lunes, 19 de noviembre de 2012

MARÍA - La Transición



17 de noviembre de 2012

Soy MARÍA, Reina de los Cielos y de La Tierra. Niños bien queridos, se los había dicho: volveré verle, durante este período, con el fin de permitirles, si ustedes lo desean, ajustarse, a lo más próximo, de vuestra Eternidad. Vengo, ante todo, a darles una cita. Una cita donde (todos juntos, a través de su conciencia, a través de la Vibración, a través de su Unión, en Espíritu) nos encontraremos, al primer día de vuestro diciembre, a la misma hora, a fin, durante una hora, de Ser unidos, en Espíritu y de verdad, con el fin de abrir el mes de este año, que acaba el año (ndr: 1º de diciembre, de las 14 a las 15 horas –hora francesa-).

Un número de ustedes viven lo que voy a intentar explicarles. Más allá de las explicaciones simples que conciernen a los Elementos, voy hablarles de ustedes, durante este período preparatorio a nuestra cita del 1º de diciembre. Entre ahora (y posiblemente ya, desde hace algún tiempo) hasta esta fecha, muchas manifestaciones, que son presentes en ustedes, son llamadas a intensificarse, a desarrollarse y a desplegarse, consagrándose cada vez más impresiones y vivencias que son directamente unidos a la Dimensión de Vida que se le acerca y que corresponde a su Eternidad. En este período, por supuesto, quedarse tranquilo es esencial, pero voy a tratar de darles a ver (y les dejaré la palabra luego) no tanto los síntomas que le habitan y que ustedes viven, lo mismo que los síntomas y lo que vive La Tierra, sino más bien lo que corresponde a esta fase de transición, esta fase intermedia, que va hacerles concebir la Verdad del Espíritu e instalarse, cada vez más apaciblemente, más allá de todas las manifestaciones de este mundo y de su cuerpo, en lo que usted Es, en esta Morada de Paz Suprema que algunos de ustedes acercaron o vivieron, y que otros todavía, entre ustedes, ya instalaron, de manera definitiva. Todo esto resulta, a la vez, de la Fusión de los Elementos, del Encuentro con los Elementos Celestes y terrestres, a venir y de quienes son, desde ahora, allí, según el Plano del Éter, sobre el Plano Etérico y sobre el Plano Sutil.

Esta fase es una fase de transición. Por supuesto, hay unos reajustes, en sus cuerpos, como sobre La Tierra. Ciertas cosas antiguas, en ustedes, son llamadas a desaparecer porque no sirven más para nada. Otras cosas aparecen porque forman parte de la Eternidad. En el seno de este espacio, usted puede vivir esto con más o menos comodidad, más o menos retención, más o menos duda, o más o menos Paz. Retenga que todo depende, siempre y cada vez más, sólo de usted, es decir, del lugar donde usted Está. En ida a ustedes mismos, o a una fecha o a un futuro. En ida a usted mismo, o a las interrogaciones de este mundo, en esta fase de transición. Sea lo que sea, ustedes todos van a vivir elementos que son limpios para usted pero que traducen, para usted, una manera, especial y particular e individual, de instalarse en la Eternidad. Entonces, este período pide, de su parte, una gran paz mental y sobre todo instalar, en ustedes, modos no reaccionales a todo lo que puede producirse, en usted como fuera de usted. Esta fase donde los Elementos se encuentran, se fusionan, para celebrar la Vuelta del Éter y la Vuelta de la Unidad. La Vuelta a esta Eternidad pasa más o menos fácilmente, más o menos fácilmente, según, justamente, su capacidad de no dar peso a lo que es ya pesado: con la condición de que usted conceda a lo que es cada vez más ligero, es decir el estado de su conciencia, y no el estado de su vida, y todavía menos el estado del mundo.

Las últimas zonas de resistencia a la Luz están, en cierto modo, en tren de condensarse. A través de esto, podemos decir que la historia Terrestre se repite, a través del acontecimiento de circunstancias que favorecen sea la violencia, o la paz. Entonces, por supuesto, hay una guerra, hay una paz y, en ustedes también se celebra la misma cosa. ¿Qué es lo que gana? ¿Es la paz o es la guerra? Esto no depende, por supuesto, de sus deseos, todavía menos de esto que se celebra en su vida sino, verdaderamente, de su actitud Interior. Entonces, vengo a llamarle a cada vez más actitud Interior, benevolencia, neutralidad y Paz. Es durante este período (que va a llevarnos hasta el 1º de diciembre) que va a ser extremadamente fácil   instalarse en la Paz, o instalarse en otra cosa que la Paz. Usted tiene toda la libertad para decidir esto. Es usted quien decide, no reaccionando, no sometiéndose, sino colocándose en esta benevolencia del que observa lo que acontece. Y lo que se celebra no es nada más que una transición, un paso de un plano a otro, de una manifestación de la vida a otra manifestación de la Vida. De una vida donde todo es limitado, todo es pesado, a una vida de ligereza, independiente de toda misma circunstancia de este mundo. Algunos de ustedes ya lo viven, a través de la modificación de su fisiología, y todo esto había sido explicado por mis Hermanas, como HILDEGARDE o SNOW (ndr: ver las intervenciones de HILDEGARDE DE BINGEN del 3 de octubre de 2012 y de SNOW del 19 de agosto, el 18 de octubre y 1º de noviembre de 2012).

Hoy, más que nunca, eres invitado a bendecirte, a bendecirte en la Paz, a encontrarte en la Paz y, también, a hacer la paz con todo lo que toca tu conciencia: qué esto sea sus propias cóleras, qué esto sea sus propios dolores, qué esto sea sus propias interacciones, próximas o más lejanas, en el seno de Hermanos y en el seno de Hermanas que participan en su vida, de una manera u otra. El tiempo está en la Paz. Diría, de otro modo, que el tiempo es a la reconciliación. Entonces, por supuesto, sabemos pertinentemente, como usted, que ciertos Hermanos y ciertas Hermanas no quieren este mundo nuevo, esta Nueva Dimensión y quieren persistir en el seno de leyes de evolución, de leyes de encerramiento. Es su libertad. Esto le advertimos para llevarle a vivir, de modo más adecuado, este período. Llegó por fin el tiempo de los grandes cambios a su puerta. Por supuesto, vendré para llamar a su puerta en el momento adecuado y usted lo sabe: se lo dije y repetí a lo largo de estos años. Todo lo que hay que hacer, es dejar venir lo que viene. Todo lo que hay que hacer, es Ser. Ser y no dar peso e importancia de lo que pasa. Y le recuerdo que, aunque usted es afectado, en este cuerpo, este cuerpo pasará. Le recuerdo que si usted es afectado, en ciertas circunstancias de sus vidas, estas circunstancias, también, pasarán y mucho más rápidamente que usted podía esperarlo por una acción de su persona. Todo lo que se celebra (aunque esto no aparezca en usted, primeramente) se deriva de la Luz. Por supuesto, no es la Luz que pone en marcha las resistencias pero, a veces, la Luz puede ampliar las resistencias. Entonces, entienda esto, compréndalo y acepte que ciertos Hermanos y Hermanas todavía no tienen la posibilidad (que esto sea próximo de ustedes, como al otro extremo de La Tierra) de darse cuenta o de aceptar lo que se celebra, en este mismo momento. Esto será profundamente diferente dentro de pocos días.

Entonces, le invitamos, durante este período de transición, a quedarse lo más tranquilo posibles. Haga lo que usted tiene que hacer pero, al nivel de su espíritu, quédese en esta neutralidad, esta benevolencia, en esta observación. Saque provecho de los momentos cuando le llamamos, que sea una de mis Hermanas, o yo, o uno de los Antiguos, o cuando la Luz sale a la luz más en usted, para acogerla y vivirla en la más grande de las paces y las serenidades. Si usted no comprobó, todavía, bastantes efectos de la Luz, en su vida y en usted es, entonces de dejar recoger todavía más Luz. Cualquiera que sea lo que se produce en su cuerpo, cualquiera que sea lo que su Corazón tiene que vivir, esté seguro (y es asegurado) que lo que se celebra es sólo la penetración, siempre más intensa, de la Luz. El efecto del Éter de La Tierra, al nivel colectivo, el Merkabah Interdimensional colectivo y el Canal Mariano, todos estos elementos están manos a la obra y en sitio, desde ahora en adelante. Mi Hermana SNOW le explicó estos despliegues finales de la Luz (ndr: ver en particular la intervención de SNOW del 18 de octubre de 2012). Es muy exactamente lo que se celebra. Y si se compara esto con un nacimiento, nosotras, las mujeres, sabemos pertinentemente que el momento de la liberación es el que sobreviene antes del nacimiento, hablando con propiedad y el momento, a veces, donde lo más intenso es vivido, a veces, como un momento doloroso. Pero este momento doloroso deja muy rápidamente el sitio al sentimiento de plenitud, tan pronto como el nacimiento se efectuó. Recuerde esto.

Entonces, cualquiera que sea que la resistencia a la Luz que se manifiesta, en usted como sobre el mundo, sea paciente y sea humilde. Usted no tiene ningún medio de actuar sobre los Elementos, en usted como el planeta. No sirve para nada de querer imaginar proteger tal zona, tal región, porque lo que debe llegar a esta región está inscrito en el Plan de la Luz, pase lo que pase. Si usted logra trascender y, en cierto modo, sobrepasar, la primera impresión, las primeras imágenes, las primeras emociones que pueden manifestársele y se le manifestarán, usted ve que, detrás de toda esta agitación, toda esta apariencia que usted podría calificar como desagradable o caótica, que se encuentra la Paz de la Eternidad. No hay nada más que percibirlo. No hay nada más que dejar a Shantinilaya establecerse, totalmente, en usted. Es de ese modo que usted contribuirá, dejando establecerse el Reinado de la Luz que ya es, le recuerdo, establecido sobre las otras dimensiones. La Tierra reúne su Dimensión de Eternidad. Usted también. Esto se celebra de momento y le llama a vivir este período en la más grande de las serenidades. Aunque su personalidad se manifieste y manifieste a usted sentimientos, cualesquiera que sean, estos sentimientos pasarán. No forman parte de lo que usted Es, es decir la Morada de la Paz Suprema.

Hasta un cierto estadio, le habíamos hablado de elección entre el miedo y el Amor. Ahora, la elección es más entre Shantinilaya y la cólera. Esto son, no dos emociones (aunque la cólera es una emoción) sino dos estados: estado de resistencia o estado de Abandono. Es decir, que el Abandono del Sí (si no fue consciente y no se realizó) se realizará, diría, en cierto modo, cueste lo que cueste, sea lo que usted pensara de eso. Es la más grande de las Libertades. Queda a usted determinarse. Y esta determinación, va a seguirle, ahora, hasta mi Anuncio. Que esto sea en la facilidad de la Paz, de la Morada de la Paz Suprema, o que esto sea en la cólera y la resistencia, porque usted tiene, en alguna parte, en usted, un sentimiento que salió a la luz de no haber llegado. Pero le tranquilizo: No hay ninguna parte dónde llegar, justo tiene que Estar allí, y esto no necesita (usted mismo (a) lo percibirá) ningún desplazamiento, ningún movimiento. Justo a ser allí (a saber, Presente, o establecido en esta Disolución, ella misma, por la conciencia) para gozar de eso. Poco a poco (y bastante rápidamente, en este intervalo del tiempo), lo que apareció desaparecerá. Lo que apareció (y que está instalado) y que debe ser y hacerse, en cierto modo, su Eternidad, se instalará, haga lo que haga. Usted ha de saber donde se coloca porque ambas circunstancias serán, durante este período, diría, concomitantes. Usted observará una gran diferencia, sobre La Tierra, entre los Hermanos y las Hermanas que escogieron y dijeron "sí" a la Luz, de manera definitiva, y los que, hasta ahora, pensaban hacer malabarismos y acomodar la Luz su modo de ver. Pero recuerde que es su Libertad. Quiero, simplemente, darle estas informaciones. Le llegarán, también, por supuesto, de partes múltiples: en su conciencia, como, también, en lo que le será dado a observar y a ver, en usted, fuera de usted, y por todas partes sobre La Tierra.

El tiempo de la Llamada es muy próximo. Algunos de ustedes, por otra parte, lo presintieron y ya lo vivieron, a su manera. Qué esto sea la Llamada por una Estrella, qué esto sea la Llamada por un Antiguo pero, también, por su capacidad de extraer de si mismo, no por un acto de voluntad sino, bien por la capacidad, el Amor, de establecer esta Paz. Tanto pues, Shantinilaya directamente emana de su estado de Amor o de su estado de cólera (que le aleja de eso). Es usted quien ajusta, ahora, diría, en tiempo real, como si no hubiera más estado latente entre su conciencia y los acontecimientos (acontecimientos interiores como acontecimientos exteriores). Ha usted de ver, allí también. Y situarse en lo que se celebra.

Este espacio de transición es muy particular porque hay, efectivamente, una percepción clara (y que será cada vez más clara, para muchos de usted) de vivir a caballo sobre dos realidades, a caballo sobre dos mundos. O dos tipos de mundos que se interpenetran y que uno va, de manera muy natural, a poner fin al otro, sin ninguna lucha, sin ninguna dificultad, excepto para el que decidió colocarse bajo el efecto de la resistencia y bajo el efecto de la cólera. Usted no tiene nada más de hacer que observar. Usted no tiene nada más de hacer que de Amar, no como un acto de la voluntad, sino viviendo, realmente, la misma naturaleza de lo que usted Es que es Amor, Unidad, Felicidad y Morada de Paz Suprema. Usted será, o cada vez más en la Beatitud, o cada vez más en la intemperancia. Pero esto no llama a corrección, ni en un caso ni en el otro, sino, simplemente, a estar claro con estas dos sensaciones, estos dos estados y estas dos conciencias. Es usted quien se sitúa, según lo que usted Es y según lo que usted Será. Esto, ahora, no podrá más representar más duda para usted. Las últimas dudas serán levantadas. Las últimas interrogaciones se disiparán en usted. Entonces, usted será en condiciones de gozar de la integridad de la Luz. Lo que, antes, eran todavía sólo experiencias o estados pasajeros, se harán más que una experiencia, cada vez más, un estado permanente.

Entonces, le invito a dejar la Luz actuar porque lo que actúa, de hecho, es su Eternidad que viene para yuxtaponerse, si se puede decir, a su efímero. Y esto no depende de ninguna manera de su reacción, sino más de su capacidad de situarse en la beatitud o en la cólera. Esto va a aparecer en usted cada vez más lúcidamente. Los signos (si usted les vivió, al nivel de manifestaciones de su cuerpo) pueden intensificarse, durante este período. Pero estén seguros que a finales de este período, hay una Paz y esta Paz es más allá de todo lo que usted pudo vivir, hasta ahora, como experiencias, hasta en Cuerpo de Luz, hasta de Comunión o de Fusión con un Duplicado. Porque, allí, usted encuentra la integridad, la totalidad de su herencia.

Es durante este período que se realiza, por supuesto, el Choque de la Humanidad. Pero también, todo lo que debe desaparecer debe ser quemado en el Fuego del Amor y en el Soplo del Amor. Y usted, está allí: o usted lleva este Soplo y este Fuego, o usted resiste a este Soplo y este Fuego. Su capacidad de Abandono va pues a ser puesta por delante y va pues a serle mostrada. Ya, para algunos de ustedes, la revelación de sus Descendencias (que esto sea por los sueños o por las revelaciones espontáneas) tomó una agudeza cierta. Entonces, por supuesto, usted perfectamente entiende que aquellos momentos están más allá de todo análisis, de toda interpretación o de toda proyección Recuerde que en esta fase de transición particular, hay sólo un Amor que alumbra, hay sólo un Amor que pone en Paz. Y, para esto, no hay nada más que hacer que de dejar el Amor Ser. Dejar el Amor Ser, es encontrar lo que usted Es. No dejar el Amor Ser, es continuar manteniendo la Ilusión: la ilusión del sufrimiento, la ilusión de la persona, la ilusión de un camino o de una evolución. Pero, una vez más, usted es Libre: libre de colocarse según las leyes de la evolución, o de colocarte según la Ley de Eternidad que no tiene que ver nada con una eternidad cualquiera. Esto le ha sido explicado con un modo, a veces, fuerte, diría, por este interviniente que se manifestó, durante este año, BIDI (ndr: ver sus intervenciones en la rúbrica " mensajes que hay que leer "). Pero le recuerdo que usted Es ellos todos, así, BIDI, como usted Es ellos todos, también, lo que Soy. No olvide esto. En los momentos cuando puede presentarse una dificultad, recuerde que no hay que nadar a contracorriente. Sepa que lo que usted tenga que vivir, es, muy precisamente, lo que usted tiene que vivir. Si su cuerpo debe desaparecer, durante esta fase, desaparecerá pero, usted, usted no desaparece. Si su cuerpo debe estar en estado de Beatitud, veinticuatro horas sobre veinticuatro, entonces, lo estará. Porque, cualquiera que sea lo que usted tiene que vivir, individualmente, usted participa en el Reinado de la Luz, hasta oponiéndose a eso. Es así.

Recuerden que en definitiva, y a finales de este período de Transición, cuando mi Llamada se habrá efectuado, cuando los mecanismos atados a la inmovilidad de La Tierra y a la suya se habrán efectuado, de modo sincrónico, entonces, en aquel momento, ustedes serán totalmente Liberados. Y recuerden, una vez más, que estrictamente no hay nada que hacer, que estrictamente no hay nada que buscar, que estrictamente no hay nada que proyectar o que esperar en una fecha cualquiera. Simplemente es sólo la fecha que les consagré (ndr: el 1 de diciembre de las 14 a las 15 horas) como un momento de Alianza Unitaria, diría, no para alimentar cualquier egrégor, no para proyectar un amor cualquiera sobre tal región del planeta o de su cuerpo sino, para Vivir el Amor. Si usted Vive el Amor, en aquel momento, si este período de Transición se acaba en el Amor, para usted, entonces, usted mismo verá, que nada podrá hacerle poner en movimiento, que nada podrá hacerle salir de Shantinilaya, y que estará establecido, con fuerza y vigor, en esta humildad y en esta Nueva Dimensión de vida, haga lo que haga este mundo durante este período. Porque no le escondo que el enfoque del Brillo de La Fuente, así como lo acerca a lo que debe llegar en su cielo, ya tiene efectos extremadamente importantes, aunque esto no es visible con sus sentidos. Sólo su mismo sentido, su conciencia, es ya impregnada.

Le recuerdo que las primeras bajadas del Espíritu Santo, sobre esta Tierra, se efectuaron, ahora, he aquí hace casi 30 años, en agosto de 1984. Desde entonces, el conjunto de los Pórticos galácticos han sido abiertos, el conjunto de los Portales del Sol y de La Tierra han sido Liberados de toda predación. Y usted va a comprobar los efectos de manera mucho más intensa que lo que ha sido observado hasta ahora, tanto en usted como sobre el conjunto del planeta. El cuerpo de La Tierra vive su Ascensión. Su cuerpo, también, del mismo modo. No olvide seguir, en usted, como en lo que le pide este cuerpo, las líneas de menor resistencia, porque es allí dónde está la Fluidez, es allí dónde está la Gracia y es allí dónde está, sobre todo, la Verdad Eterna. Entonces, que escoge, una vez más: ¿la Verdad Eterna que usted Es o la verdad efímera que cambia sin cesar y que se hará cada vez más resistencia? Qué esto se exprese en su cuerpo, en su conciencia, o qué esto se exprese en la Beatitud de la Morada de la Paz Suprema, esto va a ser cada vez más diferenciado, en usted. Observe, realmente, a sus Hermanos y Hermanas, abiertos, que le rodean: usted comprobará esto con cada vez más evidencia y facilidad.

Sea lo que sea, nuestra cita del 1º de diciembre no es una cita que le doy yo, personalmente (como quien coordina, en cierto modo, el Advenimiento y la Vuelta de la Luz) sino, mucho más, la acción de la Luz misma, en sus diferentes componentes, sea al nivel del Núcleo de La Tierra, de Sirio que es despertada, lo que esto sea al nivel de su atmósfera o diferentes capas aislantes que se acaban. Todas las modificaciones Elementales de La Tierra, todas modificaciones y Las fusiones de los Elementos del cielo, sobre esta Tierra, son, muy exactamente, las pruebas que algunos de usted esperaban. Estas pruebas son interiores, ante todo, pero que también serán en perfeccionada sincronía con exterior. Así como se lo dijo mi Hermana SNOW: el Despliegue final del Corazón Ascensional viene para colmar el conjunto de sus campos Energéticos y vibratorios (ndr: Ver enlace "Protocolos que hay que practicar / Despliegue del Corazón Ascensional"). Ello va a continuar expandiéndose, durante este período. El Amor también. La Beatitud también. Entonces, no hay una elección. La única elección es expansión o contracción: dilatación y Alegría, o retracción y cólera. Esto es un elemento nuevo porque, hasta ahora, le habíamos hablado de la incertidumbre atada a sus miedos. No es más el miedo lo que está a la obra, ahora.

El Choque de la Humanidad se realiza, en usted, en su carne, como en la carne de La Tierra. Esto se hará, extremadamente rápido, de una evidencia total para el conjunto de la humanidad. Por supuesto, muchos de sus Hermanos y de sus Hermanas, de alrededor de usted mismo(a), van a plantearse cuestiones con relación a esto. Recuerde que no es en las palabras que usted podrá satisfacer lo que sea, sino en la manifestación de vuestra propia Eternidad: el Corazón Que Ama, Pacifica, que vive esta Beatitud y que irradia, sin proyectar nada, porque es un estado natural. No equivoque en explicación para los que le vendrán. No equivoque justificación. La Luz es, y usted tiene justo a Ser afín, literalmente, de alimentar a su Hermanos y su Hermanas que se le acercarán, en aquellos momentos. Su Presencia misma será, realmente, un bálsamo, como al conjunto de su Hermanos y su Hermanas, sobre todo al planeta, pero también, sobre todo, en sus entornos respectivos.

He aquí lo que tenía que librarles, hoy, y les concedo, por supuesto, de muy buena gana, si es necesidad, en usted, un espacio de informaciones complementarias con relación a este período o a nuestra cita. Entonces, les escucho con Amor.

Pregunta: Cuándo nos consideramos heridos o traicionados, vale más expresarlo (aunque esto implique la cólera) o vale más no decir nada?

Esto depende donde Estás. Si Eres en el Amor, entonces, como decía el Maestro PHILIPPE, hace poco tiempo: tiende la otra mejilla (ndr: intervención de PHILIPPE DE LYON del 10 de noviembre de 2012). Esto es para ti la prueba de mostrar donde está tu Abandono. Qué es lo que puede ser herido o traicionado, si no es la personalidad. El que está establecido en su Presencia, el que vive a Shantinilaya, el Éxtasis o la Beatitud, cómo, de alguna manera podría sentirse traicionado o herido? Siempre es sólo la personalidad efímera la que es traicionada o herida. Y así como lo decía, por otra parte, uno de los Antiguos, hace algunos años: trata, simplemente, de no reaccionar en el momento en el que esto es vivido y percibido y tú mismo verás, que esta misma necesidad de reaccionar o de expresar una justicia de la personalidad, cualquiera que sea, se borrará, y encontrarás tanto más rápidamente la Paz que ya Eres (ndr: Ver las intervenciones de UN AMIGO del 20 y 27 de noviembre de 2010). Jamás reaccionando a una injusticia permitirás a la Eternidad instalarse. Reaccionar a la injusticia sólo mantiene la misma existencia de la personalidad y de la división. Pero te recuerdo que, jamás, lo que Eres no puede desaparecer, ser herido ni ser traicionado. Y qué si te sientes traicionada y herida, esto te muestra donde te sitúas y si aceptas salir del lugar donde te sitúas para dejar Ser la Luz, entonces comprobarás, muy rápidamente, que nada puede reaccionar donde nada puede ser herido. Cosa, por supuesto, que no puede comprender la personalidad y lo efímero. Les recuerdo que este mundo es edificado, más allá de la Ilusión, sobre el principio de acción / reacción. Habrá siempre un Hermano o una Hermana que te traicionará. Habrá siempre un Hermano o una Hermana (o una circunstancia) que vendrá a desafiarte, con relación a tu Eternidad, hasta el momento cuando tú mismo estarás seguro y cierto (no en el seno de una creencia sino en lo vivido) que Eres la Eternidad. En aquel momento, nada más podrá venir a herirte.

Pregunta: ¿qué hacer cuando se viven momentos de éxtasis, pero cuando no sintió ninguno, en particular a nivel del Canal Mariano?

Mi Niño, esto ha sido explicado, hace poco tiempo (ndr: intervención de ANAEL del 10 de noviembre de 2012). Entonces, reprocese las cosas. Le ha sido mostrado que existía, más allá de la conciencia y más allá del aspecto Vibratorio de la conciencia, un estado donde no existe ninguna percepción y donde, sin embargo, como lo dices, se produce un estado de éxtasis. Es justamente lo que te conduce a la Presencia Infinita, cuando se paran todas tus percepciones. En aquellos momentos, si te abandonas, totalmente, entonces, atravesarás la Puerta de la Última Presencia y volverás a tu propia Resurrección. Es tan simple como esto. Que no era posible, antes, se vuelve posible ahora.

Pregunta: ¿llamarse por otro nombre que su nombre de pila puede corresponder a una Llamada de MARÍA?

Ustedes tienen un nombre. Este nombre es un nombre de Eternidad. No tiene que ver nada con su nombre de alma. Es el nombre a que usted se refiere es más allá de toda forma, desde su aparición en el seno de una forma, cualquiera que sea. Es el nombre que, efectivamente, puede ser pronunciado.

Pregunta: oyendo este nombre, sentí una pluma blanca en mi mano…

Nuestra Presencia Infinita, es muy cerca de su Presencia. Le dijimos que, en el Canal Mariano, podíamos presentárnosle. Recuerde que más allá de la necesidad de sentido, de la necesidad de explicación, más importante será siempre lo que es vivido, en aquel momento, y que lo que se plantea cuestionamientos será siempre lo mental. En otros Planos que usted está a punto de vivir, es evidente que cuando usted tiene una manifestación, no hay un cerebro que está allí para tratar de discriminar lo que es bien, lo que es mal, lo que es útil, lo que es inútil, u otro aspecto de comparación, pero el establecimiento de estos contactos, de estas relaciones, de estas Fusiones, de estas Comuniones, o el Encuentro con un Duplicado, o todavía con interventores de los Planos Multidimensionales, le sólo refuerza en su Multidimensionalidad. Es, justamente, todo este aspecto pasajero que debe encontrarle tranquilo, es decir no buscar un sentido o una explicación, porque el sentido y la explicación vendrán de ellos mismos, después, y sin ninguna utilidad de la herramienta del mental. El vivido Vibratorio o el vivido del Encuentro, cualquiera que sea este Encuentro (que seas acariciada al nivel de la mejilla, que sientas un temblor en tu cabeza, que sientas una Presencia en tu cuarto, que sientas a un Ser al lado de ti, o que oigas tu nombre) únicamente representa nuestro enfoque y lo que llamamos (a falta de otro término) la yuxtaposición de las Dimensiones: esta era de transición, esta época de transición, muy corta, a la cual usted vuelve, de modo cada vez más íntimo. Pues, no busque el sentido o la explicación. De la misma manera que, cuando una de tus Descendencias te es revelada, lo que es importante es el impacto sobre la conciencia y esto instala los cuatro Pilares del Corazón que permiten el Despliegue del Corazón Ascensional. No hay que buscar sentido o significado. El interés no es saber que tienes una Descendencia sobre Sirio, sino vivir de eso los efectos y la consecuencia. Y cuanto más aceptarás no buscar sentido o significado, más estarás instalada en el tiempo de tono vivido, en el momento en el que esto se produce, y más descubrirás el Amor, más descubrirás la Morada de la Paz Suprema. Ninguna explicación jamás satisfará otra cosa que tu propio mental. Así como mis Hermanas se lo dijeron, y también Antiguos: habríamos podido desarrollar mucho más que lo que le dimos, por ejemplo al nivel de la anatomía sutil u oculta (o, en todo caso, multidimensional) de lo que usted Es. Les dimos los elementos importantes (y esto ha sido explicado) pero hay unos montones de elementos que usted siente, que usted vive, sobre los que no fuimos más lejos en las explicaciones porque juzgamos no era útil darles el significado. Recuerda que caminas pero no sabes cuales son los músculos, los nombres de los músculos que te permiten caminar: sin embargo, caminas. Es lo mismo para la Multidimensionalidad. La explicación y el sentido, el significado, siempre han estado atados, en definitiva, a su modo de vida y de expresión en el seno de este mundo de la Dualidad, de la acción/reacción, del Bien y del Dolor. Más allá de este mundo, hay otro mundo, en el cual usted penetra, el cual no tiene que ver nada más con todo esto. La Trascendencia (o, si usted prefiere, lo que ha sido llamado la espiritualización de la materia), es justamente esto: es dejar la Luz actuar en la materia, es no servirse de la materia (y, pues, del mental) para tratar de comprender, de explicarse, de acaparar, o de poseer, lo que es Libre.

Pregunta: ¿personas que viven el mismo nivel Vibratorio pueden tanto entrar en resonancia, de manera espontánea, o destrozarse mutuamente?

Bien Amado, todo depende de lo que se expresa, en aquel momento. Si tiene allí reacción, la personalidad va a tomar la delantera por cosas a veces insignificantes. Es esto lo que hay que ver a la obra. Y justamente, si hay afinidad Vibratoria (y no hablo de Duplicados, cualesquiera que sean), hay posibilidad de vivir la Comunión y la Fusión, si usted es uno frente a otro o a distancia. Entonces pues, ha usted de ver lo que vive. Ustedes no pueden ser próximos Vibratoriamente y destrozarse mutuamente. Esto no es posible. O entonces ustedes recaen, de golpe, sobre las máscaras, sobre las apariencias, sobre los combates, que no tienen que ver nada con la Luz y el Amor. Pues, si hay Amor, si hay Comunión, si hay Fusión o, eventualmente, si hay neutralidad, entonces hay Amor. En cambio, si hay cólera, si hay lo que llama destrozarse mutuamente, esto sólo traduce que uno de los dos o los dos, son vueltos a bajar, en alguna parte, al nivel de la expresión de la personalidad. Esto jamás puede ser el caso para el que vive Shantinilaya o el que vive el Éxtasis de la Beatitud. Es toda la diferencia, también, entre el Abandono a la Luz y el Abandono del Sí. El Abandono a la Luz, es haber dejado penetrar la Luz, haber visto y haber vivido el Sí, pudiendo servirse de eso para otra cosa que lo que usted Es. Y por supuesto, en aquel momento, puede tener allí antagonismo, fricción, resistencia, cólera. Lo que no es el caso para el que está instalado en Shantinilaya. Por supuesto, te recuerdo que la personalidad encontrará siempre pretextos (como en una de las preguntas precedentes, por ejemplo) para expresar sentido y, pues, para comprometer (aunque esta confrontación no es violenta, en apariencia) la necesidad de existir, es decir, de afirmar a la persona, de afirmar una herida, de afirmar una traición, que no existe, en definitiva, lo recuerdo, al nivel de lo que usted Es. Y el modo en el que tú mismo ves la cólera, el hecho de destrozarse mutuamente, de vivir esto, o de Ser en la Paz más total: toda la diferencia está allí. Le recuerdo (aunque el ejemplo posiblemente no es completamente adecuado) que Juana de Arco cantaba sobre la hoguera. ¿Acaso la personalidad puede cantar cuando está sometida a fuego? No creo. El que está realmente instalado en Shantinilaya (no es una vista del espíritu o un discurso) es totalmente independiente de lo que llega a este cuerpo. Lo habita, totalmente, pero la espiritualización de la carne se efectuó. Entonces, en aquel momento, l que se haga esta carne, no tiene ninguna importancia. El cuerpo es el Templo porque es en él que se realiza esta alquimia final. Pero el fin, por supuesto, es no ser tributario más de este cuerpo, porque este cuerpo es espiritualizado. ¿Entonces, cómo un cuerpo espiritualizado o en vías de serlo, podría manifestar otra cosa que el Amor? Pero, por supuesto, perfectamente concebimos que para el que expresa todavía una personalidad, no haya solución. La única solución justamente, no es en el seno de la personalidad. Pero para esto, para realizarlo, hay que vivirlo.

Pregunta: ¿si, hoy, una enfermedad grave llega al nivel del cuerpo, que habría que hacer?

No tengo respuesta que darte porque esto sólo te concierne. ¿Si el miedo está presente, que harás? Irás a echarte en las manos de los que pueden cuidarte, cuidar este cuerpo según las leyes de este cuerpo?. Y esto será la actitud justa. Pero jamás cuentes con nadie para decirte qué hacer frente a este género de problema, porque esto te concierne sólo a ti. Entonces, por supuesto, podría ser adoptada la opinión de la ciencia que concerniría a este cuerpo y, entonces, adoptar lo que usted llama unas acciones terapéuticas, a veces muy duras. Pero ha usted de decidir. Ha usted de ver. Es usted quien sabe donde usted está. Te recuerdo que si eres Absoluto, o si se confina a la Presencia Infinita, no hay ninguna razón que sea que sobrevenga sobre esta gente, como en tu carne, que pueda fingir lo que sea de lo que Eres. No es allí lo mismo, por supuesto, si todavía eres bajo la influencia de tu propia personalidad. Las leyes de su mundo apelan a la reacción, que esto sea yendo a ver un cirujano, que esto sea yendo a ver a un médico, un curandero (poca importancia tiene). Usted es Libre, no es su cuerpo. ¿Si no tiene confianza, que va a pasar? Entonces, usted irá a ver a los que van a operarle y a proponerle, justamente, explicaciones, y que estas explicaciones conciernen a la fisiología de este mismo cuerpo, o sean más al nivel de los diferentes cuerpos sutiles. Pero unas como otras sólo son las verdades relativas que conciernen sólo al efímero y todo depende, allí también, del emplazamiento de tu conciencia. En ningún caso, podemos llamarle a ir hacia cuidados corrientes o hacia cuidados que usted llama energéticos o alternativos o, aún, decirle no hacer nada. Es usted quien decide qué le pone en un sentimiento de seguridad: ¿Seguridad ilusoria de la explicación o de la acción/reacción?, ¿Seguridad sutil de la energía? O seguridad absoluta del que es Absoluto?.

No tenemos más preguntas. Le agradecemos.

Entonces, bien amados Hermanos, Hermanas y Niños (cualquiera que sea el nombre que usted desea que se le dé), vivamos, si usted lo quiere, un momento que prefigura, si usted lo quiere, nuestra cita próxima. Instalémonos, algunos minutos de vuestro tiempo, más allá, justamente, de vuestro tiempo. Les digo pues: hasta dentro de dos semanas.

... Distribución del Don de la Gracia...

Soy MARÍA, Reina de los Cielos y de La Tierra, y les digo: hasta el 1º de diciembre.

Hasta pronto.
_______________________________________________
NDR:
La intervención de MARÍA se efectuará pues el próximo 1º de diciembre, de las 14 a las 15 horas, hora francesa al reloj. Este día allí, es un día de canalizaciones públicas que fueron ya programadas en Biarritz, esta intervención se hará pues, en público, en este marco (usted encontrará todos los detalles en la rúbrica "canalizaciones públicas"). No obstante, MARÍA recuerda que más allá de la presencia física, la conexión, en Espíritu, a esta hora, cualquiera que sea el lugar donde usted se sitúa, permite vivir los aspectos Vibratorios que entonces serán propuestos.

Las horas indicadas corresponden a la hora francesa, al reloj. 
El link http://www.lolo.free.fr/Divers/DecalageHoraire.html le permitirá deducir su horario local.