sábado, 20 de junio de 2015

ANAËL - El Agua de lo alto...











ANAËL - Mayo 2015
Yo soy Anaël Arcángel. Bien amados hijos del Eterno, bien amados hijos ardientes del sol, hagamos primero silencio, a fin de acogernos unos a los otros.
...Silencio...
Vengo hoy para darles algunos elementos concernientes al agua del cielo, el Jinete del Agua. Vengo a darles algunas de sus características.
El agua, el agua del cielo es un agente de relación y de comunicación. El agua es el elemento que conecta y que vivifica la vida del Espíritu. Así pues Cristo dijo: “Les daré a beber el Agua de Vida, la que satisface y que quita la sed, poniendo fin a los deseos, a las búsquedas, procurando la Paz, la del Espíritu encontrado”.
El agua de lo alto es para vosotros el Agua del Misterio.
El agua de lo alto es llamada MI, es decir a la inversa de IM. Y este IM deviene en MI y el MI deviene en Mikaël. Y el MI deviene en IS, Isis o María.
Han oído hablar, durante muchos años a Cristo, María y Mikaël formando la Nueva Eucaristía, aquella del agua de lo alto ciertamente. Hoy esto es lo que les es revelado.
El agua de lo alto es el agua de la relación, el agua del equilibrio, el agua del Espíritu y el soplo del Espíritu. El agua de lo alto es fuente de vida, poniendo fin a la sed, a toda sed, por la evidencia de la relación, la evidencia del Amor y la evidencia de la comunicación libre en cada una de las etapas del ser, en cada uno de los estados múltiples del ser, en este mundo como en todo mundo.
El agua del cielo es el agua del Misterio, es el agua que les es ocultada, es el agua que ha sido separada de las aguas de abajo.
Ha sido escrito que al principio era el Verbo y que este Espíritu flotaba en la superficie de las aguas. Porque el agua del cielo como el agua de la tierra, es naturalmente el agente que conecta lo alto y lo bajo, que conecta las dimensiones y que las unifica en el mismo Espíritu.
El agua de lo alto es también el Espíritu Santo que se vierte en ustedes, ahora en totalidad, abriendo los últimos canales, haciendo permeable las últimas circulaciones que no estaban presentes.
El agua de lo alto los pone en el éxtasis, aquel de la estasis, aquel de la Llamada de María. Porque encontrar y reconocer a su Madre, es encontrar y reconocer vuestro Femenino Sagrado , es honrar la Creación Libre.
Esta agua del Misterio es el elemento faltante a las aguas de la tierra, porque las aguas han sido divididas y separadas. Así pues tienen, en el seno mismo de la historia de La Tierra y mas allá de los ritos que les ha evocado Sin Ojos, hay también la apertura de las aguas ante Moisés. Hay también el agua del Diluvio y el agua que, hace mucho tiempo, ha puesto fin al cuarto sol y al tercer sol del encerramiento.
El agua de lo alto es por supuesto el agua de la Resurrección y el agua de la llamada al Regreso a vuestra Eternidad.
La manifestación del Amor vibral en este cuerpo efímero es el Fuego vibral. La manifestación del Amor, en este Cuerpo de Eternidad, es el agua de lo alto.
El agua es también el soporte de la conciencia, no en este mundo sino en las aguas de lo alto. El agua es también, en las dimensiones más altas, el soporte y el medio de la comunicación y de la relación y por lo tanto el Amor.
El agua es también lo que les da a ver y a percibir vuestros orígenes estelares, vuestros linajes estelares pero también les da a ver lo que estaba oculto, lo que estaba invisible.
El agua del cielo realiza la fusión del cielo y de la tierra, en ustedes como en este mundo, poniendo fin allí también a la separación, a la división y a la ilusión. Honrando el agua de la tierra, llaman al agua del cielo. Utilizando en consciencia el agua, encienden en ustedes la llamada del Espíritu de Verdad y la manifestación del Espíritu del Sol.
El agua de lo alto pondrá fin a los deseos, pondrá fin a la separación, pondrá fin también lo que es efímero.
El agua del cielo, como el Fuego del cielo o el Fuego solar llamado el "planeta asado", son los dos elementos que se conjugarán en ustedes como en la superficie de La Tierra.
El agua del cielo finalmente, es también el regreso al Andrógino Primordial, aquel que no conoce ni polaridad ni sexo ni posibilidad de desviarse de la rectitud interior.
El mejor recipiente del agua de lo alto es el Cubo, es decir Lord Metatrón en persona, el que se ve con vuestro sol y que se desplegará en este mundo bajo la forma de la Jerusalén Celestial, y que vendrá a acogerlos.
El agua de lo alto es por lo tanto el Agua del Bautismo en el Espíritu, y luego de vuestra Resurrección. El agua es también el médium de la Ascensión.
El agua es también el médium entre lo bajo y lo alto.
Celebrar el agua del cielo no es de hecho la misma cosa que celebrar el agua de la tierra, incluso si celebrar el agua de la tierra llama al agua del cielo. Van a darse cuenta completamente que pronto también van a poder celebrar el agua del cielo y es María la que realizará esto, durante su Llamada y de vuestra primera desaparición durante un tiempo muy largo de tres días y tres noches.
El agua del cielo pondrá fin pues a los límites y a la ilusión, de la misma forma que el agua de la tierra, en su conjunto y en su reunión
El agua del cielo finalmente es el Misterio a vivir de su propia revelación y allí, ninguna palabra puede expresarlo ni mostrarlo
Como el Arcángel de la Relación, mi posición me permite celebrar en parte el agua del cielo con ustedes, aquí mismo, y por todas partes para los que me leerán. Entonces, dejo ahora mis palabras desaparecer para que aparezca la celebración del agua del cielo. Esto es lo que vamos a realizar ahora, dándoles quizá ya a percibir lo que es.
...Silencio...
Anaël les agradece y les da las gracias por vuestra Presencia y vuestra Luz. 
Hasta pronto.