sábado, 2 de abril de 2011

SRI AUROBINDO (Sn Juan) - La Paz


30 marzo 2011

Soy Sri Aurobindo. Hermanos y Hermanas les doy mi Paz. Se me ha pedido venir entre ustedes, con el fin de aclarar un concepto importante, en el tiempo que viven. Este concepto es la Paz. Les hablé, he aquí algunos meses, de una serie de hechos, realizados, en adelante. Les corresponde, durante este tiempo, encontrar la Paz. También los informé del choque de la humanidad y las etapas que conducen, después de la integración de este choque, a la Paz. La Paz no es el contrario de la guerra, la Paz no debe basar más en una circunstancia exterior, ya que las circunstancias exteriores, en tiempo normal, como en este tiempo, son fluctuantes. La Paz de la que les hablo debe derivar de un estado de ser, estado de unificarse, derivándose de su capacidad para situarse más allá de la actividad mental, más allá de la reflexión habitual, permitiéndoles llevar sus vidas. El rastro de sus vidas, toma, en adelante, bajo la acción de la Luz y bajo la acción de las resistencias a la Luz, cualquier otro cariz que el habitual para cada uno. La realización, por el Arcángel Mikaël y el conjunto del Cónclave, de la fusión de los éteres, vuelve posibles, para cada uno de entre ustedes, de manera más fácil, la realización y la aplicación de la Paz interior, la que es completamente independiente de toda agitación exterior. El Fuego del Espíritu es Paz. El Fuego del Espíritu, en comparación con el Fuego del ego (tal como se los ha definido por el digno Comendador), se establece en cuanto usted esté de acuerdo a la Luz, enteramente, más allá del abandono y a través de lo que definió al Arcángel Anaël, en el proceso de integración de la Luz volviéndose a su Claridad, a su Esencia y a su Transparencia, que les resultará posible manifestar, concretamente, permaneciendo al mismo tiempo sobre este plano, por el momento. Se darán cuenta por ustedes mismos, muy fácilmente, a cada día que pasará, ahora, que la única fuente de Paz será su propio estado Interior. Cualesquiera que sean, para cada uno, sus distintos empleos variados, constatarán que podrán establecerse en la Paz, cada vez más fácilmente, a condición de alinearse con ustedes mismos, con su Cuerpo de Luz, cuyos testigos son la Vibración y, en particular, las percepciones de las que les habló el Comendador. La Paz se derivará de eso. Como se lo dijo, presten atención de no confundir la Paz con la dimisión. La dimisión es una forma de derrota. La Paz es una Victoria. Victoria, en ustedes, de la Luz. Victoria de la Verdad, haciéndoles cruzar una etapa de más hacia su Despertar, definitivo y total. Durante los momentos a vivir, la Paz será, en sus comportamientos, el mejor testigo de su estado Interior. Ya que la Paz establece un estado de serenidad, preliminar a la Alegría, pero sobre todo que viene a hacer presa, sin oponerse, precisamente, al choque de la humanidad.

Algunos de entre ustedes perciben ya, momentos en que parecen como flotar, o escaparse a la realidad ordinaria. Esto contribuye innegablemente a llamarles a más traslado. Una vez más, el traslado no quiere decir ya no ser implicado en la vida ordinaria, al contrario, sino dibujar dentro de lo que son, de sus Vibraciones, de sus percepciones, la fuerza, la potencia necesarios, precisamente, para proseguir su realización. Que eso sea para ustedes mismos o para su medio ambiente más inmediato y sus prójimos, su capacidad y su responsabilidad para establecerse en la Paz, permitirá tener una acción real sobre su medio ambiente. Toda acción precipitada, no realizándose en estado de Paz, conducirá al estado opuesto a la Paz. Velen pues por comprobar bien que sus comportamientos, sus humores y sus acciones se hagan bajo la influencia de esta Paz y no bajo la influencia de cualquier reacción inmediata, reacción inmediata que sería resultante de su mental, de sus miedos o sus prácticas. Al establecerse en la Paz, recibirán, hasta cierto punto, los estímulos adaptados, permitiéndoles realizar una acción, de manifestar un comportamiento y un humor, de acuerdo total con la Paz y cuya eficacia será real. La acción no será ya resultante de una cogitación o de una reflexión lógicos, sino bien guiada por su estado de Paz y su alineación a la Luz. Los derrames de Luz y las manifestaciones de Luz, viniendo del Cielo, el Cosmos y de la propia Tierra, alcanzarán, en adelante cada día, un apogeo, una cumbre. Cada día, la cumbre cruzada les pondrá, a partir del día siguiente, ante otra cumbre. Este aumento de la Luz será, para ustedes, la ocasión de poner de relieve en la práctica y todo lo que han podido, durando este tiempo pasado, estos últimos meses o estos últimos años, recorrer como técnica, como Abandono, como protocolo. Apoyen en sus recientes experiencias, de alineaciones colectivas o personales, para reconstruir, en los momentos críticos, este estado. Entonces se les facilitará todo. Retenga que eso no estará nunca a causa de su voluntad sino, al contrario, de la abolición de toda voluntad personal, que les permitirá ser guiados por la Luz. Sean, hasta cierto punto, vigilantes, en los puntos de presión y Vibración que les recorren, en algunos momentos. Constatarán, por otra parte, una diferencia sensible entre la conciencia y la energía de la mañana, y la conciencia y la energía que se manifestará al medio y en final de tarde. Muchos ciclos que les están propios, se modifican, que eso sean los ciclos de sueño, los ciclos alimentarios. Eso es totalmente normal y lógico, habida cuenta de la cantidad de Luz vertiéndose en este momento mismo sobre La Tierra. Estén atentos también a sus despertares, que ocurren de manera impronta en la noche o la mañana, normal, ya que se encontrarán indicaciones, en media tinta o fuertes. Eso será, hasta cierto punto, impulsos de la Luz y el alma ocurriendo en sus momentos de sueño, que serán, hasta cierto punto, guías, o incluso a veces prescripciones, a emprender tal acción o tal otra acción. El ejemplo más simple que pueda tomar, es, por ejemplo, la víspera por la noche, ustedes preven al día siguiente de ir a tal lugar, y en la mañana, despertándoles, un impulso les impulsa no ir a este lugar; entonces, respétenlo, ya que vendrá de la Luz.

La intensidad del derrame de Luz se hará sentir de manera mucho más intensa, efectivamente, en final de tarde (ndr: eso corresponde a la hora dónde el sol está en fase descendente, cualquiera que sea el país). En estas fases de aumento de la Luz, subirán una cumbre. Es en estos momentos que tendrán la impresión o el sentimiento de no ser como siempre. Respetan, allí también, en esos momentos, lo que pide su cuerpo, su Conciencia. Piense también, en estos momentos, en la cumbre que tienen que subir, a nivel Vibratorio de la Luz, con el fin de ustedes sumergirse en la Paz. Todas las soluciones vendrán a ustedes en este estado de Paz. Todas las soluciones que querrán, personalmente, llevar bajo la influencia de sus cogitaciones y reflexiones serán absurdas. El período que se abre y que se vive, en adelante, sobre La Tierra, para ustedes, personificados, es un período extremadamente importante. Es el momento en que se produce una serie de cambios, y también, para algunos, la última Revocación, conduciéndoles a vivir el acceso a su Divinidad, en total libertad. Los marcadores de los que les habló el Comendador, en sus percepciones (tanto en la cabeza como el Corazón), estarán como un barómetro, en cuanto a su estado de alineación con la Luz. Y por otra parte, su humor de Paz será también, por otra parte, el mejor barómetro. Armados de estos dos barómetros, les será, entonces, extremadamente fácil navegar, en su vida, a cada minuto. Muchos cambios, interiores y exteriores, se producen actualmente. El ritmo, la frecuencia, como ya lo constatan, se modifica en gran parte y se acelera. Lo que podía parecer increíble, para el usted, la víspera, resultará completamente posible el día siguiente. Entonces, por lo tanto, no preocupen de lo que les parece, en un momento dado, un obstáculo, cualquiera que sea. Este obstáculo no tiene que combatirse, sino simplemente a verse para lo que es. Y generalmente, a partir del día siguiente, el impulso que habrán vivido, y la integración de la Luz, les permitirán superar este obstáculo que no existirá ya para ustedes. Eso se refiere a todos los sectores de su vida. Cada día, subirán un nuevo sumo. Cada día, alcanzarán un nuevo estado Vibratorio y un nuevo estado de consciencia. Cada día verá, en ustedes y en torno a ustedes, modificaciones importantes. Sus percepciones se precisarán. Algunos de entre ustedes podrán, cada vez más fácil y frecuentemente, contactar las dimensiones Unificadas. Muchas cosas les parecerán ir a una diferente velocidad de la práctica. Esta aceleración podrá traducirse, para algunos de entre ustedes, en el sentimiento que eso puede ir demasiado deprisa. Si permanecen en Paz, entonces, este sentimiento desaparecerá. Mucho entre ustedes descubrirán facetas aún desconocidas: nuevas capacidades se harán día, en vínculo directo con la activación, continua, ahora, de las 12 Estrellas y nuevos circuitos en ustedes. En la medida de lo posible, desde ahora, e incluso Un Amigo les habrá dado las funciones de estos circuitos y estas resonancias, intenten evitar plantearse preguntas, intenten lo más posible volver a entrar, al mismo nivel y de pleno Corazón, en el vivido de lo que debe vivirse, por estas Vibraciones que les recorren. Recuerden que la solución no está en la comprensión, ni en el significado, sino en el vivido Vibratorio de esta Paz y esta Luz. Recuerden también que sus espacios de alineación colectivos estarán también, para ustedes, más allá del sentido del Servicio, como una fuente de alimento e inspiración. Respeten completamente sus cuerpos, lo que el cuerpo les pedirá, que eso sea más contribución líquida, o una ausencia de comida, respétenlo.

En resumen, se les pide pues ser vigilantes, vigilantes a las señales manifestándose en ustedes, vigilantes a la calidad de su Paz, que les corresponderá establecer y mantener, vigilancia, por fin, sobre las señales exteriores. Estas señales exteriores, las encontrarán sobre todo en la naturaleza, en la observación del sol, del cielo, y en los sonidos que se modificarán: de su Tierra, de su Cielo. En realidad, se les pide, sobre todo, para vivir este período, ser aún más conscientes de la Vida. Una vez más, la Luz proporcionará absolutamente a todo. Es durante estos períodos que se les pide, y que les está permitido, gracias a la Luz, penetrar más aún que antes en su intimidad, en su Templo interior. Lo que ocurra, en su Interior o en su vida manifestada afuera, acéptenlo, aunque eso a ustedes parezca, inicialmente, desviado. En definitiva, no hay ningún elemento que desvía bajo la acción de la Luz. Sólo la apariencia puede serlo, pero, en Verdad, eso no será nunca el caso. 

Algunos de entre ustedes, bajo la influencia del Fuego del Espíritu, van a manifestar abrasamientos de los 3 Hogares. Eso puede también representar, aunque eso es vivido por una Paz previa, un choque Interior ya que la rapidez de las Vibraciones y de la Luz que los recorrerá estará como una especie de sideración de sus sentidos y su cerebro. Para algunos, eso les obligará a cortar brevemente sua actividades exteriores. Respeten, allí también, lo que viven, ya que todo no depende solamente de sus momentos de alineación colectivos y los momentos que deciden, ya que estos momentos serán decididos por la Luz, por ella misma. Van pues a que deben seguir el ritmo propio de la Luz, más allá de su propio ritmo. Si aceptan y acogen estos algunos preceptos, si están atentos, la integración de la Luz y la Paz serán su lote diario. Si la resistencia se manifiesta, entonces, la Paz huirá, y corren el riesgo, en esos momentos, de dejar manifestarse el Fuego del ego, con comportamientos contrarios a la Luz. Recuerden que la Vibración que recorre su cuerpo es su guía. Esta Vibración será una llamada a veces, una llamada de que debe volver a entrar en usted. Es en cumplimiento de lo que dirá su cuerpo y su Conciencia, en cumplimiento de lo que dirá la Luz, que se realizará su Paz.

Retenga por fin que no hay nada de que huir, así como no hay nada que temer y nada que esperar. Simplemente, alimente del momento, en lucidez, en transparencia, estando de acuerdo a la realidad y la Verdad de la Luz, haciendo irrupción, cada vez más, en su vida y en este mundo. Practique, en los momentos en que podrían dudar o agitarse, lo que a ustedes pareció hasta ahora lo más aliviador (que eso sea la respiración, una música, un cristal, o cualquier otra cosa), que, hasta ahora, lo había conseguido, ello podrá emplearse. La finalidad es, por supuesto, no dejar, en esta fase de irrupción total del supramental, al mental tomar la parte, cualesquiera que sean los pensamientos que podrán ocurrir, en estos momentos. Deben irse más allá de sus propios pensamientos, que eso sea una preocupación por un niño o cualquier otra cosa. Recuerden que su calidad de Paz, que su calidad de alineación y Luz hará toda la diferencia. Lo que vivirán estará exacta y completamente en resonancia y de acuerdo con la Luz, si dejan pasar la Luz. 

Todo de lo que les hablo corresponde al período que se extiende entre ahora y aproximadamente el final de su mes de abril. Contamos con su Presencia, con su disponibilidad, con su Radiación, y sobre todo con su Paz. Ya que, de la calidad de su Paz (que viven en Vibraciones), de todos vosotros derivará la forma en que la totalidad de la humanidad vivirá esta etapa. Eso no debe ser para ustedes un peso suplementario sino, al contrario, una responsabilidad y una ligereza. Recuerden que, por el Merkabah colectivo, se conectan todos, que esto no es una inútil palabra, sino una realidad. Entonces, de la calidad de su Paz, resultará, inicialmente, la calidad de la Paz de todos sus Hermanos y Hermanas personificados que vivirán las mismas etapas, y por contagio, diría, el conjunto de la humanidad. La Tierra cuenta con ustedes. El Cielo cuenta con ustedes. He aquí lo que encargué de decirles. Por supuesto, pienso que, muy rápidamente, Un Amigo (a partir del momento en que los Arcángeles habrán terminado lo que se emprendió), se producirá para darles el sentido de los nuevos circuitos que se activarán en ustedes. Hasta entonces, satisfáganse de vivirlos, simplemente. Recuerden conservar, lo más posible, la humildad y la simplicidad, que seguirán siendo los mejores garantes, para ustedes como para su medio ambiente, como para el conjunto de La Tierra, del buen paso de este período. 

Aquí, mis Hermanos y mis Hermanas, si existe en ustedes preguntas en relación, exclusivamente, por lo que acabo de expresar, entonces, yo les escucho.

No tenemos preguntas, le agradecemos.

Entonces, mis Hermanos y mis Hermanas, vamos a comulgar, juntos, en mi Luz Azul.

... Efusion Vibratoria ... 

http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=959