domingo, 18 de diciembre de 2011

MARÍA - Comunión con la Luz


17 diciembre 2011

Soy MARÍA, Reina de los Cielos y de La Tierra. Amados niños, doy Gracias, juntos, a nuestra Comunión. Vengo, en este tiempo y este espacio, con el fin de avanzar juntos, hacia su Conciencia. Avanzar juntos, hacia esta Libertad, esta Liberación. Hace mucho tiempo, mis Hijos les dijeron que no eran de este mundo. Hace mucho tiempo, les dije que se comprometían, hasta cierto punto, a una vida Eterna. ¿De qué vida quería hablar? De la verdadera Vida: aquélla que no es transitoria. Aquélla que no se inscribe entre un nacimiento y una muerte. Aquélla que no inscribe absolutamente en el sufrimiento, en la falta, en el miedo. Les habló de una vida que no se limita, dónde no el miedo. De una vida que no es condicionada por cualquier cosa o por quienquiera. ¿Piensan de verdad que eso sea el caso, en su vida, hoy?... Aunque muchos, entre ustedes, viven Estados particulares de la Conciencia, permitiéndoles, a veces, acercarse y vivir Estados no ordinarios.

Los Antiguos detenidamente les hablaron de este estado particular de ser cuando afecta otro estado. No volveré de nuevo al respecto. Lo que quiero decirles, simplemente, es que en adelante van a tener la posibilidad de vivir, siempre más en más numerosos, cada vez de manera más intensa, estos Estados que a ustedes extraen del ordinario de su vida y que, sin embargo, no son tan extraordinario. Pero que les llevan, simplemente, a que conciencien, siempre más, lo que son: seres de Amor, seres de Paz, seres de Verdad, Ancladores de Luz, Sembradores de Luz, quienes, reconocen que no tienen mucho que ver con las condiciones mismas, hoy, de este mundo sobre el cual son.

Lo que se abre no les es ya de verdad un Paso sino una Comunión. Y este estado de Comunión con la verdadera Vida, cualquiera que sean los Portadores, es entre ustedes, aquí, o entre nosotros, o dentro de la Luz, sin más ninguna posibilidad de existencia personal, todo eso contribuye a hacerles descubrir el estado real y verídico de lo que son. Bien lejos de las contingencias del mundo. Bien lejos de toda imagen, de toda proyección. 

Sus espacios de Alineación y Comunión los llevaron, cada uno a su ritmo, a que se les acercara, en Verdad, de lo que son. Y ello, lo viven, todos, de una forma o de otra, cualesquiera que sean las palabras que tengan deseo de referir a sus nuevas vivencias, cualesquiera que sean las palabras que pudieron emplear las Estrellas, o los Antiguos, o los Arcángeles, no seguirán siendo más que palabras. Porque saben que lo que es lo más importante, no es tanto hacer la experiencia de eso sino “ser” eso. Y eso está concretándose, concienciándose, aquí mismo, sobre este mundo.

La verdadera Vida, que pone fin al transitorio, y en consecuencia al sufrimiento (la verdadera Vida, no aquélla que vive en este cuerpo sino la que es suya de toda Eternidad, mucho antes su presencia sobre esta Tierra), debe desplegarse, ahora. El despliegue de la Luz permite a sus alas desplegarse, a la visión del Corazón de desplegarse y en consecuencia, les da a vivir la Verdad de lo que son. Aunque no tienen siempre los elementos que les permiten, en conciencia, vivir la totalidad de lo que se revela y se vive, que importa. Conocen los efectos sobre usted, quizá, en sus circunstancias de vida y sobre todo en su Ser Interior, en lo que eso crea en ustedes, como estado, como Alegría, como Verdad. Es la única manera de salir de la Ilusión. Allí no tiene otra. Es la única manera de volverse Libres, por ustedes.

Recuerden que las civilizaciones pasan, sobre esta Tierra. Existen numerosos rastros, conocidos o desconocidos aún, de los que los precedieron. Pero los que los precedieron no son nada otro más que ustedes mismos, en otros momentos, encerrados en el tiempo y en la ilusión de la vida, aquí abajo.

En la actualidad, descubren, por muchos, que el verdadero mundo no es esta proyección de la conciencia. Que la verdadera Vida no es este sufrimiento, esta falta y estos dolores. Que existe un espacio fuera del espacio, y un tiempo fuera del tiempo, donde tienen acceso a esto que son: a su Esencia. Muchas cosas fueron sacadas a la luz, por ustedes. Cada uno de ustedes recorrió lo que tenía que recorrer. Hoy nos queda ahora, juntos, comulgar más aún, de manera más intensa, y sobre todo más larga. Contribuyendo, hasta cierto punto, a sostener La Tierra que les lleva, con el fin de ayudar en su propio Paso.

Les recuerdo, el año pasado, al Arcángel Uriel, que en esta época, les habían hablado de un primer Paso. Poco tiempo después, se realizaron las Fusiones de los Éteres, en su Cielos, luego en sus cuerpos. El Comendador de los Antiguos les dijo que se realizaba todo, para la Conciencia. Y que era justo un detalle temporal de actualización de la Vida Eterna. Esto es en marcha. Y esto pasa, a partir de este momento, si aceptan depositar todos sus equipajes, todo lo que no son ustedes, todo lo que les sobrecarga. No es un sueño, porque hicieron la experiencia, cada vez más a menudo. Pasar de una realidad a la Verdad puede, a veces, hacerse en un momento, en un guiño de ojo. Pero nadie sabe si este guiño de ojo o este momento no es resultante de una multitud de vidas en busca de la Esencia. Para la mayoría de entre ustedes, se les dio, durante estos años, de ir, paso a paso, hacia su Corazón. Les tenemos, las unas y los otros, los nuestros, guiados a través de las Vibraciones de esta transformación que se produce en la carne que viven. 

En la actualidad, la Conciencia se encuentra, cada vez más, y va a encontrarse, cada vez más, deslocalizada, de este cuerpo, de esta vida u otra vida. Pero, cada vez más, la Conciencia va se expandir, hasta afectar Estados de Gracia, tal como lo vivieron, de vivas, mi Hermana GEMMA (ndr: GEMMA GALGANI) o también como describieron HILDEGARDE (ndr: HILDEGARDE de BINGEN), u otras Estrellas, otras Hermanas. Para eso, hoy más que nunca, por supuesto, este mundo va a pretender, de una forma o de otra, implicarles en la resistencia, en la lucha, en la oposición. Ahora bien, saben, ahora, que la Conciencia no tiene que oponerse. Que la Conciencia es Vida y que no se fija a cualquier cosa, de este mundo. Y con todo, están sobre este mundo. 

Entonces, vamos, juntos, el conjunto de mis Naves, el conjunto de mis Hermanas, sobre estos espacios unidimensionales donde somos, que son pluridimensionales y unidimensionales, porque no se limitan y encierran. Así como el conjunto de las Conciencias Libres, no sujetas a cualquier encerramiento, suman, ahora, muy cercanas a ustedes. Muchos entre ustedes nos perciben, de distintas maneras, confirmando, por allí incluso, que los velos que separaban, no son ya tan densos como antes. Dándoles a vivir esta no localización de quienes son. Permitiéndoles acceder a algo que no tiene ya nada que ver a lo que se presenta o puede haberse presentado a la superficie de este mundo.

Eso no debe desviarles porque, Recuerden que, si son Luz, la Luz es Inteligente y que esta Inteligencia, que es suya, no se supedita a un cualquier mental, a cualquier comprensión, a cualquier deseo sino es, simplemente, un Estado de Divinidad: donde todo es perfecto. Todo eso, están, una vez más, mis Niños, los nuestros, concienciándolo, a su manera, porque es su Libertad y es su Liberación. Lo que deseamos, simplemente, es reunirnos en la Comunión. Y vamos a efectuar eso durante este período: cada semana, el mismo día, a la misma hora, de la misma forma que hoy. A fin, a la vez de reforzar nuestra Comunión y, sobre todo, entre nosotros comenzar todos, a vivir esta Fusión y esta Disolución de la Conciencia, es en su naturaleza profunda donde van a poder comprobar, por ustedes mismos, que somos todos Uno, que no hay distancia, ni separación entre cada uno de nosotros.

Cualesquiera que sean las palabras que utilizo hacia ustedes, me dirijo más allá de este concepto de filiación o de Creativa. Me dirijo a todas las Conciencias en curso de Libertad sobre esta Tierra. En el Amor (lo saben) y en la Luz, no hay nada que temer porque, en este estado, no hay faltas, no hay sufrimientos, no hay miedos. No hay, sobre todo, ni pasado, ni mañana porque se inscribe todo en el Eterno y en la Eternidad del Presente. Está este Presente que vamos a ofrecernos, unos y otros. Así pues, durante las cuatro próximas semanas, volveré de nuevo, por lo tanto, el sábado, después de su Espacio de Alineación y nuestro espacio común de Comunión, con el fin de entregar, por eso, algunas palabras definiéndoles, ya, estos objetivos que están al alcance de su Corazón, que es vivir la experiencia que va a liberarlos, definitivamente y a devolverles (incluso sobre este mundo) su Libertad total. Es decir, de ya no ser tributarios, ni de un cuerpo, ni de un tiempo, ni de un espacio.

Entonces, por supuesto, cada uno de entre ustedes lo vivirá a su ritmo y a su manera. Las palabras que podrán colocarse sobre estos Estados de la Conciencia (o que podrán describirlos) serán, por supuesto, profundamente diferentes según, aún, la mirada de la personalidad que viven. Esta toma de conciencia es, diría, resolutoria y saludable, no para ustedes sino pienso, sobre todo, para el conjunto de mis Niños. Pienso en el conjunto de nuestros Hermanos y Hermanas que no tuvieron, aún, la oportunidad (por miedo, por resistencia o por una razón, que les está propia) de vivir lo que ustedes vivieron. Es a todos aquellos que es necesario ir dirigidos a fin, que juntos (más allá de los momentos de Gracia y de Comunión que conocen), puedan plantearse, por eso, la cuestión esencial: ¿“quiénes son? ». A partir del momento en que la Conciencia plantea la pregunta de quién es (sobre todo en el estado actual de este mundo), se cruza un paso enorme hacia la Libertad y la Liberación. Es a eso que vamos a trabajar, juntos.

Así pues, última la primera etapa de Alineación (de 19 a 19:30 -hora francesa-), estaré, con ustedes, en Comunión. Pero, su Comunión irá dirigida al conjunto de La Tierra y al conjunto de las Conciencias separadas y fragmentadas. No pretendan personalizar esta Comunión. Esta Comunión debe conducir a la Fusión y, por lo tanto, ella no tiene que ser personal ni personalizada. La Luz es Inteligencia. Comulgue, con lo que son, con la Luz, y deje a la Luz comulgar en el conjunto de las Conciencias. Realizarán eso, de 19:30 a las 20 y, a continuación, en su tiempo Terrestre, pronunciaré (si es necesario) algunas palabras, invitándoles, siempre más, a la Libertad, a la Liberación, al Amor y a la Luz, porque son sinónimos. No hay Amor sin Libertad. No hay Luz sin Liberación. Todo esto está en curso. Están viviendo, cada uno a su manera, de manera individual, su Libertad, su Liberación. Queda, ahora, por vivir eso, a nivel colectivo. Y entiendan “colectivo”: por el conjunto de las Conciencias sobre esta Tierra, el conjunto de las Conciencias que somos, con el fin de preparar lo que se llamó, las Bodas de Luz colectivas. Es pues a este trabajo, a este estado de Gracia y no de hacer, al cual les invito, a todos vosotros que leerán mis palabras: establecer la Comunión. No hacia una persona o realizar una Unidad de Conciencia de 24, sino, más bien, a comulgar, directamente, a la Luz, porque la Luz tiene una Inteligencia y, sobre todo a falta de otro término, lo que nombraría una capacidad particular que es autocrearse y autogenerarse.

La Luz no conoce límites: ni de propagación, ni de tiempo, ni de distancia. La base de la Luz (sobre el abrigo terrestre, como en ustedes) vuelve, ahora, posible, esta nueva forma de Comunión, consiguiendo la Fusión individual y, a continuación, la colectiva. Por supuesto, van, por eso, a observar (como se lo dijimos, ya, en numerosas ocasiones, por numerosas voces), que muchas Conciencias encerradas tienen miedo: miedo de la Luz. Porque eso les es desconocido. Porque la Luz no es de este mundo. Y cuando hace irrupción en la vida de una persona, y bien, su vida (por supuesto, lo saben) se transforma más o menos rápidamente. Existe, por supuesto, en cada ser humano, lo que los Antiguos a ustedes nombraron un “cuerpo de deseo” y este cuerpo de deseo sólo tiene una idea: es la perpetuación de la ilusión de este mundo. Hacerles creer, hasta cierto punto, que son tributarios de este transitorio y que hay algo que realizar en este transitorio, que hay algo que llevar (a medida de encarnaciones sucesivas), que hay algo que mejorar. ¿Pero, qué debe mejorarse puesto que son perfectos, de toda Eternidad? Hay exactamente que concienciar. Y el tiempo ha llegado de concienciar la Luz como nunca, como no ha sido posible incluso, en las fases que han sido nombradas (por los Antiguos): “la Fusión de los Hogares” (ndr: ver rúbrica “Protocolos que deben practicarse” de nuestro lugar) o tal como se les comunicó en el Yoga de la Unidad (ndr: descrito, en 3 partes, por UN AMIGO, los días 17, 18 y 19 de septiembre de 2010, en las rúbricas “Mensajes que deben leerse” y “Protocolos que deben practicarse” de nuestro lugar) o, aún, en las explicaciones magistrales (que han sido dadas por HERMANO K) sobre el Despliegue de la Luz en las Puertas. Sólo son etapas, hasta cierto punto, intermedias, de encendido, si se puede decir, de lo que son.

Ahora, es hora de realizarlo, enteramente, bien más allá de estas señales corporales, bien más allá de estas Puertas, estas Estrellas y estas Lámparas (que llaman chakras), bien más allá de sus células. Deben volver a invertirse en la totalidad de quien son. Para eso, necesario es no localizarse ya, ni a un cuerpo, ni a un tiempo, ni a un espacio. Descubrir y vivir que la Conciencia es Una y que, básicamente, son los otros tanto como ustedes mismos, son el árbol tanto como la hierba, es una experiencia que le conduce al inefable. Es a eso que les invitamos y es a eso que vamos a aprovecharnos, si lo quieren bien, cada sábado: establecer una Comunión, no de Corazón a Corazón, no en el centro de uno, en el centro de sí, sino ahora, del Corazón de cada uno a la Luz. Y allí, la Luz (como lo dije) se autocreará y se autogenerará. Se volverá cada vez más luminosa, para ustedes, porque es la misma, en realidad, de toda Eternidad. Y, penetrará, cada vez más, los intersticios de este mundo y las Conciencias allí.

Se volverá cada vez más luminosa, para ustedes, porque es la misma, en realidad, de toda Eternidad. Y penetrará, cada vez más, los intersticios de este mundo y las Conciencias. Se revelará pues como lo que es: un tejido de Amor que es la trama de la Creación, la trama de los mundos y la trama de todo lo que se crea. Esta toma de conciencia es saludable para La Tierra, como lo es con carácter individual y, una vez más, sobre todo, para el colectivo. El trabajo emprendido de Realización de sí, del ser Eterno que son, permite prever esta última etapa con una ligereza importante aunque, por supuesto, los elementos de resistencia podrán parecer, cada vez más pesados. Pero no son los elementos de resistencia que se vuelven cada vez más pesados, sino ustedes quienes se vuelven, entonces, cada vez más ligeros. Y convirtiéndose en cada vez más ligeros, no pueden sino constatar qué cosas resisten, qué Conciencias se oponen, pero no son más pesadas que antes, ellas no son diferentes de antes, son ustedes quienes se volvieron diferentes. Y es el Éter de este mundo que se transforma, que se volvió diferente, haciendo pensar, a creer o a ver, que existen zonas de sombra cada vez más densas, pero eso no es verdadero. Es su mirada simplemente que se vuelve la del Corazón que se elevó más allá de sus límites y que da a ver, a su Corazón, la Verdad. Qué más da, no liguen a lo que es pesado. No liguen a lo que resiste. Vivamos juntos esta Comunión de cada Corazón a la Luz, permitiendo a la Luz responder por su Cocreación espontánea y por su autocreación, y multiplicarse sobre este mundo, preparando entonces el momento colectivo de La Tierra. Trabajaremos pues, durante estas cinco semanas. Intervendré de cinco en vez, y durante estas cinco semanas, trabajaremos, juntos, en la Luz y para la Luz. 

Los de entre ustedes quienes aún, a pesar de su vivencia Vibratoria, tienen interrogantes, cuestionamientos en cuanto a fechas, en cuanto a la hipotética realidad de la Ascensión, más que dudar de lo que vayan a vivir, vayan a lo que ustedes mismos van a crear, y lo que nosotros mismos vamos a crear, vamos a crear la Verdad, la belleza, el Amor y la Luz. Para que el Reino de la Luz se convierta en evidencia y no simplemente una experiencia de algún momento. Porque eso debe convertirse en la experiencia total de toda la vida sobre este mundo. Entonces sirvanse, en nuestros encuentros, de lo que a ustedes se ha facilitado. Que eso sea el Yoga de la Unidad, entre las 19: 30 y 20 horas, que eso sea la Comunión a través de los tres puntos, que eso sea una Alineación simple, permanezca simplemente en el Ser, no emitan ninguna voluntad, ninguna voluntad de bien, ningún deseo, satisfáganse de establecerse en lo que son. De no esperar nada, sino ser simplemente la totalidad de su Ser, con este simple pensamiento: Comulgar con la Luz. De la simultaneidad de nuestra reunión, de la sincronicidad de nuestra reunión, resultarán muchas cosas para su conciencia, cuyo interés principal es, por supuesto, lo que llamé la deslocalización. Entonces por supuesto, como ya se sabe, como lo ven, los que resisten a la Luz se servirán siempre de esos momentos para intentar crear otra cosa que la Luz. Pero, por supuesto, es causa perdida. Terminarán por darse cuenta de que todo esto es inútil e ilusorio, que el Amor es la única fuerza, la única Verdad y que no hay nada que temer del Amor. No hay exactamente que temer de sí mismo. El Amor es un bálsamo. La Luz es un bálsamo. Viene a aliviar y curar todo sufrimiento, de los que resistieron hasta el extremo límite de su persona, a la Luz. El Amor es Gracia y es perdón. 

Es a eso que La Tierra se llama ahora. Como se lo dijimos, ya de sobra amortiguaron el Choque de la humanidad, de sobra amortiguaron lo que era anunciado por los profetas. En la actualidad, les queda por vivir la Conciencia. Queda por realizar este momento colectivo de La Tierra, tal como mis Hijos habían anunciado y tal como lo había entregado quién fue San Juan. Pero toda esta historia es del pasado. El pasado, hoy, no debe ya entorpecerles. La Libertad no está ni antes ni mañana, está en este momento y en su calidad de Alegría, Paz, Amor y Luz. Pasamos a ser, como ya se sabe, ustedes y nosotros, corresponsables de nuestra Cocreación. Y lo que creamos, es la Libertad y la Liberación de la Conciencia. 

Hasta aquí, mis Niños Bienamados, algunas palabras que tenía que darles y la solicitud que formulo ante ustedes. Si, con relación a este proceso que va a establecerse a partir de la próxima semana (pero que se instala a partir de esta noche), aunque no hayan hecho la Alineación que les proponía a la Comunión de 19:30 horas, y emitido este pensamiento de Comunión, tienen toda esta semana de su tiempo para hacerlo, de la manera más clara y más simple. Eso ya se producirá y se reforzará, semana tras semana. Si existe pues, con relación a este proceso, inquietudes complementarias, entonces quiero dar, si necesitan, algunas otras explicaciones.

No tenemos preguntas, le agradecemos. 

Mis Amados Niños, entonces como todo está a la luz, juntos, en este espacio, inmediatamente, dejándoles, les pido simplemente comulgar a la Luz. No piensen en mí, no piensen en ustedes, no piensen en otro sino simplemente en ustedes y la Luz. Y comiencen, juntos, este estado de fusión de la Consciencia. En Amor y por el Amor, en la Verdad de la Luz, les digo: hasta la próxima semana. 

... Efusión Vibratoria / Comunión ...
______________________________________________________________________


NDR :


Las próximas intervenciones de MARÍA son:
• Sábado 24 diciembre 2011
• Sábado 31 diciembre 2011
• Sábado 7 enero 2012
• Sábado 14 enero 2012

Ellas se desarrollarán en dos partes:
o de 19:30 à 20: Efusión Vibratoria
o a las 20: Intercambios

Ninguna canalización pública será organizada en estas fechas.
Cada canalización será difundida en los links "messages à lire" y "messages à écouter" de nuestro site (autresdimensions.com) en las horas subsiguientes.

Las horas indicadas corresponden al horario francés al reloj.
El vínculo Décalage Horaire le permitirá deducir su horario local.


http://www.autresdimensions.com/article.php?produit=1310