domingo, 21 de junio de 2015

Una gran tormenta solar podría impactarnos en los próximos meses


Así lo ha advertido la Agencia de Oceanografía: una gran tormenta solar podría impactarnos durante los próximos meses. Y es que el astro rey hace un año que comenzó su fase activa, y durante estos meses de verano será cuando alcance sus picos de máxima actividad, algo que podría dar lugar a unas tormentas solares que podrían dañar nuestro sistema de telecomunicaciones.

Y no sólo eso, también podríamos estar hablando de que el campo magnético terrestre sufra modificaciones.
La última tormenta solar que alcanzó la Tierra fue el 13 de marzo de este año, el 2015. 

El Centro de Predicciones de Clima Espacial de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), indicó que 15 horas antes de lo que se estimaba, dos ondas de plasma magnético alcanzaron el planeta. Fue una tormenta muy intensa, de categoría 4 (dentro de la escala de 5 con la que se miden estos fenómenos) que originó problemas en los sistemas de geolocalización, pero ninguna interrupción en las comunicaciones.