miércoles, 30 de noviembre de 2016

Felíz inicio de la Navidad... a pesar de todo...




Mucho se ha dicho sobre la Navidad…

Que si es de origen pagano, que si es una fiesta comercial, que si es solo para los niños, etc, etc…

El hecho es que si bien tales afirmaciones son más o menos correspondientes con la realidad, la Navidad es la única época del año cuando el mayor número de seres humanos en esta nuestra atribulada Tierra coinciden en llevar en sus mentes y corazones los mutuos y buenos deseos inspirados desde lo profundo del alma.

Cuando me vienen a plantear las tantas objeciones sobre la Navidad, muchas de ellas valederas, yo me pregunto: y cómo estaría el mundo si no existiera la Navidad?. Sin duda que mucho peor de lo que ahora se encuentra.

Imaginemos por un segundo que no existiese la Navidad y en este nuestro convulsionado planeta brillara por su ausencia una época durante la cual por casi todos los rincones del mundo los seres humanos se sintonizasen al menos por unos días y de una u otra forma con la bondad y el imaginario de Paz, Fraternidad, Bienestar y buenos deseos que suelen manifestar estas fechas aún en medio de las situaciones más críticas. Sin duda que nuestro planeta sería un lugar más inhóspito todavía…

Por eso y a pesar de todos los pesares, yo digo bienvenida sea la Navidad y que ella traiga multitud de bendiciones en lo más profundo para todos quienes habitamos esta esfera multicolor en medio del espacio profundo de la Creación Universal.

Porque a pesar de todos los pesares y por sobre todas las penas, creencias y momentos llenos de dificultades, los mejores deseos y las buenas cosas que ansiamos para todos y cada uno de nosotros puedan llegar a lo más recóndito e impregnarnos de esa buena vibra que pueda servirnos de inapreciable energía para sobrellevar con la mejor disposición el tiempo de un nuevo año que se avecina, con retos descomunales sin lugar a dudas.

Porque a pesar de todos los pesares, la Paz, el Amor y todas las Bendiciones se viertan sobre todos nosotros y nos hagan comprender que nunca la desgracia del otro es nuestro progreso y que mientras unos solo de nuestros hermanos padezca de algún tipo de miseria humana, nunca seremos una sociedad liberada por completo y plena de realización para todos quienes como un cuerpo integrado formamos parte de ella.

Vaya pues también nuestro agradecimiento por todas las cosas buenas que vivimos este año y los retos que superamos con la venia de Dios Padre Nuestro Señor Todopoderoso. Amen.

*** Felíz Navidad para Todos***