domingo, 28 de marzo de 2010

UN AMIGO (Extractos)

.

14 de marzo de 2010

Soy uno del Melquizedec. Vengo, en esta densidad y este canal, esencialmente hablarles de la Conciencia, de su Conciencia. Su Conciencia en que, actualmente, coinciden literalmente dos aspectos de la Vida, dos aspectos de la manifestación. Un aspecto que conocen como su Conciencia ordinaria, habitual, que experimentan desde su nacimiento en este mundo y una nueva Conciencia, más amplia, más extensa que la conocida. Vengo a hablarles también de la Luz. La Conciencia y la Luz son Vibración. La Luz es Conciencia y la Conciencia puede convertirse en Luz. La Conciencia ordinaria, la que conocen, no es Luz: es acción y reacción, es juego permanente entre la Sombra y la Luz. La nueva Conciencia, la que algunos de entre ustedes comienzan a vivir, experimentar y recorrer, es la Conciencia de la Luz, allí donde no hay separación, división ni contradicción. Si están aquí, concluyo, muy lógicamente, que lo que buscan sones esta Nueva Conciencia y la Luz, más allá del juego de Sombra y Luz. La Luz llamada Unidad es Unitaria, en relación pues con la Conciencia Unitaria. Su Conciencia habitual tiene la práctica de funcionar según las normas de antagonismo de la acción, de la reacción, de gusto y no gusto, mientras que los que se propusieron (y experimentaron quizá) la nueva Conciencia, que el bien gustado Sri Aurobindo llama, el supramental, que viene hacia ustedes (en otro momento y espacio), es una Conciencia que no conoce la oposición. Esta nueva Conciencia se caracteriza por la transparencia, por la integridad, por la benevolencia, por la equidad y por el sentimiento bien real de pertenecer al universo y no solamente a este mundo.

Las puertas se abren, como ya se sabe. Los Arcángeles, y en particular el Arcángel Mikaël, tienen obra, con ustedes, con el fin de permitir a algunas puertas abrirse. La Nueva Conciencia se ofrece y se suministra a ustedes con el fin de permitirles, a su ritmo, experimentar lo que es esta nueva Conciencia, de vivirla, manifestarla y entender el alcance y los efectos. Intervendré, en numerosas ocasiones, en su trabajo de enfoque de la Luz y esta Nueva Conciencia. Muchos elementos ya fueron dados y transmitidos, por Sri Aurobindo o también por el Arcángel Anaël, en particular sobre las condiciones previas y propicias al establecimiento de la Luz en ustedes. Se indica también, en la conexión (o más bien reconexión a esta Conciencia Unitaria) un determinado número de fenómenos Vibratorios que muchos entre ustedes viven y experimentan con intermitencias o permanencias. El Fuego del Corazón es una de las manifestaciones. Pronto, así como lo haya dicho en mi anterior intervención, una serie de adiciones de esta nueva Conciencia se manifestarán incluso en su densidad, en este cuerpo físico que recorren y viven. La Luz que buscan no es de este mundo. Pasa obligatoria y necesariamente por una percepción consciente y real de lo que Son y de quienes ustedes son. No pueden pretender a la Luz sin conocerse.

Conocerse uno mismo no es conocer su pasado, no es conocer sus defectos, no es conocerse en la personalidad sino sobre todo, conocerse en la Verdad, en la Unidad, y eso no puede hacerse sino por una purificación progresiva de la personalidad. Esto fue el caso durante numerosos milenios donde, efectivamente, era necesario pasar por esta purificación, esta decantación progresiva de la Conciencia gruesa, con el fin de dejar aparecer y surgir la Conciencia Luminosa.

En la actualidad, las cosas son diferentes, la Luz viene a ustedes. Viene a despertarles, en tanto la aceptan y acojan. En esta aceptación y esta recepción, el Arcángel Anaël detenidamente lo mantuvo sobre las circunstancias del abandono a la Luz, y que debían permitir conectar y permitir a esta nueva Conciencia que es la nuestra, manifestarse en el seno de esta densidad. Este estado particular de la nueva Conciencia se llamó Divinidad y Cuerpo de Luz, en comparación con el cuerpo de personalidad o cuerpo de la Conciencia ordinaria. Hemos, juntos con el Arcángel Mikaël, el Cónclave y la reunión de los 24 antiguos, elegido esta palabra porque está más allá de los convenios preexistentes llamados cuerpos sutiles. En efecto, el Cuerpo de Luz está más allá de lo que llaman los cuerpos sutiles. La Conciencia de la Divinidad está más allá de las Conciencias que experimentan habitualmente, y más allá incluso de lo que experimentaron algunos seres, en tiempo más antiguo, llamados Despertados y Conciencias Despertadas. El estado pluridimensional que se ofrece a ustedes y que viene a liberarles sólo puede establecerse, en ustedes, si guardan su Interior propio, si se prepararon a acoger y recoger la Luz. Ahora, no entraré en los detalles del funcionamiento de esta nueva Conciencia y la Luz pero vamos, juntos, a abordarlo a través de sus preguntas sobre lo que es la Luz. Esta Luz, más allá de su Dimensión, tiene virtudes y funciones. Estas virtudes y estas funciones no son exteriores a su Conciencia Luminosa sino que fueron integrantes y partes involucradas. Así pues, el discurso de la Luz como algo de exterior equivale a hablar, en realidad, de lo que está en su Conciencia Unitaria y la Nueva Conciencia. Entonces, vamos a comenzar a hablar y vibrar juntos sobre lo que trata la Nueva Conciencia y sobre todo, sobre sus funciones.

Pregunta: ¿Cómo se puede oscilar en esta nueva Conciencia?

R.- Existen numerosas técnicas que permiten emprender este movimiento de la Conciencia ordinaria a la Conciencia de la Luz. Muchos entre ustedes viven las primicias y las manifestaciones pero cada uno tienen una diferente señal para ello, que le son propios, que le permite entender el momento en que la Conciencia paso de la Conciencia Sombra/Luz a la Conciencia Luz Unitaria. Eso puede ser una señal, eso puede ser una Vibración al nivel de su cuerpo físico o una señal directa en la Conciencia. Esta señal que les es propia, les corresponde determinarla ya que, cuando lo hayan hecho, les será, en ese momento, mucho más fácil de captar esta señal, esta manifestación. Este switch, este cambio (no total, sino temporal) puede percibirse a través de las modificaciones del ritmo respiratorio, el calor del cuerpo, de las Vibraciones que cambian a varios lugares en el cuerpo. Una vez más, para cada ser, son diferentes. Lo más importante no es elaborar, para ustedes, la técnica que les es la más adaptada: son innumerables. Lo más importante es situar este momento preciso en que la Conciencia oscila. Al prorrogar su atención y su Conciencia misma sobre la observación de este cambio y los síntomas inherentes, podrán entonces, por focalización de Conciencia, muy fácilmente, después de un determinado aprendizaje, repetir este proceso de cambio. Es eso lo más importante.

Pregunta: ¿Qué pasa en el cuerpo cuándo llega a estabilizarse este switch de Conciencia en el corazón?

R.- El cuerpo se transforma. El cuerpo vibra diferentemente e induce un proceso muy particular. Este proceso ocurre en el núcleo celular que activa una serie de nuevas funciones en el ADN. La fisiología de sus células se vuelve diferente. En el momento en que oscilen, de manera más intensa, en esta Conciencia de la Luz, constatarán que están en otro estado de consciencia, es el caso decirlo, pero sobre todo experimentarán un estado de ampliación, como un estado de vacuidad o plenitud. En esta vacuidad, esta plenitud y esta ampliación, comienzan a disolverse: pueden ser a la vez el Sol, la Luna. Pueden ser a la vez el Aire, la Tierra, el Agua, el Fuego. Son a recorrer el ilimitado. Lo que pasa en el cuerpo es también una Vibración que ha sido llamada por el Arcángel Mikaël, la Corona Radiante de la cabeza y el Corazón, que están hasta cierto punto, en las etapas previas. Mikaël las llamó las Marchas que deben conducirlo a penetrar, aún más, esta Nueva Conciencia, por el Fuego del Éter, por el Fuego de la Tierra que permitirá el despertar completo de las fuerzas telúricas, en ustedes, llamadas Kundalini. En ese momento, su vehículo ascendente será perfectamente funcional. Habrá una nueva capacidad para fusionar Divinidad y personalidad, para experimentar lo que se llamó la Presencia del Ser y Ser en la Presencia. En ese momento, experimentarán lo que se llamó el Samadhi, el frente último de Samadhi, el que prefigura la disolución que acompañará a este cuerpo y el acceso de la Conciencia en la permanencia de la Luz. Pero esto no es para ahora. Hay que construir, hay que reconstruir la nueva identidad, fundada sobre la Unidad y no sobre la dualidad, sobre la Conciencia de la Luz Unitaria y sobre la Divinidad. Es a estas etapas que se invitan, en muy pocos días y que van a conducirles a asumir cada vez más Vibraciones, cada vez más Fuego en este cuerpo biológico con el fin de trabajarlo, volverlo cada vez más transparente, más luminoso, más sereno, cada vez más en la aceptación y menos en la reacción, con el fin de vivir la Paz y, en el momento oportuno, la disolución. Estas etapas están en verdadera construcción, dentro de ustedes. Pasan por una serie de procesos Vibratorios, pasan por una serie de procesos de Despertar de la Conciencia y toma de Conciencia, por lo que se refiere a lo que debe encenderse, por lo que se refiere a lo que debe dejarse aparte de su nueva Verdad, en su vuelta a la Unidad.

Pregunta: ¿Sentir la energía que entra por la corona, el 7mo chakra, para alcanzar el corazón, participa del fenómeno que acaba de describir?

R.- Enteramente. Cada vez más seres humanos perciben esta radiación: la radiación que llega, de distintas maneras, en su sistema Solar y en su Conciencia propia, personificada. Este trabajo es el preliminar. Hay una estiba, hasta cierto punto, de esta nueva Conciencia, de esta nueva Vibración, en sus estructuras físicas. El objetivo es fusionar, alquimizar, si lo prefieren, esta nueva Conciencia con la Conciencia ordinaria: fusiónar Divinidad con personalidad. Y también fusionar Corona Radiante de la cabeza y Corona Radiante del Corazón, con el Fuego del Éter y el Fuego de la Tierra. Esta conjunción permitirá su despertar. No diré el despertar final pero, en todo caso, un despertar lúcido, consciente y transparente sobre lo que es su condición, sobre la iluminación que debe mostrar lo que son y lo que no deben ya ser, ya que, ustedes mismos deben hacer el esfuerzo de su propia liberación. Así como siempre lo hemos dicho, nadie podrá nunca hacer el trabajo en su lugar. Por el contrario, es innegable que les ayudamos, es innegable que, todos, no tenemos mas que un único deseo (así tanto es que podemos hablar de deseo), cual es el verles encontrar su Libertad, su Esencia, su Dimensión y su Luz. Retengan que lo que tienen que hacer, ahora, más allá de todos los protocolos, más allá de todas las técnicas, más allá de toda la información que viven, es percibir, experimentar y de vibrar al unísono de esta Luz que viene a ustedes con el fin de situar el encendido de la Conciencia ya que, cuando sientan estas señales, se convertirán en capaces, a discreción, de reconstruirlas. Y es eso lo que se les pedirá, en el momento oportuno. Es esta llamada la cual les conducirá el Maestro de la Luz, cuando vuelva de nuevo, cuando les preguntará si quieren seguirlo. Pero, para seguirlo, es necesario reducirse. Para seguirlo, es necesario aceptar. Al mismo tiempo, aceptar la Luz y aceptar también dejar morir lo que no pertenece a la Luz, lo que, aún, es hasta cierto punto indeterminado e impide que vaya a la Luz. Es eso lo que viene a encender la Nueva Conciencia y la Nueva Luz.

Pregunta: ¿Cuáles son las funciones y las virtudes de la Luz?

R.- Sobre todo, la Luz es el bálsamo que le reconcilia con su Eternidad. La Luz es la Vibración que la reunifica y que a ustedes repacifica. La Luz son las Vibraciones que privan de de sus ojos el polvo que les impidió, literalmente, que vieran la Verdad. La Luz es pues la propia Verdad. La Luz es también el Fuego que viene a entregarla, un Fuego que devora pero que no quema, aunque extremo. La Luz es también el agente inicializador de la Alegría, la Verdad, esta aspiración, en ustedes, a ir hacia su Unidad, de esta aspiración, en ustedes, de ir hacia la Verdad y hacia la explicación. La Luz es también un agente de liberación. La Luz es liberadora y liberación. La Luz es lo que permite también, por la Vibración, comunicar, no en una comunicación de aparición, horizontal, no en una comunicación interpersonal e inter social sino, bien más, de penetrar en los apartamentos por la comunicación transpersonal, transespiritual y transdimensional. Es la Luz que permite eso. No pueden comunicar con los Seres Luz si no establecieron, con ellos, un puente de Luz. Este puente de Luz se llama, en la tradición hindú, el Anthakarana. El Anthakarana es lo que les conecta a su Dimensión Unitaria y también a todas las demás Dimensiones Unitarias (más allá incluso del Ángel Encargado, más allá incluso de las entidades recorriendo los mundos superiores), para llegar hasta Seres que, hasta ahora (como los Arcángeles, que sólo eran gráficos) y, generalmente, para ustedes, que les parecían inaccesibles, irreales y bien lejos de su condición. Asuman que la Luz les hace cambiar de condición y cambiar de estado. Este cambio de condición y estado es indispensable al que quiere ir a los mundos de la Unidad. La Luz está allí para eso. La Luz, sépanlo bien, no es exterior ustedes, aunque viene del exterior. Es en realidad un encuentro con ustedes mismos. La Luz que les llega, aunque es conectada por grandes Seres, grandes organizaciones, es, sobre todo, su propia Luz que vuelve de nuevo hacia ustedes, esta Luz de la cual eran separados, es esta Dimensión Unitaria que se les confiscaba, hasta cierto punto. En la actualidad, es todo eso lo que se reactiva. Los efectos de la Luz son de verdad, hacerles ir hacia ustedes mismos ya que la Luz que perciben, aún, como exterior, no es más que un reflejo de su propia Luz que se despierta en ustedes. Es lo que, cada vez más, les hacemos experimentar y que experimentamos con ustedes, en los momentos de comunión que a ustedes pedimos y que les deseamos ver realizar, con nosotros, en estos tramos por hora precisos (ndr: todas las noches de 19h a 19h30, hora francesa - ver la rúbrica “protocolos que deben practicarse”).

Pregunta: ¿Experimentar Vibraciones en la espalda y en la proyección posterior de chakra del corazón puede corresponder a estos fenómenos?

R.- Eso es lógico. El trabajo de establecimiento de la Corona Radiante del Corazón y la cabeza afecta a su realización y serán de más en más numerosos a percibir sensaciones en su espalda y la parte baja de la espalda, ya que el aumento de la energía se efectúa a este nivel. La tensión pasa por este canal central pero es necesario, efectivamente, de antemano, haber alineado, literalmente, el Fuego del Corazón y la cabeza. Son estas etapas las que están viviendo y concienciando en ustedes. No olviden nunca que la Vibración que perciben en este cuerpo es el garante de la autenticidad de lo que viven. No escuchen a un ser humano que pretenda ser de Luz y que no vibra sobre las Vibraciones de la Luz y que no siente el Fuego del Corazón. Éste estaría en el Fuego de la cabeza y en la Ilusión (que podría calificar, en términos antiguos, de Luciferino) pero, sobre todo, en la Ilusión y él mismo se pondría en una situación de calentamiento, el calentamiento sin nada que ver con el Fuego del Corazón. Este calentamiento es un calentamiento del mental (él mismo se estimula y se engaña y se satisface en la falsa Luz y la Luz de la cabeza) vinculado al conocimiento, ciertamente, pero el conocimiento nunca permitirá vivir la Vibración. Y ello, deben comprenderlo y lo comprenden porque lo viven. Pero, sean clementes, sean muy clementes y no juzguen a los que no lo viven porque no pueden imaginar un segundo que lo que ustedes viven es real, ya que no perciben la Vibración. Al no percibir la Vibración, todo lo que los amenaza, en su Ilusión mental, se llama negrura y eso no puede ser diferentemente.

Cuestión: ¿el Despertar del kundalini forma parte de este proceso de Despertar de Conciencia?
Forma parte del proceso final del despertar de la Conciencia, los que vivirán muy pronto. Participa en el despertador final del conjunto de sus potencialidades y permitirá (después de haber vivido el encendido de las 12 lámparas al nivel de la Corona Radiante de la cabeza, 12 puntos correspondiendo, en alguna clase, a la Corona Radiante del Corazón y al encendido del Fuego del Éter y el Fuego de la Tierra) realizar el Despertar del kundalini en condiciones de seguridad óptima.

Cuestión: ¿las sensaciones Vibratorias que van de la base y que remontan hacia la cabeza, son preparaciones a eso?
Mi hermano, es necesario que acepta que en lo que llaman el kundalini y el canal mediano de la columna vertebral, existen 3 corrientes energéticas. Estas 3 corrientes son la ilustración de lo que se ha llamado, por el Arcángel Michaël, Vibración del Ultra el Púrpura, Radiación del Espíritu Santo y Radiación la Fuente. Se trata, en realidad, de la corriente Solar, la corriente Lunar y la corriente del Fuego central del kundalini. Mucho entre ustedes ya percibieron algunas Vibraciones que se elevaban, efectivamente, desde su sacrum, hasta la espalda, hasta la cabeza. Esta Vibración (ligera, fina, a veces picotante) es uno de las corrientes del kundalini. El kundalini, realmente, debe unificar, en ella, estas 3 corrientes. Es lo que será realizado por el Fuego del Éter y el Fuego de la Tierra, en el momento oportuno. Por el momento, no son aún dissouts ya que su cuerpo físico está aún allí. Pero, sin embargo, estas etapas son etapas previas y probatorias. Deberán ser capaces de alchimiser la Corona Radiante de la cabeza, la Corona Radiante del Corazón, con su sacrum. Y se realicen las 3 fuerzas en presencia deben alchimisées, por eso, a este nivel allí, con el fin de permitir a la triple corriente energética llamada a este nivel allí (y pidiendo prestados 3 circuitos diferentes llamados IDA, Pingala y Shushumna) activarse, de manera conjunta, cuando la reunión, al seno del Fuego de la Tierra, a su nivel individual y colectivo. Eso será el caso al final de la intervención del Arcángel Michaël relativo al déconstruction y la disolución de este mundo.

Pregunta: ¿El proceso de cambio ya se hace a nivel cósmico?

R.- Sí, ya se realizó durante el período del 15 de agosto de su año anterior. Hay, en ese momento, un fenómeno de cambio que ocurrió en las dimensiones Unificadas y que debe ocurrir en su Dimensión disociada. Eso está en marcha. Obviamente, este fenómeno de cambio y revocación cruza, en la Humanidad, un determinado número de resistencias, una serie de miedos que eran, obviamente, previsibles, en efecto. La totalidad de la Humanidad, o la gran parte de la Humanidad, se condicionó tanto a vivir en esta dualidad que es difícil para ella concebir que pudiera vivir diferentemente hasta su muerte. Entonces, obviamente, sí, los fenómenos de resistencias eran no solamente previsibles sino esperados. Pero el trabajo que realizaron los Ancladores de la Luz, a través de las Bodas Celestiales, limitó estas resistencias. Cada vez más Conciencias humanas se abren a la Conciencia de la Luz, incluso de palabras, a veces de manera muy aislada, sin conocer siempre el alcance. Pero relámpagos de Conciencia se hacen en el seno de la Humanidad, pero a pesar de eso, las resistencias continuarán. Y son el conjunto de estas resistencias lo que desencadenan lo que observan a la superficie de la Tierra. No es ni lo negativo, ni la naturaleza. Son las resistencias simplemente humanas que se manifiestan a través de las resistencias de la que los lleva (ndr: la Tierra), no en su Conciencia, sino en las resistencias que en ustedes mismos hay, debido al conjunto de las creencias y el conjunto de lo que se les ha inculcado sobre su condición humana y sobre su condición espiritual. Pero eso, una vez más, era previsible y esperado. El fenómeno de cambio y revocación, que acompaña todo paso de los mundos disociados a los mundos unificados, está en un momento todavía de gran fricción y, para algunos, de grandes sufrimientos. Es en este sentido que se les pide ser en el Amor pero más allá, incluso, en la indulgencia y en la tolerancia. Lo que no quiere decir en el laxismo, esto que no quiere decir en la cobardía sino en la transparencia por informe a ustedes mismos y también en la comprensión de lo que representan estos sufrimientos para estos seres que resisten y que llegarán hasta el final, para algunos, de esta resistencia. Elevan, en ellos, un Fuego por fricción, Fuego por fricción que no es el Fuego elevador o Fuego liberador sino un Fuego de destrucción. La Luz obstruye y molesta (como algunos de entre ustedes lo constatan, dentro de sus encuentros ordinarios y no hablo de sus encuentros espirituales), a los seres que aún se afianzan en la dualidad, en el juego de la Sombra y la Luz. Entonces, no asombren de algunas manifestaciones en su medio ambiente y sobre todo desarrollen la indulgencia.

Pregunta: ¿Es justo decir que los seres son Uno y que no lo saben?

R.- Todo ser humano es Uno y es de esencia estelar. No lo saben, no lo creen y, sobre todo, no lo viven, lo que explica las fuerzas de oposición que se aplican, vinculadas con creencias y sobre todo con el no vivido de la Vibración. ¿Cómo quieren que un ser humano que no vive la Vibración pueda conceder algún crédito a esto qué viven? Así ha sido para todos los místicos en todas las épocas, más allá de la adoración que algún pueblo o algunas personas a ellos dedicaron. Estos seres parecían inaccesibles, lo que hizo que muchos seres humanos se desviaran: no pudiendo vivir la misma cosa sino esperarlo, se desviaron de eso. La diferencia es que, hoy, son extremadamente numerosos en vivirlo. Pero el número no les da la superioridad, el número sólo les da el aumento de la Verdad y la transparencia. Y, para los que no viven eso, no puede tratarse sino de fenómenos vinculados a la Sombra y no a la Luz. Se les invierte, recuerdan, ustedes quienes encontraron la sensatez, deben ser tolerantes, pacientes, con el fin de no volver a entrar en su camino y darse la vuelta en el mal sentido. Entonces, indulgencia, Amor, tolerancia, con el fin de permitirles permanecer en la Vibración de la Unidad y permanecer en el buen sentido.

Tomado de:

http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=555


**********************


16 de marzo de 2010

Deben comprender, ante todo, que este Cuerpo de Luz (que les es más o menos desconocido, más o menos revelado) está en adelante al libre acceso. Por otra parte, deben aceptar también que algunas de sus funciones no puedan ser comprendidas por el mental, sino solamente vivirse. Un ejemplo muy simple al nivel mismo de su cuerpo de personalidad (sin ser un especialista de la anatomía): cuando observan a la derecha, no saben cuáles son los músculos que se producen, ni los nervios y con todo lo hicieron. Lo mismo ocurre al nivel de este Cuerpo de Luz. Se podría decir que me convertí en un especialista de estos cuerpos pluridimensionales, en cuanto a su función, a su anatomía. Sería pues, hasta cierto punto, un anatomista de la Unidad. Entienda bien la analogía existente entre el movimiento de los ojos, que realizan espontáneamente, sin conocer las cadenas neuromusculares que se producen. Al nivel del Cuerpo de Luz, es el mismo principio. A medida que penetren más en éste, en su Conciencia SupraMental, a esa medida sentirán nuevas cosas, en el cuerpo de personalidad. Existe una explicación lógica, para cada percepción. El objetivo, inicialmente, no es tanto la explicación como vivir las manifestaciones, experimentar los efectos, sin tener que conocer los mecanismos. De la misma forma que un recién nacido que llega del más allá encuentra espontáneamente los reflejos de succión y una serie de reflejos, de la misma manera, el Cuerpo de Luz, cuando reaparece, les aporta con él una serie de reflejos. Estos reflejos guiarán nuestras extensiones de Conciencia y las nuevas capacidades que se derivarán de la utilización de esta estructura. Así pues, intenten vivir la Conciencia generalmente más que la explicación, el aspecto percepción más bien que el aspecto racional y explicativo. Ya que la explicación no tiene necesidad de saberse, de la misma forma que, cuando mueven los ojos, ustedes no tienen que saber cuáles son los músculos que se mueven: y lo hicieron. Intente adoptar el mismo tipo de comportamiento con relación a lo que van a vivir pronto. Muchas nuevas manifestaciones invaden poco a poco su estructura física y su estructura sutil. Son muy en relación con el ajuste de su vehículo de Luz, cada uno a su ritmo. Viva en las Vibraciones y la Conciencia. Observe como un observador, más bien que como un científico. Observe simplemente las manifestaciones y la correlación de las manifestaciones Vibratorias con la Conciencia y, ciertamente, con los nuevos potenciales espirituales. Lo más importante está allí y en ninguna otra parte. Este trabajo es de la Alegría.

Pregunta: ¿el Cuerpo de Luz tiene la forma de un Merkaba y puede cambiar de forma?

R.- El vehículo Merkaba es uno de los componentes de lo que se llama Vehículo Ascendente él mismo es un componente del Cuerpo de Luz, pero él no es la totalidad del cuerpo ascendente y no es pues una totalidad del Cuerpo de Luz. Obviamente, lo que descubrirán, dejando definitivamente este plano de 3ª. Dimensión, es que el Cuerpo de Luz no tiene ningún límite en su extensión dimensional, geográfica, temporal. En efecto, según su Fuente y su origen estelar y según el plano dimensional del que vinieron, encontrarán los plenos potenciales de este Cuerpo de Luz, incluso los más inéditos, que para ustedes, dependen de la transparencia y la plasticidad es decir, la capacidad, de las dimensiones en las cuales evoluciona, de modificar su forma, su Vibración y su color. Pero, no se preocupen, todo esto también se hará de manera muy natural y se darán cuenta que este Cuerpo de Luz está en toma directa sobre la Conciencia y que la Conciencia se dirige a discreción. La intención que creará el desplazamiento, la intención creando la forma y la transparencia, lo que será para ustedes una gran novedad con relación a este cuerpo opaco que viven y que no obedece siempre, a priori, a su Conciencia.

Pregunta: ¿el Cuerpo de Luz sería la Conciencia liberada?

R.- Se puede decir como eso. Pero la Conciencia no se limita a este cuerpo plástico y transparente. Por lo mismo que la transparencia, la Conciencia ya no es limitada por el cuerpo en el cual se es. En el estado de Divinidad, no hay más barreras entre ustedes y los otros, más barrera entre ustedes y las cosas, más barrera en las Dimensiones. El funcionamiento de la Conciencia, en este Cuerpo de Luz, podría responder al principio del holograma. En estado de Divinidad, la Conciencia está por todas partes y consciente de todo, un poco a la imagen de las fases místicas que pueden vivirse, en el seno de este cuerpo físico que viven, dónde el ilimitado (sentimiento de fusión, de disolución y en algunos casos de aniquilación) es bien real, con una agudeza, por supuesto, mucho mayor, en el Cuerpo de Luz porque la Conciencia ya no se retrasa, ni es frenada por estructuras físicas y sutiles de su dimensión.

Pregunta: ¿Las experiencias extracorporales tienen un informe con respecto al Cuerpo de Luz?

R.- Absolutamente ninguna. La experiencia extracorporal es una salida en el cuerpo astral y en el mundo astral que no tiene estrictamente nada que ver con los mundos de la Unidad. Cualquiera que sea la belleza de los mundos astrales, no son más que el reflejo de la Verdad. No son la Verdad, forman parte de la matriz.

Pregunta: ¿Vivir como una forma de júbilo cuando la respiración se bloquea, al punto de no tener inevitablemente deseo de reanudar esta respiración, es un contacto con la Divinidad?

R.-Indudable, sí.

Pregunta: ¿Los Cuerpos de Luz son diferentes para cada uno?

R.- Sí, completamente, según su origen Dimensional. En su forma, en su textura y en su estructura, en su radiación, en su constitución. De la misma manera que viven cuerpos diferentes (en tamaño, en color), de la misma manera los Cuerpos de Luz son todos diferentes. Obviamente, existen señales de reconocimiento traduciendo instantáneamente el origen Dimensional pero, más allá de eso, dos Cuerpos de Luz de 18va. Dimensión, no tienen nada que ver el uno con el otro. Las diferencias son múltiples, de la misma forma que eso existe en el cuerpo de personalidad. En este mundo, tienen el color de los ojos, el tamaño, la forma, el color de piel, de la misma forma, ustedes tienen las mismas estructuras, diferentes ciertamente, llamadas radiación, forma, plasticidad, transparencia.

Pregunta: ¿Existe una Corona Radiante, conectada con el Elohims, que formaría parte del Cuerpo de Luz?

R.- A condición de que el Cuerpo de Luz pertenezca como mínimo a la 11va. Dimensión. Lo que no es el caso para un Cuerpo de Luz que pertenece a la 5ª Dimensión.

Pregunta: Si el ser humano vive predominios de un elemento sobre otro, el Cuerpo de Luz va también a expresar estos matices?

R.-Indudablemente sí, pero indudablemente aún más en función del origen Dimensional.

Pregunta: ¿Podría citarnos un ejemplo, por ejemplo, de dos manifestaciones de Cuerpo de Luz, de dos orígenes dimensionales diferentes?

R.- Lo que se llama el Cuerpo Ascendente, generalmente, es un Cuerpo de Luz. Este cuerpo de Luz es un cuerpo de 5ª Dimensión cuya particularidad es manifestar una radiación vuelta hacia el Interior: el cuerpo como iluminación del Interior. Por oposición, un cuerpo de 11va. Dimensión es un cuerpo completamente transparente e incoloro, llamado Cuerpo de Cristal. Las formas y la plasticidad son las mismas sensiblemente pero la estructura y la composición son profundamente diferentes. Habrá, además, una coloración que es una característica energética, si prefieren, que dependerá efectivamente de los 4 pilares. Los 4 pilares o las 4 razas espirituales traducen y se manifiestan, al nivel por ejemplo, de un cuerpo de 11va. Dimensión, por un diferente antropomorfismo. Una cara llamada delphinoïde, si su origen es Siriano, una cara de Végaliano con frente amplia, si vienen de Véga, o también una cara de felino, si vienen de Arcturius, etc, etc….

Pregunta: ¿Hay actualmente interacciones entre los Cuerpos de Luz?

R.- No. Hasta ahora, los Cuerpos de Luz están almacenados, inmóviles, en el Sol. Es lo que ven, aquí, en la Tierra. Eran literalmente prisioneros. Pero, en el Sol mismo, existían sus otros cuerpos, cuando no se personificaban ya, lo que explica la experiencia de muerte inminente (o Casi muerte) donde los seres encuentran el Ser de Luz que no son, en realidad, más que Seres que existen en el Sol, en su cuerpo sutil pero no en su Cuerpo de Luz, excepto para algunos grandes Seres que fueron capaces de liberarse literalmente de la prisión Dimensional (como el Cristo, o de otros grandes Seres, que tenían total libertad para manifestarse en el Sol).

Pregunta: ¿Cómo el que se llama Maestro de la Luz pudo llegar a este estado y cuál es su nombre?

R.- Es Maestro de la Luz porque, precisamente, fue capaz de restablecer su propia Luz y su libertad en la matriz. Existieron numerosos Enviados de la Luz que realizaban el Control de la Luz, durante los ciclos de la Humanidad. Sin embargo no se les llama como Maestro de la Luz. Este título se da a El Cristo, reunificado en la Conciencia Mikaëlica, debido a su papel en el mantenimiento de la integridad, desde la perversión de este mundo, he aquí hace trescientos mil de años. Fue capaz, de distintas maneras que serían demasiado largas a explicar, de mantener la filiación Divina y la filiación espiritual. Es pues el Maestro de la Luz.

Pregunta: ¿Es el Cristo es el más grande Ser que se haya manifestado sobre nuestro planeta?

R.- En este ciclo de la Humanidad, desde hace trescientos veinte mil años, sí. Antes, no. Allí hubo otros pero son tan diferentes de sus formas de Vida que no presenta ningún interés para hoy.

Pregunta: ¿A qué nivel de dimensión evoluciona El Cristo?

R.- De la18va. al límite de la 24va.

Pregunta: Es el Sol un cuerpo frío? ¿Podría desarrollarse?

R.- Frío es inexacto. Dícese que no está al calor al cual se lo espera puesto que la Luz solar, una vez que hay un Amor inefable e incomensurable, está bañada enteramente por la Luz del Cristo. Entonces, se siente en sí, en Divinidad (para los que consiguieron liberar el cuerpo), que eso esté en los cuerpos sutiles (para los que van y que pasaban por las puertas de la muerte o por la experiencia de muerte inminente).

Pregunta: ¿A qué se debe el calor muy intenso que experimentamos del Sol?

R.- A la fricción generada, precisamente, por la distancia entre su cuerpo sutil, la físicalidad y el Cuerpo de Luz. Existe una circulación de las corrientes, que llaman solares, que siguen ciclos, con fuerzas particulares. Eso desencadena un fenómeno de interacción y calor a la superficie del Sol. El sol, para ustedes, en esta Dimensión, es de verdad la Fuente de Vida.

Pregunta: ¿Existen seres particulares a cargo del sol?

R.- Actualmente, somos muy numerosos en ocuparnos del Sol. Muy, muy numerosos. Canalizamos, nosotros también, las energías la Fuente, las energías de las formas Dimensionales más altas, con el fin de permitir liberarles. Pero, todo eso, lo saben.

Pregunta: ¿Existe, en nuestros cuerpos físicos, un índice de nuestro origen estelar?

R.-Para algunos seres humanos, sí, para otros no. Todo depende de la antigüedad que tienen en este sistema solar.

Pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias de la liberación de los Cuerpos de Luz?

R.- A partir del momento en que liberamos los Cuerpos de Luz, se vuelve, para ustedes, mucho más fácil acceder a ellos. Hay un trabajo colosal realizado (por el conjunto de la Confederación Intergaláctica, los Arcángeles y otras Jerarquías de Luz) sobre el Sol y en consecuencia sobre ustedes, consiguiendo la nueva capacidad de conectarles, no solamente a este Cuerpo de Luz, sino de transferir su Conciencia, progresivamente, al Cuerpo de Luz y en consecuencia, ir a una capacidad mayor para constituir el Vehículo Ascendente o Merkabah. La intensidad de las radiaciones que a ustedes llega (en particular la radiación del Sol Central de la Galaxia y el Sol Central de las Galaxias: Sirius B y Alcyone), fue concentrada por nuestra intervención sobre el Sol, y ello permitió romper, literalmente, las tres capas de aislamiento.

Pregunta: ¿Si todos los Cuerpos de Luz son liberados, que es de los que van a decidir proseguir su camino en una 3ª dimensión?

R.- Recuperarán también su Cuerpo de Luz y se limitarán, a nivel Vibratorio Dimensional. Serán en 3D unificada, tendrán acceso, de diferente manera a ustedes, a otras Dimensiones, pero no en plasticidad.

Pregunta: ¿El conjunto de los Cuerpos de Luz que se liberaron corresponden a toda la Humanidad?

R.- En la medida en que las fuerzas electromagnéticas (son, realmente, un poco más complejas: incluyen también las fuerzas gravitacionales) están en curso de disolución, obviamente, ningún Cuerpo de Luz ha podido seguir estando preso. Pero, vibratoriamente, algunos están muy lejos aún de algunos seres humanos. Pero, al final, todo el mundo lo encontrará.

Pregunta: ¿Cuando hayamos conectado nuestro Cuerpo de Luz, nos será posible conectar seres queridos desaparecidos?

R.- Eso es una cuestión compleja en la medida en que los que llaman a sus desaparecidos están hoy en un proceso de stasis particular, de letargo, si prefieren, esperando la Ascensión de la Tierra. Ahora bien, no tienen todos, (los que llaman seres queridos), el mismo origen estelar, ni el mismo objetivo, ni la misma función. Y no olviden nunca que los que llaman queridos, con relación a la experiencia de esta Vida, son seres a menudo con quienes tuvieron más de problemas en las últimas vidas. Pues, su visión será profundamente diferente cuando hayan encontrado una determinada forma de memoria.

Pregunta: ¿Es posible haber estado en contacto con su Cuerpo de Luz pero sin haber tenido conciencia de ello?

R.-Recuerden que la Conciencia del Cuerpo de Luz es Vibratoria. Se trata de Luz Vibrante. A partir del momento en que esta experiencia de contacto tuvo lugar, nunca pueden no ser conscientes de ella.

Tomado de:

http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=558