viernes, 4 de diciembre de 2015

Convocatoria al 8 de diciembre de 2015 - Sereti



ASCENSION

Diciembre 2015

Mi nombre es Séréti, Guía Azul de la tierra de Sirio, yo saludo su Presencia. Honro el Amor que usted es.

Hace diez años, en términos terrestres, venía para enunciar mecanismos de transmutación que tocan él sistema solar en su conjunto, habiendo afirmado que el tiempo de transformación que acabaría en la Liberación del sistema solar y de La Tierra duraría siete años. Ese fue el caso. La Tierra fue efectivamente liberada en marzo de 2012. Desde aquel tiempo de La Tierra hasta ahora, un trayecto ha sido cumplido en la superficie de este mundo. Todo lo que debía ser descubierto, para cada uno de vosotros, lo fue desde esta época, permitiéndoles entonces aumentar en fe y en el Amor, de descubrir, y de ser liberados ustedes también.

El tiempo de mutación es terminado, todo converge hacia el acontecimiento superior que había descrito en julio de 2005. No volveré sobre eso… le invito, si el corazón se lo dicta, a releer la mecánica celeste de la Liberación del sistema solar.

Hoy el Verbo se hizo carne en totalidad y la verdad del Amor emana de más en más en todo lugar de esta Tierra, en todo planeta y en todo sol de este sistema. Y no resta más, en cualquier modo, que sólo acoger y recoger los frutos de la Gracia y del Amor. Desde ahora en adelante la Fraternidad de los Guías Azules de Sirio cercan y rodean La Tierra, haciéndose visibles a ciertos de ustedes y de la misma forma, de manera sensible sobre ciertos lugares. Venimos para prestar asistencia, de manera concreta, a su Resurrección en la Luz de Vida. Venimos para depositar a sus pies, y en sus corazones, el Amor que le llevamos.

Del mismo modo que los pueblos de la naturaleza se hicieron perceptibles y visibles, nuestra presencia también se hace perceptible y visible, no dejando alguna duda en cuanto al surgimiento de la revelación integral de la Luz.

Rodeamos La Tierra para acompañarla en su salto dimensional, de mismo modo que los Ángeles del Señor y otros pueblos de los mundos carbonados unificados vienen cerca de cada uno de vosotros o de algunos de ustedes. Somos, si podemos, diré, los Ángeles de La Tierra, no en una apariencia antropomórfica pero en nuestra radiación Azul, dándole a vivir en usted la finalización de la Resurrección. Acompañamos también al conjunto de Flota Mariana en una octava de dimensión y de manifestación.

Mientras que La Tierra vea ya su propia Ascensión, ustedes son invitados a manifestar y a actualizar su propia Liberación. El conjunto de circunstancias previas y de hechos previos al acontecimiento ha sido cumplido y es manifestado desde ahora en adelante.

Me dirijo a cada uno de vosotros; más allá de las palabras desierto que ustedes puedan entender, les invito a ir más allá de las palabras, a penetrar la esencia y la verdad de lo que digo, a probar en su corazón.

Nuestra presencia masiva alrededor de La Tierra signa nuestra emergencia y el cruzamiento de lo antiguo y de lo nuevo, el cruzamiento de la 3ª dimensión y de la 5ª dimensión. Velamos, por nuestra Presencia y nuestro brillo, por el buen desarrollo del acontecimiento, a fin de que cada niño de Ley del Uno sea restituido en integridad a lo que es, a lo que ha escogido en su Libertad.

El Arcángel Mikaël, por sus representaciones y correspondencias materiales, continuó perforando el cielo ilusorio de La Tierra, trayendo a manifestación los nuevos cielos y la nueva Tierra.

Nos llamamos Guías Azules de Sirio, el Abrigo Azul de la Gracia que a ustedes ha ofrecido María en totalidad, es el traje de Luz emanado de nosotros.

En memoria de los tiempos antiguos muy anteriores a vuestro tiempo, en fecha del 8 de diciembre de 2015, le invitamos a la plenitud de la Gracia. Ello no como una cita, no como un horario, porque es el tiempo de la Evidencia y porque ninguna cita podría ser fallada ni movida. En esta fiesta que usted llama "La Inmaculada Concepción " se anuncia la Resurrección y el nuevo nacimiento. Estamos allí desde ahora en adelante, para manifestar el visible Azul de la Gracia.

Invitamos a La Tierra y el conjunto de sus conciencias a hacer vigila, no simplemente una alineación, no simplemente una reunión, sino más bien este día dejar la Gracia emanar y manifestarse. María les ha anunciado él Abrigo Azul de la Gracia he aquí hace ya algunos años pero lo que desenrolla ahora se imprime asimismo en lo efímero de esta carne. Entonces los invitamos a celebrar la Gracia al corazón de su propia celebración.

No dije que el 8 es el día del acontecimiento pero si de la intensidad máxima para ser él receptáculo del acontecimiento y para asistir a su propia Resurrección. Lanzo pues también a mi vuelta, una invitación para celebrar la Gracia, de alguna manera que usted desee: rezar, meditar, abrirse, desaparecer, hacer vigila, a acoger la beatitud y El Espíritu de la Verdad.

Que se declare este día como una continuación lógica a la intervención de María y a la intervención de Orionis.

Usted no necesita nada más, aquel día, que ser usted mismo y  vivir en la acogida y en la Gracia porque aquel será un día particular en proceso enganchado por su Resurrección. En aquel día y en aquel tiempo, de este día y de esta noche del 8 diciembre de 2015, serán ofrecidas a profusión las Llaves Métatronicas, los códigos vibratorios de los Antiguos, los códigos vibratorios de las Estrellas, los códigos vibratorios de los Arcángeles, del conjunto de la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres como de La Fuente.

Vele y esté disponible en su corazón, cualquiera que sea su empleo del tiempo, a cada hora y a cada minuto, porque el Don de la Gracia íntegra no puede más esperar; así lo decretó La Tierra, así lo decretó el Sol. Siendo recubiertos con el Abrigo Azul de la Gracia, ninguno podrá tocar un cabello o un hilo de vuestra eternidad.

Permítanme depositar a vuestros pies y en su corazón la bendición de Fraternidad de los Guías Azules de Sirio.

 … Silencio …

Y allí, en el intersticio de la fusión entre lo efímero y el Eterno, saludamos la gloria de vuestra eternidad revelada. Y después de haberme escuchado, haber entendido, o haberme leído, hacemos él silencio.

 … Silencio …

En El Amor del Uno, Séréti le abraza. Tenemos cita.

Hasta pronto.

Publicado por:
https://lestransformations.wordpress.com