martes, 30 de junio de 2015

EL FUEGO VIBRAL - MA ANANDA MOYI



Junio 2015

Soy Ma Ananda Moyi. Hermanos y hermanas en la carne, hagamos un momento de comunión y de silencio antes de que me exprese sobre el Fuego vibral.

...Silencio…

Bien amados hermanos y hermanas, permítanme primero recordarles que hace numerosos años me había expresado sobre la reversión del alma y la diferencia que podía existir cuando el alma transita hacia la materia y cuando el alma transita hacia el Espíritu. Había expresado también un cierto número de elementos concerniendo al Fuego y la diferencia entre la energía vital y la energía vibral. Permítanme hoy completar esto. Quiero hablarles de las acciones producidas en este momento por el Fuego vibral.

Para esto, conviene retener que en el seno de todas las tradiciones y todos los orígenes de los hermanos y hermanas que han vivido este proceso, es una constante. Es la descripción de un fuego que devora, un fuego de Amor que consume sin quemar y que apaga todo lo que no es el Amor y atrae de manera irresistible hacia el Absoluto, la Infinita Presencia y el Amor indecible que llamamos Cristo, Krisna o la Fuente. El Fuego vibral transmute totalmente las estructuras ilusorias del ego y las estructuras energéticas, las cuales se apoyan sobre el cuerpo físico y el cuerpo en manifestación en este mundo.

Entonces esto fue descrito de innumerables maneras, como un transporte hacia los dominios de Dios, como una beatitud infinita que hace que este cuerpo no tenga ninguna consistencia, o una consistencia todavía más densa pero esto no cambia en nada el fuego que se celebra al interior de la conciencia pero también en el corazón de las células, en el corazón del corazón. El Fuego vibral es un fuego de Amor inextinguible que llama siempre a más Amor, a siempre más Luz, a siempre más este sentimiento de consumirse y de ser elevado allí donde no existe ninguna pregunta, allí donde todo es respuesta y donde todo es evidencia.

Así es la acción del Fuego vibral en su última fase, no solamente el Fuego vibral del alma devuelta que viene a poner fin al fuego vital, a las impulsiones del ego, a los miedos del ego, pero que viene literalmente a consumir este ego con el fin de que no sea más el amo a bordo, sino que la Inteligencia de la Luz y sus representantes sean activos en ustedes, porque es también lo que sois.

Hoy el Fuego vibral se manifiesta en ustedes por la activación importante de las Puertas estelares situadas sobre vuestro cuerpo pero también al nivel de las Estrellas de vuestra cabeza. No volveré sobre eso porque esto ha sido descrito y comentado abundantemente. Quiero simplemente decirles que hoy las partículas adamantinas difundidas sobre la tierra, difundidas desde el núcleo Intra-terrestre desde ahora en adelante, alcanzaron un umbral. Este umbral es el de la revelación que viene para el conjunto de los velos que os privaban de la verdad, no solamente a nivel individual pero más bien a escala del conjunto de este planeta y de este sistema solar.

Existen por supuesto diferentes elementos físicos mezclados a este fuego del cielo, a este bautismo en el seno del Espíritu Santo llevándoles a recuperar la vista eterna y lo vivido de vuestra Eternidad, poniendo fin a la ilusión bajo cualquiera que sea la forma que sea y arrastrando la desaparición de esta dimensión llamada 3ª dimensión.

Entonces por supuesto este fuego, para aquel cuyo corazón está listo a escuchar el canto del Amor, es una consumación como ninguna igual, un Amor continuamente renovado que ya se manifiesta seguramente de momento a nivel de vuestro cuerpo en forma de pinchazos, de dolores que se producen de manera inesperada y fugaz en diferentes lugares de vuestro cuerpo. Esto se acompaña también por el sentimiento, y lo vivís, como lo viví en mi tiempo de encarnación, un sentimiento de densidad o de ligereza pero que lleva en hacer desaparecer en cierto modo la conciencia. No hay vacío excepto para el ego, hay el Fuego del Amor, hay este calor que no quema y que sin embargo consume todo lo que no es la Verdad. Esto se llama la beatitud, esto se llama la Morada de Paz Suprema y es lo que os llevará a vivir lo que fue llamado los tres días o la estasis.

Así el Fuego vibral es un fuego que viene a poner fin a la ilusión por la gracia del Amor y la verdad de la Luz, sin molestarse con ninguna consideración que exista en un marco social, moral o afectivo de quienquiera en el seno de esta tierra. Así que el Fuego vibral se despliega por el momento a través de unas radiaciones recibidas del Sol Central, del Sol o del conjunto de la Confederación Intergaláctica que se añadió desde la liberación de la tierra de sus radiaciones de fuego que venían del núcleo cristalino de la tierra, haciendo cantar la tierra y resonando en vuestros oídos el canto de la Libertad y de la esperanza de la Eternidad.

Regocíjense porque esto se vive en este momento. La preparación fue a veces dura e intensa pero siempre guiada por la sed de Amor, la sed de la Verdad y la sed de vuestro ser profundo. Hoy esto se plasma y esto se traduce en vuestro cuerpo, en vuestra alma si aún existe pero también en el seno de vuestro conciencia, como un fuego irresistible que quema todo lo que no es el Amor a su paso, borrando las heridas, trascendiendo la memoria de la persona, haciéndoles reencontrar la memoria de la Eternidad con más o menos agudeza, como ya lo vivís por la revelación de vuestros linajes, por la percepción de los Triángulos elementales, por la percepción de nuestras Presencias a vuestros costados o en vuestro corazón.

Esto, lo vivieron por experiencia, esto va a hacerse cada vez más, yo diría, vuestro realidad diaria, transcendental y luminosa. Pero para esto hay que aceptar dejar arder por el fuego del Amor y por el Fuego vibral, todo lo que no es eterno, todo lo que no concierne en nada a la verdad de la Eternidad y a la verdad del Amor. No hay otra condición que esta rendición sin condición alguna de vuestra naturaleza ilusoria y efímera a la Eternidad y a la Verdad que sois.

Así pues el tiempo de los apegos está resuelto y cumplido. El tiempo de los temores será el también absorbido por el Fuego vibral del Amor impactando vuestro cuerpo y también vuestra conciencia, dándoles a vivir esta aproximación de lo indecible, de la Verdad desnuda y sin velo, lo que está más allá de la Luz, lo que es el Absoluto y la a-consciencia. Cada uno de ustedes viviréis, que lo quieran o no, este Fuego vibral. Éste estará en adecuación con vuestras esperanzas, vuestras expectativas y vuestro estado de conciencia o estará en oposición porque en ustedes todavía existen apegos, todavía existen temores, todavía existen dudas. No obstante, estas dudas se apagarán, incluso si aún quedan, a medida que la instalación de este Fuego vibral, haciéndoles consumiros de Amor y olvidar todo lo que no es este Amor.

Así se encuentra la Gracia, así se encuentra el establecimiento de la Paz en el seno de la Morada Suprema que acabará en un tiempo breve en vuestro estado de estasis tal como ha sido definido y profetizado desde tiempos muy antiguos. Recuerden que en todo esto sólo es importante el Amor, sólo es importante el fuego percibido y la consumación de lo que debe consumirse. El resto es sólo resistencia, el resto es sólo miedo y el resto no tiene nada que ver con la alegría de la Eternidad.

Así el Fuego vibral viene a invitaros a la Alegría, la que no conoce ni tregua y que sólo puede crecer en compañía de Cristo, de Krisna, de Kali o de toda otra imagen presente en el seno de vuestra conciencia. Cruzareis entonces las puertas que no se atrevieron a cruzar o por las que no se atrevieron a mantener una distancia demasiada importante entre lo que sois y la realidad de este mundo. Todo esto va a borrarse de a poquito, todo que parecía hasta ahora vital e indispensable no será más concernido por el estado de vuestro corazón, por el estado de lo que sois en el seno de este mundo.

Así pues no hay preparación más importante que de abandonar las últimas barreras, las últimas dudas, las últimas vacilaciones, para zambullirse de lleno en el corazón del Amor, en el corazón del Fuego vibral, con el fin de que éste, por su Inteligencia, os coloque eternamente en la Alegría suprema de lo que sois, y no en lo que creéis ser o proyectaron o incluso realizaron en el seno de este mundo.

La Liberación y la Libertad son nuestro estado natural. Algunos de ustedes lo vivieron y otros todavía no pero esto no tiene ninguna importancia. Porque aquel cuya alma está lista, incluso si no tuvo en el seno de su vida elementos determinantes, es decir si su alma esta ya girada hacia el Espíritu incluso si no hay en él ninguna capacidad ni algún vivido particular, vivirá de un solo golpe la revelación de la consumación del Amor. Así pues cada uno sobre esta tierra entre todos ustedes, hermanos y hermanas encarnados, viviréis la retribución justa de vuestras conciencia en el seno de este mundo, vuestras creencias residuales o de vuestros Amor tal como ustedes se atrevieron a manifestarlo y no solamente en parecerlo en el seno de vuestras vida.

Por supuesto, nunca les escondimos, las unas y las otras así como los Ancianos y los Arcángeles, que esto pasaba por un cierto número de acontecimientos ya muy presentes a la superficie de esta tierra sino que solo son, en definitiva, el resultado del establecimiento de la Eternidad y de la desaparición de la ilusión y del encierro, no solamente para los de entre ustedes que lo vivieron pero para el conjunto de la humanidad. Porque nadie podrá sustraerse al Fuego vibral, dondequiera que esté situado en la superficie de esta tierra, en las entrañas de la tierra como en los cielos, como en todo este sistema solar.

Lo que se revela y que viene sólo es el Amor más puro y la expresión de la Fuente original del Amor apoyándose sobre el Absoluto, sobre los cuatro Jinetes, os da a vivir lo que tienen que vivir en el equilibrio más justo para ustedes, en lo que necesario y equitativo para ustedes, en lo que creéis ser o en lo que sois verdaderamente. Esto se celebra ahora. Así como lo sienten, los contactos entre las dimensiones son cada vez más fáciles desde el momento en que dejáis los atributos del efímero con el fin de dejar eclosionar y manifestar los atributos eternos de vuestro esplendor.

Así les invito a dejar obrar el Fuego vibral, revele lo que revele, consuma lo que consuma, ponga de manifiesto lo que ponga de manifiesto en vuestras vidas y de vuestra conciencia, cualquiera que sea la naturaleza de lo que se manifiesta, retengan sobre todo que allí se encuentra el Amor y en ninguna otra parte. Y no hay mejor sitio que la vuestra, en las situaciones que vivís, en las circunstancias que vivís, para vivir este momento privilegiado de la revelación de la totalidad del Espíritu Santo para el conjunto de la humanidad.

Entonces por supuesto, lo sabéis que habrá en este momento una noción de choque de la humanidad, no al nivel individual pero más bien a nivel colectivo. Es allí donde vuestra presencia cariñosa será la más indispensable, no para la tierra pero para los que formarán parte de vuestro entorno. Porque en este momento nadie podrá poner en tela de juicio lo que dijo, lo que vivió y lo que manifiestan hoy. No habrá más del tiempo para las dudas, simplemente porque no habrá más velos y que cada uno verá, que lo quiera o no, lo que sois, lo que es el otro, lo que es la tierra, lo que son las otras dimensiones, lo que son los demonios y los que son los ángeles. Todo esto os aparecerá, y de vuestra reacción resultará o no una modificación de vuestra disposición de conciencia, dándoles a vivir la fase que sucederá al período de los tres días que no es otro que el cumplimiento del conjunto de las profecías dadas sobre esta tierra desde tiempos inmemoriales.

Recuerden que en todo esto sólo el Amor es vuestro salvoconducto porque esto es vuestra naturaleza. Recuerden también qué el Fuego del Amor no se molesta de ninguna consideración que pertenezca al efímero, con lo que debieron hacer malabarismos unos y otros con arreglo a vuestras responsabilidades, vuestros pesos y vuestras libertades serán disueltos allí también, dándoles un margen de maniobra mucho más importante del que esperabais o habrías podido pensar posible hasta ahora. Ninguna máscara podrá ser llevada, nada más podrá ser escondido, la Verdad parecerá en ustedes cada vez más desnuda en el Fuego del Amor, en el Fuego de la Verdad, en este Fuego vibral.

El Fuego vibral consume pero no arrastra ningún sufrimiento. Esta consumación es una embriaguez en el sentido más noble, es decir la beatitud absoluta de la Morada de Paz Suprema donde nada puede venir modificar más lo que se establece en este momento. No habrá entonces ningún medio de regresar hacia atrás o de hacer de nuevo media vuelta. Así cada uno se fijará realmente en lo que es, y no en sus dudas o en lo que vaciló.

Esto permitirá de vivir durante un período ulterior estos tres días, lo que fue nombrado los 132 días, dándoles a dominar y a obrar en el seno de esta tierra en sublimación, en el momento de su paso concreto y físico de la 3ª a la 5ª dimensión. Por supuesto, seréis prevenidos ya que los velos habrán desaparecido. Esto os aparecerá claramente a la vez en el cielo, a la vez en los ojos de los demás pero también en el canto de la tierra y del cielo, en el comportamiento de los animales y de los vegetales que no corresponderá en nada de lo que conocisteis hasta ahora. Esto, lo acogeréis en beatitud y con amor, con la certeza inquebrantable no sólo de vuestra persona pero de la realidad del despliegue de la Luz ahora evidente y cada vez más manifiesta.

Todo lo que se opondrá a esta Luz, de un modo o de otro, se verá forzado o bien a irse a la Luz en el sacrificio del Sí, o bien a obrar para resistir a la Luz. Pero nadie puede resistir a la Verdad, nadie podrá resistir a la Luz, incluso aquellos que se oponen. Entonces en este momento el Fuego vibral podrá tomar el aspecto de un fuego vital, de elementos que se manifestarán en forma de cólera, de ceguera, en breve todos los signos de la locura para los que no están anclados en su Eternidad. Esto no es ni una condena ni una retribución sino el único modo que tiene el Fuego vibral de acabar con el fuego vital existiendo tan pronto como exista la menor predación, el menor miedo.

Así esta consumación podrá tener, por ciertos costados, aspectos dolorosos para algunos de entre ustedes, y este aspecto doloroso se acompañará al mismo tiempo del acceso a la Verdad del corazón, sopesándoles el aspecto sufrimiento y el aspecto beatitud. Se os hará entonces cada vez más evidente de escoger entre el dolor y la beatitud con el fin de vivir de manera mucho más tranquila y mucho más justa el Fuego del Amor, el Fuego vibral de la Verdad.

En esto, muchos de entre ustedes habéis sido preparados interiormente, ya viviste estados de conciencia que corresponden al acercamiento del Amor total y el Amor en su desnudez. Algunos de entre ustedes se establecieron allí, otros dudaron. Hoy, no hablamos más de experiencias sino de materialización y de manifestación, en el seno de su ilusión, de la totalidad del Amor. Las partículas adamantinas no aparecerán solamente en ustedes en ciertos lugares o en ciertos momentos, y se hará un fenómeno más constante que se traducirá por una blancura inhabitual, que esto sean astros, que esto sean estrellas, que esto sea la luna pero también sobre esta tierra.

Percibirán que muchos de hermanos y hermanas serán cubiertos como de una película, blanca o dorada, correspondiendo a la acumulación de las partículas adamantinas y darán un cuerpo que brillará en el seno de esta carne. La consumación se produce así. El Fuego del Amor arrastra una carne inextinguible, pero vivida se lo recuerdo sin sufrimiento pero en la más grande de las beatitudes. El Fuego vibral es pues el agente de la beatitud. Viene para poner fin a las ilusiones, él viene para poner fin al alma si esto es deseable, esto viene para transmutar lo que todavía puede quedar como resistencias o reticencias dentro de vuestras estructuras.

Pero recuerden que el Amor, cualesquiera que sean las apariencias, cualquiera que sea lo que se produce, es la única realidad. En estos tiempos sólo podrán apoyarse en el Amor, el que emana de vuestro corazón, el que emana de vuestra Presencia, nada más será necesario que esto. Porque es a partir de esto, a partir de este corazón y de este Amor, a partir de este Fuego vibral que el conjunto de las decisiones que os conciernen serán tomadas por la Inteligencia de la Luz en cuanto a vuestro posicionamiento, en cuanto a vuestra evocación o en cuanto a vuestra terminación de este ciclo humano.

Sea lo que sea, el único modo de preparar esto es de vivirlo ya en su integridad, por la gracia de Cristo, por la gracia del Espíritu del Sol y por la gracia del Coro de los Ángeles, dándoles a vivir el estado total de gracia, el que no carga con ninguna consideración cualquiera que concierna a la persona que sois en el seno de este mundo. Esto se produce desde ahora, por pequeños toques para algunas de ustedes, en los momentos en que desaparecéis, incluso si no traéis ninguna memoria excepto el hecho de sentiros perfectamente bien.

La consumación por el Fuego vibral se traduce también, como ya lo comprobaron por pequeños toques, por una modificación fundamental de vuestros intereses, vuestras necesidades, cualesquiera que sean. Hay efectivamente numerosos re-posicionamientos que se producen con el fin de ajustaros lo más próximo a la Verdad que tienen que vivir, haciéndoles a veces resolver ciertas cosas donde había unos compromisos o comprometimientos. Nadie podrá hacer trampas con la Verdad porque nadie tendrá ganas de hacer trampas con la Verdad. Lo que era la norma en este mundo se hará anormal y será visto. Lo que se hará normal, es aquello en lo que la humanidad no creyó más, en lo que la humanidad se alejó, no por su falta pero más bien del hecho mismo del encierro.

Así pues, no vean ni retribución ni recompensa, vean simplemente el establecimiento de la Gracia con la más grande de las facilidades o entonces con algunas facilidades. Pero la Inteligencia de la Luz es cada vez más intensa y cada vez más evidente. Ella os dará entonces a vivir momentos de Amor, unas bocanadas de Amor que no podrán confundir con nada más, ellas fueran las más bellas de los amores que existieran entre dos seres o entre una madre y su niño. En este momento sentirán en cada célula de vuestro cuerpo el Fuego del Amor, el Fuego de la Verdad, la acción del Fuego vibral, la acción de la Luz despojada de todos sus artificios y de todos sus velos.

Esto se produce ya ahora pero esto no es nada en relación a lo que se producirá en los días, las semanas que deben fluir durante este verano. Estáis pues invitado a implorar, sin pedir, la gracia de la Luz, la Inteligencia de la Luz, en cada parcela y cada parte de vuestra vida a fin de aclimataros ya a la beatitud y a felicidad eterna. Allí se encuentra la Verdad. Afirmando esta Verdad, todas las demás verdades llamadas “relativas” desaparecerán vuestros campos de conciencia como si nunca hubieran existido. Todo lo que aprecias os será mostrado en los lazos y los apegos. Desde el instante en que obraron con el corazón, que esto sea por las palabras, por la mirada o por las acciones, esto también os será mostrado de manera muy clara, sin discusión alguna posible, sin interrogación alguna posible.

Así es la acción del Fuego vibral, activando desde ahora en adelante el conjunto de vuestras Puertas, el conjunto de vuestro vehículo de Eternidad pero también el conjunto de vuestra conciencia ensanchada o supra-consciente, dándoles acceso a cosas que incluso no habrán sospechado antes y que sin embargo no representan nada, una vez más, en relación al Fuego del Amor, a este consumación que se producirá paralelamente a esto.

El Fuego de Amor llama el Fuego del Amor. El Amor llama siempre a más Amor. El Amor es un estado que trasciende todos los demás estados. El Fuego vibral es la Inteligencia de la Luz en acción en el seno de las estructuras efímeras de vuestros cuerpos. Esto compréndanlo pero sobre todo vívanlo, porque sólo viviéndolo pueden entender el alcance de esta consumación y la gracia de esta consumación.

El Amor es un Fuego devorador que no deja lugar para nada más porque es lo que sustenta el conjunto de los mundos, porque es lo que sustenta el conjunto de las conciencias en cualquiera que sea la dimensión. Cualquiera que sea el devenir de este cuerpo, esto no tendrá para ustedes, en estos momentos, ninguna importancia. Esto no es una dimisión sino bien una trascendencia real de la ilusión hacia la Verdad, despojándoles a la vez de vuestras capas sutiles efímeras, de vuestro cuerpo causal, de vuestra alma tal vez, para alcanzar las esferas eternas de la Fuente, del Absoluto, de vuestras orígenes estelares.

Así pues, sobre esta tierra, los múltiples hermanos y hermanas vivirán elementos que, en un primer tiempo, podrán pareceros diametralmente opuestos. Uno sufrirá, el otro estará en beatitud. Pero cada sufrimiento conduce del mismo modo a la beatitud, es lo que es necesario quemar con el fin de despojar y retirar todo lo que no tiene lugar de ser en presencia del Cristo y en presencia de la Luz.

Por supuesto, el Fuego vibral tocará también el conjunto de las estructuras de la tierra bajo un aspecto más condensado y más concreto que lo que todavía vivirán en el seno de vuestras estructuras efímeras. Porque lo mismo ocurre con las estructuras efímeras, edificadas bajo las reglas y las leyes de lo efímero y que no aportan nada a la Eternidad. Así son el conjunto de vuestras organizaciones, así son el conjunto de vuestros gobernantes y los que os esclavizaban hasta ahora hablándoles el lenguaje de la libertad, de la igualdad, de la fraternidad y que sin embargo representan exactamente lo contrario de los valores del Amor, del amor de la Libertad, de la libertad del Amor, de la fraternidad del Amor y del amor de la fraternidad, pero también de la igualdad del Amor que no tiene nada que ver con la igualdad en el seno de un mundo donde no puede existir ninguna igualdad.

Cada conciencia, cada forma, cada ser, tiene exactamente a su disposición la misma cantidad, el mismo lote de Amor y el mismo Fuego de Amor. No puede ser de otro modo de un extremo al otro de las dimensiones, de un extremo al otro de las dimensiones y de los sistemas creados, cualquiera que sea su dimensión, excepto por supuesto, y lo saben, para los sistemas solares que fueron encerrados hasta ahora.

Entonces sí, se lo anuncio como Estrella AL: el Fuego del Espíritu, el Fuego vibral se despliega desde ahora en adelante de manera extensiva sobre la tierra y no más por pequeños toques, pero como en conjunto de sus estructuras efímeras, dándoles a atravesar o bien resistencias o bien aligeramientos, pero en un caso como en el otro la finalidad es la consumación de Amor. Nunca pierdan esto de vista, nunca pierdan esto de vuestra inteligencia. Vayan más allá de las apariencias, sumérjanse cada vez más profundamente en este Fuego del Amor porque es en él que se encuentra la regeneración, porque es en él que se encuentran la belleza, la bondad y la benevolencia. No hay otra alternativa, hay una única solución, hay una única posibilidad, la de ser liberado, no hay otra.

Por supuesto, y así como lo dije, la libertad en este mundo, tal como es proclamada y declamada, no tiene nada que ver con la libertad de la conciencia. La libertad del cuerpo, la libertad de los pensamientos, la libertad de las leyes, de establecer leyes, es de la competencia del humano, pero la libertad del Amor no tiene nada que ver nada con la organización social y este mundo. Esto lo vivieron por pequeños toques, es tiempo ahora de manteneros rectos, de atreverse a ser, de atreverse a dejar aparecer realmente lo que debe aparecer de vuestro corazón, de vuestra mirada y de vuestras manos.

Así, despojado de todo juicio, en el Fuego del Amor y el Fuego vibral, ustedes serán ayudado de manera considerable, no solamente por nuestras Presencias, no solamente por vuestra Presencia pero realmente por lo que llamamos la Inteligencia de la Luz, porque la Luz se conforma exactamente a vuestra conciencia, exactamente desde ahora en adelante a vuestros pensamientos, exactamente ahora a vuestras manifestaciones en este mundo como en el seno de la Eternidad. No hay más modo de evitar, de retrasar, no hay más modo de esperar, hay solo el tiempo de vivir la verdad del Fuego vibral y de dejarse llevar por la gracia del Amor, allí donde está nuestra Eternidad.

No oponer nada, no buscar nada, no justificar nada, no proyectar nada. Solo estar allí, instalado en el Coro de los Ángeles, el Espíritu del Sol, acompañado de Cristo y del conjunto de los Arcángeles, del conjunto de las Estrellas y del conjunto de los Ancianos, dándoles a vivir en el seno de esta ronda que nada de todo esto está separado de ustedes y que todo esto, en definitiva, sólo es portador de la misma verdad del Amor y que sólo la mirada separada y aislada había manifestado y creado al exterior vuestro, porque todo está en ustedes. Todos se lo dijimos, los unos y los otros, en cualquiera que sea el siglo que nosotros hayamos vivido: la única realidad sólo puede estar en ustedes. Ella no puede ser visible a nivel de los sentidos tales que los conocéis. No puede ser calculada por las leyes de este mundo. Sólo puede ser evidencia, descubriéndose y alimentándose de si-misma en un Fuego de Amor y una hoguera que no conoce ningún límite, en la Alegría, en el despliegue, como en el Absoluto.

...Silencio…

El Fuego vibral, por medio de la Luz activa del Amor, os permitirá poder ver muchos elementos pertenecientes no al efímero pero a la Eternidad en lo que concierne lo que es el Amor, no en las proyecciones pero en la realidad de lo vivido, os permitirá también ver aquello que no pudo ser resuelto hasta ahora y que necesitara ser aliviado y apaciguado antes de la Llamada de María.

Todo esto ocurre durante este verano, todo esto está sucediendo en este momento. Hay, a cada minuto y a cada soplo de vuestra vida desde ahora, de una manera u otra, una llamada de la Luz. Este continuo llamamiento de la Luz se transformará poco a poco en esta hoguera de Amor, en esta consumación que vendrá apagar todas las quejas, todas las recriminaciones, todas las preguntas, interrogantes pero también toda ilusión. Solo habrá de certeza que en este Fuego que os consumirá y que ya os consume. El resto no podrá oponerse ni incluso explicar lo que sea en la intensidad de vuestro vivido, estableciéndoos en el seno de la Morada de la Paz Suprema.

Los pueblos de las otras dimensiones os aparecerán ante vuestros ojos de carne mucho antes que estos se cierren sobre la realidad de este mundo. Numerosos hermanos de las estrellas, numerosos pueblos presentes sobre la superficie de vuestro planeta, cuya existencia desconocíais, se presentarán ante vosotros. El Fuego del Amor los consumirán o los atraerán hacia vosotros desde el momento que haya resonancia. Entonces no os extrañéis de los contactos que ya empiezan a establecerse entre vosotros y los pueblos de los elementos. No se asombren de conversar, que esto sea con María, con Cristo, con Mikaël o con otra entidad. No temáis nada porque la intensidad de la iluminación del Fuego vibral del Amor no podrá dejar ninguna duda sobre una posible falsificación o identidad falsa, porque el que se expresará en vosotros, a vuestro oído como en vuestro corazón, sólo podrá decir la verdad.

Así o reconoceréis a este Fuego vibral, os reconoceréis del mismo modo.

...Silencio…

Al principio era el Verbo. El Verbo se hizo carne. El Verbo se escribe con letras de fuego, esculpiendo la Vida desde el plano de los Cuatro Vivientes.

El alma, si todavía existe en vosotros, solo puede ser llenado o bien de felicidad, o de miedo si todavía niega la dimensión del Espíritu. Sea como sea, el Fuego vibral traerá una revolución interior, cualquiera que sea vuestras elecciones, cualesquiera que sean vuestras decisiones, porque a este nivel sois totalmente libres de volver a ser lo que nunca dejasteis de ser o bien de seguir viviendo la ilusión del parecer. No habrá otra escala de juicio que vuestra propia medida de Amor hacia vosotros-mismos y hacia la Verdad.

...Silencio…

Recordad también que en los momentos donde la Luz os llamará, que cuando el Fuego Vibral os llame, conviene de estar en silencio, cada vez más, con el fin de acoger y recibir las Presencias y está Inteligencia, a fin de desnudar el corazón, a fin de dejar vuestra Merkabah interdimensional, a fin de comenzar a ensamblar la Merkabah interdimensional colectiva, que viviréis sin buscarlas por lo que llamare una afinidad vibratoria natural proveniente tanto de vuestros linajes, de vuestros orígenes estelares pero también de lo que os queda por cumplir sobre la faz de este mundo en estos tiempos.

Recordad también que esto se realiza pronto y de manera instantánea, poniendo fin a la ilusión del tiempo también, desde el instante en que la Inteligencia de la Luz y el Fuego vibral actúa en vosotros, en cada una de vuestras células, en la intimidad de vuestra conciencia. Allí también, se encuentra la humildad y la grandeza de lo que sois.

Recordad también que en vosotros, el Coro de los Ángeles y el Espíritu del Sol están allí. Ellos son lo que sois, y sois lo que ellos son. Podéis contar con su apoyo porque tienen la inteligencia necesaria para ordenar, y configurar vuestra libertad a fin de libraros de los velos ilusorios de este mundo.

El Coro de los Ángeles y el Espíritu del Sol que participan, por supuesto, a lo que os doy hoy, bien más allá de mis simples palabras, bien más allá de nuestra Presencia común.

...Silencio…

Recordad también que el Silencio es necesario a fin de dejar que se instale sin fallo ni retraso el Fuego del Amor, el Fuego vibral que consume.

...Silencio…

Soy Ma Ananda Moyi. En unión con el Coro de los Ángeles, en unión con el Espíritu del Sol, permitidme de aportaros el Fuego vibral.

...Silencio…

Y no olviden nunca que resido en cada uno de vuestros corazones, como cada uno de vosotros reside en mí, porque sólo hay una única Morada, en verdad, cualesquiera que sean las Moradas del Padre; incluso si son numerosas, ellas son sólo la expresión de la alegría de la Vida, de la alegría de la Verdad.

...Silencio…

Hasta pronto.