lunes, 27 de junio de 2011

O.M. AÏVANHOV - El Fuego del Espíritu


21 junio 2011

Y bien, queridos amigos, estoy extremadamente contento de encontrarles. Les transmito todo mi Amor, todas mis Bendiciones. Pero, esta noche, seré, quizá, un poco más serio que generalmente en mi papel de Gran Comendador principal. Pues, vengo a transmitirles una serie de elementos que participan, como lo hicieron los Arcángeles, como lo han hecho las Estrellas, a este período previo, si quieren, del despliegue de la Luz Metatrónica. Voy a intervenir, a través de un elemento que es, si quieren, mi Vibración esencial, es decir, el Fuego. Voy a intentar hablarles del Fuego del Cielo. Entonces, aquí hace ya varios años, he hablado de la rejilla planetaria. Hablarlo todos se propusieron de esta expresión. Entonces, voy a intentar, ahora, a la luz de las Vibraciones que viven, de los distintos Fuegos que se activaron en algunos de entre ustedes, de hacerles acercar la realidad del despliegue de la Luz y la llegada del Fuego del Cielo. Entonces, en primer lugar, a nivel histórico, si se puede hablar así, la primera imagen que tienen (que se dio a la humanidad, aunque no lo entendió), de lo que es el Fuego del Cielo, es, en el momento del Pentecostés, cuando descendió lo que las iglesias llaman el Santo Espíritu, que nosotros, llamamos, de manera más justa, el Espíritu Santo. Es una característica esencial de la Luz Vibrante. Los Apóstoles, después de la Ascensión del Cristo, vivieron, poco tiempo después, la pendiente del Espíritu Santo que está representada como lenguas de fuego que se presentan en la cumbre de la cabeza. Algunos de entre ustedes ya comienzan a percibir esta especie de ebullición interior. Es vinculado, muy precisamente, al Fuego del Cielo. El Fuego del Cielo va a desencadenar una serie de procesos, en la Conciencia humana y en su vida. Entonces, para el Pentecostés y para los que llaman los Pentecostistas, es decir, los que reciben el Espíritu Santo o que creen recibirlo, van a manifestar una serie de carismas. Estos carismas se llaman el “discurso en lenguas”, el hecho de poder expresarse en lenguas desconocidas sobre Tierra, sobre todo el hecho de acceder a algo que no tiene ya nada que ver con la vida ordinaria y la vista ordinaria y los sentidos ordinarios.

Por supuesto, como siempre se lo hemos dicho, el Fuego del Cielo (algunos de entre ustedes viven las primicias), y lo que ven en la Tierra (que ya había anunciado hace numerosos años), los volcanes, en particular, están entrando, no solamente en despertar sino, en irrupción absolutamente fenomenal. Todo eso, si quieren, es, hasta cierto punto, la preparación y las primicias de este Fuego del Cielo que vive la Tierra y que algunos de entre ustedes comienzan a vivir o ya vivieron en algunas ocasiones de manera intermitente. Pero, esto no va ya a ser intermitente sino permanente. ¿Eso quiere decir que? Que en un momento dado, en el despliegue de la Luz, un Fuego va a manifestarse en primer lugar en su Conciencia. Este Fuego del Cielo está en resonancia, por supuesto, con el Fuego del Corazón y el Fuego de la Tierra. Se reunifican, hasta cierto punto, en el mismo Fuego. Este Fuego, ilustrado por lo que pasa en ustedes, en la Corona de la cabeza (el más pequeño), o en el Corazón o, aún, en lo que se les ha anunciado por el Despertar del Kundalini o, aún, para algunos de entre ustedes, para esta parte central del Canal del Éter o este Shushumna que se rodean con Partículas Duras, en su parte mediana, entre los omóplatos. Estas manifestaciones de Fuego, de calor, van a traducirse en una forma de lo que llamaría un abrasamiento de la Conciencia que va a hacerles salir (esta Conciencia), de los límites del encerramiento y que va a traducirse, para los que aún no lo vivieron, en la marcha hacia este camino de la Ascensión, una especie de Fuego que va a venir, hasta cierto punto, a apagar el Fuego del ego superponiéndose a él y, por lo tanto, obstruyéndolos, literalmente. Estos procesos que ya han sido descritos por mí mismo o por otros Participantes, son relativos a los procesos llamados el stasis o catatonia, vinculado con la irrupción de este Fuego Celestial que es desconocido en su Dimensión (excepto por algunos Seres), en algunos momentos de la historia de la humanidad. El Cristo, en su Resurrección, que están, simbólicamente, reviviendo, manifestó este Fuego del Cielo.

Este Fuego del Cielo va a traducirse en el final de toda limitación, en el final del encerramiento, en la capacidad directa de la Conciencia para percibir, diría, otra cosa que lo que es el mundo habitual. El ego va, hasta cierto punto, a crucificarse. El mental, los emocional, todo lo que hace la pequeña persona y las limitaciones, miedos, todo lo que hace el lado limitado de la vida, van a volar en resplandores. Entonces, por supuesto, los que aún son encerrados y que no quieren salir de la prisión, los que no quieren ir hacia el Espíritu o, entonces, que viven una forma de Espíritu vinculado al Fuego del ego (que saben es el Fuego Luciferino), van a vivir eso como un drama porque va a existir, en la Conciencia, a partir de los primeros despliegues de la Luz Vibrante, enteramente, un sentimiento de disolución al cual no se preparan estos seres en absoluto, aunque sus concepciones, sus ideas, sus creencias, les hacen decir que es la Verdad. Pero, no vivieron la Verdad y eso va a traducirse en primero, cómo decir, un frente a frente, hasta cierto punto, con la Verdad. Es el momento en que la Ilusión, las creencias, el encerramiento mental, la ilusión de las emociones, va a encontrarse, enteramente, descubierta por la Luz y por el Fuego porque la Luz (lo saben ahora) es un Fuego. La Luz no es algo, como eso, que se manifiesta cuando ven la Luz con los ojos cerrados. El Fuego del Espíritu, la Luz del Espíritu, es un Fuego devorando que no puede, cómo decir, mezclarse con cualquier Ilusión. Es la revelación de la Luz que se preparaba, como a finales de año, para permitirles hacerles ver las últimas zonas de sombras. El despliegue del Fuego se describió, a las generaciones, yo diría, por ejemplo, por algunos profetas. Orionis, al que habían llamado (cuando era caminante) Bença Deunov, mi Maestro, describió este proceso de llegada de Fuego que pondrá fin a la Ilusión. Entonces, por supuesto, algunos Seres vivieron el Fuego y hablaron de palabras terribles porque vivieron este acceso a esta Verdad que iba a desplegarse pero, hasta cierto punto, en la personalidad. Entonces, eso puede dar discursos terríficos que van a hablarles de Juicio Final, de Apocalipsis, de destrucciones colosales. Van a hablarles de las necesidades de protegerse, de encender velas, de prever la comida, un período, hasta cierto punto, terrible. Es terrible, el período, pero es terrible para el ego. Es terrible para la pequeña persona mientras que para los que ya abrieron una de las Coronas, eso va a ser un estado de éxtasis absolutamente increíble donde las experiencias que algunos de entre ustedes han vivido en algunos momentos (durante sus alineaciones, durante sus trabajos de meditación, durante momentos muy precisos), van a encontrarse a esto a que accedieron, de manera multiplicada. Eso no va a producirse, precisamente, a partir del primer día del despliegue de la Luz Metatrónica excepto para los más anticipados de entre ustedes.

Entonces, por supuesto, a nivel colectivo, vuelven a entrar al mismo nivel en la irrupción de las otras Dimensiones en su Dimensión. Eso pasa, por la generalización de las observaciones de lo que llaman los extraterrestres. Eso va a pasar, por la revelación, en sus cielos, de la aparición de las Naves Pluridimensionales gigantescas, incluso en el alejamiento. Pues, una serie de elementos, actualmente, son preparados. Si quieren saber lo que eso va a hacer, observe los volcanes, observe las aguas que invaden todo, observen la Tierra, en su 3ª. Dimensión, que se rasga para dejar el Fuego del Espíritu, su propio Fuego, aparecer. Van a vivir, exactamente, eso, en ustedes, si aceptan (en estos momentos finales, tal como se describieron), esta etapa final que dura un determinado tiempo: el Fuego del Bautismo de la Resurrección es decir, su Transfiguración y, para algunos de entre ustedes, su Resurrección es decir en ese momento, no habrá más freno al acceso a su Pluridimensionalidad. El Cuerpo de Luz se revelará, en toda su percepción, en la Conciencia, aquí, que tienen en el cuerpo que viven. Van, literalmente, a vivir el Fuego, en su lado más espiritual, el más vibratorio y el más maravilloso que sea posible. Entonces, se imaginan bien, por supuesto, que a los que son aún orugas y que se niegan a convertirse en mariposas, eso va a hacerlos un poco contorsionar. Las emociones de miedo, el miedo del mental, del conjunto lo que se vincula al final de la persona, al acceso a esta Eternidad, para las orugas, eso va a ser terrible. Allí su papel principal, de Ancladores de Luz, en su medio ambiente, en sus prójimos, va a convertirse en esencial. Entonces, por supuesto, según los lugares del planeta, el despliegue de este Fuego del Espíritu no va a hacerse de manera uniforme.

Tienen, actualmente, lugares sobre el planeta que viven las primicias de este Fuego a través de los volcanes, a través de las cenizas, a través de la desaparición de animales, a través de la modificación misma del aire, a través de las inundaciones. Viven el final, en alguna parte, de las condiciones de vida habituales donde va a ser necesario volverse hacia la Verdad. La Verdad, como ya se sabe, no es absolutamente de este mundo. Las Leyes del Espíritu, como eso se les dijo, no son las leyes de la matriz. Funcionan siempre (aunque vivieron, unos y otros, algunos encendidos del Fuego aún personifícados), según las leyes de acción/reacción aunque, para mucho entre ustedes, la fluidez de la Unidad, la Acción de gracia se despliega en sus vidas y da resultados visibles. Pero, éstos no son aún en permanencia. Lo que quiero decir, es que algunos de entre ustedes van a comenzar a volver a entrar en un proceso, no discontinuo sino en un proceso permanente de este Fuego del Espíritu. Entonces, el Fuego del Cielo va fusionar, por la Fusión de los Éteres, sus Coronas, sus Hogares y a darles acceso, en Conciencia, a algo que es absolutamente mágico (lo que llaman mágico es la Verdad del Espíritu). Pero, retengan que, para muchos de sus Hermanos y sus Hermanas, inicialmente (no dije siempre), eso va a ser, no mágico sino trágico porque es necesario, hasta cierto punto, hacer el luto de los compromisos que no se realizaron, es necesario hacer el luto de las ilusiones, es necesario hacer el luto de las creencias, es necesario hacer el luto de los compromisos. La Libertad es eso. Entonces, por supuesto, el conjunto de lo que viven algunos humanos los condujo a prepararse, hasta cierto punto, a esta Revelación final, a este despliegue de la Luz, que se inscribe entre un momento inicial (lo saben, eso les fue dado, es el 11 de julio, a las 3 de la mañana, hora francesa) y un plazo de de tiempo que no se fija, va a llevarles a revelar, enteramente, este Fuego del Espíritu y, por lo tanto, a que permitirles realizar el proceso final de la evolución de la Conciencia que no está, en realidad, en este mundo sino que es encontrar su Espíritu incluido del que eran, en casi totalidad, privados. Y dos cosas van a enfrentarse, bien (quizá ya, van a verlo), entre por una parte lo que se limita y que quiere permanecer limitado porque no tiene acceso otra cosa (y porque el miedo se inscribe en todos los reflejos de supervivencia de la persona y el ego) y, del otro lado, este Illimitado total, esta inmensidad, hasta cierto punto, de Fuego que se instala por todas partes.

El Fuego del Espíritu es un Fuego que devora pero, él sólo devora la Ilusión. Quema las ilusiones. Quema los compromisos. Quema todos los últimos obstáculos de su acceso a este Cuerpo de Luz y a su Dimensión original. Pero, la pequeña persona nunca será la Verdad. Observe a todos aquéllos que vivieron, en un momento dado, en todos los países del mundo, el acceso a la Unidad, lo que lo dijeron. Dijeron que este mundo es Maya. Entonces, es una cosa que de pensarlo y creerlo es, y otra cosa vivirlo en la Verdad del Fuego. Es a eso a que se invitan. Es a este Fuego del Espíritu que están invitados. Es un banquete. Es una gran fiesta. Pero, desgraciadamente, inicialmente, eso no será la alegría de verdad y la fiesta para los que rechazan esta Unidad. Todo el trabajo que realizaron, todos los que realizaron (y me dirijo allí a todos los Sembradores de Luz, cualquiera que sea su percepción, cualquiera que sea su instalación en la Vibración de la Luz Vibrante), ustedes deben crear, ahora, su propia realidad. La creación instantánea es permitida por la vuelta del Fuego del Espíritu que no es nada de otro que la vuelta del Cristo. Es eso lo que es el despliegue de la Luz, en su fase final.

Es un período de gran alegría para los que aceptan el Fuego del Espíritu pero es, por eso, un período de confusión extremo para los que quieren mantener la Ilusión de esta Dimensión. Pero, una vez más, no hay nada que juzgar, no hay nada que condenar porque no saben cuál es el camino que va a ser realizable por la peor de las orugas que descubre la Luz. Entonces, no hay nada estrictamente nada a temer porque es la Verdad que vuelve de nuevo. No hay estrictamente nada que temer de todos los movimientos que la Tierra comienza a manifestar porque, si vuelven a entrar en su Corazón, en la Alegría del Corazón, en la Verdad del Fuego del Corazón, el Fuego del Espíritu les regenerará enteramente en esta Dimensión. Constatarán, por ustedes mismos, que, cualquiera que sea la evolución de este cuerpo que viven aún, se regenerará, enteramente. Todo lo que les parecía imposible resultará posible. Pasarán a ser, realmente, aceptando el Fuego del Espíritu, Creadores instantáneos de su Verdad y su Eternidad. Es eso que viene a darles el Fuego del Espíritu al cual deben responder por el Fuego del Corazón y no por el Fuego del ego. Y, recuerden que la Luz es subvención y que, si quieren adaptarse a esta Luz, el mental arriesga a estallar literalmente en un juego de astucia de idioteces. Entonces, guárdense de eso porque necesitamos de ustedes, para ustedes mismos, porque la Ascensión de la Tierra, que ella misma decide, sólo se realiza porque hay suficientes seres humanos sobre el planeta que vivieron y que viven aún este despertar que es extremadamente importante.

Pues, es necesario, ahora, prepararse. Pero, no hay que preparar cosas vinculadas a la personalidad. Hay que preparar, en el Corazón, la Verdad que son. Hay que prepararles a vivir este Fuego del Espíritu, a vivir la Verdad. Se les llama, individual y colectivamente, a través del Merkabah Interdimensional Colectivo y verán que, a partir del despliegue de la Luz Metatrónica (que les será explicada por los Arcángeles, a principios de julio), hasta cierto punto, les explicarán este mecanismo de la Transición. El Espíritu les abre a la vida. No les abre a la muerte. Les abre a la Conciencia y en consecuencia, a la cosa más espléndida que pueda existir. Es eso, la etherisación del planeta. Es exactamente lo que deben manifestar. Es exactamente lo que deben vivir, ahora, enteramente. Recuerden etapas importantes que les han sido dadas por los Arcángeles, todo el trabajo de Sri Aurobindo sobre el despliegue del Éter y todo lo que lo dio como información y, por eso, todo lo que corresponde, sobre todo, a las distintas etapas que vivieron. Ahora, eso va a instalarse permanentemente. Algunos de entre ustedes vivieron momentos particulares de acceso al Cuerpo de Luz pero, a causa de las contingencias de la vida en este mundo, a ustedes, se les vuelve a bajar también, jugaron el yoyo, es decir, suben arriba, remontaron, se les vuelve a bajar. Todo eso, con el Fuego del Espíritu, va a equilibrarse a condición de que acepten el Fuego del Espíritu. No hay otra alternativa. Pues, como ya lo había dicho, no preocupen, si eso les da miedo, por furia del mundo. Ocupen de este Fuego que está en ustedes y que sólo pide aparecer, que sólo pide crecer. La Alegría está allí. Está con ustedes en cuanto dejen las pequeñas preocupaciones de la persona, emocionales, profesionales, sociales, para sus niños, para sus padres, para esto o para eso. Todo eso es barrido por el Fuego del Espíritu que se vierte y que va a verterse. Pues, ha de saberse dónde quieren colocarse. Ya he hablado, el año pasado, de que muchos seres tenían, como se dice, la parte inferior entre dos sillas. Pero, ahora, es necesario instalarles en el sillón. Es el sillón del Espíritu o el sillón del ego?. No tienen otra alternativa. No podrán permanecer entre los dos. Pues, es el momento de las elecciones porque, se hicieron desde hace tiempo lo saben, las elecciones pero es el momento, cómo decir, de concretar enteramente sus elecciones y vivirlas, asumirlas, manifestarlas. No existe ningún obstáculo que al Fuego del Espíritu. Es ahora que van a vivir, enteramente, para los que no se atrevieron o que no pudieron, el Fuego del Espíritu y eso se vive aquí, allí donde están. Y no tienen que huir, ni nada que dejar. Tienen que ser, y es eso que se manifiesta a ustedes.

Entonces, sepan bien lo que está en juego que va a manifestarse en ustedes. Entonces, por supuesto, ahora, incluso yo, cuando responderé a sus preguntas, no voy a devolverles, sistemáticamente, a sus pequeñas bicicletas porque es necesario lanzar todo eso, muy lejos, ahora. Y no tiene más tiempo de volver aún sobre la bicicleta. Era entretenido volver sobre la bicicleta, plantearse preguntas para intentar solucionarlas. No tienen más preguntas. Son la respuesta porque el Fuego del Espíritu es la respuesta, la respuesta última. Pues, no tiene más que dejar de tomar, en ustedes mismos, a los miedos, a las interrogaciones. La Luz, cuando les decimos que es inteligente, es la estricta verdad. Pero, es necesario hacer confianza a la Luz. Ustedes mismos no pueden reivindicar la Luz y querer actuar sobre cosas que les desagradan. La Luz es allí pues ella va a actuar en, a través de ustedes pero, en ese momento, les es necesario ser en la Luz y convertirse en transparentes a esta Luz para permitirle trabajar. Si interponen a sus pequeñas personalidades, sus pequeños miedos, incluso grandes (porque tienen miedos que son tan grandes que se persuaden de que la vida es eso), es proyectarse en el futuro, es hacer planes sobre el cometa, eso no sirve estrictamente a nada. La única seguridad, la única Verdad, la única Alegría, no está nunca exteriormente, no está nunca en otra persona, no está nunca en una satisfacción del ego, no está nunca en una búsqueda espiritual ilusoria de un conocimiento. Estrictamente, se vive en el Fuego del Corazón. Hasta ahora, algunos de entre ustedes pudieron asimilarlo. Otros ni lo vivieron y son la gran mayoría. Entonces, reflexionen bien a esto que les he dicho esta noche porque es el mensaje del conjunto del Melquisedech. Es muy importante porque la preparación, ahora, sobre esta Tierra, como para el conjunto de la humanidad, eso va a ser antes del choque. Eso va a ser el gran punto de interrogación: ¿qué es la Vida? ¿Cuál es mi vida? ¿Cuál es mi objetivo? ¿es la satisfacción de mis pequeños deseos, de mis pequeñas inclinaciones para esto o para eso, que voy a encubrir a través de la Luz del ego, o es vivir el Espíritu? Es a la puerta. El Cristo viene a afectar a la puerta de manera definitiva. No pueden tergiversar más y decir: “eso será mejor mañana”. Mañana no existe ya. Tienen que vivir, como decía Anaël, aquí y ahora y en el aquí y ahora, a la Luz, la Verdad, la Vida, la Alegría. Todo el resto es Ilusión y van a evidenciarlo, por supuesto. He aquí lo que los Antiguos y yo mismo decidimos, juntos, transmitirles: el Fuego del Espíritu.

Queda de ustedes vivirlo, queda de ustedes concienciarlo. Todas las satisfacciones están en este Fuego. Las satisfacciones del ego, del cuerpo de deseo, como decía Sri Aurobindo y otros, son, como dicen, cacahuates, con relación al Fuego del Espíritu. Entiendan eso. ¿Entonces, quieren satisfacerse con cacahuetes o quieren satisfacerse con el Corazón? El grado de satisfacción, el grado de Alegría, no tiene estrictamente nada que ver. Pero, no pueden decir: “tener”. No, es necesario liberarse de todo. Cuando liberan todo, entonces el Cielo se revela, entonces penetran las Residencias de la Eternidad pero, absolutamente no antes. No es posible. Es a eso que el conjunto del Melquisedech les comprometen ahora. ¿Quieren vivir la Vía, la Verdad y la Vida? ¿Quieren convertirse en KI-RIS-TI? ¿Quieren actualizar la Verdad que son o no? No tienen otras elecciones. Todo el resto, no sirve estrictamente a nada. Es el ego que les lleva hacia satisfacciones que podría calificar de mórbidas. No tiene nada por delante más que el Fuego del Espíritu. No tiene nada por delante más que el Fuego Amor pero, el verdadero, no el que viven en el ego. Han de decidir. Tienen todos los elementos Vibratorios, tienen, si se puede hablar así, el conjunto de las manifestaciones, el conjunto de las enseñanzas de la Luz Vibrante que se les ofrecieron y a las cuales tienen acceso. Deje la Luz trabajar, en ustedes, como para todos otros. Cada ser humano es libre y manifestará, durante este período, su Libertad esencial, su Libertad de ir allí donde le lleva su Vibración. No podrán llevar absolutamente nada con ustedes, ni a nadie, ni seres, ni objetos. El Corazón sólo necesita de ser lo que son.

Hasta aquí, queridos amigos, este mensaje un poco solemne que me fue dado transmitirles, con mis palabras, por supuesto, que son quizá humanas pero, es la estricta verdad. Ahora, si tienen preguntas con relación a eso… pero, tranquilícense, preciso que a las inquietudes que puedan plantearse, una serie de elementos van a comunicárseles de antemano del despliegue de la Luz relativa al Nuevo Cuerpo, el Cuerpo de Gloria, el Cuerpo sin costura, el Cuerpo sin sufrimiento que se revela ahora. Se les dará todo eso. Tendrán elementos de prueba a través de la Luz Vibrante que se desplegarán, y para estar de acuerdo, -al menos nosotros lo esperamos-, a la totalidad del Fuego del Espíritu y la Verdad. Hasta aquí, queridos amigos, lo que tenía que darles. Si tienen preguntas, les escucho. 

Pregunta: que significa: ¿“irán allí donde les lleva su Vibración”? Cuando están en el ego, les digo: “lleve su Conciencia sobre el Corazón”. ¿Y entonces? Si no sienten nada, es que están en el ego. Si les digo: “lleve su Vibración sobre la Estrella IS”, si el punto IS vibra, eso quiere decir que eso funciona. Es como cuando están en un coche. Les digo poner la intermitente a la derecha. ¿Si la luz, no parpadea a la derecha del coche, qué eso quiere decir? Eso quiere decir que el circuito, es un poco defectuoso, no es?. Pues, allí donde se lleva su Vibración, la presión, la Vibración, la Luz Vibrante debe encenderse. Entonces, por supuesto, no es todos los puntos, no es todos los Nuevos Cuerpos. Son algunos puntos. Si, ya existe esta Vibración, aunque sea sobre un único punto, están dispuestos a recibir el Fuego del Espíritu, más o menos fácilmente pero, ustedes están listos?. ¿Si está en la Vibración del ego, cómo quiere ir en tu Cuerpo de Luz? ¿Por milagro? Hay una Ley, en el Universo Unificado, que se llama la Ley del Uno que es Atracción y Gracia. Si se encierra y está acurrucado en tu pequeña persona, cuando vaya a ver tu Cuerpo de Luz, va a hacer un malestar cardíaco, tanto es luminoso y tanto es bonito. Pero tu Vibración no permitirá ir en lo que es. Simplemente. ¿Cuál es el obstáculo a eso? Es el miedo. El miedo suprime la Vibración. La Alegría evidencia la Vibración. Ya lo dijimos desde años. Son a pesar de todo capaces de saber si vibran o no. ¿Si no sienten nada, eso quiere decir que? Es que la Conciencia está aún en el ego. Es tan simple como eso. Lo dijimos y repetimos. Si está en el aquí y ahora, es una cuestión que no te roza. Es el ego que tiene de miedo, que quiere saber lo que va a pasar a ser. Pero, la mejor manera de saber lo que va a pasar a ser, es vibrar, AQUÍ y AHORA y no proyectarte en mañana o pasado mañana. Porque, en cuanto se ponga en la Vibración, todo eso desaparece enteramente. Se llena con Alegría, se satura de Alegría, Vibraciones, Luz y Amor. ¿En eso, cómo es que podría existir la menor inquietud para quienquiera o para cualquier cosa? Es imposible. Pues, es necesario, hoy, tomar conciencia que, incluso a través de lo que se preguntan en ustedes, eso les muestra sus propios límites pero que no son nada otro que los límites del ego, de la pequeña persona. 

Pregunta: ¿por qué experimentar el Fuego al Corazón en un momento y luego no más? Raros son los seres que tienen el Fuego del Corazón permanentemente, por el momento. Eso oscila. No se instala aún. Mientras el despliegue de la Luz no se hizo en la Tierra (la Luz blanca, el Cristo), mientras sus estructuras del Cuerpo Vibral estén presentes, solamente, en la Corona Radiante de la cabeza o el Corazón o del Sacrum, no se instalan aún en todos los circuitos. Es eso el despliegue de la Luz. Pues, es normal que en un momento tenga el Fuego del Corazón y que en otros momentos no tenga más nada.

Pregunta: ¿Qué es del Agua en su reunión con el Fuego? El Fuego del Cielo es el Agua del Cielo. El Bautismo del Espíritu es lo que solemos llamar las Aguas de Cumbre, las Aguas del Misterio porque el Fuego, no es una llama que va a quemarles, es un resplandor de Amor, una Vibración que va a tomar posesión de ustedes. El Agua y el Fuego, es esta alquimia de la Luz. Es también las dos polaridades de la Luz. La Radiación de la Fuente y la Radiación del Shakti, si prefieren. 

Pregunta: ¿Podría recordar lo que entienden por “tienen propios”? “Tienen propios”, eso quiere decir penetrar el Templo Interior y, en este Templo Interior, que es el Corazón, no hay ni avidez, ni celos, ni resentimiento, ni algo que se oponga al Amor. No pueden, cómo decir, ejercer un poder, cualquiera que sea, sobre un ser, sobre una situación, sobre un grupo social y ser en el Amor. No es posible.

Pregunta: ¿qué hacer cuándo se siente una forma de cólera o agresividad? Pero, no es ni la cólera, ni la agresividad. Es el ego que se define a eso, es decir tu identificado a esto quien vive en las emociones y cree que es eso, al igual que la humanidad por otra parte. Pues, tiene una forma de distancia a realizar, que no es la cólera, que no es el miedo, que no es la madre, que no es el niño, que no es esto. No es nada de todo eso. Son ilusiones. Pues, no tiene cómo hacer porque, ya, cómo hacer, es querer luchar contra la cólera. Pero, no es esta cólera. ¿Pues, cómo puede hacer algo contra algo que no es? Todo el problema viene de la definición y la proyección. Creen que son sus emociones. Creen que son su mental. Creen que son sus problemas. Es un círculo vicioso. No puede salir sino por lo que se llamó el Abandono a la Luz o la Crucifixión de la personalidad. 

No tenemos más preguntas. Le agradecemos.

Entonces, queridos amigos, les transmito todo el Fuego del Cielo con todo el Amor del Cielo y voy a divertirme un poco, a permanecer con ustedes durante la alineación para hacerles vivir, aún más profundamente, este Fuego. Les digo pues hasta inmediatamente. Hasta pronto.