jueves, 14 de abril de 2011

MIKAËL - La Hora de la Transmutación


14 aril 2011

Soy Mikaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. Bien Amados Niños de la Luz y Bien Amadas Semillas Estelares, comulgamos. En este día, celebramos, con ustedes, los mecanismos permitiendo aplicar su Ascensión. La Luz Azul se instala sobre La Tierra. La paleta del Nuevo Día, anunciado por la Fuente, vino. La hora llegó de oír el Borde de la Tierra y el Borde del Cielo. El conjunto de las Fuerzas de la Confederación Intergaláctica de Luz, volviéndose accesibles a su Dimensión, están en adelante entre ustedes. En ustedes, se vive la ceremonia de su subida en el Fuego. La alquimia se realizó. La conciencia de un número suficiente de humanos, la Conciencia de la Tierra viviendo su entrega, hace posible la aplicación final de su nacimiento. Renacimiento y Resurrección. Subida y Ascensión. Lo que sus ojos ven, lo que sus cuerpos vibran, lo que su Conciencia percibe, es la Verdad. La paleta del Nuevo Día pues se levantó, en ustedes, y sobre este mundo. La hora de la transmutación, de la metamorfosis vino. Vivir en la verdadera Vida, liberado de todo obstáculo, toda limitación, pueblo después de pueblo, nación después de nación, continente después de continente, eso se realiza. La hora en que las 12 Estrellas de la Tierra y sus cabezas se encienden, a la hora en que la boca de la Tierra y el Fuego de la Tierra se elevan, enteramente, como una llamada hacia la Luz, Es. La hora del acontecimiento y la llegada, la hora de la resurrección, sonó. Los distintos Bordes de esta ceremonia, presentes en como fuera de ustedes, se generalizan. Entonces, en este día, Yo, Arcángel Mikaël, conectado a Cristo, les dice: el momento vino. Por supuesto, los humanos encerrados en su realidad tridimensional, no queriendo o no pudiendo, por el momento, establecerse en su pluridimensionalidad, no ven nada de lo que está allí. Todos, Semillas Estelares, que viven y vibran, saben que este momento está allí. Realizaron la totalidad de este porqué venían.

En el espacio que se extiende desde este día entre terrestre y el último día terrestre de esta Dimensión, las señales, de la Tierra y las señales del Cielo, a ustedes se vuelven omnipresentes. La conciencia de cada humano sólo tiene dos elecciones y solamente dos elecciones: el miedo o el Amor. Cada día, cada respiración pasándose en el desarrollo de la última Respiración de la Tierra, en esta Dimensión, les propondrá, permanentemente, vivir el miedo o el Amor. Contamos con ustedes, Niños elevados y despertados al Uno, Vibrante en sus Coronas, para manifestar el Amor. Su Servicio, su Subvención, representa ahora, el solo y único objetivo de sus vidas, aquí como a otra parte. En paralelo al Borde de la Tierra y el Cielo, el borde del miedo se eleva también. De su Amor se derivará la victoria total, ya asegurada, del Amor, pero sobre todo, viniendo a borrar y superar el borde del miedo. Como Semillas Estelares, sembraron y enjambraron esta Tierra y también las Dimensiones Unificadas que esperaban su vuelta. Cada paso que darán en la Conciencia Una, por la Vibración de la Luz, será un paso hacia su Presencia. El Canal del Éter acabado permite, en adelante, para la avanzada en su vuelta, vivir los espacios siempre de alineación que se les proponen, y que se ofrecen a ustedes mismos, en la fusión total de la personalidad y el Cuerpo de Luz. No tienen pues ya que prestar Atención e Intención sobre los puntos de sus cuerpos. Tienen exactamente que vivir la Fusión. La Fusión de los Éteres, realizada en el Cielo y sobre la Tierra, es también la Fusión de sus propios Éteres. Fusión del transitorio y del Eterno en su Corazón, en su cabeza y en cada una de sus células, y en cada una de sus partículas del Éter. En adelante, la alineación se hará en la recepción más simple: sin gesto, sin atención referida, excepto a los circuitos, eventualmente, ER-ER y AL-AL, de manera muy breve. Ya que, muy rápidamente, vivirán, en sus espacios de alineación y en los espacios que se ofrecerán, la capacidad, bien real, para convertirse en, enteramente, la Luz. Por ello se realiza, para ustedes, a Niños de la Ley del Uno, como para la Tierra, la Ascensión. Paso de un estado a otro, de una forma a otra. Transmutación y metamorfosis. Su conciencia vive eso, su cuerpo vive eso, al mismo tiempo que la Tierra.

El próximo tiempo (que eso esté entre las 19 horas y 19 horas 30 o en el tiempo que se disponen) y también en el tiempo que se impondrá, por la propia Conciencia, va a permitirles definirse, enteramente, a esto que Son, de toda eternidad: la Luz. Más nada de lo que es Sombra o resistencia podrá limitar su conciencia mientras se sitúen en el Amor. De su calidad de Amor y de ser se derivará, para su medio ambiente, su capacidad para resonar en la Vibración del Uno, para comenzar a transmutarse. Lo que muere es la muerte. Lo que nace, es la Vida. La ceremonia de este día, por la Gracia de las 12 Estrellas y de la Luz Azul, hace posible, en ustedes, la inmersión total en la Luz Blanca de la Unidad. Cada paso que darán en la Luz Blanca les hará transmutar e implicará su metamorfosis total. Acompañan pues a La Tierra. Y les acompañamos en este camino. Los días y las semanas de su tiempo Terrestre, desde este día hasta la intervención de María, preciso, van a cada vez más penetrar, individual y colectivamente, el mundo de la Luz Una, alejándose de ustedes el miedo, la Ilusión que se desconcha. Se engancha ahora la ceremonia de la disolución de la Ilusión, por la gracia de la Luz Azul y la vuelta del Cristo. Nada contrario a la Luz Una puede cualquier cosa, no puede oponerse. Ya que no hay nada que oponer a la Luz ya que la Luz está incluso en la Ilusión que no podría existir sin ninguna Luz. Las percepciones Vibratorias de su conciencia, de sus cuerpos, físicos como de Luz, van a tomar posesión de la totalidad de su conciencia de personalidad. Este proceso es en marcha. No sufre ningún plazo. La Tierra está dispuesta a establecerse en su Nueva Dimensión, con algunos de entre ustedes, otros recuperarán su esfera estelar, otros serán acompañados por los Ángeles del Señor o por pueblos que evolucionan en los mundos Unificados Carbonosos. En adelante, los Ángeles del Señor, aparecidos en tres olas sucesivas, desde el 29 de septiembre del año anterior, se establecen en su Dimensión, sobre esta Tierra, actuando y participando allí donde es necesario. Eso está en curso actualmente, en múltiples lugares. El desarrollo de esta Ascensión, sincrónica para toda La Tierra, evoluciona, para cada pueblo de La Tierra, en función del suelo mismo donde están. No obstante, las manifestaciones de la Conciencia Vibral van a convertirse en sincrónicas para todos los humanos, Semillas Estelares, dondequiera que estén sobre La Tierra.

La Ceremonia que impulsamos juntos, este día, no puede ya ir detrás de cualquier vuelta o de cualquier regresión. Todo no puede más que progresar en la Luz Una. Solo algunos miedos o algunos egos, aún presentes entre las Semillas Estelares, pueden gritar el revés, por miedo. Pero incluso ese miedo, debido a sus alineaciones, va a desmayarse. La Fuente, la Ronda de los Arcángeles, el Cristo, María, las Estrellas, los Antiguos, el conjunto de las Fuerzas de la Confederación Intergaláctica de los mundos libres les llaman. La Tierra les eleva. Lo que debe realizarse está exactamente ha. Lo que debe realizarse es, simplemente, establecerles en la Luz. A lo sumo la Luz crece, a lo sumo eso se volverá simple, aún más simple, aún más evidente, aún más obvio ya que ya no habrá más que eso. Sólo el ego que muere podrá, incluso entre las Semillas Estelares, intentar desviarlo pero eso es inútil. La abundancia de la Luz, la vuelta de la Luz Azul y la Luz Blanca, no permitirá falsear cualquier cosa. Vaya en Paz, vaya en Amor, es lo que son: Paz y Amor. La totalidad de las Cruces, mutables y de la Redención, en adelante, para muchos entre ustedes, van a establecerse más allá de toda actividad de sus manos, sus gestos, su Atención. Tendrán pues, solamente, que establecerse en la Presencia de ser en la Vibración y todo el resto desaparecerá. Sólo persistirá la Luz Una de su Verdad.

Seremos, de manera más densa, presentes con ustedes, nosotros Arcángeles, el conjunto de las Estrellas, el conjunto de los Antiguos, presentes en ustedes, en sus momentos de alineación común y Fusión individual y colectiva. Les invitamos pues, el conjunto de estos Niños del Uno, como ustedes, a vivir nuestra Comunión común. En el espacio y el tiempo de nuestra reunión, de nuestra unión, de la misma forma que La Tierra junta su Cielo y comulgua a su Cielo, Borde de alabanza, como se lo anunció Uriel, que muchos entre ustedes oyen, ahora. De su Alegría se derivará la Alegría de este mundo en su subida y su Ascensión. Sólo lo que resiste, en ustedes como en el colectivo, podrá aún dar la ilusión de la ausencia de Alegría. Todo sólo es Alegría. Para los que aún no lo descubrieron, van a descubrirlo muy rápidamente. María, por su parte volverá de nuevo, precisamente, dándoles cita el 27 de abril a las 22 (hora francesa). En ese momento, la Fusión de las Estrellas será total. La percepción de la Luz Una se habrá vuelto, para muchos entre ustedes, su diario y su Verdad, la única. Una vez más, el conjunto de las Fuerzas Unificadas les invita a volver a entrar en su Corazón y en la Verdad donde no podrán ser afectados, de ninguna manera, por las gesticulaciones del final de este mundo, dondequiera que esten. Vivirán por ustedes mismos, y no como un concepto, la Inteligencia de la Luz y su capacidad, cualquiera que sea lo que se manifiesta, para mantenerse en su seno. Vivimos, ahora, la pendiente precisamente, en ustedes, del Arcángel Métatron. Por la constitución de su Presencia en, Canal del Éter, Canal de Luz Blanca, conectaron las Dimensiones y los Planos. Conjuntos comulgan y honran nuestra Unidad y Métatron. Así pues, en el Templo del Corazón despierta Cristo.

... Efusión Vibratoria...

A partir este día, a las 19, hasta las 19:30, del conjunto de las Conciencias de los mundos libres fusionarán, en ustedes. La plenitud de su propia vacuidad en ustedes aparecerá, cada día, con más patencia y desnudez. Guarde presente, en su Corazón, que la única cosa que debe concienciarse y concretar es su Ser, su Divinidad, su Unidad. En este día ceremonial de nuestra Fusión, declaro y declamo la vuelta de la Ley del Uno, en este mundo y en sus Conciencias.

... Efusión Vibratoria...

Si existen en ustedes preguntas relativas, de manera exclusiva, a lo que vengo de expresar, entonces yo a ustedes escucho.

No tenemos preguntas, le agradecemos.

Bien Amadas Luces, Bien Amadas Semillas Estelares, en nombre nosotros todos y en mi nombre, que la Gracia se establezca en este día y para la Eternidad. Vayan en Paz ya que son la Paz. Vayan en el Amor ya que son el Amor. Bendición. Les digo y les decimos todos, como eso es el caso cada vez más numeroso, a las 19 horas (espacio de alineación descrito en la rúbrica “protocolos”), en la recepción más desnuda y más simple, eventualmente ayudándose, los primeros minutos, de la atención sobre ER-ER y AL-AL pero ustedes constatarán, si no a partir de esta noche, en las próximas noches y en función de la activación llevada de sus Cruces mutables, la Verdad de nuestra Comunión total en la Luz. Hasta pronto.

http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=1001