domingo, 2 de noviembre de 2014

Oración a Dios



Querido Dios:


Hoy te escribo estas líneas, sabiendo que no son necesarias, pues Tú conoces mejor que yo todas las cosas... 

Ellas a mí me sirven, en mi pequeñez, para ordenar lo que mi corazón desea expresarte hoy, muy especialmente... a Tí antes que nada, dándote Gracias de haber llegado hasta aquí, de haber tenido la dicha de vivir la Gracia de tu Amor infinito y misericordioso.

A pesar de todas mis miserias, de todos mis defectos, de todas mis debilidades, de todos mis tormentos, Tú Padre Celestial me has permitido vivir la Gracia de tu Amor, la Bendición de tu Presencia que me ha sostenido hasta hoy, muy especialmente en los últimos tiempos, cuando mi vida ha estado tan llena de sinsabores, incertidumbres, pérdidas, esfuerzos, peligros, tristezas, caminos duros y tortuosos...que sólo por tu Amor ha valido la pena vivirlos, a pesar del  karma, a pesar de los dolores...

Sé que aún cuando gozo de tu Amor, soy imperfecto en esta vida que llevo, y aunque me esfuerce millones, aquí simplemente soy lo que soy, agradeciéndo tu sublime e inmenso Amor al permitirme conocerte como quizás aún no lo han hecho muchos, así como seguramente hay otros que te han conocido mucho mejor que yo... pero heme aquí, el ser imperfecto que soy, sin mas pretensión que darte gracias por tu Presencia en esta mi vida, que a menudo también me hace vivir las delicias, las torturas y las dinámicas de mi ego que también aquí soy, y que se dulcifica con la plenitud de tu Presencia.

Padre Celestial siempre has estado conmigo, ahora lo sé... Antes lo intuía... y a pesar de que lamento tantas cosas, hoy simplemente mi consuelo es tu Amor, tu Amor Misericordioso que me hace parte de Tí... Grande Bendición que nunca pensé vivir como tal en esta mi existencia, pendiente solo de perseguir los objetivos vitales y existenciales de mi ego, aunque también de mi alma, cuando se busca la Justicia, el Amor, la Paz, la Armonía, el Éxito... la Felicidad...

Hoy te escribo estas líneas Padre Eterno, mas consciente que nunca de que sin Tí nada soy, de que sin Tí no podría estar ni siquiera articulando el mas mínimo pensamiento, la mas mínima de mis acciones, maravillándome día a día con la belleza de tu Creación, que aún en el mas precario de los casos, se nutre de la chispa vital que emana de tu seno de Vida....

Hoy aquí, seguro como estoy de tu Amor, desde mi pequeñez y dándote infinitas Gracias, te pido especial apoyo para continuar mi camino, en estos momentos de incertidumbre y desazón, cuando mas que por mí, pésame el yunque del compromiso, del deber, del auxilio debido a esas personas que has puesto en mi camino para nutrir y embelesar mi vida, y que ahora requieren de mi ayuda, de  Tu ayuda, a través de mi.

Solo tu Acción Divina y Misericordiosa ha permitido siquiera la posibilidad de salir adelante con esta tarea, de no perder la posibilidad de actuar para llevar el agua que alivia el rostro, el alimento que nutre al niño, el auxilio que socorre al enfermo, el soporte que alivia al necesitado...

En estos momentos de apremio y seguro como estoy de tu Amor, solo te escribo, Padre, para pedirte con todo Amor la bella conclusión final de tu Providencial Intercesión, que ha puesto ante mi los medios y las personas para permitir la supervivencia en estos momentos aciagos.

Nuevamente, Padre, perdona mis errores, mis imperfecciones, mis pequeñeces, y en orden a esta Nueva Dimensión de tu Amor que me has permitido conocer, permíteme culminar felizmente este periplo, para que no caigan sobre mí ni sobre quienes me necesitan, nuevas y mas dolorosas desgracias, en procura de las mejores decisiones, con tu auxilio y protección.

Por tu Infinito Amor, te doy Gracias...

Y que sea en tu Santa Voluntad.

Amen