domingo, 4 de noviembre de 2012

SRI AUROBINDO - Noviembre


2 noviembre 2012

Soy SRI AUROBINDO. Hermanos y Hermanas en humanidad, permitanme irradiar, en ustedes, la Luz Azul de mi Presencia.

... Distribución de la Subvención de la Gracia…

Vine a, ustedes, a expresarles las consecuencias particulares de lo que anunciaron MARÍA y SNOW, por lo que se refiere a la Fusión de los Elementos, en ustedes, y lo que puede esperarse en su vida diaria (ndr: su intervención del 1º de noviembre de 2012 en la rúbrica “mensajes que deben leerse”). Existe, en efecto, durante este mes que se abrió, un tiempo particular de Paso, metamorfosis y Transformación. Esto se desarrolla, para cada uno, según lo que les fue posible manifestar y vivir, durante estos años transcurridos: este mecanismo de metamorfosis, antes de que se vuelva tan intenso que les obligue a una serie de mecanismos particulares, por lo que se refiere a lo que se había mencionado, como la catalepsia o el paro de las funciones del cuerpo.

Durante este período, van a yuxtaponerse, en ustedes, la conciencia que obtuvieron y vivieron durante sus distintos Estados y la conciencia más ordinaria. Esta yuxtaposición va a permitirles ver, claramente y de manera cada vez más distinta y neta, los momentos en que se sitúa la acción de la personalidad y los momentos en que se sitúa la no acción, sino la vida, en su nueva Residencia. Esto va a traducirse, no en una confrontación (y, como se lo dijo MARÍA, no tanto por un Choque, para ustedes quienes se acostumbran a vivir algunos Estados) sino en un sentimiento particular de ser, a la vez, en dos líneas temporales, dos líneas espaciales y dos líneas Dimensionales, completamente diferentes. Existirá pues un tiempo de aclimatación para que (progresivamente, o de manera brutal) puedan permanecer establecidos en su estado de consciencia que ustedes son, allí donde lo realizaron, allí donde lo liberaron.

Entonces, las fluctuaciones de sus vividos, las fluctuaciones de las líneas temporales, espaciales y Dimensionales (más allá de perturbaciones fisiológicas, metabólicas y a veces psicológicas), van a traducirse, para ustedes, en un nuevo reajuste. Al igual que todo reajuste, y al igual que todo fenómeno de adaptación, corre el riesgo de existir una forma de estado y un determinado plazo antes de que estén estabilizados en lo que son, en Verdad. Que eso sea durante las Alineaciones, y de manera cada vez más impronta e inesperada, corren el riesgo de vivir las dos líneas temporales, las dos líneas espaciales y las dos líneas Dimensionales, al mismo tiempo. Esto puede traducirse en el sentimiento de desestabilizarse. E incluso para los abiertos de entre ustedes, en la Nueva Dimensión, corren el riesgo de producirse mecanismos de reactivación del mental destinados a plantearse él mismo las preguntas acerca de lo que se desarrolla. Como ya se sabe, este mental se verá como exterior a esto que son, de manera cada vez más clara. De la misma forma, las circunstancias de la vida ordinaria pueden llevarles, como ya se sabe, a que reaccione, de manera emocional, a algunas circunstancias de vida. Durante este período, tendrán la ocasión, a causa de la yuxtaposición de estas dos líneas Dimensionales, de percibir claramente que el estado emocional les concierne cada vez menos. Esto les aportará una forma de distancia, y también una interrogación sobre el sentido de su objetivo, e incluso de su destino, en la conciencia, como en el Absoluto.

El período puede traducirse, por ello (de manera a veces más intensa, para ustedes), por las modificaciones fisiológicas de las funciones llamadas centrales: las funciones vinculadas al sueño, las funciones vinculadas a la alimentación, las funciones vinculadas a la regulación térmica podrán presentar dificultades de adaptación que representan la acción directa del efecto fusionante de los Elementos, dentro de su conciencia. Cada uno de entre ustedes, como ya se sabe, será llamado, preferencialmente, por uno, dos o tres Elementos, antes de realizar la Fusión de los cuatro Elementos o, si prefieren, la unión de los cuatro Elementos al nivel del cuerpo entero. Más allá de las simples manifestaciones físicas (que les han sido dadas, por ejemplo, por SNOW), yo les recuerdo que el trabajo sobre los Elementos será, para ustedes, la manera más adecuada de dejar expresarse la nueva línea Dimensional sobre la antigua.

Los contactos, más habituales y frecuentes, a desarrollarse con las otras líneas Dimensionales, les dan a vivir (y ya le dieron a vivir) la revelación de sus Razas, como contactos, cada vez más íntimos, con los otros Planos Dimensionales, que eso ocurra en sus noches como en sus días. Las modificaciones sensorias se refieren, sobre todo, a la capacidad para ver formas blancas en distinto medio ambiente y no solamente en sus Estados de Alineación. Que estén en la naturaleza, que estén en torno a su cama, en ustedes o en cualquier circunstancia. El aumento del Sonido, percibido en las orejas, se acerca cada vez más de su tonalidad final que es la que volverá completamente permeable el Canal Marial: no solamente a la Presencia de MARÍA, no solamente a la escucha y el recuerdo de su nombre, sino al Anuncio de MARÍA, de sí mismo. Modificaciones de percepción, en resonancia con los sentidos cutáneos y el concepto de percepción de su cuerpo, podrán también alterarse y darles distorsiones del esquema corporal, como, por ejemplo, el hecho de ver un miembro alargarse o un tronco estrecharse. Estas distorsiones se derivan directamente de la alquimia, en resonancia con su metamorfosis y la yuxtaposición de las dos líneas Dimensionales de las que les hablo. La calidad de su conciencia, incluso ordinaria, se volverá o mayor, o completamente incapaz de manifestar las prácticas corrientes de su vida. El sentido de la interrogación de la acción que está en curso, se hará cada vez más presente, en ustedes. Les parecerá que los pensamientos o las inducciones de sus propios pensamientos, por lo que se refiere a una acción, parecen diluirse y desaparecer al momento siguiente, dejándoles a veces en un sentimiento “de perder la cabeza” o “de perder la razón”. Esto se deriva directamente de las formas en que se personificó el aprendizaje, más avanzadas y relativas a la experiencia pluridimensional en en un cuerpo que, hasta ahora, había sido separado y cortado de su pluridimensionalidad.

Las manifestaciones Vibratorias, presentes en el cuerpo, más allá de lo que había expresado el Comendador (ndr: O.M. AÏVANHOV), por lo que se refiere a la anestesia y la desaparición de algunas partes de su cuerpo, van a ir ampliándose, dándoles, en algunos momentos, la impresión, real y concreta, de ya no tener ningún cuerpo. Este sentimiento, inédito para muchos entre ustedes, paradójicamente, les llenará con Paz y con Alegría. En paralelo a las circunstancias de su mundo, la evolución de su conciencia se hará, diría, estrictamente al contrario: más la acción de los Elementos se volverá tangible y eficiente (a niveles nunca vistos sobre La Tierra), a más éstos serán activos, lo mejor posible esta Fusión de los Elementos, le pondrá en una determinada forma de euforia y alegría, completamente desacopladas de lo que se desarrolla a nivel físico como en su cuerpo. Esto les permitirá comprobar, por ustedes, la existencia de la conciencia, independientemente de todo cuerpo, independientemente de toda personalidad, y les hará encontrar la realidad esencial de lo que son, a través de la encarnación, y a través de sus mecanismos habituales, inscritos en su vida y su historia.

Es, muy precisamente, este período de adaptación que debe vivirse, que les permitirá, si lo aceptan, dejarse trabajar por la Luz y dejar las nuevas Líneas Dimensionales (temporales y espaciales) establecerse, en ustedes, con la más grande de las facilidades y con un determinado sentido de la interrogación relativa a su humor, encontrándose en total contradicción aparente con los Elementos que se desarrollan en los espacios de vida donde estan. Esto corresponde, enteramente, a los mecanismos preascendentes, desarrollándose en su conciencia como sobre su mundo. Las Líneas temporales, presentes sobre La Tierra, están cambiando. La puesta a mal de las Líneas de Depredación, así como su desaparición, hace posible la interpenetración del Merkabah interdimensional de La Tierra, con su Nueva Dimensión. No asombren, tampoco, si durante sus meditaciones, como durante su sueño y también a veces durante su vida completamente normal, pueden superponerse pizcas de elementos que no tienen nada que ver, ni con este mundo, ni con estas manifestaciones, ni con su conciencia habitual. Estos mecanismos están a la obra, como ya se sabe, a causa de su función de Ancladores de Luz, de Sembradores de Luz o también de Liberadores de La Tierra. Son tipos Vibratorios de su conciencia que les permiten prever esta superposición, sin ningún desorden, si es el hecho de adaptarse a estos mecanismos de funcionamiento de la conciencia que es, hasta ahora, para muchos entre ustedes, completamente excepcional. Lo excepcional se sentará pues de lo racional y de la normalidad. Lo excepcional se volverá pues su nueva normalidad, a largo plazo, de estos distintos Pasos, al término de este mes de noviembre.

Les recuerdo también que les es posible recurrir a la Radiación y a la Presencia del Arcángel URIEL que administra específicamente este Paso y esta superposición de la Última Hora. Esto les conducirá a vivir, tanto este tiempo particular, sobre este mundo, como a tener, ya, la conciencia más o menos instalada en su Nuevo Mundo, su nueva esfera de vida vinculada a su Ascensión. La calidad Vibratoria que van afectar y a vivir va, por supuesto, a tener otras repercusiones, quizá más importantes, en su distinto medio ambiente. La calidad de su Radiación, así como la calidad de su conciencia, en esta forma de Transparencia (nueva, para ustedes), va, obviamente, a inducir una serie de modificaciones de equilibrio, no solamente en ustedes sino en el conjunto de sus vidas, cualesquiera que sean sus actividades y cualesquiera que sean sus métodos de funcionamiento previos.

Recuerden que los Elementos, en esos momentos, a ustedes serán de una gran ayuda: que eso sea la naturaleza, que eso sean los minerales de La Tierra, que eso sea la práctica de algunos elementos del yoga que les han sido comunicados por UN AMIGO (ndr: ver la rúbrica “protocolos que deben practicarse/Fusión de los elementos”). Todo eso va a contribuir a permitirles fundir, cada vez más (con el fin de dejar completamente la nueva conciencia tomar el relevo) y, finalmente, que disuelva la antigua conciencia y la antigua realidad. Así pues, su Choque de la Humanidad, para ustedes quienes recibieron la Luz Vibral de una forma u otra, será profundamente diferente de lo que será vivido por los que no experimentaron ninguna de las facetas. Esto se desarrolla y se desarrollará, de manera más tangible, para ustedes. Recuerden que los momentos de Paz deben favorecerse y que llegarán a la conclusión, al cabo de un tiempo extremadamente breve, que parecen ser el observador de su propia vida, que se colocan fuera de la persona, muy siendo esta conciencia que dirige a esta persona. Pero se les deslocalizará, desidentificará, hasta cierto punto, no solamente de esta persona, dejándole al mismo tiempo vivir su vida normal, hasta el momento deseado y deseable por la Luz, por La Tierra y por la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres.

El conjunto de las modificaciones de las circunstancias de su vida, como la vida, será, para ustedes, la ocasión de crecer pues en Paz, en serenidad, y en pluridimensionalidad. Los movimientos del humor, del mental, como de emociones, pudiendo ocurrir en los Pasos de un estado a otro, se controlarán extremadamente rápido, a partir del momento en que no darán ningún crédito a esto que podrá expresar, en ese momento, el mental, o también reacciones de humor o emocionales. El hecho de colocarse en distancia y en liberación les permitirá recoger mejor la información de estos dos estados de consciencia simultáneos, que son con todo suyos. Esto les permitirá, allí también, realizar un ajuste, cada vez más íntimo, con la Esencia de su ser, un ajuste cada vez más preciso con esto que llaman el momento de Liberación Colectiva de La Tierra. Existirán pues unos preliminares de su destino, unos preliminares de su nuevo estado, durante este período. Vele de no participar en todo lo que podría ser contrario a la estabilización de su conciencia. Quiero significar, por allí, que muchos Hermanos y Hermanas que no tuvieron la oportunidad de vivir sus Estados, correrán el riesgo de entrar más bien en fuertes resonancias y reacciones, por lo que se refiere a la yuxtaposición de estas dos líneas Dimensionales. Recuerden que no serán nunca las palabras que les ayudarán a estabilizar a cualquiera que vive este desequilibrio sino, simplemente, su Presencia así como su Radiación.

Si guardan presentes al espíritu que los Jinetes no pueden nada contra ustedes, así como los Elementos no pueden alterar en ningún caso lo que son, si guardan eso presente al espíritu, constatarán, muy rápidamente, que la Paz se hará entre ustedes y los Elementos, entre ustedes y todos los elementos que penetrarán en su medio ambiente (que sean emocionales, profesionales u otros). La instalación de la Nueva Conciencia, y la desaparición de la antigua, se traduce, por supuesto, en una serie de mecanismos, visuales, sensoriales, que afectan a la vez, el equilibrio del cuerpo, el equilibrio de la conciencia colectiva, como la conciencia individual. Los mecanismos de resistencia (que se describieron y que pueden presentar una interacción, por la acción misma de la Luz, en su fase de penetración final) pueden traducirse en aumentos, no concerniéndoles (puesto que el trabajo de purificación, generalmente, se efectuó, desde estos años en que consiguieron vibrar la Luz y convertirse en esta Luz), en los que verán aparecer sus propias sombras, su propio desorden, con la misma lucidez que usted lo ve. Aquellos en quienes el trabajo de Luz se realizó, desde hace algún tiempo, no tendrán que sufrir de estos mecanismos de eliminación, de puesta en luz de últimas sombras, que no les pertenecen sino que pertenecen, diría, al egregor colectivo de La Tierra que está en fase de disolución. Esto puede llevar a observar y vivir, a veces, mecanismos brutales o, en cualquier caso, intensos y rápidos.

Recuerden, en esos momentos, que si tienen la capacidad para permanecer en su estado de Paz, de permanecer en la Vibración que son, en la Vibración de su Presencia, en la Vibración del Corazón, o en la Vibración de la Onda de la Vida o el Abrigo Azul de la Gracia, y a llamada, por lo que este presente, en ese momento, constatarán, por ustedes, que lo que estaba presente dos minutos antes (y vivido de manera brutal, violenta o rápida), se apagará de sí mismo. Que eso se refiera a una circunstancia, que eso se refiera a un acontecimiento, o que eso se refiera a un Hermano o a una Hermana. Habrá, por algunos lados, aspectos que les parecerán mágicos, porque la acción y la interacción de la Luz Vibral se hace, yo se lo recuerdo, por la Inteligencia de la Luz, por la Fluidez y por la Unidad. Es decir, no pueden existir fases de resistencia, de fases de oposición. En cuanto una oposición aparezca, será disuelta, hasta cierto punto, por la acción de la Luz Vibral que irradian y que emiten, sin ninguna intención por vuestra parte. El simple hecho de pensar en el Elemento activará, en ustedes, el Triángulo elemental correspondiente al Elemento. El simple hecho de pensar a su chakra del Corazón, pondrá en movimiento el chakra del Corazón. El simple hecho de pensar en la su Onda de Vida (para los que la viven), reactivará la Onda de Vida. Así pues, llevar su conciencia bajo los pies, o llevar su conciencia sobre el Corazón, o llevar su conciencia sobre el Canal Marial, tendrá un efecto cada vez más rápido y cada vez más inmediato.

Tendrán también la oportunidad de constatar que las Presencias que lo acompañan no estarán ya solamente presentes, en sus momentos Interiores, en sus momentos de Alineación o meditación, sino que, a partir del momento en que hay la Presencia que les es familiar, les será accesible, instantáneamente, a lo largo de su Canal Marial, en la cumbre y a la izquierda de su cuerpo. Constatarán también que, si a veces piensan en el ser querido, muerto desde hace poco tiempo, sentirán, de la misma forma, su Presencia, instantáneamente, en la cumbre y a la derecha de su cuerpo. Habrá pues una proximidad, a ninguna otra similar, con relación a lo que ya vivieron, y que los reforzará en la certeza de los mundos paralelos, de las otras Dimensiones, y que la vida se sitúa por todas partes y no solamente de este lado del Velo donde estan.

La multiplicación de las experiencias, así como el sentimiento de su inmediación, les consolidará (después de los primeros desequilibrios) en su nuevo estado de consciencia, en su nueva vida. Por ello se realiza la Transmutación (o metamorfosis final) de este mundo. Cada vez menos se serán referidos por los desórdenes aparentes de este mundo, debido a su inmersión en estas nuevas esferas de conciencia. Si les es posible observar lo que se desarrolla en el cielo (preferencialmente, por la noche caída o la mañana antes del aumento del sol), constatarán que existe, en el cielo humano, modificaciones de color extremadamente rápidas y extremadamente intensas, traduciendo también, en su cielo, la yuxtaposición del cielo de la Nueva Dimensión y el cielo de la antigua. La Luz Blanca aparecerá en forma de flashs extremadamente potentes, en sus cielos nocturnos, pero a veces también en sus cielos del día. Esto les consolidará también en lo que viven. Se esperan muchos mecanismos inusuales, ocurriendo en los Elementos, de la misma manera que los que se desarrollan, de manera cada vez más evidente, en cualquier lugar sobre este planeta. Recuerden que estos Elementos son, para ustedes, Elementos actuando, en ustedes, que eso sea en su estructura física como psicológica. La acción de los Elementos contempla pues, ella también (y contribuye, a su manera), al establecimiento de la nueva Línea Dimensional.

Si están atentos a lo que se desarrolla, en ustedes (y eso no podrá ser diferentemente, a causa de la intensidad de las percepciones Vibratorias, en particular en las Coronas Radiantes y en particular de la cabeza), el simple hecho de llevar su conciencia, les permitirá salir de los elementos de sorpresa, de los elementos de humor alterado, de los elementos vinculados a una actividad mental o emocional. Si, en lugar de reaccionar o de dejar sus pensamientos tomar parte, en ese momento, piensan por ejemplo, al Arcángel URIEL, él estará instantáneamente presente a su lado. De la misma forma, si piensan en su chakra del Corazón, sin ninguna voluntad de hacer cualquier cosa, el Fuego del Corazón o la vibración del Corazón aparecerá de sí misma, sin ningún esfuerzo. Esto se traduce, de manera innegable (y se traducirá cada vez más), en la realidad pluridimensional que han vivido, en algunos momentos. Estos momentos crecerán, en duración, en intensidad y, como lo dije, en precisión y en claridad. Allí se sitúa su aprendizaje preascendente. Allí se sitúa su aclimatación al nuevo espacio de vida no encerrado, no limitando, pluridimensional.

Y la conclusión de mi exposición será ésta: a partir del momento en que no se alinean existe (en ustedes, como en torno a ustedes) el sentimiento de ser en un humor que no es alegre, el sentimiento tener que reaccionar a un elemento de su vida, el sentimiento de deber enfrentar un Hermano o una Hermana que está en algo diferente que lo que viven, pero no debe requerir la utilización de los apoyos habituales de su comunicación sino, prioritariamente, conducirles a conectarse de nuevo al Corazón, a los pies, al Canal Marial o a las Presencias pluridimensionales. Elija uno de los elementos que les sea el más accesible y verán, por ustedes, lo que pasa, a ese momento, que será más allá de toda espera. De la misma forma, si experimentan, en este cuerpo, anomalías (que eso sea, por ejemplo, el sentimiento de un cansancio, el sentimiento estar fuera de su cuerpo, o cualquier otro desequilibrio), llamen alguno de los Elementos. Que eso sea de manera directa, que eso esté por los protocolos que les han sido comunicados o vueltos a dar por SNOW (ndr: ver la rúbrica: “protocolos que deben practicarse/Fusión de los Elementos”). Eso les permitirá constatar el efecto, mucho más rápido, de alguno de los Elementos, sobre su problemática en curso. Eso se refiere tanto a los desequilibrios del cuerpo, como a los desequilibrios medioambientales, como lo que puede producirse en su conciencia. Así pues, aprenderán (a través de los cuatro Elementos que representan, se lo recuerdo, sus cuatro Razas) a manejar, hasta cierto punto, la conciencia, con el fin de obtener, directamente (no a través de una demanda o de una acción, en su Dimensión), allí donde estan, la acción pluridimensional de los Elementos, en su vida. Así (y los ejemplos podrían ser innumerables), ante una manifestación de cólera o Fuego, en ese momento, piensen en el Agua y constatarán que el humor de tipo Fuego (en el medio ambiente como en una relación o de varias personas) se habrá vuelto profundamente juicioso; a partir del momento en que pensarán en el elemento Fuego se traducirá, yo se lo recuerdo, por la percepción del elemento en cuestión, en una de las partes de la Corona Radiante de la cabeza. Si viven la llamada de unos o más de los Elementos, es decir, si no son ustedes quienes llaman pero si esto se manifiesta espontáneamente a ustedes, sepan que será necesario prestar atención a esto que realiza este elemento, en ustedes. Que eso sea la revelación de su Raza, que eso sea una manifestación corporal, o también una manifestación sutil o mística, en torno a ustedes o en ustedes, aprenderán a situar, extremadamente fácil y rápidamente, esto a que corresponden las acciones de los Elementos, en ustedes. Esto les dará, allí también, un aprendizaje extremadamente importante de la manera de vivir los desplazamientos pluridimensionales y de explorar, más allá de toda prisión, lo que es su conciencia, lo que puede manifestarse, lo que puede crearse y lo que puede solucionarse de sí mismo por la Inteligencia de la Luz, sin ninguna voluntad. En ese momento, constatarán que son los propios Elementos que actúan, en ustedes, a partir del momento en que se pusieron en resonancia en la Corona Radiante de la cabeza y en consecuencia del cuerpo.

Los Elementos les permitirán también explorar las nuevas Líneas Dimensionales, con una enorme facilidad, por lo mismo que los Elementos les colocan inmediatamente en posición de observador, en distanciamiento de la persona que creen ser, hasta ahora. Esto contribuirá, para mucho entre ustedes (de una diferente manera que por la Onda de la Vida), a establecerse en lo que son, de toda Eternidad. Los que realizarán, con este motivo, más allá de la Última Presencia, el Absoluto que son, no podrán ya afectarse, de ninguna manera, por lo que se desarrolla en este cuerpo, en estos pensamientos, como en sus interacciones medioambientales. Esto les dará el sentimiento de volver de nuevo, de verdad, en su Casa y en lo que son, en Verdad. Sólo el mental (en los momentos en que se alejarán) podrá poner en duda lo que se vive. Pero, a medida de sus experiencias y el enfoque de los Elementos, este vivido vendrá a sustituir, sin ninguna dificultad, el antiguo vivido.

El sentimiento extraño de poseer varias identidades (que eso esté en resonancia con últimas vidas, o con las vidas no refiriéndose a este mundo) se volverá, hasta cierto punto, cada vez más fácil a vivir y se propondrá a ustedes, independientemente de toda curiosidad e independientemente de toda voluntad de explorar sus propias últimas vidas o su propia historia. Esto forma parte, muy precisamente, de los mecanismos de la Liberación, por los Elementos, que está en curso. Les invito pues a que estén atentos, no tanto a los acontecimientos de este mundo, no tanto a lo que puede producirse en ustedes, sino sobre todo a lo que se produce por la acción de los Elementos. Los cuatro Pilares, que eso sea los cuatro Pilares de la cabeza vinculados a la Cruz Mutable (aquí y ahora, ALFA y Omega), que eso sea los cuatro Pilares del Corazón, se volverán, para ustedes, hasta cierto punto, una segunda naturaleza, independiente de sus propias elecciones, de sus propias decisiones, o de sus propios intereses. Constatarán eso de manera cada vez más rápida y evidente.

He aquí lo que tenía que entregarles y que, en cierta medida, es complementario de lo que se les enunció y anunció. Recuerden también que la Luz será siempre mucho más inteligente que imaginar todo lo que podrían suponer. Les dará, durante este mes, la ocasión de comprobar, si ya no se hace, la Fluidez de la Unidad, la Ley de sincronicidad, la Ley de Atracción y sobre todo, lo que representa ser un Niño de la Ley del Uno, un Niño de Luz. Les agradezco su escucha. Si existe, en ustedes, y con relación a lo que expresé, interrogaciones, entonces me placerá aportar elementos complementarios, si eso es necesario.

Pregunta: ¿cuando tres triángulos elementales de la cabeza se manifiestan al mismo tiempo, conviene llamar el cuarto?

Las circunstancias, mi Hermana, son profundamente diferentes. O te has situado en un momento en que es tú decides llamar uno de los Elementos. O los Elementos te llaman de ellos mismos. En ese momento, es decir, en los momentos en que uno de los Elementos o tres de los Elementos te llaman, no tienes que trabajar por tí mismo en cualquier llamada suplementaria o complementaria.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Hermanos y Hermanas en humanidad, vivan un momento de Comunión, en la Luz Azul.

Les digo hasta una próxima vez y hasta pronto.

Adiós.

... Distribución de la Subvención de la Gracia…


http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=1680