluso si por supuesto hay unas etapas que se celebraron desde la Liberación de la Tierra, que tal vez habéis sido llevados a vivir, cada uno de ti.

Pero ahí también, hasta esto debe ser sacrificado, no por la voluntad del ego, en una forma de ego calificado de negativo, sino por la realidad íntima de tu sacrificio. ¿Aceptas de perder todo? ¿Real y concretamente? Es el único modo de probarte a ti mismo que no dependes de nada más que de lo que Eres en verdad...

...Silencio …

¿Cuál es tu siguiente pregunta?

Pregunta: ¿puede hablarnos de la energía vital comparada con la energía vibral, de la disminución progresiva de la energía vital, incluso de su desaparición?

La energía vital es llevada por el fuego vital, que no es otro que el Fuego vibral amputado de su dimensión natural. Así los Agni Deva, las partículas llamadas adamantinas, son una disposición precisa de seis glóbulos de vitalidad. El prana implica sólo un único glóbulo de vitalidad, y ninguna reunión de sus glóbulos de vitalidad entre ellos. La forma hexagonal es la organización de la Luz presente en toda dimensión, en toda manifestación de Vida, desde los planos más densos hasta el más próximo a la Fuente. El fuego vital desaparece, es alquimizado  por la superposición de lo efímero y lo Eterno, por una disposición diferente del prana que no es más el prana, sino el plano de la Citta. Es en este plano que las partículas adamantinas, o Agni Deva son asociadas en seis glóbulos de vitalidad. No hay pues incidencia, hay solo una fase de adecuación entre el fuego vital y el Fuego vibral.

La diferencia fundamental: el prana circula, la partícula adamantina vibra y es una resonancia. Las características de la Luz vibral, del Fuego vibral, de las partículas adamantinas, de los Agni Deva, es justamente lo que garantiza la Inteligencia de la Luz y tu propia Libertad en el mismo seno de este cuerpo efímero, por la superposición con el cuerpo Eterno o si prefieres, su reconstitución. Este cuerpo de Êtreté es un holograma multidimensional que se adapta en cada instante a tu conciencia, a tu forma y a lo que deseas, lo que no es el caso del prana. El prana circula en tus estructuras físicas y estructuras sutiles, el Fuego vibral no circula, está instalado y mantiene la cohesión de tu cuerpo de Êtreté.

La disminución del fuego vital, mientras que no sea sustituido totalmente por el Fuego vibral, da efectivamente unos síntomas particulares que sois innumerables los que los vivís, que esto sea las Coronas, que esto sea la Onda de Vida o el Canal Marial, la vibración de las Puertas. Lo vibral pone fin a la actividad del mental, a la actividad de las emociones, lo que no quieren decir que éstas desaparecen, sino que en cierto modo se restablecen en su lugar, es decir algo que pasa y que, en ningún momento, puede ser fijado o volverse recurrente. En el Fuego vibral, no hay más – y esto se sabe desde bien antes del período que vivís –, no hay más, propiamente hablando de impulsos, no hay más heridas, no hay más memorias, no hay más incidencia de cualquier pasado que sea, en la situación del instante presente de aquel que está en el Corazón del Corazón.

… Silencio…

Respondo también esto: el Fuego vibral mantiene la Paz, mantiene la tranquilidad, mantiene la Eternidad. El fuego vital induce al movimiento, de tus emociones, de tus pensamientos, de tu cuerpo. Induce preguntas, induce búsqueda permanente, de respuestas, de alimento bajo cualquiera forma que sea. El Fuego vibral no tiene nada que ver más con lo que fue llamado el fuego prometeo, se trata del Fuego del Cristo llamado recientemente también el Espíritu del Sol.

El fuego vital finalmente, implica una reacción de lo efímero traduciéndose por lo que llamáis el Aura, contrapartida de los cuerpos sutiles existentes, ellos, al interior del cuerpo físico. En el Fuego vibral, no existe más una interfaz exterior, el cuerpo se vuelve luminoso. Los cuerpos sutiles están en armonía con el Corazón del Corazón, no hay pues una proyección de Luz al exterior, esto da a ver, para un clarividente lambda, una Luz Blanca visible todavía en forma de aura alrededor de la persona. No hay más coloración, excepto por supuesto según algunas circunstancias necesarias, por lo menos en el plano encarnado donde todavía estáis.

El fuego vital es pues, en resumen, el resultado de la proyección de la conciencia, el Fuego vibral resumido, es el resultado del Corazón del Corazón.

Recuerden, no es el fuego vital que se transforma en Fuego vibral, ya que ellos están, de modo lógico e innato, y a causa del encerramiento, en total contradicción y oposición. El fuego vital os anima hacia el exterior, el Fuego vibral os anima a ser vosotros mismos.

… Silencio…

¿Cuál es tu siguiente pregunta?

Pregunta: el comendador de los Ancianos, dijo de estar lúcido cuando estamos seducidos por la materia. ¿Puede desarrollar?

La lucidez es exclusiva del que se acerca lo más cerca al Corazón del Corazón, dando una iluminación por la Luz misma, no pasando por la reflexión ni por la intuición, ni por la energía, ni por la vibración. Es un mecanismo íntimo que  podéis asimilar a lo que fue llamado por el Comendador, la respuesta del Corazón, salvo que ahí no hay soporte de forma, ni soporte vibratorio, ni soporte visual, hay simplemente la palabra que fue empleada: la Evidencia.

Esta Evidencia no sufre ninguna interrogación, es la respuesta de sí misma. En la Evidencia, no hay ninguna proyección, hay la resultante que es la lucidez de lo que es visto, en sí como por fuera de sí. Y cuando digo lo que es visto, no hay que ver aquí la visión, sino la percepción inherente del Corazón abierto, que no necesita de ninguna imagen, ni justificación, ni comprensión, ni de manifestación alguna. Es justamente esta instantaneidad, esta espontaneidad, como fue dicho, que permite de vivir esto.

Toda materia en este mundo, tal como la llamáis, carbonada, implica la seducción, porque la materia o la forma, fuese ella portadora de una conciencia humana, de una conciencia mineral, de una conciencia vegetal o de una conciencia animal, vive permanentemente la no-Luz interior, a causa de la falsificación. Así, toda seducción de una forma, toda atracción de una forma de cualquier plano que sea en este mundo, sólo traduce la falta de Luz.

Estar vivo, ser la Vida, es ver esto. Es de esta Lucidez que se ha hablado. Esto podría resumirse también, en lo que dijo el Comendador hace muchos años: «Nadie puede servir a dos amos a la vez, la materia o el Espíritu.». Además que esta materia, en este mundo, ha sido privada de la originalidad de la Luz.

En la llamada 3ª dimensión Unificada, la materia es informada por la Luz, en cualquier conciencia o en cualquiera forma que sea. No hay pues el mismo principio de privación, no hay alteración en la materia, en el seno de los mundos Unificados. Os recuerdo no obstante, que en las otras dimensiones existe una materia, pero cada vez más refinada, no apoyándose más en el carbono, sino en el silicio, por lo menos en el seno de la 5ª dimensión.

En la dimensión donde están estabilizados los Ancianos, las Estrellas, hay interacción de alguna materia, revivificada por la Luz, no totalmente transparente pero que está lejos de ser opaca, lo que permite de tener la lucidez de ver a través. Vuestra materia es opaca, ella no os permite de identificar, a través de la Luz, lo que es el otro. Es en esto que no hay que juzgar ni condenar, porque nadie sabe quién es la conciencia que se esconde a través de esta forma, o que ha sido escondida por la forma, independientemente de toda voluntad de conciencia.

La lucidez reúne en cierto modo la humildad, la espontaneidad y la transparencia, dando a ver lo que estaba escondido por la materia, y dándoos a ver en definitiva, en cualquier conciencia que sea, la misma Vida, el mismo Amor, no dependiendo más de la forma presentada, ni de los intereses personales, ni de los intereses de la otra forma. Habéis en este momento realmente trascendido la forma, trascendido la imagen, como fue explicado en su momento por Hermano K.

Ya no estáis más seducidos por la magia de la imagen, por la magia de la forma, sino que tocáis directamente lo que está más allá de la forma, penetráis en el Corazón del Corazón en lo íntimo de cada forma, de cada conciencia, y percibís en este momento que el otro es vosotros mismos, y que todas las barreras de forma sólo fueron unos velos puestos sobre la comprensión de vuestro Corazón.

Es en este sentido que ha sido dicho en numerosas ocasiones, que nada de lo que es conocido, os es útil en lo desconocido. Es por eso que hay que despojarse y sacrificarse, de todo lo que es conocido, para ver lo que subyace, y acceder al Corazón del Corazón de cada cosa, de cada relación y de cada hermano y hermana, como de cada objeto, como de cada forma, en cualquiera Reino que sea de este mundo...

… Silencio…

Enuncia tu próxima pregunta.

Pregunta: ¿el hecho, en este momento, de recuperar una sexualidad o de comer más o menos normalmente como en otro tiempo marca una asignación en 3D Unificada?

Mi amigo, mi hermano, esto puede ser exactamente al revés. Sólo el ego cree que hay que comer esto o aquello, a fin de apaciguar su cuerpo y de pacificar su ego. Entonces la alimentación, para el que es Liberado viviente no tiene ninguna incidencia, porque no es más la persona quien escoge, sino el cuerpo él mismo.

Así que, que haya alimentación cárnica, que haya alimentación pránica, que haya alimentación vibral, esto no cambia nada. Si la Libertad es vivida, nada de esto es importante, salvo para el funcionamiento de este cuerpo, pero que no tiene más, para el Liberado Viviente, vínculo entre el Espíritu y la materia ya que la materia es iluminada. No hay ninguna obligación, y no es ciertamente unos tipos de alimentos que van a decidir vuestra asignación, incluso si por supuesto, durante muchos años os han sido dados un cierto número de consejos alimenticios, concerniendo por ejemplo a la alimentación líquida o también la alimentación vegetal no subterránea, sino lo más alto posible respecto al suelo. Esto correspondió a un tiempo en que era necesario afinar la vibración del ego, de elevarlo hasta un lugar en donde podía encontrar el Fuego vibral.

Las circunstancias en este día son por supuesto particulares para cada uno de ti. Pero de manera general, aquel que se fija unas reglas, por sí mismo, por sus deducciones, se vuelve preso de él mismo, de sus costumbres, que fuesen en la búsqueda de una alimentación sana, salvo por supuesto si el cuerpo manifiesta un rechazo, bajo una forma u otra, a la cual la simple inteligencia humana permitirá simplemente de eliminar lo que molesta a tu materia. Pero ningún Espíritu puede ser molestado por esto; hablo del Espíritu, por supuesto, del Liberado Viviente.

Te respondo también esto: mientras que creas depender de algo exterior a lo que Eres, alimenticio u otro, no eres libre. Así que hacerse la pregunta del efecto de la alimentación sobre tu Liberación, prueba simplemente que no soltaste esto. No habiendo soltado esto, no eres libre. La cuestión de la alimentación, para el Liberado  Viviente, no se hace. Él obedece a lo que la Inteligencia de la Vida le pide, como a la inteligencia de su cuerpo. Si piensas ser tributario de tal tipo de alimentación más  que de tal otro con exceso, esto traduce de modo que llamare obligatorio, el apego de ti mismo a ti mismo.  

El Liberado Viviente evita simplemente, si lo desea, lo que puede hacerle daño – a su vehículo–, sabiendo que nunca podrá ser tocado en su Espíritu. Así que si la alimentación te toca a nivel de tu propia conciencia, esto indica dos cosas: que tu cuerpo presenta unas peticiones, pero también tu conciencia, en este momento, pide algo a nivel de lo que acoges en tu cuerpo, que debería ser proporcionado por tu propio Corazón. Lo que no quiere decir que haya que suprimir o eliminar toda alimentación de cualquier naturaleza que sea pero ahí también, de tener la Lucidez y la Claridad de lo que se celebra en tu modo de alimentación.

El Liberado Viviente no necesita de un régimen, necesita simplemente de conformarse a lo que pide su cuerpo, a las reacciones de su cuerpo, no porque lo necesita a nivel de su conciencia o Espíritu, sino porque es más agradable simplemente de tener un cuerpo que funciona. Un cuerpo que funciona normalmente, sin restricciones vinculadas al mental, a las emociones, a los recuerdos o costumbres, puede muy bien alimentarse solo de carne, solo de verduras, solo de leche – la leche que es sin embargo uno de los venenos de los más reconocidos sobre esta tierra, y sin embargo hay Liberados Vivientes, en los tiempos más antiguos, que se alimentaron sólo de esta leche que era un veneno. ¿Esto qué quiere decir? Esto quiere decir simplemente que la intensidad de la libertad y de la vivencia de este Espíritu alquimiza directamente, por la presencia de la Luz, toda toxina y toda toxicidad presente en la leche.

Por supuesto, no es cuestión de aconsejar a cada uno de ti de verificar esto, pero si tu cuerpo se manifiesta de manera exagerada respecto a un tipo de alimento, hazte entonces la pregunta de la libertad real de tu Espíritu. El alimento, incluso el más puro, permite de aumentar la energía vital, esto lo comprobáis cada día. Esto quiere decir entonces que consideras en estos casos que necesitas de esta energía vital. Aquel que está instalado en el Corazón del Corazón, y a priori sobre todo para el que es liberado en vida, el alimento, incluso si existen unos gustos y sabores o tipos de alimentos privilegiados, sabe pertinentemente lo que va a producirse en él. Él no necesita de obedecer a las reglas de la nutrición energética o ayurvédica, vegetariana o vegana, no tiene nada que hacer de esto, salvo por supuesto si su cuerpo se manifiesta.

Recuerden lo que el Arcángel Anaël expresó hace años sobre la naturaleza de los alimentos. Estaba destinado, como fue dicho, a una elevación vibratoria y la elevación misma del fuego vital, permitiendo, por el aumento de este fuego vital vuelto por ejemplo en la alimentación y no más en los impulsos, de reencontrar más fácilmente el Fuego vibral, el descenso del Espíritu Santo, la radiación del Ultravioleta y la irradiación de la Fuente...

… Silencio…

En cuanto al Liberado Viviente, existieron muchos ejemplos de los cuales algunas Estrellas y Ancianos os hablaron. La Estrella llevada por Ma Ananda mostró, en su vivencia y encarnación, una capacidad de no alimentarse de alimentos, sino de su propia Luz, sin contemplar la noción de ayuno, sino simplemente del principio manifestado por el cuerpo, de sí mismo, permitiendo al cuerpo de alimentarse exclusivamente entonces de Luz vibral y no más de prana. Cada vivencia en trascendencia de la persona, y en sus resultados, es diferente. La Estrella Hildegard de Bingen incluso, en sus preconizaciones alimentarias, hablo del interés de algunos tipos de alimentos de origen animal.

A través de esta pregunta, tú mismo te sitúas en la interrogativa de un devenir vinculado a una alimentación – ningún porvenir depende de una alimentación. Lo que yo llamaría el enmugrecimiento o envenenamiento del cuerpo, ligado a los venenos industriales, a las toxinas, presentes no sólo en la carne, sino también en los que  llamáis alimentos biológicos, incluso los más refinados, hasta los más vigilados, es una ilusión total. Por supuesto el cuerpo preferirá siempre los alimentos no cocinados, no transformados, que sean biológicos o no.

La elevación vibratoria, el bienestar, o el mejorar, ligado a la alimentación, en definitiva sólo atrae vuestra atención sobre vuestra dependencia hacia alguna materialidad. El Liberado Viviente no tiene horarios, no respeta las reglas alimenticias de la persona, incluso la más sana. Come cuando su cuerpo lo reclama, come cuando su Espíritu necesita sentir placer alimenticio, pero no está atado de ninguna manera a impulsos o frenos alimentarios. Y sobre todo, ninguna destinación o asignación está vinculada a cualquier alimento.

Pero por supuesto es preferible, en tu caso, comer lo que llamas sanamente, pero de no estar sometido más al dogma de las tres comidas, al dogma de las horas fijas, al dogma de la selección de los alimentos biológicos, de alimentos vegetales más que  cárnicos – para cada uno es diferente. Pero conviene aquí - también de verte claramente a través de lo que ingieres: ¿Quién manda, quién decide, y dónde te sitúas respecto a esto?

Un cuerpo alimentado de Luz, y pues el del Liberado Viviente, tiene funcionamientos a nivel de los centros vitales, y en particular lo que ha sido llamado la Puerta Atracción y Visión – o todavía si prefieres, el chacra del páncreas y del hígado – interviene bien evidentemente en el metabolismo de la Luz, del prana como del vibral. Es eso lo prioritario. Así que el hecho de manifestar una actitud alimenticia muy puntillosa, o de presentar trastornos digestivos, sólo traduce la persistencia de la atracción y de la visión en este mundo, pero no corresponde a una destinación dicha final. En ningún caso esto corresponde a una Liberación u otro, en ningún caso esto corresponde a una asignación cualquiera que sea.

… Silencio…

¿Qué es tu cuestión próxima?

Pregunta: ¿el hecho de tener una sexualidad hoy no marca entonces tampoco una asignación en 3D, y si no, existe una sexualidad sin pulsión?

Mi hermano, mi amigo, la sexualidad concebida en el seno de la persona resulta siempre efectivamente de un impulso, y de una falta. La sexualidad del Liberado Viviente puede estar presente o bien ausente, pero es decidida por el mismo Espíritu, independientemente de toda impulsión, de toda atracción, y hasta diría, de toda satisfacción en el sentido sexual. Hay mucho más que esto. Si el Liberado Viviente tiene una actividad sexual, ésta será una comunión de Espíritu a Espíritu, cualquiera que sea el compañero. La sexualidad habitual corresponderá siempre a lo que llamaste impulso, y en definitiva a una falta de Unidad interior. Pero no es no obstante privándose de sexualidad que te vuelves un liberado en vida – esto no tiene, aquí también, estrictamente nada que ver, como para la alimentación – es el resultado de una circunstancia. ¿Hay, a través de la sexualidad, la satisfacción de un deseo, la realización de un placer, o hay comunión y éxtasis, y no simplemente orgasmo?

La sexualidad del Liberado Viviente – sin emplear el término de sexualidad sagrada o de tantrismo, lo que es diferente – proporciona una elevación de la Onda de Vida, percibida claramente por un ascenso de la Onda de Vida desde los pies hasta altura de la cabeza. Ahí está la sexualidad del Liberado Viviente, sobre él mismo como para el compañero.

Si el acto sexual se traduce en un orgasmo, sin ascenso de la Onda de Vida, entonces se trata de una sexualidad de la persona ella misma. Si no hay más impulso, si no hay más deseo, queda simplemente un acto sexual que no conduce al orgasmo, sino a la vibración de la comunión última y a la Liberación, reproduciendo los circuitos triples de la Onda de Vida y proporcionando sobre todo otra cosa que un orgasmo, sino una expansión total de la conciencia en este mundo encarnado, dando acceso, a través de la carne y de esta relación, a los mundos multidimensionales.

Así que, según los resultados obtenidos por tu propia sexualidad, puedes muy fácilmente situarte. Si el acto sexual no está acompañado por la Onda de Vida en el momento de la resolución de lo que es llamado orgasmo, esto quedará en un orgasmo ligado a la persona, cuyos beneficios pueden ser evidentes pero que no conciernen al Espíritu, sino únicamente a la materia y a la persona.

Lo mismo ocurre con la alimentación cárnica, los resultados sobre la persona pueden ser detestables, a nivel de los cánceres, por ejemplo de las vías intestinales, ahí también no es igual para el Liberado Viviente...

… Silencio…

¿Cuál es tu pregunta?

Pregunta: ¿puede darnos un protocolo o una orientación para reactivar el cuadro de mando de los chacras superiores mayores de la cabeza? Y también, para la modificación del cuerpo calloso.

Mi amigo, mi hermano, lo que llamas el cuadro de mando de los chacras no tiene que ser reactivado ya que éste está activo permanentemente, si no, no estarías vivo en este mundo. En cuanto al cuerpo calloso, representa la contrapartida física de la unión del masculino sagrado y del femenino sagrado, permitiendo de reunir el Andrógino Primordial. La activación del cuerpo calloso va a traducirse por la activación del 12º cuerpo. Te remito al proceso de activación de este 12º cuerpo tal como ha sido contemplado en el yoga de la Unidad, en el yoga de la Verdad, transmitido por Un Amigo hace años.

¿Puedes reiterar la pregunta?

Pregunta: ¿puede darnos un protocolo o unos pasos a seguir para reactivar el cuadro de mandos de los chacras superiores situados en la cabeza, y para la modificación del cuerpo calloso?

Añadiré a mi respuesta: no te cargues por eso de protocolos, ni de rituales, de gestos. Por esta pregunta, te hago la pregunta a la cual esto te remite. ¿Confías en la Inteligencia de la Luz? ¿Confías en lo que Eres? Creer que vais a actuar por vosotros mismos sobre estas funciones, regulación de los chacras mayores, activación del cuerpo calloso, por supuesto esto ha sido hecho posible por técnicas que han sido comunicadas, como dije, hace numerosos años.

Hoy, ríndete a la evidencia, la Gracia se encarga de armonizar todo esto, no necesitas ni de intervención de tu persona ni de ningún protocolo. En la primera parte de mi respuesta, te remití a lo que ya ha sido dado como información, pero si en ti te haces la pregunta de la utilidad o de la inutilidad de esto, si buscas unas técnicas o métodos, esto significa simplemente que todavía no hay confianza total en la Inteligencia de la Luz.

Os recuerdo que hay superposición del cuerpo de Êtreté sobre el cuerpo efímero. A partir de ahí, no hay más realmente utilidad de querer controlar de cualquier modo el cuerpo calloso o los chacras mayores. La Inteligencia de la Luz, la Gracia de la Luz seguirá tu intención. Fue dicho: «Que te sea hecho según tu Fe». Fue también dicho: «Que te sea hecho según tu vibración. ».

Todo esto sólo representaba unas etapas previas para conducirte a tu propio sacrificio, permitiéndote de verificar por ti mismo que la Inteligencia y la Gracia de la Luz basta ampliamente. Pero para eso, debes probártelo a ti mismo. A ti de escoger entonces la respuesta que te conviene, y la respuesta que te conviene depende únicamente de tu punto de vista, o si prefieres, el emplazamiento de tu conciencia, en el seno de la persona, en el seno del observador, en el seno del testigo, o al nivel de la a-consciencia. Aunque sospechas de que las respuestas, en este momento, sean profundamente diferentes. Así son ambas respuestas que te he dado...

… Silencio…

Aporto un complemento respecto a las cuatro últimas preguntas, que es lo siguiente: en la Luz y en el Corazón, en el Corazón del Corazón, hay Evidencia y hay todo lo  necesario. Si vives esto, entonces «Ama, y haz lo que te gusta». Las reglas y los marcos pertenecen a este mundo. El Espíritu no conoce ni reglas ni marcos, se adapta simplemente a las necesidades del cuerpo y a las necesidades de la persona sin estar sometido de ninguna manera. El Espíritu es libre, o no lo es. En el Espíritu libre, el Espíritu sólo sigue, aquí también, las líneas de menor resistencia de las peticiones del cuerpo, peticiones de alimentos, sin mezclarse en eso de ninguna manera...

… Silencio…

* * *
2ª Parte

Escucho tu siguiente pregunta.

Pregunta: ¿Cómo abandonar el estado de negación y vivir aquel de refutación?

... Silencio...

Amigo, hermano, ¿de qué negación hablas? ¿A qué refutación te refieres? La refutación tiene que ver con las enseñanzas de Bidi. La negación, a la que prefiero llamar no aceptación, tiene que ver por lo general con una situación de resistencia, de rechazo o de oposición y, por lo tanto, de confrontación. La refutación, por su parte, no niega nada contentándose con constatar que todo cuanto es conocido no es la Verdad. El principio de refutación no conlleva nunca oposición, resistencia o contradicción. La refutación te coloca en la posición del observador mientras que la negación te mantiene en el seno de la persona. Fuere cual fuere la causa de la negación, fuere cual fuere la reticencia expresada, la negación jamás conducirá a la refutación.

La negación viene directamente de la noción de elección mientras que la refutación no implica elección alguna sino simplemente ver lo que sucede, en el seno de lo efímero, como no eterno. Así, tu cuerpo, tu conciencia actual, son perecederos, mientras no te has liberado. Esto se ve durante la encarnación donde no queda memoria alguna consciente de lo vivido en lo que llamáis “otra vida”. Negar es apartar la mirada de lo que sucede. Refutar es mantener la  posición del observador, sin apartar la mirada, atravesando las cosas. La negación equivale a recular mientras que la refutación implica un paso hacia adelante, desde cual fuere el punto de vista en que estás. La negación es resistencia. La refutación es el principio capaz de llevarte, lo más fácilmente posible, hacia el olvido de tu historia, hacia la trascendencia de tu persona que transita entonces por lo que considerabas válido sin negación alguna hasta la fecha. La negación es pues oposición y contradicción dentro de uno mismo. La refutación no es por lo tanto pasividad sino una manera de proceder que es muy diferente en cuanto a la orientación de la energía de la misma conciencia y de tu visión.

La negación es negarse a ver. La refutación es una visión clara de lo que pasa. No puede haber confusión ni distorsión posible entre negación y refutación. La refutación te conduce a la Libertad o a la Liberación mientras que la negación te encadena más y más a lo que quieres negar. Eso a lo que te opongas se reforzará ineluctablemente en el seno de la persona. La refutación no refuerza nada sino que disipa las resistencias permitiendo transitar por el punto de vista de la persona dejándolo atrás a fin de colocarte lo más cerca posible de la posición del observador, como decía Bidi, de aquél que observa el escenario, que puede eventualmente desempeñar un papel en ese escenario sabiendo muy bien que no es el actor. La negación radica en el actor pues se trata de un acto personal de oposición. La refutación no se opone a nada limitándose a constatar lo que acontece en la pantalla de la conciencia, sin implicancia alguna, sin relación alguna y, sobre todo, sin negación.

... Silencio...

Continúo con la respuesta. Negar mantiene sin fin el principio de dualidad y de oposición mientras que la refutación conduce a las puertas de la Unidad y de la Presencia, del Sí, y también posiblemente a la Infinita Presencia. La refutación es una aceptación de la Eternidad mientras que la negación es una oposición frontal a la Eternidad traduciendo el miedo a lo desconocido y el miedo a la propia muerte de la persona. La negación tiene que ver con el ego mientras que la refutación – incluso experimentada desde el ego – conduce al debilitamiento del ego y a la trascendencia del ego.

... Silencio...

¿Pregunta siguiente?

Pregunta: ¿Qué quiere decir Metatrón al hablar del canto de la Libertad a través de 7 apariencias y 7 Vivientes? ¿Se refiere a los Arcángeles?

Amigo, hermano, conviene comprender que – de la misma manera como hay en tu mundo 7 días en la semana, 7 colores en el arco iris – el 7 es lo que te permite funcionar en este mundo. El 7 se relaciona con las herramientas necesarias en este mundo para explicar los sucesos de este mundo e incluso para vivir en él. La Libertad hace resonar el canto de las 7 frecuencias fundamentales de este mundo en correspondencia con los 7 chakras así como con sus 7 funciones en relación con los arquetipos.

Así como lo sabéis o lo experimentáis, ha habido una transición del 7 al 12. El 12 tiene que ver con la tri-Unidad y con la disposición de la misma Luz, en su forma adamantina y no vital – la cual no es sino luz alterada y desviada. El 12 te hace transitar efectivamente a una octava diferente de la manifestación llamada 5ª dimensión como mínimo.

... Silencio...

 ¿Puedes reiterar tu pregunta?

Pregunta: ¿Qué quiere decir Metatrón al hablar del canto de la Libertad a través de 7 apariencias y 7 Vivientes? ¿Se refiere a los Arcángeles?

Hay pues una resonancia común con los 7 Arcángeles del Cónclave Arcangélico manifestado hace algunos años. Obviamente no son solamente 7 los Arcángeles sino que son muchos más. Como bien sabéis y como se ha dicho, hay otros 5 Arcángeles que no han intervenido en el proceso de Liberación de la Tierra.

Al llegar al Sí, tras cruzar por primera vez la Puerta estrecha del ego al Corazón, las 7 apariencias, los 7 chakras o las 7 notas musicales vibran entonces, pese a su diferencia, al unísono, en su armónico respectivo de estabilización, de equilibrio y de emanación. La Luz, en ese momento, comienza a internarse en la estructura de los chakras por detrás del cuerpo, transformando así el funcionamiento de las 7 apariencias que están, como te lo imaginas, ligadas a los 7 cuerpos. Cinco de aquellos cuerpos están encerrados, dos de aquellos cuerpos están ocultos, hasta el momento en que la inversión de la Luz queda rectificada a nivel de la Corona de la cabeza. Hay pues efectivamente, a través de un razonamiento analógico y vibratorio también, correspondencia entre cada chakra y cada Arcángel, en el seno del Cónclave Arcangélico, en su función de Liberación de la Tierra, tal como fue explicado durante muchos años de tu tiempo terrestre. 

... Silencio...

Por lo general no se mencionan a los siete Vivientes sino a los cuatro Vivientes, refiriéndose en base al número a la noción de marco, a la noción de Jinetes, a la noción de lo que está más cerca del Trono de la Fuente. Éstos llevan diferentes nombres. Agregar tres Vivientes a los cuatro Vivientes equivale a traer la nueva Tri-Unidad al seno de estos cuatro Vivientes, permitiendo el nacimiento de un quinto término llamado el quinto Viviente o Éter o, si prefieres, ER de tu cabeza, ER de tu pecho.

La transición del 7 al 12 es consecutiva a la apertura hacia el Sí, permitiendo la reconstrucción o resíntesis del cuerpo de Êtreté a través de las cinco claves metatrónicas nuevas reveladas durante el año 2009. El 7 es vertical, el 12 es circular. El 7 corresponde a este mundo en su manifestación mientras que el 12 corresponde a la trascendencia de este mundo mediante la emergencia de un nuevo elemento o de un nuevo Viviente llamado Éter, cercano a esto llamado Coronación, llamado también Kether, la corona, por tanto circular. El 7 no puede ser circular mientras que el 12 lo es. Más allá del valor del número en su vibración y en su origen como arquetipo existe el 5, que es el agente del movimiento de Liberación, que permite el cambio de polaridad, que hace posible que el alma atraída por la materia se vuelque hacia el Espíritu. El 12, más allá de lo circular, es el relámpago. El 7 tiene que ver con la trascendencia de lo efímero por agregación del 5.

... Silence...

¿Cuál es la próxima pregunta?

Pregunta: ¿Los humanos que no tienen conciencia de lo que aquí se nos ofrece pueden ser liberados vivientes? De ser así ¿por qué nosotros, aquí presentes, que no somos todos liberados vivientes, intuimos que lo que aquí se nos dice es verdad?

¿Puedes reiterar tu pregunta que contiene varias preguntas de hecho?

Pregunta: ¿Los humanos que no tienen conciencia de lo que aquí se nos ofrece pueden ser liberados vivientes?

Amigo, hermano, han habido Liberados Vivientes mucho antes de mi intervención, mucho antes de la intervención de los Ancianos, de las Estrellas, de los Arcángeles. Simplemente, en estas circunstancias particulares de la Tierra, la ley de Gracia ofrece con abundancia la posibilidad de la Libertad, a través de la Onda de Vida o a través del sacrificio. Por otra parte te recuerdo que la Liberación es efectiva para cada uno. Ser liberado viviente no es ser más ni ser menos sino simplemente una revelación anterior a la revelación final. E incluso más allá de aquella revelación final, y más allá de toda Gracia, incluso la último con María, existe otro mecanismo llamado « la salvación ».

La salvación – y esto sin ninguna connotación religiosa en sentido patriarcal – corresponde a la redención, al rescate del alma que, in extremis, realiza lo que es. En lo peor del sufrimiento, en lo peor de la oscuridad, la salvación está ofrecida a cada uno siempre que haya sacrificio en ese momento. La Luz jamás irá en contra de vuestra libertad. Si vuestra libertad os conduce a persistir en el seno de la experiencia de la materia, así será, pero – en el momento en que la personalidad desaparezca por completo ante toda conciencia humana de la tierra, en el momento de lo que ha sido llamado estasis - el proceso de Cara a Cara no dejará duda alguna ni equívoco alguno. En definitiva, esto significa que en el caso de quien hoy todavía esté en la negación – como lo explicamos anteriormente –  siempre habrá aceptación, sobre todo si la persona está ausente, es decir durante la estasis, que es una desaparición totalmente consciente manteniendo la conciencia frente a sí misma y frente a la Infinita Presencia y, al término de los tres días, frente a lo que ha sido llamado el Juramento y la Promesa. Hay pues una lógica muy humana y una lógica muy mística en el mismo proceso.  
¿Cuál era la segunda parte de la pregunta?

Pregunta: nosotros aquí, que no somos todos liberados vivientes, ¿por qué aceptamos lo que se nos dice, incluso sólo mentalmente e incluso cuando quizás no sirva para nada? ¿Por qué la mente nuestra está receptiva cuando la mente de miles de millones lo rechaza?

Porque la Luz, incluso naciente aparentemente en el exterior de tu corazón, está actuando. Y el mental no puede sino quedar callado. Incluso si esto es vivido, la evidencia no de las palabras, sino la evidencia de su Presencia en cada uno de ti, así como de mi Presencia, permite esto, dándoos, incluso si hay negación, la integración de esta Luz que se revelara en el momento de la estasis justamente.

Así que os ha sido repetido, desde el año 2012 hasta la fecha, cuando os decimos unos y otros, de quedaros tranquilos, de acoger la Luz en Unidad y en Verdad, permite esta alquimia, incluso si algunos de entre vosotros, aquí como en cualquier otra parte, no son conscientes de que existe, a nivel del alma, un proceso impulsado, cualquiera que sea el devenir de este alma. Que permanezca vuelto hacia la materia, que comienza solamente a volverse hacia el Espíritu o bien que esté totalmente disuelta, no hace, en definitiva, ninguna diferencia.

Es la linealidad del tiempo que insufla en vosotros la noción de haber llegado o de no haber llegado, incluso si el alma es silenciosa, hasta si estás instalado de manera confortable en el seno de tu propia persona, la realización y la información de la Luz en ti, está hecha, que vivas de la vibración, que me hayas escuchado, aquí o en otras partes, o que nunca hayas oído hablar, de lo que sea concerniendo este proceso. Felices los simples de espíritu porque el Reino de los Cielos les pertenece. No es pues necesario ni indispensable de vivir todo lo que ha sido desarrollado durante estos años.

Os recuerdo simplemente, que vuestra función, más allá de vuestra persona, fue hasta el año 2011 de vuestro tiempo terrestre de anclar la Luz, y de enjambrar la Luz, sin por ello volverse Luz vosotros mismos. Hasta los que de entre cada uno de ti que no vivieron nada hasta la fecha, presentes aquí, presentes en otras partes y hasta no teniendo ninguna información o ningún interés sobre esto, serán tocados, en el momento de la Liberación, del mismo modo. Simplemente las circunstancias de vuestras vivencias en los acontecimientos de la tierra actualmente serán profundamente diferentes.

Algunos de entre ti, lo soltaron todo y no retienen nada, algunos de entre ti, aquí o en otras partes, vivieron el Sí, se volvieron o apartaron y volvieron. Pero ninguno, el momento llegado, podrá decir que no sabía. En cuanto las Trompetas, así llamadas, se hagan audibles en todo punto de la Tierra y de manera simultánea, habrá un pavor muy comprensible, que es simplemente el reflejo de supervivencia y el reflejo de preservación. No pueden nada contra este reflejo de preservación o de supervivencia, simplemente los de entre  vosotros que habrán sido liberados, yo diría, con anticipación, por la Onda de vida o por el sacrificio, pasarán esta etapa con gran facilidad.

Lo mismo ocurre con todo parto de toda hermana en esta tierra. Algunos partos son más fáciles que otros, algunos partos pueden dejar rastros. Por regla general, cualquiera que sea la vivencia del parto, el resultado es lo más a menudo el mismo: hay nacimiento, o muerte. En el caso que nos interesa, hay renacimiento y Resurrección. La finalidad es exactamente la misma. Es por eso que ha sido hablado y vibrado la noción de Liberación colectiva final. Es en este sentido también, de que no sirve de nada, como lo explique, de querer hacerse Absolutos o de buscar este Absoluto. No pueden buscarlo. Él es, en estos tiempos actuales, para cada uno de ti, mucho más juicioso, si el Sí ha sido vivido, de mantener, como se pueda, este estado interior del Sí.

Como segunda parte de respuesta a esta pregunta, el mental sabe, porque no se trata de creencia, se trata ante todo de una vivencia, pero si esto no es vivido, la información de la Luz ha sido activada en vosotros a un nivel inconsciente que será, en el momento oportuno, reactivado sin dificultad alguna, si no son las condiciones de esta reactivación, durante la estasis, y sobre todo, en el período entre la estasis y el elemento final.

... Silencio...

Seguiré esta respuesta del modo siguiente: el mental, incluso si no lo vive, incluso si no se borró, no puede negar la lógica de la Luz, la lógica de lo que se celebra desde, en términos terrestres, desde treinta y pocos años de esta tierra. El mental puede negarlo, puede apartarse, pero sólo es pasajero porque es demasiado tarde para quedarse en el seno del mental, vivan lo que vivan o no vivan. Así, el alma reconoce por sí misma, al nivel llamado inconsciente o subconsciente, la realidad del Amor.

El miedo que corresponde al mental puede efectivamente impedir, hasta cierto punto, la revelación de esta vivencia vibral y la Libertad real, pero desde la Liberación de la Tierra a nivel colectivo, no hay más posibilidad de ninguna vuelta atrás hacia lo antiguo. Que esto concierna a vuestra persona todavía presente, dominada por el mental, y a priori, por supuesto, para el conjunto de los seres que hayan vivido el Sí o el Absoluto.

La Luz: Independientemente del miedo a lo desconocido, ya que la Luz no es de este mundo ni estaba en este mundo hasta ahora, cada uno de vosotros, cada uno de ti, posee en él el receptor a la Luz. Este está en el alma, permitiendo de revelar el Espíritu. Que esto sea aceptado o no, no cambia nada a la Liberación de la Tierra y en vuestra Liberación, ésta fue otorgada de manera formal desde  hace más de cinco años de vuestro tiempo terrestre. Así que le pertenece a cada uno de ti, dondequiera que sea, dondequiera que esté situado, este reconocimiento no puede no hacerse. Así como ha sido dicho, la Liberación será colectiva, a nivel de la humanidad, en el momento oportuno, que no depende ni de vosotros, ni de los Ancianos, ni en lo sucesivo de la Tierra, ella ya está liberada, sino de un conjunto de factores. Imaginen siete mil millones de factores, tanto a nivel de las almas humanas como de los que llamamos, con vosotros, los sin almas.

Que hace, aunque tengáis la intuición, no es pues propiamente hablando una intuición, sino una resonancia del alma que nunca pudo ser apagada, sobre este sistema Solar como en todo sistema Solar que fuese falsificado o encerrado.

Sin Amor, ninguna vida – hasta de la persona y del ego – podría existir. Por otro lado, el ego, la persona, ve muy bien, más allá del aspecto vibratorio, más allá del aspecto lógico, los efectos y los resultados obtenidos, incluso estando en la negación, en la contradicción o en la negativa. Esto sólo representa un juego entre el alma y la persona misma. La confrontación, la negación, entre el alma y la persona, desemboca de modo lógico en la Libertad, cualquiera que sea el precio que tenga que pagar la persona. Y es en esto que hay dificultad entre la percepción o la intuición, como la llamaste, hasta si no es una intuición real, de la realidad de lo que es vivido, no apoyándose en la planificación de la Tierra, que sin embargo está comprobada, sino mucho más allá, en un mecanismo íntimo de la alquimia entre la persona y el alma, en todo caso mientras que el alma está vuelta hacia la materia.

No podrá, no puede haber ninguna negación real. Esta negación sólo está inscrita en una banda de tiempo particular y lógico ahí también, permitiéndole a cada uno de ti de afinar su Liberación, en su finalidad o en su aparente progreso. El resultado es pues colectivo. No se trata de una Ascensión colectiva, ya que la Libertad de cada uno es respetada, sino de la Liberación que concierne al encerramiento, concerniendo a la ocultación del Espíritu en vosotros.

Después, si vuestra alma se queda, ella tiene la libertad total de vivir la experiencia que desee. Recordad, en cuanto en que salís, incluso si la palabra no está adaptada, de la 3ª dimensión disociada, os reencontráis Libres, es decir que no existen más ni la menor coacción, ni el menor confinamiento. Supongo que cada uno de ti, siendo lo suficientemente lógico, cualquiera que sea su actitud y su postura, no negará la Libertad una vez el Espíritu sea revelado; incluso si aún no es el caso, lo será al final de la estasis. No hay ninguna razón, en este momento, que cada uno de ti contemple un regreso a una prisión cualquiera, incluso, diría yo, para las personas más masoquistas...

... Silencio...

En resumen, la estasis, el mecanismo de detención temporal de los mecanismos vitales durante tres días y tres noches, permite la resiliencia última, la Gracia de María y eventualmente la Salvación, no de este cuerpo, sino de la Libertad.

En la frase pronunciada por el Cristo: «Aquel que querrá salvar su vida la perderá.», y respondo: “muy afortunadamente”, porque es para los hermanos que adoptarían en cierto modo esta negación, que es importante de no quedar en el seno de una estructura carbonada, a fin de estar realmente libres, cualquiera que sea la asignación en un segundo plano.

Os recuerdo que al final de los 132 días, ninguna vida, en el sentido que la entendéis, existirá sobre esta tierra. La Tierra nueva, lo sabéis, de 5ª dimensión, ya ha nacido. Algunas conciencias, humanas o no, ya están allí presentes. Perder el cuerpo y perder la vida queriendo salvarla permite simplemente, en esta situación particular de la post-estasis, de procurar de no estar más ahogados por el peso del encerramiento que, os lo recuerdo, está inscrito, que lo queráis o no, en vuestra propia estructura física. Recordad, vuestro ADN ha sido alterado, recordad, vuestras conexiones cerebrales han sido alteradas. El conjunto de las funciones fisiológicas de todo cuerpo humano han sido amputadas de su real potencial. Hace falta pues en este momento, y en una forma de urgencia si puedo decir, liberar a estos seres que querrán salvar su vida perdiéndola...

Se trata de la vida de la persona y no de la vida del alma. Es impensable adherirse al concepto de pérdida de Espíritu – lo que jamás ha nacido jamás puede morir. La Eternidad es lo que sois. Solamente lo efímero está a veces en la obligación de morir. ¿Qué significa eso? Eso significa que para algunos – y diría incluso para un gran número de hermanos humanos – el hecho de perder la vida, ya sea durante la estasis o durante la post-estasis – es la manera más adecuada de liberarse.

Mantenerse dentro de una estructura carbonada, ya sea durante las tribulaciones de la Tierra, a lo largo de los 132 días, ya sea en el seno de los Círculos de Fuego, no cambia nada pues al final todo eso habrá dejado de existir. El recorrido aparente y necesario de la vida de la persona se encontrará muy exactamente en lo que sea necesario, no para la persona sino para la Liberación efectiva, que no depende de la persona una vez más.

... Silencio...

Y, en resumidas cuentas, aquél que siga y se mantenga, durante este período o durante la estasis, apegado a su persona perderá a su persona para encontrarse libre. Los Liberados Vivientes no tienen qué hacer con este cuerpo. Permanecen útiles pues hasta el elemento final. Algunos entre ti representan, a través de su información, a través de su campo informacional presente en ellos, cierto número de elementos importantes, no para su persona sino para la Liberación o para las manifestaciones en el seno de los mundos unificados. Otros de entre ti, por último, necesitan completar y experimentar cierto número de elementos en la carne – antes de abandonar dicha carne – y en lo posible en las condiciones más adecuadas, es decir en el seno de la Luz de 5a dimensión, en el seno del encuentro con los Ancianos, las Estrellas y los Arcángeles ya que no habrá más barreras entonces. El cielo habrá desposado a la Tierra.

... Silencio...

¿Cuál es la próxima pregunta?

Pregunta: El Comendador de los Ancianos habló de virtudes y de capacidades espirituales del Espíritu ligadas al despertar de nuestro origen. ¿Cuáles son? 

Aquellas virtudes, aquellos potenciales, son muy exactamente los que habían sido llamados hace algunos años, antes de la Liberación de la Tierra, procesos de comunión, de fusión y de disolución de la conciencia. Es también el acceso a la reminiscencia de vuestros linajes, a la reminiscencia de vuestro origen galáctico y a la reminiscencia del mismo Espíritu. Los potenciales espirituales no sirven a la persona ni a este mundo, aunque tengan su utilidad aquí. A través efectivamente de una nueva clarividencia es – ante todo – la misma conciencia la que está interesada. La Paz, el Gozo, el sentimiento o la vivencia de ser mucho más que esta persona, mucho más que este efímero que pasa de vida en vida, se torna certeza interior a través de la lógica de la Luz, aunque no viváis el Absoluto.

... Silencio...

Aquellas virtudes espirituales corresponden obviamente a las Puertas y Estrellas según el nombre que os ha sido comunicado y que va más allá de dicho nombre o de la función correspondiente. Profundidad, Precisión, Atracción, Visión, Puerta OD, Puerta ER, AL, Unidad y demás son potenciales de manifestación, potenciales dimensionales basados en la experimentación del alma y del Espíritu en cualquier mundo que sea, no carbonado, tanto en 5a dimensión como en las dimensiones hasta la pérdida de todo antropomorfismo. Es la transición del 7 al 12. Hay 12 Estrellas, hay 24 Ancianos, hay 7 Arcángeles – las 7 resonancias que permiten pasar del 7 al 12. La disposición de la Luz se hace en el seno de vuestro cuerpo de Êtreté. Antes siquiera de toda noción de despliegue de este cuerpo de Êtreté, existe el átomo-germen, el cuerpo de diamante, que corresponde al tetraquisexaedro con sus 24 triángulos.

... Silencio...

En mi presencia y en tu presencia, aquí o en otra parte, hay aceptación o puede haber contradicción pero – como ya dije – alma y Espíritu, incluso no reconocidos, saben lo que es verdad. Y la intensidad de la Luz es tal que incluso un hermano que estaría en oposición total con cuanto ha sido dicho, con cuanto ha sido experimentado por otros hermanos y hermanas sabe, incluso negándolo, que esto es verdad. Está simplemente todavía en las primeras etapas de su choque: negación, ira o negociación, a título individual. Será exactamente lo mismo a nivel colectivo en los momentos de la estasis, en sus inicios, terminándose de manera lógica y evidente con la plena y entera aceptación de vuestra Eternidad.

Fue en este sentido que el Comendador de los Ancianos dijo, como lo dije yo: « Ama y haz lo que te guste ». Y cuando él dijo: « El otro es tu espejo » quiso decir que es la mirada de la persona la que ve, en otra persona, los defectos, las imperfecciones, antes que ver el corazón, porque hay barrera, hay pantalla a partir de la propia persona, haciendo ver justamente la anomalía en el otro. Anomalía obviamente presente también en quien la ve en el otro. De lo contrario, ¿qué pasaría? Fuere cual fuere la oposición, fuere cual fuere la contradicción, fuere cual fuere la ira del hermano que os enfrenta, no la veríais, o más bien la veríais pero veríais sobre todo el corazón sufriente que está detrás. En tal caso el perdón es espontáneo porque os habéis reconocido en el otro. Mientras no os hayáis reconocido en cada vida, en cada entidad, en cada forma, no sois libres.

Tal reconocimiento no es un reconocimiento intelectual, ni siquiera ligado a un potencial espiritual. Es una Evidencia que se instala dentro vuestro o no. Ella no se busca, aunque hayan existido procesos de conciencia llamados comunión, incluso fusión, que fueron experimentados por muchos de vosotros. Solamente está la realidad de aquella vivencia, que no es ni una proyección de conciencia ni necesariamente percibida por un sentido o por la vibración o por la energía pero que está evidente, pese a todo, dentro vuestro.

Según la varilla con que juzguéis os juzgaréis a vosotros mismos. Y este juicio no es futuro sino que tiene lugar en este preciso momento. No es un juicio exterior sino un juicio interior, que solamente tiene que ver con vosotros mismos, entre la persona que quizás sigáis creyendo ser y la verdad de vuestro ser que no admite controversia alguna. Es simplemente la distancia nacida del miedo, y no de la incomprensión, que sigue haciéndoos ver los defectos del otro en vez de su corazón. Existe obviamente una etapa que muchos habéis transitado, que consiste en ver con más agudeza tanto los linajes del otro como los defectos del otro pero – más allá de sus defectos – hay un mismo corazón, que es tú. Mantener tu atención en el defecto no te conducirá a resolver dicho defecto, que está en ti antes de estar en el otro, causando resistencia y lucha. De la resistencia y de la lucha nacerá también la Luz. Es ineluctable. Todo eso no son sino juegos de la conciencia entre persona, alma y Espíritu.

Y, para aseverar lo ya dicho, reitero, desde el primer día de mi venida, que lo que habla eres tú. Soy tú, eres yo, y eso te habla, aunque lo niegues. Porque no hay otra posibilidad ni otra salida. Solamente el ego puede seguir creyéndolo. Y ese ego, fuere cual fuere, esté todavía en resistencia, esté todavía en lucha, esté ya trascendido y magnificado o esté totalmente disuelto, no tiene estrictamente ninguna importancia ya que el resultado es el mismo, con más o menos facilidad. En un caso, el de la facilidad, hay salida del tiempo. En el otro, el de la resistencia, hay impaciencia, necesidad de saber si es verdad o no es verdad, hasta hay negación incluso. No importa. El trabajo ha sido realizado por completo desde la Liberación de la Tierra. Incluso las etapas que os han sido reveladas al ritmo de vuestras vivencias no son más que juegos permitiendo atraer más y más conciencias y almas hacia su liberación. Esto permite anclar la Luz, diseminar la Luz y también concientizar a quienes resisten o están en el rechazo o la negación, a fin de que perciban la finalidad, del mismo modo que cuando nacéis a este mundo sabéis que habrá muerte, lo queráis o no. Y sin embargo, ante la evidencia del nacimiento y de la muerte, mientras no estéis confrontados a la muerte el tema no os interesa.

La preocupación del ego es vivir bien. La preocupación del Espíritu es la muerte de la Ilusión. En un caso hay persistencia del tiempo y, por ende, dolor ligado al tiempo – los famosos 132 días. En el otro caso hay éxtasis. Pero en definitiva todo el mundo llega al mismo lugar, fuere cual fuere vuestra asignación vibral, fuere cual fuere vuestra libertad concebida por vuestra persona, por vuestra alma o la Libertad real del Espíritu.

... Silencio...

Hago notar por último que eso nada tiene que ver con vuestra atención a lo que se ha dicho aquí, ni con vuestra presencia aquí o en otra parte, sino que simplemente se trata de la realidad colectiva, develada ya o no revelada todavía. No obstante, lo ineluctable se hace más y más consciente en el seno de lo que llamaría la masa colectiva de la humanidad, a través tanto de la sociedad como de los Elementos de la Tierra en acción actualmente, estéis donde estéis (en cualquier parte del globo) encarnados. Es en este sentido que nadie podrá decir que no sabía y esto – a medida que el tiempo vaya pasando en vuestra línea de tiempo – independientemente de la Llamada de María.

Tened presente que la Inteligencia de la Luz es absoluta y total. Nada tiene que ver con la razón humana, nada tiene que ver con la lógica humana sino que viene a rectificarla, a enderezarla. Es lo que vivís, ya sea que experimentéis algo o nada, sin importar si estáis aquí, si habéis leído esto, si lo habéis oído o si estáis en la ignorancia de lo que acontece actualmente dentro vuestro y en la tierra. 

... Silencio...

¿Cuál es la pregunta siguiente?

No quedan preguntas. Agradecemos su atención y dedicación.

A cada uno de ti doy la Gracia, en cada uno de ti veo el mismo corazón. Y a cada uno de ti bendigo y de cada uno de ti recibo bendición.

... Silencio...

A cada uno de ti doy la Gracia y de cada uno de ti recibo la misma Gracia porque no olvido, soy tú, en cada una de tus facetas, en cada una de tus preguntas.

... Silencio...

Moro sellado en tu corazón.

Mi mismo sello no tiene forma ni geometría. Es don de la Gracia, don del Amor, don del servicio.

... Silencio...

Hasta siempre, en cada uno de ti.

***
3a Parte

Mi amigo. Mi hermano, estoy en ti y tú en mí, juntos en el Corazón del Uno. Acoge, acógete en el Corazón del Único, allí donde está tu sitio justo y tu justa presencia, más allá del mundo y más allá de tu persona.

…Silencio…

En este instante, estoy aquí o allí. En este instante, tú estás en el Amor. Escucho nuevamente lo que tienes que pedir en la intimidad de tu Corazón. En tu voz interior y en tu respuesta del corazón, vengo a elevar tu voz interior al umbral de tu conciencia, dondequiera que estés.

En primer lugar, acojo tu amor y tu bendición, tu Presencia y tu alegría.

…Silencio…

Así, te haces audible a ti mismo despojado de toda suposición, de toda anticipación y de toda reflexión. Y ahí, en el espacio de nuestro Corazón Uno, vamos con los otros a apoyarnos en el Templo de tu serenidad, ahí, donde todo es respuesta, donde todo es Evidencia y donde la Verdad no puede ser desviada o alterada.

…Silencio…

Recibe también dondequiera que estés como en cualquier zona de la Tierra, mis bendiciones que te doy en profusión y en la Alegría del Amor.

Y así, colocados más allá de toda persona, donde no hay ni tú ni yo y donde están todos, nos escuchamos el uno, el otro, en una comunión perfecta donde nada más que la Verdad puede emerger, donde nada más que la Paz puede aparecer. En tu don de Amor yo me reconozco como te es lícito a ti, reconocerte en mi don de Amor. De Corazón en Corazón, de Corazón a Corazón, en el Corazón del Uno.

Y escuchamos todo lo que brota de tu Presencia, en cualquier pregunta que sea, en cualquier cuestionamiento; acojámonos el uno al otro. Así situados, escucho lo que tienes que decir. Entonces, deja fluir el sonido de tu voz en tus peticiones.  Así, nos escuchamos y, sobre todo, nos oímos. Te escucho ahora.

Pregunta: Usted ha dicho que, a partir de 2012, estos cuatro años adicionales nos habían permitido perfeccionar nuestra Liberación, ¿Por qué la Fuente no nos concede todavía más años para que puedan lograrlo un mayor número de seres?

Bien amado, lo que debía cumplirse, está totalmente cumplido. Los acontecimientos de la superficie te la Tierra, son visibles allí donde se dirijan tus ojos y tu conciencia. Todas las señales y las manifestaciones de la superficie, como en tus cielos o en tu ser interior, reflejan la realización de la Liberación. En esta fase de la Resurrección, en esta fase en la que la colectividad humana comprende, aunque eso no está demasiado claro, que hay un cambio no parecido a ningún otro, bien sea por los sueños, por la observación de lo que ocurre en la superficie como en tu interior, existen evidencias. Ya sea en la negación, ya sea en la negociación, todos estáis hoy en el lugar adecuado, en el emplazamiento preciso, tanto en la materialidad de la vida como en el posicionamiento de vuestra conciencia. Ya se os ha dicho que al final de este tiempo, el tiempo se acortará en lugar de alargarse.

Todos los corazones despiertos de la Tierra, constituyen hoy la suficiente y necesaria biomasa para la actualización de la Libertad y de la Liberación para toda la colectividad. Nadie conoce el día, nadie conoce la hora porque no hay más día ni más hora. Solo hay que asumir la propia transición, la propia transformación, en cualquier circunstancia. Se esté en la evidencia o en la negación, eso no cambia nada, cada uno está unido a su libertad, a su concepción de la Libertad y a la experiencia de su libertad. Ahora no cambia nada, aunque la pantalla del alma se interponga, aunque la claridad del Espíritu te inunde, aunque las resistencias hagan que mantengas la apariencia de la separación. No hay ni tiempo ganado ni tiempo perdido, hay evidencia del reencuentro. Evidencia del cambio y la realidad de eso. Eso forma parte del colectivo como fue inscrito en la Tierra durante su liberación. Sólo queda la actualización total del mecanismo de liberación que está en marcha. A partir de ahora, nada puede retrasar ni adelantar nada, sólo hay que cumplir con los mecanismos más íntimos de la transición, la de la Tierra y la de cada uno de vosotros.

El momento presente de la Tierra os pide a todos, de diferente manera, estar ahí. Eso es ahora. En cualquier fecha que sea, en el tiempo lineal, no hay inminencia, hay materialización de la disolución. Ya no es necesario ningún tiempo.

Todo el mundo vive lo que tiene que vivir, en su intimidad como en la superficie de este mundo. Independientemente de la situación de tu persona, de la situación de tu vida, todo está aquí. Como se os ha dicho, velad y orad, no para salvar lo que pensáis que puede salvarse todavía, sino para mantener la llama de vuestra eternidad, en Presencia como en Ausencia. Sin embargo, no olvides la Gracia de María, no olvides la salvación, en los momentos que seguirán a la Gracia de la estasis.

Por tanto, yo te repito: “ama y haz lo que te gusta, pero por encima de todo, el Amor”. Dondequiera que se pose tu mirada, en cualquier circunstancia de la Tierra como de todos, escucha sólo al Corazón; él habla. Que no lo oigas todavía, no significa que no hable, eso quiere decir simplemente que tu escucha y tu acuerdo, se sitúan en la espera y no en el momento presente. Sitúate en el instante como lo hacemos aquí y en otros lugares y todo desaparecerá. Entonces, quédate solo en la Alegría, en la Alegría inquebrantable. Si la Alegría no aparece, entonces no escuchas lo suficiente y no oyes lo suficiente, pero eso no cambiará nada en cuanto al resultado sobre el destino de la Liberación.

Recuerda que no hay nada que salvar; sólo hay que lograr tu libertad. En tu libertad, tú eres Amor; entonces, no te preocupes de lo que te pueda aparecer, tanto en ti como en la superficie de este mundo, en los demás, en “todos”, lo que podría llamarse resistencia, oposición o negación. Mantén la Paz liberando todo lo demás. Escucha tu corazón, él habla; escucha tu corazón, él vibra, en el Corazón Ascensional, en la verdad de Cristo, en la verdad del Amor.

Si estás realmente ahí, si estás presente, entonces, capta lo que te dice tu corazón. Permanece en la Paz, deja aflorar la Alegría, deja brotar tu ser íntimo, tu cuerpo incorruptible, sin costura y sin mancha. Lo demás se ha desvanecido, lo demás se ha extinguido.  Comprende que en el lugar donde estás, la percepción que tendrás será profundamente diferente; lo que la oruga llama muerte, la mariposa lo llama nacimiento. No veáis más la mitad del vaso vacío sino la mitad del vaso lleno. Comprende que es tu punto de vista y tu posicionamiento los que determinan tu realidad y no cualquier circunstancia de este mundo. Comprende que todo está en su lugar, que todo está listo, que todo está en marcha. No es cuestión de retrasar, es cuestión de ser. Porque si tú eres, ningún tiempo puede ser contado o esperado. Porque si tú eres, no serás afectado por ningún destino ni por ninguna historia que se desarrolle ahora en ti como en la Tierra. Aliméntate de tu corazón, aliméntate de tu paz, aliméntate de mí como de los demás en el don del intercambio, en el don del amor.

Ve eso, por ti mismo. Mira los momentos y los instantes de tu vida en los que el tiempo no se cuenta, los momentos en los que desapareces de la realidad personal. Observa y sé testigo de eso, tú mismo.

Todo está ya en su lugar, desde hace muchos meses en términos terrestres. Como he dicho, no hay etapa adicional, sólo tienes que posicionarte allí donde yo estoy situado, allí donde tú has depositado previamente, todas las cargas, allí donde sólo importa tu corazón; no tu persona, no el otro, no las circunstancias de la Tierra, no tu propia vida, sino la Vida Una. Si tú estás allí, si te mantienes allí, entonces disfrutarás de estar allí, de estar vivo. Independientemente de la muerte de este cuerpo, de tu edad, de tu riqueza exterior, verás que la riqueza interior, si no es ya el caso, es una riqueza que no se puede comprar, ni tu persona ni nadie. Al descubrir el tesoro de tu corazón en su manifestación en la superficie de tu ser y de tu Presencia, ¿qué importa la noción temporal? Porque desde el momento en que te sitúas allí, te das cuenta real y concretamente de que cada uno y cada cosa, está exactamente en el lugar que debe ocupar en el juego que se juega ahora.

Así que, como he dicho y vuelvo a decir hoy, si estás tentado de ocuparte del tiempo lineal de la Tierra, pierdes tu tiempo, tiempo precioso para tu corazón que no conoce el tiempo. Te incumbe a ti decidir si el amor que eres, es todavía condicionado por alguna circunstancia de tu vida o alguna circunstancia de la superficie de este mundo o si solo el Corazón ha llenado todos los espacios y todos los intersticios de tu vida. Porque sin corazón, sin el Amor, no eres más que viento.

Por consiguiente, el que acepta situarse en el Amor, ve muy rápidamente que toda oposición al Amor, desaparece, sea consciente o inconsciente en ti. Por tanto, la oruga desaparece y la mariposa seca sus alas, emprendiendo su primer vuelo. Toda tu conciencia sabe pertinentemente, incluso en su rechazo, que el corazón es la única evidencia y la única verdad eterna. Es lo único que no caducará jamás, porque jamás puede caducar.

…Silencio…

Pregunta más, pregúntate. Deja salir lo que todavía no está en su lugar. Limpia todo. Habla, expresa. Deja al Amor iluminar lo que quizá pide el ser en cualquier duda. Te escucho; entonces, escúchate.

Pregunta: La experiencia de la especie humana, ¿va a detenerse o va a continuar en otra parte?

Mi hermano, la experiencia humana libre, ya está presente en muchos lugares de este universo como en todo universo. La forma humana no es prerrogativa de la Tierra; está omnipresente. Independientemente de las diferencias psicológicas, existe la misma humanidad, la misma experiencia humana. Lo que termina, no es el hombre, es la Ilusión, es el encerramiento, es la limitación de la conciencia. No hay ninguna razón para que la experiencia humana se termine o finalice. Lo que se acaba es lo que está limitado y lo que está encerrado y bloqueado dentro de una forma inscrita entre el nacimiento y la muerte. Allí donde resucites, no hay ni nacimiento ni muerte, en la dimensión que sea. Dentro de los mundos de carbono hay desgaste, pero la conciencia nunca se extingue. Ella cambia, simplemente, de vehículo sin perder su eternidad. Por tanto, es la muerte la que acaba en este mundo, es el sufrimiento el que se aniquila delante de la majestad de la Luz, aunque para eso, algunos partos, puedan ser más difíciles y ocasionar rechinamiento de dientes, ira. Pero eso no es nada, porque una vez hayas pasado eso, por la visión de tu eternidad, olvidarás rápidamente lo de unos minutos antes que podía contrariarte o restringirte.

Ama, como he dicho; en cualquier mirada, en cualquier situación, ama. No escuches lo que dice la cabeza, no escuches lo que dicen los sufrimientos, no escuches lo que dice tu pasado. Escúchate a ti y óyete, en el grito de la alegría del Amor. Allí donde nada puede pasar; allí donde nada puede desvanecerse o desaparecer, allí donde está la verdad para todos. Entonces, te toca a ti verlo, porque el mundo está en ti. Reflexiona. Aunque no veas nada ahora, reflexiona con la cabeza, si quieres, sobre lo que significa la Libertad. La libertad no es simplemente satisfacer las necesidades de este cuerpo o de esta sociedad, es, ante todo, satisfacer tu corazón.  Y escúchalo, porque él habla.

Las palabras que pronuncio, la Luz que deposito, no es más que la tuya, en última instancia. No hago más que favorecer la emergencia de tu Cara a Cara, y en ese Cara a Cara, no existe más que la majestad del Amor, que la grandeza de la Paz. Si no ves eso todavía, percibe simplemente que los elementos residuales de tu persona y los hábitos, están todavía delante de la escena y que no te dejan volver tu mirada y tu conciencia sobre lo esencial. Lo Esencial que vendrá a disolver, por la Gracia y por la Inteligencia de la Luz, todo lo que puede parecer hoy, resistencia o difícil. Cada acontecimiento de tu vida te lleva a esta toma de conciencia, que todo procede de ti, que todo viene de ti y que todo se termina en ti.

El salvador está en ti, ya te lo he dicho. Revélalo, muéstralo en ti. No hay mejor forma que escuchar a tu corazón. Allí donde la evidencia no es más que su única Presencia, allí donde no hay más elección, allí donde el libre albedrío te parece como algo hueco, que no tiene sentido más que para la persona efímera que quiere, dentro de este mundo, persuadirse de ser libre y actuar a su voluntad, respetando simplemente las leyes morales o las leyes sociales, pero no viviendo la Ley del Uno. Porque en la Ley del Uno, sólo hay Gracia, no hay nada más, sólo hay un Corazón, independientemente de su apariencia.

Hoy más que nunca, contrariamente a lo que ocurre en tu tiempo lineal, hace un tiempo, en que las referencias, las señales, las vibraciones y las estructuras de Êtreté, eran perceptibles (y lo son todavía hoy), lo importante no es observarlo sino simplemente experimentarlo y medirlo al nivel de tu alegría que no es más que el reflejo exterior de tu Amor.

Cuando el Amor está aquí, en su totalidad en su verdad, puede afectar al devenir de tu cuerpo, de este mundo, tu edad, tus afectos, tus relaciones, porque en el Amor, todo es magnificado, todo es Gracia en cualquier situación y en cualquier persona que encuentres. Escucha tu corazón. Nada más es verdad, nada más puede durar, nada más es eterno.

…Silencio…

Reconoce la primacía de tu corazón. Reconócete.

…Silencio…

Escucha tu corazón.

Pregunta: ¿Qué ocurre con aquellos que se han comprometido a permanecer hasta el final como “Bodhisattvas”?

Mi hermano, lo que llamas “bodhisattva” es simplemente la apelación de un ser realizado. ¿Qué quieres saber?, ¿qué quieres saber en relación a ellos? No tienen nada que hacer, sólo estar presentes. Y su presencia no se ve afectada por las circunstancias de este mundo ni de su propio cuerpo. A pesar de su presencia en cuerpo de carne, ellos son Espíritu. Entonces precisa tu pregunta, ¿qué quieres saber con relación a eso?

Pregunta: ¿Están entre nosotros?

Mi hermano, ¿de dónde viene esa necesidad de categorizar, de clasificar, si no es por miedo? Esto no es de interés o curiosidad, es simplemente la necesidad de tu satisfacción. En este lugar como en todo el mundo que lee o escucha, cada uno de vosotros es un bodhisattva. No hay ninguna diferencia -en el Amor- entre el más grande de los pecadores y el más grande de los Bodhisattvas. Mientras establezcas una diferencia, no eres libre. Mientras intentes clasificar todo lo que está a tu lado o alrededor de ti, te olvidas de mirar tu propio corazón. Todavía estás buscando fuera de ti, buscas todavía para conocerte y reconocerte, pero no buscas en el sitio correcto. Sé tú mismo, lo que buscas. El bodhisattva está también en ti, también eres tú. Así que, deja la personificación y la idealización de un modelo que haría falta seguir, o que vendría a confirmar lo que tú eres en la persona. El bodhisattva no es una persona, es un Espíritu, lo que tú eres también.

No hay ni superior ni inferior; no hay más que la libre expresión del Amor, no hay más que un amor que no está todavía completo, que no se ha completado todavía en sí mismo. Hay modelos, algunos, que te son útiles hasta cierto punto, pero, en tanto que modelo, eso quiere decir que no eres capaz de mirar en ti mismo y por ti mismo, buscando en el exterior lo que podría aportar una ayuda, una imagen, una referencia. Es el momento, en estos tiempos de la Tierra, de dejar caer todas esas historias que terminan y que jamás terminan en la Ilusión de esta Tierra. Que haya sido el Buda, que hayan sido los profetas, que haya sido Cristo, todo eso pertenece a la historia. No mires la historia sino mira al corazón, simplemente, y verás el mismo corazón en ti como en el bodhisattva, como en el pecador. Si ves esto, no hay necesidad de etiquetas, no hay necesidad de nombrar, porque tú eres el “sin nombre”.

Por tanto, deja de admirar y buscar un modelo externo, porque el más puro de los modelos, es tu propio Corazón que es el Corazón de todos. Eso será siempre tu conciencia limitada que discrimina, que ve el bien y el mal, que ve lo pesado y lo liviano. Cambia de mirada, mira con tu corazón y no para saber dónde está el salvador en el exterior de ti, o dónde está el avatar, o dónde está el bodhisattva. ¿Qué importancia tiene? Todo eso no son más que historias en la trama efímera de este mundo, que ciertamente ha aportado vuestra propia sangre, vuestra propia información, pero nada más que la tuya. Colocándote en esta mirada, tal y como lo presentas, permaneces en la distancia de tu verdad, no puedes entrar en coincidencia porque así se expresa el que está limitado. Sea el que sea, el Ilimitado que se te muestre en el exterior de ti, si no entras en resonancia de corazón a corazón; te separas y te distancias tú mismo de ti mismo.

Aprende a mirarte, aprende a sentirte, no en la sensación de tu persona, sino a sentirte cuando estás en tu corazón como lo realizamos tú y yo aquí o en cualquier parte.

Escucha

Date a ti mismo

Ámate, no en lo que ves sino en lo que eres aquí, en corazón del Corazón. Todo lo demás, es superfluo. No hay tiempo para jugar. Lo que buscas, y eso siempre se ha dicho, está en ti; entonces, si buscas todavía en el exterior a través de un nombre, a través de una identidad, es que no estás ahí. El que habla es tu corazón que se busca él mismo. Ve eso claramente y escucha. Escucha aquí ahora, lo que te dice la Gracia en todos, aquí y en cualquier parte.

…Silencio…

En resumen, hay tantos bodhisattvas como tu corazón pueda ver. Que haya uno, cien o mil, no hay ninguna diferencia porque hay siempre el mismo corazón. Sea cual sea la expresión, o la visión de la persona, sólo es fragmentaria. Simplemente viene, de la costumbre en este mundo, en la carne de este mundo, de una necesidad de falsificación, de evitar el mal, de buscar el bien. Pero buscando el bien y el mal, no puedes vivir el Amor, no puedes ser libre. Te encadenarás tú mismo, a la Ilusión de lo efímero y olvidarás ser tú mismo. Ve eso. Plantéate la cuestión de lo que mi corazón dice a tu corazón que no es otro que mi corazón. Y ve eso. ¿Qué esperas ser tú?, ¿qué esperas para ser bodhisattva?, ¿qué buscas?, ¿qué esperas para alimentarte, incluso a tu persona, de lo que eres de verdad?

…Silencio…

Por otra parte, si no tengo nombre y hay una voz que habla, ¿quién es ella?, ¿la de un desconocido?, ¿la de un Anciano?, ¿la de una Estrella?, ¿la de un Arcángel?, ¿la de un pueblo de la naturaleza?, ¿la del que me recibe? Conoce bien que es el mismo corazón y la misma Presencia, allí donde no hay ninguna distancia entre tú y yo, entre tú y tú, entre los Ancianos, las Estrellas, los Arcángeles y la misma Fuente. Identifícate más allá de toda identidad en la eternidad de tu corazón, no tienes necesidad de nada más. Tú eres el bodhisattva, si te place ese nombre. No es más que un nombre, no es más que una función pasajera y temporal.

…Silencio…

Deja hablar a tu corazón. Atrévete. Atrévete.

Pregunta: ¿Puede hablarnos de la energía Vibral relacionada con el cuerpo de Êtreté, cuerpo de gloria o cuerpo sin costura?

Bien amado, lo que llamas vibral y su denominación de cuerpo de Êtreté, de Corazón a Corazón, de cuerpo sin costura, no es una energía, es una vibración. En ningún caso la vibración es energía. La energía es la que permite el movimiento; la vibración no es movimiento, es Eternidad, ¿Qué quieres decir?, ¿Que te hable de la estructura de tu cuerpo de Eternidad? Eso no sirve de nada porque olvidarías morar en tu corazón. Es como si me pides que te describa los músculos, los huesos, los tendones, que permitan a tu mano moverse; eso ni tiene ninguna utilidad y no serviría de nada. Conoce y muéstrate a ti mismo, porque el cuerpo inmortal, el cuerpo sin costura, el cuerpo de Êtreté, cuando está aquí, estás en paz, sea el que sea el dolor de tu cuerpo, sea el que sea el dolor de tus afectos, sea la que sea tu alegría. Y es ese el mejor testimonio y la mejor descripción. Lo demás, simplemente refleja lo que es anterior al corazón del Corazón, que sin duda ha sido de gran ayuda para situaros, para ver, para sentir y experimentar tú mismo, la realidad de ese cuerpo, la realidad del Amor. No sólo a lo que estáis acostumbrados en este mundo que sólo pasa y siempre se apaga, contrariamente al Amor verdadero, el que es incondicionado y que no depende de nadie, porque el Amor es relación y comunicación, el Amor es Paz, el Amor es Alegría.

Entonces, podría describirte los músculos y los tendones de tu mano y olvidarías entonces, servirte de tu mano. Ciertamente, comprenderías ciertos engranajes, pero lo que es importante, no son los engranajes, y en particular, en lo que concierne a la Eternidad, porque esos engranajes están perfectamente gestionados por la Inteligencia del Amor y de la Luz.

La conciencia libre y liberada, no se ocupa de su forma, incluso del Êtreté, que es mutable según la dimensión experimentada, pero habrá siempre, en cualquier dimensión, incluso más allá de la forma y de toda forma, el mismo corazón y siempre, el mismo Amor.

El cuerpo inmortal está vinculado a vuestra Resurrección. Está vinculado al cuerpo de Êtreté y al conjunto de estructuras que comienzan a vibrar y a aparecer.

Tu propio corazón que es el corazón de cada uno, en su estructura aparente para el que lo ve, brilla por mil fuegos y contiene en él, la totalidad de los mundos, la totalidad de los posibles, la totalidad de las identidades, la totalidad de los universos, la totalidad de la fuente y, evidentemente, el Último. Ese tesoro está en ti, no está en ninguna otra parte. No es energía, aunque brilla por mil fuegos en alguna dimensión, él es Presencia -también Ausencia.

No es energía, es vibración. La energía está relacionada con el movimiento. El corazón está relacionado también con la danza, pero te reenvía siempre al silencio del centro. Es el que hace girar la rueda, es lo que permite aparecer a la conciencia, pero no es eso. Es el Espíritu de la Verdad, el Espíritu del Sol, el Hijo Ardiente del Sol, el Coro de los Ángeles. Incluso en su forma, contiene todas las formas y el mismo Amor.

…Silencio…

Entonces, tu cuerpo inmortal está aquí, Tu cuerpo de Êtreté o cuerpo de Eternidad, está también aquí. Es el mismo en cada uno, sean las que sean las apariencias presentes, sean los que sean los roles y las funciones. Es el andrógino. Es el Ángel y es el Arcángel.

…Silencio…

Continúa hablando. Continúa escuchando a tu corazón.

…Silencio…

Te escucho.

Pregunta: Desde hace algún tiempo, la desaparición se hace con menos facilidad, como si ciertos elementos del mental se despertaran para controlar, ¿qué es?

Bien amado, tu corazón te habla. Cuando el corazón toma todo su lugar, puede ver más claramente lo que no es él. Esto no es ni una reaparición ni un resurgir, sino una aclaración de lo que todavía no está estabilizado, de lo que queda por limpiar, no por tu voluntad sino por tu corazón, precisamente. Entonces, puede darte la impresión de que el mental ha vuelto, que las emociones reviven; son solo cosas por atravesar para probarte a ti mismo que no eres eso. Lo que observes, no lo interpretes, atraviésalo. Y si parece difícil o menos fácil de desaparecer en la verdad de tu corazón, acepta que tu corazón te muestre lo que no eres tú, para que lo veas con más precisión y profundidad, instalado en el trono de tu eternidad. Esos son elementos periféricos que no están vinculados a ninguna falta ni a ningún error o a cualquier caída, sino únicamente están vinculados a una iluminación más intensa de tu propio corazón.

Tal vez tu corazón decidió mantener tu Presencia en la Infinita Presencia. El que ha desaparecido una vez, incluso si advierte que no puede desaparecer, está marcado con el hierro rojo de su propia Resurrección. En ningún caso, repito, se trata de una caída sino de una iluminación que podrías calificar de más cruda y más intensa. Ve eso, atraviésalo y no te ocupes de ello. Eso te demostrará a ti mismo, aún más, que no eres ni tus pensamientos, ni tu mental, ni tus emociones, ni tu vida misma en este mundo. 

…Silencio…

Eso es también, una nueva forma de lucidez, de trasparencia y de humildad, lo que tu mente pueda pensar. No te detengas en eso, tratando de desecharlo por propia voluntad, sino una vez más, asiente con la cabeza y acepta. No te pares, déjalo pasar y pasará.

Tu corazón se ilumina y aclara los menores rincones de lo que pueda quedar de personal, de efímero. Es una invitación a permanecer más en el corazón del Corazón. Es una invitación a soltar y no retener nada de lo que pasa. Eso no es una interferencia. Lo que parece ser difícil, no lo es. Es simplemente lo que se requiere para continuar iluminando, lo que se requiere para dejar pasar, permitiéndote hacer el aprendizaje de lo que eres, llevándolo a su término. No te detengas en eso.

…Silencio…

Acepta ver todo y percibas lo que percibas, no es más que tu corazón en acción que te lleva a situarte en tu Templo y en mi Corazón.

…Silencio…

Atravesemos eso juntos. Yo soy tú. Deja que se consuma, no te preocupes. En aras de la historia efímera, muchos de vosotros habéis experimentado lo que fueron llamados, los lazos de los tobillos y de las muñecas. Habréis constatado que esos lazos están cada vez menos presentes en vosotros y el mental, a través de los recuerdos, a través de los pensamientos que han tenido el tiempo suficiente para imprimirse en tu conciencia, se te muestran a ti mismo. Déjalos pasar. Eso está destinado, aunque pueda parecer molesto, a revelar lo que eres. Y sabes muy bien que no eres eso; por eso se ve mucho mejor ahora.

…Silencio…

Escucho tu corazón.

…Silencio…

Pregunta: La Libertad se instala en lugar del libre albedrío. ¿Eso significa que todo está escrito, cada vez más, y las opciones y la variabilidad del futuro se están reduciendo?

En la historia de lo efímero, todo está cristalizado y todo, efectivamente, está escrito. Entonces, puede parecer que, a través de esta cristalización, en realidad, no hay más elección y ese es el caso. En ese sentido es cuando la Luz brilla, a veces violentamente, sobre lo que rechaza su presencia, en las situaciones, en los seres, en las relaciones; y es precisamente esta claridad, a veces violenta, la que muestra la verdad de tu corazón.

…Silencio…

Te recuerdo también que la detención del tiempo, denominada “estasis” es exactamente eso. Todo se congela y todo es libre. En el “no movimiento”, en el cese del movimiento, hay eternidad que permite precisamente la libertad de movimiento.

Efectivamente la Luz, las partículas adamantinas, los portales, los vórtices, las plantas, los seres humanos, los animales, la Luz se cristaliza por todas partes manifestando su majestad y su Inteligencia. Por supuesto, hasta la parada total, todo lo que se resiste, parece tomar más importancia en tu mental como en la superficie de este mundo. Y ese es el caso, realmente, al reflejar mayor progreso y no la regresión de nada, el progreso de la Luz en su instalación, en su revelación. Por tanto, ves en la superficie de tu mundo, que reina un caos cada vez más aparente. Eso no es más que el resultado de la emergencia de la Luz que viene a poner fin a todo lo que ha engañado, a todo lo falso, a todo lo que ha sido alterado en las leyes de la vida en todos vosotros.

En efecto, la Luz se fija. Ella ha remontado el núcleo cristalino de la Tierra. Ella ha descendido a vosotros durante muchos años, resucitándoos y convirtiéndoos en seres de Luz, portadores de la carne, todavía. Pero la conciencia es libre, se ilumina ella misma y el interior. Ella muestra los fallos, lo falso, lo efímero, porque no es nada de todo eso.

…Silencio…

Habla. Habla, te escucho estés donde estés.

Pregunta: En la afirmación: “ama y haz lo que te plazca”, con la libertad que tengo, me da la impresión de abusar de la libertad de los otros.

Si te parece abusar de la libertad del otro, entonces no eres el otro, pones una distancia entre el otro y tú. Cuando amas y haces lo que te place, hay libertad tanto para ti como para el otro; no puede haber abuso, no puede haber ventaja personal, no puede haber el otro, no hay más que tu corazón. Un solo corazón.

Todo lo que te parece ser abusado, no viene de “ama y haz lo que te plazca”, sino simplemente de la mirada del hábito, de la mirada de las convenciones y de la mirada también, del que se preocupa del efímero del otro. Si no ves que el corazón del otro es tu corazón, entonces, lo que te place no puede complacer al otro, al contrario de si hay un solo corazón. Soy consciente que la Luz puede molestar al que no está en el corazón, porque si el otro, como dices, está en el mismo corazón que tú, no hay ningún abuso de la libertad. Todos los abusos conciernen a la persona y a la confrontación de persona a persona, e incluso, en el amor de persona a persona. En el Amor incondicionado no hay ya tú, no hay otro, sólo hay el mismo corazón, allí donde no puede existir ni molestia, ni abuso, ni problemas. Sin embargo, si tu corazón ve realmente un abuso donde el otro está molesto, puede ser que todavía hay una distancia relacionada quizá con el miedo del otro, de ti y de tu libertad. Porque cuando el mismo corazón de dos entidades habla, aunque haya diferentes tonalidades, eso no cambia nada la calidad del Amor y del Corazón del Uno.

…Silencio…

Y, por último, el que ama verdaderamente y hace lo que le place amando, no puede nunca abusar del otro porque es también el otro. Y tú sabes pertinentemente cuando tu libertad viene a golpear el corazón de otro y es cuando en ti o en el otro, hay todavía una persona que está presente. Cuando amas verdaderamente, no hay tú, no hay otro, el otro está al mismo nivel que tú. Si eso molesta, entonces no hay amor incondicionado, sino que existen, en el uno o en el otro que son el mismo corazón, todavía condiciones.

Si tú amas sin condiciones, en la Inteligencia del Amor y en su Gracia, entonces el otro no puede ni molestarse ni molestarte a ti, aunque haya un rechazo significativo del otro. Eso no cambia nada en el Amor que eres, si es verdaderamente incondicionado. Mientras tú veas esa molestia o ese abuso, solo puede estar en ti lo que diga o lo que sienta el otro.

…Silencio…

Te escucho, habla.

…Silencio…

Pregunta: La Llamada de María, ¿consistirá en decir cada uno de nuestros nombres o será un discurso advirtiendo del final de esta dimensión?

María hablando a tu corazón como en tu corazón y en el corazón de todos, te llama y te invita. Recuerda que cada ser humano de la Tierra, tiene en él, el ADN de María y sólo puede reconocerlo. Ya sea el más santo de los humanos como el más abyecto, es portador de María y nadie puede ser indiferente a eso. No es necesario un discurso, sólo te llamará y saldrás de tu nombre para convertirte en el “sin nombre”, sin posibilidad de resistir demasiado, sin posibilidad de oponerte de manera alguna. En este reencuentro de la Llamada de María, no hay necesidad de palabras. Sólo hay Evidencia de su Presencia. Evidencia de la Madre que te hace estallar en lágrimas de alegría y reconocimiento. Las palabras se vuelven superfluas. Sólo hay dos nombres, el tuyo y el de María; lo demás es sencillamente superfluo. Esta majestuosidad supera las palabras, supera las informaciones relativas a la superficie. No olvides que María habla en tu oído, pero, sobre todo, habla a tu corazón y allí no hay necesidad de discursos, hay una reconexión inmediata y reconocimiento instantáneo. Vengas de donde vengas o seas lo que seas, habrá Evidencia, sea aceptada o no. Nadie podrá decir que no lo ha oído. María toca el alma o despierta el Espíritu, despierta tus células y te muestra toda la fatuidad de tu persona y de tu efímero. No se necesita nada más, durante la Llamada de María.

Hay un despertar de tu corazón, un despertar de tus células, un despertar de la Eternidad, independientemente de la intensidad habida hasta ahora.

Las únicas palabras podrán ser vis a vis contigo mismo, ya sea cayendo en la Gracia, ya sea cayendo de rodillas pidiendo perdón, la Gracia y la salvación.

En este despertar, en esta Llamada, no hay necesidad alguna de palabras, no hay necesidad de ningún discurso. Porque te recuerdo que es la Evidencia misma. Aunque no lo veas ahora, nadie podrá sustraerse a esta Evidencia y a este Amor maternal en cualquier lugar y en cualquier corazón que sea.

Nadie podrá oponerse, simplemente resistir un tiempo hasta la aquiescencia que sobrevendrá antes del final de la estasis y de los tres días.

Nadie podrá estar engañado, en ese momento, en el corazón del Corazón. Sólo los ojos podrán engañaros si miráis a otra parte que a vosotros mismos.

No creáis nada en ese período, de lo que podáis ver en la pantalla de la vida, porque todo se jugará en el interior del corazón del Corazón y no se necesitará nada más que ver eso, en la estasis más profunda.

Os recuerdo que hay una entrada en estasis que comienza después de la Llamada de María y que esta estasis se instalará, tendrá su apogeo y se agotará en el período de tiempo que se os ha dado. Ahí también, podemos decir que habrá un choque. Si abordas eso y lo vives en la negación o la ira, o en la negociación, no cambiará nada porque en el punto álgido de la estasis, habrá aceptación plena y entera, en el devenir que sea, permitiendo entonces, la salvación de los que no han vivido las gracias ni las vibraciones durante estos años.

Pero María, no necesita palabras. Todos los que se han encontrado íntimamente con María, no podían expresar más que lágrimas de alegría, un estremecimiento, un indecible bien real que supera totalmente las palabras y el discurso o cualquier interpretación. Hay Evidencia; es la palabra clave.   La persona sólo puede borrarse ante esta Evidencia, aunque sea llamada de regreso a la estasis, a vivir con los pesos de esta persona para purificar y recuperarse de eso totalmente para María y para Cristo, en él mismo, por supuesto.

…Silencio…

Deja hablar a tu corazón

Pregunta: ¿Cómo serán dadas las instrucciones a los que deban viajar en las naves?

Bien amado todos los que están destinados a transitar de esta forma, no tienen instrucciones. Tanto lo que concierne a los Ángeles del Señor como a los diferentes pueblos de tercera dimensión unificada o que concierna, por el contrario, a las fuerzas de la sombra, denominadas Arcónticas, no requiere instrucciones. No hay libertad de elección sobre eso. Habrá levitación para los que entren en las cápsulas de los Ángeles del Señor. No hay que preocuparse de estar en tal lugar o en tal otro, porque todo está preparado y listo. Aquellos de vosotros que habéis recibido la visita de los Ángeles durante estos años, lo saben perfectamente; estés donde estés, serás encontrado. Para los que dejen su cuerpo, tampoco hay instrucciones, por supuesto. Este cuerpo pertenece a la Tierra. Ya sabéis que podrá servir de alimento, pero en ese momento no seréis, del todo, ese cuerpo.

La única advertencia, siempre que se necesite cautela, os ha sido revelada hace mucho tiempo y se trata del Saludo de Orión. En lo demás, no tienes nada que elegir o decidir. Por tanto, no hay otras instrucciones salvo que tu corazón depende, por supuesto, de tu devenir, de tu destino y tu asignación.

No olvides que eso afecta únicamente a unos pocos corazones en relación con la mayoría de corazones. Muchos de vosotros no necesitaréis vehículos, propiamente hablando, sea la dimensión que sea.

Por consiguiente, no hay instrucciones, así como no puede haber error. Porque los Ángeles del Señor, como he dicho, si han tenido que ver con vosotros, os verán estéis donde estéis o vayáis a estar, en ese momento. Eso significa que no debéis preocuparos por nada, ni de comidas, ni llenar maletas o llenar vuestro cuerpo. Durante la estasis y después de la estasis, el corazón del Corazón dirige todo. Si existe todavía la persona y su cuerpo no ha sido llevado en tránsito, será también el corazón el que decidirá y la inteligencia de la Luz, por supuesto.

Entonces, no hay instrucciones que dar o recibir. Una vez más, todo está listo y sobre los planos intermedios, como os hemos dicho, todo está registrado, todo está realizado.

La materia del cuerpo como la materia de una casa, como la distancia, dejará de ser un hándicap ni para vosotros, ni para los Ángeles del Señor, ni para los pueblos unificados, ni para la Confederación Intergaláctica, ni incluso, para los Arcontes.

Penetra en la intimidad de tu corazón; allí está la única verdadera instrucción. Porque eso no depende ni del lugar donde te encuentras, ni de la distancia, ni de las circunstancias de tu vida, después de la estasis, antes de la estasis o durante la estasis.

…Silencio…

Recuerda finalmente, que tu corazón sabe mucho mejor que nada, lo que puedes elegir, incluso con precisión. Recuerda que en la Inteligencia de tu corazón y de tu Amor nada puede dejarse al azar porque todo pasa por la Gracia y la Luz de cada uno de vosotros, dondequiera que estés y sea la que sea tu verdad para vivir después de la estasis. De todas formas, no tendrás otra elección que la Libertad. Tanto si pasa por la muerte del cuerpo, o por la transferencia dentro de los vehículos del Señor, o que el cuerpo vuelva al polvo, no tienes nada que decidir, no habrá más opciones posibles.

…Silencio…

Sitúate todavía más, ponte más cómodamente en tu corazón y verás por ti mismo que no puede ser cuestión de elección, de instrucciones o de preparación, sino que es interior. Revela tu corazón y no te ocupes de nada más. Todas las respuestas están en tu corazón. En tu corazón no puede existir ninguna cuestión ni la menor duda.

Tú no puedes ser más inteligente que la Inteligencia de la Luz. No se puede elegir en el corazón; el corazón es Amor y no deja ninguna elección que no sea el Amor. A partir de ahí, el devenir de tu cuerpo obedece a un objetivo particular quizá, pero en definitiva pasáis todos por el mismo punto de salida, pasáis todos por la misma verdad. No hay nada que preparar, no hay nada que esperar, no hay nada que temer. Una vez más, sólo hay que ser, Ama, porque es lo que eres.

…Silencio…

Escucha tu corazón hablar, porque yo te escucho.

…Silencio…

Pregunta: Todos estos años de preparación me parecen a menudo reducidos a un punto, ¿Es eso “ser lo que soy”?

Cuando llegues a ese punto, te has situado integralmente en el corazón del Corazón de la Infinita Presencia y el Absoluto se despliega y se desvela en ti, lo que no habías visto hasta ahora y, efectivamente, la noción del punto es exactamente eso.

Más allá de la historia de los últimos treinta años, de la realización de la Luz sobre la Tierra en su Ascensión y su Liberación, convirtiéndose en el más pequeño, es convertirse en ese punto, tan insignificante en la mirada de la persona y que no es más que la única verdad para el Amor incondicionado. Colócate en el centro, colócate en el punto como lo defines, entonces estarás colocado en tu corazón que realmente parece reducirse desde el punto de vista de lo que queda de la persona, a un simple punto, donde todo lo que ha sido aprendido, todo lo que se ha atravesado, incluso en el proceso de liberación y de las diferentes Bodas, te aparecen hoy como fútiles, porque incluso eso, te aleja de ti. Aunque hayas vivido todas las vibraciones, aunque hayas vivido todos los procesos de la conciencia, no queda más que el punto y todo está ahí. No falta nada. Allí está el punto del pasaje, por así decirlo.

Entonces, bendito sea lo Eterno, en ese punto, en el corazón del Corazón, que contiene todos los puntos, todos los universos y todos los mundos, que te satura de alegría que te llena de liviandad y de dicha, allí donde eres humilde, donde eres trasparente.

…Silencio…

¡Qué de historias y escenarios han podido ser escritos en la superficie de la Tierra, para un simple punto que contiene todo! Sitúate en tu corazón, mora allí y verás por ti mismo, como has dicho, que no hay más que ese punto.

En este momento, la conciencia no necesita desplegarse o experimentar; ella sabe que es la suma de todo el pasado, presente y futuro de cualquier dimensión. Ella se reconoce en la Fuente; ella se reconoce en la antecámara del Último. Entonces, sí; por supuesto, todo lo que es anterior a ese punto, no tiene ningún peso o interés. El Amor está ahí y eso llena todo el campo de la conciencia, el campo de tu cuerpo, el campo del mundo, porque todo está allí.

…Silencio…

Deja hablar a tu corazón.

Pregunta: ¿Hay alguna vinculación o una correspondencia entre ese punto y la Puerta Estrecha?

No. Ese punto no es una puerta; es una morada. La Puerta está situada más abajo, geográfica y vibratoriamente. En ese punto que tú constatas por ti mismo, no hay nunca una Puerta. Todo se desvanece. Compruebas que nunca ha habido alguien, que nunca ha habido una historia. Estás ante la creación y eres independiente de toda creación.

En ese punto del punto, en ese corazón del Corazón. Está justamente el éxtasis de la Paz, está sólo el reconocimiento del Amor que eres. No hay más referencias, no hay arriba, ni abajo, ni dentro, ni fuera, ni antes, ni después, ni aquí, ni en otra parte. Es sólo “Eso” que es todo y más que todo.

…Silencio…

Y es ese punto que te hace vivir la Última Presencia y la misma disolución hace olvidar lo demás. No queda más que el corazón, no ves más que el corazón y estás siempre aquí, vivo, con los pies en el suelo y el Corazón en la Verdad. Estás lleno. En ese punto, nunca tendrás sed.

…Silencio…

Colócate conmigo en ese punto. Me dirijo a cada uno de vosotros.

…Silencio…

Escucha, escucha tu corazón hablar.

…Silencio…

Pregunta: En ese punto mi corazón dice, “Amo a nosotros, bendigo a nosotros, rindo gracia en el eterno presente, Ehyeh Asher Ehyeh”.

…Silencio…

Permíteme añadir “Ehyeh Ehrad”.

…Silencio…

Pregunta: Ese punto, ¿no será la materia que se repliega, el cubo se convierte en cuadrado, después en uno de sus lados y, finalmente, en solo punto?

Mi amigo, mi hermano, creo que hay ahí necesidad de representar ese punto. Creo que hay ahí necesidad de geometrizar, de definir, pero toda definición no te aportará nada; hay que vivirlo. Y viviéndolo, verás que no tienes necesidad de ninguna representación, de ninguna geometría, de ninguna referencia, ni de ninguna definición. Te diré sí o te diré que no cambia nada porque desde el momento en que tú representas ese punto, tú te alejas. Desde el momento en que quieres hablar o saber, te alejas. Desde el momento en que la conciencia sea atraída más allá del punto, el punto no existe ya.

Lo que mencionas, podría llamar al pasaje en un agujero negro a nivel de las galaxias. Pero debes saber que ese punto no puede estar reducido a ningún emplazamiento, aunque el acceso, por así decirlo, se haga en el corazón del Corazón. Es allí donde todo tiende a ese punto y se resuelve en ese punto. Una vez más, no hay necesidad de representación ni de imaginación y, desde el momento en el que tú aceptas eso, entonces tú lo eres, en el corazón del Corazón que no se preocupa, te recuerdo, de ninguna forma, de ninguna historia, de ningún color. Incluso el pasaje y la misma Puerta, cuando estés allí, no existe ya para ti. No hay necesidad ni curiosidad, ni definición, ni visión, ni entidad. Es allí donde yo permanezco en ti.

No olvides, como se ha dicho en vuestro mundo, que el mapa no es el territorio, que la misma imagen, no es la realidad.

Como dicen algunos pueblos de la Tierra y mucho antes de los principios unitarios descritos y experiencias en diferentes tradiciones, os recuerdo que el camino que puede ser expresado, no es camino. A lo sumo, se puede hablar del principio. Ahí está el secreto que no puede comprenderse ni ser descrito, sino simplemente vivido.

…Silencio…

Te escucho.

Pregunta: Me siento en una vacuidad, ¿es lo mismo que el punto?

La vacuidad no es lo mismo, pero es la resultante del pasaje y de la instalación en ese punto. Es allí donde tú estás disponible a ti mismo, no en ninguna historia, no en ningún origen sino allí donde estás plenamente sumergido en el corazón del Corazón, en la Paz y en la felicidad. Es así como mantienes tu propia morada, es así como tú acoges al que viene como un ladrón en la noche y es así como tú te honras a ti mismo en tu verdad.

…Silencio…

La vacuidad, al tocar ese punto, hace de ti, el vaso sagrado que se llena de agua de Vida y de sangre de Cristo. Es la copa del Grial. Es ahí donde tú te descubres plenamente, donde la humildad se vive y es realmente consciente.

Es allí donde tu persona se convierte en impersonal.

Es allí donde tú te descubres, allí donde no hay nada más que ver, donde no hay más historia, donde no hay más entidad, donde no hay más forma y, por lo tanto, está todo.

…Silencio…

***