lunes, 4 de junio de 2012

GEMMA GALGANI - Fundirse en la Luz



20 mayo 2012

Soy GEMMA GALGANI. Hermanas y Hermanos en humanidad, vengo a ustedes, como Estrella UNIDAD, como portadora del Abrigo Azul de la Gracia. Que el Amor se despliegue entre nosotros. Vengo a ustedes, aquí, en este momento, y también, por primera vez, de otra manera: para los de entre ustedes que perciben, de una forma o de otra, el Canal Marial, estoy también junto a ustedes, a su izquierda. El sonido de sus orejas se modifica cuando una Presencia se acerca a ustedes. Vengo a hablarles de fundirse en la Luz. Voy a darles, si lo quieren bien, después de haberles descrito mi mecanismo íntimo de encuentro con el CRISTO y la Luz CRISTO, que ocurre, hoy, para ustedes, posiblemente, y que se ocurre, para mi, en esta Fusión, y a veces, en esta Disolución en la Luz. Es en el sentido que su Canal Marial abierto me permite expresarme directamente, no solamente en el que me acoge, sino también, para cada uno de entre ustedes quienes me acogen. Eso no tiene nada de Ilusión. Recuerden que, de allí donde somos, nuestra Conciencia es multilocal. Puedo ser en este Cuerpo, como estar a sus lados, de cada uno de ustedes, a partir del momento en que me acogen, a partir del momento en que su Antakarana está abierto, donde se constituye el Canal Marial. Entonces, puedo deslizarme a su lado, y expresar mi Presencia al mismo tiempo que hablo aquí.

Querría decirles que todo lo que se les dio, por lo que se refiere a la Fusión y el Matrimonio Místico (con el CRISTO, con MARÍA, con un Doble, personificado o no), tiene por solo objeto y para único fin, esta vuelta a la Unidad de la que a ustedes hablé, y posiblemente, el estado Último, Absoluto. Que eso sea el CRISTO, que estén solos de venir sobre La Tierra, cada uno de entre ustedes encontrará el CRISTO, encontrará el Doble, encontrará la Luz, que sepa lo que es, que lo acepte o lo rechace, lo busque o lo niegue. Porque eso es inscrito, y eso es, efectivamente, lo que se llamó la Vuelta de la Luz, la Vuelta del CRISTO, la Vuelta a la pluridimensionalidad, a la Unidad. En esta Unión Mística, no ven simplemente una imagen en espejo, a través del CRISTO, sino ven, de verdad, este Último que les espera. El Doble, que eso sea el CRISTO o su Doble Etérico, incluso, sólo es uno de los medios de hacerles superar la última forma que debe encontrarse. Que esta forma esté inscrita a través de CRISTO, a través de un Ser de Luz, a través de su verdadero Doble, eso no tiene estrictamente ninguna importancia, a decuplicar la Alegría, a realizar la Simbiosis de las Lemniscatas Consagradas, la Reunificación en su Unidad, solo o a dos, volviendo de nuevo a esta Unidad, y sobre todo, a este Último tiempo que se vive, para ustedes, que es, muy exactamente, el tiempo que los ha sido anunciado por distintas voces, por distintos escritos, hace mucho tiempo o más recientemente. Entonces, por supuesto, a través de este acontecimiento que es esta Fusión en la Luz, aceptada o no, algunos hay que lo arreglan como la continuación de un mundo, la desaparición de un mundo, la transformación de un mundo, la transformación de una vida, la salida de una vida para otra vida. Pero sólo son argumentos porque, obviamente, cada Hermana, cada Hermano, irá allí donde le lleva quien es, nada más y nada menos. Cuando van a alguna parte, no exigen que sus vecinos, su familia, les sigan. Para ese viaje, es exactamente así mismo: cada uno tiene un lugar, y uno solo. Y es su lugar, no es de los suyos. En las circunstancias actuales, estos Matrimonios Místicos, estas Uniones Místicas, estos encuentros con el CRISTO, e incluso con la Presencia que se manifiesta a su izquierda, son un medio de fusionar. No son una finalidad. La finalidad, si puedo decirlo, es la Unidad, es el Absoluto, es la vuelta a la Gracia, la vuelta a la Eternidad, la vuelta a esto que son, todos, y lo que somos, todos.

Este período es propicio a vivir una serie de elementos. El primero de estos elementos es, hasta cierto punto, el encuentro consciente con la Luz. Recuerden que la Luz se ve en primer lugar, como experiencia. Pero mientras permanezcan allí, esto se sitúa fuera de ustedes. La Unidad, es una etapa donde la Luz se instala, de manera más o menos permanente, en la conciencia, como en este cuerpo, sobre este mundo donde estan. Y luego, hay otra cosa, que descubren ahora, quizá ya, que es este enfoque de los mecanismos de Fusión y Disolución. Que eso esté con el Doble, que eso esté con el CRISTO, que eso esté con una Entidad de Luz que viene a llevarse y fijarse a su lado, o completamente, si vinieron solos, y si consideran que deben ser solos. Pero les tranquilizo: en Unidad, en este proceso de Fusión, la sola palabra no quiere decir nada, absolutamente nada. Entonces, cualquiera que sea lo que la vida les da a vivir, es una preparación. Pero esta preparación no es de su hecho: es la preparación de La Tierra y el Cielo, a estas Bodas Últimas, a estas Bodas Místicas, a estos encuentros que les vuelven a esto que son, más allá de todos los Velos, más allá de imaginar de todo lo que pueden.

Fundirse en la Luz es la experiencia que viene a, en un momento dado, consultarles. Porque hay tal sed, tal alquimia, que se realiza, realmente, entre el Sol y ustedes, entre un Ser de Luz y, con su Doble o no su Doble, eso no tiene ninguna importancia. Recuerden: la finalidad es fundirse. Pero fundirse en CRISTO, como lo viví en mi corta vida, no es, hasta cierto punto, más que un preludio, de que se ha convertido en uno mismo el CRISTO: se les anunció eso. Y en consecuencia, a volverse uno mismo la Luz. Es decir en ese momento, no hay una Luz que se percibe, una Luz que se ve, una Luz que es experiencia, sino hay, hasta cierto punto, una simplificación para convertirse en la Luz. Volverse la Luz, es superar la forma, es superar la identidad, es superar el Doble, es sobrepasar el Sol. Es Ser y volverse el Principio incluso de la Luz, más allá de toda forma, más allá de toda identidad, más allá de todo cuerpo. Eso contribuye a establecerles en lo que se llamó la Infinita Presencia, donde se olvidan de usted, porque los distintos síntomas de sus cuerpos invaden la Conciencia, y su Conciencia se vuelve eso: este Corazón que vibra y que se estremece. Hay pérdida del sentido de la identidad, hay pérdida del sentido de ser una personalidad. Se funden en la Alegría, se funden en el Samadhi, y para algunos de entre ustedes, hasta abandonan esta Fusión para penetrar la Disolución total de la Conciencia. Esta penetración, que no es una, es el descubrimiento del Último. En ese momento, son realmente enteros. En ese momento, superan, real y concretamente, los límites de este cuerpo, de esta vida que creen ser, por el momento.

Todo esto se desarrolla ahora mismo. Cualquiera que sea lo que se les dé a vivir, como Doble o como contacto, a la izquierda de su cuerpo o en sus noches, vívalo. ¿Qué temen? No hay nada que temer para quién está en Luz. No hay nada que temer para quién supera la dualidad, quién aceptó ser Luz y fundirse en la Luz. Y las experiencias que se les dan a vivir, ahora, contribuyen a realizar su Fusión y su Disolución en la Luz. Esta interacción que corresponde, en realidad, a la Fusión de los Éteres, en su cuerpo, que corresponde al final de la separación y el final de las capas aislantes de la humanidad; ustedes son los privilegiados. Son más que los testigos, porque lo viven o lo asimilan. Y, en este sentido, desempeñan su papel, que no es ya solamente afianzar y sembrar la Luz. Porque cada vez que un ser humano, cada vez que un Hermano o una Hermana realiza esta alquimia con el CRISTO, con MARÍA, con un Ser de Luz que está a la izquierda, encantan el mundo, y realizan un trabajo enorme, sin quererlo. Simplemente, expresando el Amor que son, simplemente, reconociendo el Amor que son. Entonces, en ese momento, el Amor irradia completamente. Porque fusionan la Luz, se les fusiona, de distintas maneras, por EL Doble, por EL CRISTO, o por la Presencia que es a su izquierda. Y en ese momento, lo que son se convierten en un elemento que termina de poner fin, hasta cierto punto, a las capas aislantes.

Esto es el trabajo de estos Seres, que viven su Fusión y su Disolución con la Luz, con el Doble, con el CRISTO, con MARÍA, o con todo Ser de Luz del cual es, hasta cierto punto, una función: volverles a usted. Nada de tomarles, nada de darles, sino enseñarles, por la resonancia, a ser en la Espontaneidad, a convertirse en Transparente completa y enteramente, es decir: no detener nada, no bloquear nada, vivir la Vida, vivir la Luz, porque allí vitaliciamente, hay Luz, ya que son la Vida y son la Luz.

Todo eso se desarrolla ahora mismo. Qué lo vivan, que no lo vivan, como se lo dijo el Arcángel ANAËL, eso se realizará ahora muy rápidamente. Les queda, simplemente, por dejar hacer lo que se desarrolla. Fundirse con la Luz, es ya no poner ninguna distancia con la Luz. La Luz ya no se ve, la Luz no es ya experiencia, sino se vive carnalmente, completamente, en esta Dimensión y en este cuerpo, trayéndoles a, como eso se pronunció (ndr: ver la intervención de O.M. AÏVANHOV del 19 de mayo de 2012) espiritualizar la materia, que “pase a ser” esta materia que es este cuerpo, que lo lleven o no. Eso no tendrá ya ninguna especie de importancia, porque en ese momento, lo que son, en Verdad, su Conciencia, es Libre y Liberada. No se les liga ya a un yo, no se ligan ya a un sí: son Libres. Más allá de la Conciencia, como eso se expresó, hay allí  la no Conciencia. En ese momento, se convierten en Absolutos, y los Pasos les permiten realizar una Comunión en este Absoluto, siendo usted Absoluto, así como a reanudar una forma ilimitada o una forma limitada, en toda Dimensión, en todo lugar, y en todo momento. Realizarán, en ese momento, a través de estos contactos que se establecen, esta Fusión, cualesquiera que sean las palabras que empleen (Matrimonio, necesidad de fundirse, tensión hacia el Abandono, estallido de Alegría, cualesquiera que sean las palabras), es la misma Realidad, son los elementos que contribuyen a establecerles en la Presencia Infinita, o incluso en el Absoluto.

Todo eso no es un sueño, a partir del momento en que detienen creer lo que les dice el mental, donde detienen creer que colocó límites, en ustedes, y las barreras, que se inscriben en los miedos, en las dudas, en el a priori, en el miedo de cualquier Sombra que no existe a otra parte que en la personalidad. El mundo es Luz. Todo es Luz. No hay ninguna excepción a esta norma, excepto a causa del principio de encerramiento, pero eso se termina, enteramente. A partir del momento en que conectan de nuevo, dónde vuelven a llamar este enfoque de la Fusión con la Luz, esta Fusión se vivirá, sin ninguna dificultad, porque en ningún momento podrán dudar de cualquier cosa. La intensidad de esta alquimia, la intensidad de la Conciencia, y también lo que dijo UN AMIGO relativo a este nuevo Cuerpo Etérico completamente Transfigurado, completamente, y radicalmente opuesto, diría, en sus mecanismos de funcionamiento, a esto que conocieron, se establecerá, de manera cada vez más evidente, en la risa, en la Alegría (ndr: ver la intervención de UN AMIGO del 20 de mayo de 2012). Seguir siendo Simple y seguir siendo Humilde, eso quiere decir, en ese momento, no hacer intervenir cualquier conocimiento, cualquier mental, cualquier necesidad de saber, o de ver, sino de vivir lo que debe vivirse. La Llamada va a convertirse en cada vez más urgente. Muchos entre ustedes van a ver, van a sentir, van a percibir, que pasa (en su medio ambiente lo más cerca posible, en torno a ellos, en sus cuerpos sutiles) un enfoque de algo. Este enfoque se traducirá en una modificación de sus Sonidos, extremadamente intenso, en sus orejas. Es como si su Sonido, que se modulaba (lo que se había llamado el Sonido del alma, o el Antakarana), se completa. Allí también, en el Sonido, sabrán, incluso sin nada conocer a las notas de música, que existe una complementariedad que se instala. Este Sonido, que es la analogía de la Trompeta Celestial, que va pronto a sonar, está exactamente en relación con el enfoque del CRISTO, o del Doble, resumidamente, el enfoque de la Luz, dándoles a establecerse en la Luz. Este proceso de Fusión en la Luz es lo que les vuelve a la Eternidad.

Entonces, por supuesto, el que es instalado firmemente en la personalidad, en el encerramiento de sí mismo, en sus sombras, que no puede y no acepta vivir eso, puede vivir lo que llega como un fuego que devora, como algo que viene a destruir lo que se llama la vida, sobre este mundo. Pero eso es falso, por supuesto, eso es justo una opinión. El que se encierra, llama la Luz: el fuego. El que está abierto, llama el Fuego: el Bautismo del Amor. El Brasero de Amor que se vierte, en ustedes, que eso sea a su izquierda, que eso esté en la Onda de la Vida que se propaga, y que se lanzó hacia su Corazón y su cabeza, todo eso contribuye a establecer la misma cosa: restablecerles en Unidad, restablecerles en Luz, porque es lo que son.

Todo esto se desarrolla ahora mismo, a su ritmo, que les está propio. Por supuesto, constatarán que los que no viven nada, en torno a ustedes, van, en alguna parte, a expresar molestias, porque la Luz les es intolerable, porque aún no la reconocieron. Pero son también los que tienen la misma Luz en ellos. El Abrigo Azul de la Gracia es a permiso de de actuar, modificando su capacidad para recibir y acoger la Luz. La recepción que realizaron aumentó, hasta cierto punto, sus capacidades de recepción. El Canal de Luz (o Cuerda Celestial, llamada Antakarana) se amplió. El Canal Marial les da a oír, y a percibir, la Presencia que se acerca a ustedes. Y esto no es una ilusión. Cualesquiera que sean las manifestaciones (que se les tome el brazo, que austedes se hable a la noche, que se sientan aspirados fuera de este cuerpo, o que sientan, aún, ante esta presencia temblando a su izquierda), todo eso participa de la misma Realidad, de la misma Verdad, que es su Fusión con la Luz, cualquiera que sea la forma que eso pueda tomar. Pero no se hace más que comprometerles que supere la forma. Y la sobrepasarán, sin ningún problema, a partir del momento en que comenzarán a percibir, de un modo u otro, lo que se desarrolla, en ustedes, y en torno a ustedes.

Todo eso debe vivirse. Todo eso no es, simplemente, algo que pasa. Como lo constatan, y como lo constatarán cada vez más, la presión (si puedo llamar eso así) de la Luz va a convertirse en cada vez más intensa, en su vida, en los distintos mecanismos de su vida. Dándose a vivir una percepción de las Vibraciones, cada vez más neta, cada vez más fina. Pidiéndose por superar, allí también, estas Vibraciones, por convertirse en esta Beatitud, este Éxtasis, que no les dejará ya. Vendrá un momento, cualquiera que sea este mundo, cualquiera que sea su duración, donde se instalarán, permanentemente, en esta Beatitud, en este Éxtasis. Sin nada a buscar, sin nada que hacer, sin meditar, sin quererlo, a cualquier hora del día y la noche. Es eso, lo que es su Libertad. Es eso, lo que es su Liberación. El resto sólo es accesorio. Qué sea lo que pase a ser este mundo, que sea lo que pasen a ser sus relaciones, al instalarse en lo que son, instalándose en esta Beatitud y este Éxtasis permanentes, constatarán de ustedes que lo que, hoy, puede representar un peso, una dificultad, no existirá simplemente ya. Porque se expulsará de su campo de percepción, expulsado de su campo de conciencia. Lo que era pesado se volverá ligero, porque la Luz vuelve ligero, porque lo que son es ligero. Eso no tiene en absoluto la misma densidad que lo que conocían hasta ahora. No se planteará ya, entonces, la pregunta de cualquier pasar a ser, de cualquier fecha, de cualquier estado, porque afectaron, y viven, su Eternidad, su Libertad y su Liberación.

Estos mecanismos de la Conciencia son bien reales, y van a referirse a cada vez más seres humanos, a la superficie de este planeta, y van a generalizarse. Para probarles, debido a los testimonios que ustedes mismos aportan, de su vivido, que eso no es una ilusión, y que es lo que creen ser que es una Ilusión. Y ello, un número de Antiguos, numerosos Arcángeles, se los dijeron y repitieron en múltiples maneras. Eso incluso les es repetido, actualmente, por alguien que no es ya alguien, y que lo compromete a que sea lógico con usted (ndr: BIDI). A plantearles la única y única pregunta, como decía MA ANANDA: ¿qué es lo que es importante para ustedes, y donde es este importante? No pueden reivindicar una Luz, y guardar lo que no es la Luz. Asimile eso. El compromiso no es ya posible, cualquiera que sea. El Doble, el CRISTO, MARÍA, nosotras Estrellas, somos allí. Y, en frente de eso, es necesario, para ustedes también, ser Transparentes. Ser Humildes, ser Simples, ser Espontáneos. Sólo adoptando eso es que su Corazón se atravesará, que estará en un estado Vibratorio y de temblor que nunca han conocido, que las Presencias se manifestarán a ustedes (cualquiera que sea el mundo de percepción, que esté vinculado a los sentidos visuales o táctiles, o que esté vinculado incluso a la intimidad de su Conciencia con la Eternidad).

Todo eso se desarrolla, ahora mismo, y una vez más, independientemente de toda voluntad. A partir del momento en que liberan toma, a partir del momento en que abandonan todo lo que fueron sus certezas, hasta ahora, todo lo que fueron sus creencias, todo lo que fueron sus compromisos. De verse, ustedes de vivir. ¿Qué son? ¿A dónde van? Y eso no puede ser en función sino de su capacidad para fusionarse, y de ustedes a fundirse, en la Luz, o no. Y lo que se funde, por supuesto, en la Luz, desaparece. Entonces, por supuesto, si el Comendador llamó eso el planeta asado, es necesario poner de nuevo eso en las circunstancias del tiempo, porque en la época, muchos seres humanos estaban en la personalidad. Y había, hasta cierto punto, un elemento de miedo o interrogación que, en alguna parte, lo estimuló, para intentar vivir lo que era propuesto por las Bodas Celestiales. Muchos entre ustedes allí llegaron. Mucho entre ustedes, hoy, penetran los Espacios del Ilimitado, los Espacios de la Conciencia donde no existe límite, ninguna dificultad, donde todo es Alegría, donde todo es Ligereza, donde reir lo es todo. Como si no hubiera diferencia entre este cuerpo, que permaneció allí, y su Conciencia que ya se libera. Y que explora los distintos campos posibles de la Conciencia Liberada, en las otras Dimensiones, conservando al mismo tiempo esta forma. Es muy exactamente eso que van a llamarse, diría, a concienciar, cada vez más. Porque es la experiencia de este tiempo que conduce a la Fusión, para fundirse en la Luz, y para volverse la Luz.

Eso es una Realidad, que será traducida en las propias Vibraciones. Y para algunos de entre ustedes, los Estados Vibratorios les llevarán a que supere la propia Vibración, con el fin de establecerles en la no Conciencia, en la no Vibración. Pero cualquiera que sea su lugar, que eso esté en el Absoluto, que eso esté en sí o en la Infinita Presencia, no habrá diferencia, porque, en esos casos, ningún mental puede obrar recíprocamente, ninguna voluntad personal puede manifestarse. Porque en ese momento, viven realmente que no son este cuerpo. No es más una creencia, no es un reto, sino es la Realidad, que viven. Eso les abre en los campos incluso de la experiencia personificada, que está aún presente. Es una Gracia, que nunca ha existido antes, vivir eso.

¿Entonces, van a negarse? ¿Van a intentar escaparse a eso? ¿O entonces, van a estar de acuerdo? Y como lo decía MA ANANDA, acoger esta Luz, hacerla suya?. Que eso sea por la Fusión con el Doble, con MARÍA, con el CRISTO, qué más da: lo importante no es eso, sino es encontrar esta Unidad perdida, es encontrar este Absoluto. Y eso se desarrolla ahora. Las señales, las percepciones, son los testigos privilegiados de su tiempo. Dándoles, hasta cierto punto, las señales para determinar, en conciencia, lo que pasa (y no para reflexionar a través de cualquier interrogación mental, cualquier duda pudiendo manifestarse en la personalidad). Están en lo que está a ustedes llegando. Están en lo que está produciéndose. Entonces, están de acuerdo, como se lo dijo MA ANANDA?. Acoja. Todo pasará bien. Las únicas cosas que pasan mal están vinculadas a la personalidad. Lo que su vida les pide vivir, lo que su vida les pide expresar, o de manifestar, incluso, sobre este mundo, háganlo. Porque son algo que está más allá que esta persona. Eso se revela, ahora, como una Verdad de la Luz, una Verdad de la Vibración, una Verdad de la Conciencia, y una Verdad que está más allá de todo eso. No deje lugar a duda de la personalidad, y de nada de otro. Cuando la Luz está allí, y cuando la Fusión se realiza, no puede existir la menor duda sobre lo que se vive, que eso se refiera al encuentro con el CRISTO, con MARÍA, con el Doble, con el propio Sol. Todo eso es la misma cosa exactamente, con distintas modalidades de vivirlo, que les pertenecen, porque más allá de la historia de sus vidas, es su historia de pendiente en este mundo, y de su acción en este mundo y sobre este mundo. Es ustedes volviendo a esto que eran, antes de ser sobre este mundo y en este mundo. Es muy exactamente eso.

Entonces, sean cada vez más Ligeros, cada vez más Alegres, porque no hay otra posibilidad que la de ser Ligero y Alegre. Sólo, los de entre nuestros Hermanos y Hermanas que están en la ausencia de eso, vivirán, inicialmente, los elementos, que no serán, en realidad, más que la puesta frente a frente con su propia negación de la Luz. La Luz no castiga nunca. La Luz revela y pone en Alegría. Por el contrario, si la personalidad se opone, ella misma será enfrentada, a sus propios sufrimientos. He aquí lo que debe desplegarse, cada vez más. Que eso esté a través de sus sentidos, que eso esté a través de la Visión Etérica, la Visión del Corazón, la percepción de las Vibraciones, el estado de la conciencia misma, para ustedes, una vez más, eso no dejará lugar a dudas ya que pasa algo de verdad de extraordinario, de verdad desconocido, y de verdad inaudito.

He aquí las palabras, que como portadora de la Estrella UNIDAD y del Abrigo Azul de la Gracia, tenía que transmitirles. Si hay en ustedes inquietudes, con relación a lo que expresé, les escucho.

Pregunta: ¿con el fin de dejar tener toda cosa, y para que el mental y mi práctica de centramiento no se produzcan ya, mi cuidado y mi intención deben convertirse en inactivos?

Sí, como eso se expresó (ndr: intervención de UN AMIGO del 20 de mayo de 2012), y se expresará cada vez más. Eventualmente, puede referirse al nuevo Sonido, cuando se acerque a ti. Eventualmente, puede llevar tu conciencia sobre la Presencia que llega a tu izquierda. Eso basta.

Pregunta: ¿cuando los sonidos agudos son más perceptibles del lado derecho que el izquierdo, se podría decir qué el Canal Marial no esté instalado completamente?

No hablé de eso, dije simplemente que el Sonido se modificaba. El Canal Marial está siempre a la izquierda, no está nunca a la derecha. Lo importante es la gradación del Sonido, dándoles algo que a ustedes aparece como completo, a partir del momento en que un Ser de Luz, cualquiera que sea, se acerca a ustedes. Que el Sonido esté percibido de manera más fuerte a la derecha, o a la izquierda, no tiene nada que ver con eso.

Pregunta: ¿se vinculan algunos hormigueos en todo el cuerpo, desde hace dos o tres días, con los procesos en curso?

Todo, absolutamente todo lo que perciben y experimentan está vinculado al proceso en curso. Sólo es el mental y la personalidad que van a intentar vincularse a una enfermedad, o a algo anormal. Los síntomas, las señales que perciben, no hacen más que comenzar. Cualquiera que sea la intensidad.

Pregunta: ¿toda tentativa de curarse por medios clásicos, se vuelve inútil, cuando las manifestaciones físicas están vinculadas a las evoluciones en curso?

¿Por qué razón? No hay ninguna relación, ni ninguna interdependencia. La Luz, en el marco de la Fusión con la Luz y de fundirse a la Luz, va a demostrarles que este cuerpo no tiene ya ninguna importancia. No son ustedes quienes deciden descuidar el cuerpo, sepan bien eso. La Luz lleva la conciencia en lo que son, de toda Eternidad, y no en la inscripción en un cuerpo. Ahora, si este cuerpo está enfermo y hace allí en la conciencia, por supuesto, es necesario ocuparse.

Pregunta: a cada alineación, soy atravesado por la cabeza, por algo de frío.

Es necesario ir bien. ¿Por dónde irás? Por la cabeza, que es la Liberación, o por el vientre, que aún es una forma de encerramiento?.

Pregunta: ¿eso puede ser la presencia del Doble?

El encuentro con el Doble puede tener lugar en este cuerpo, como en el Sol. Pues, si se es aspirado, es que el encuentro tendrá lugar a otra parte que en este cuerpo. Aspirarse, o penetrarse por el Punto el más arriba de la cabeza (que es el punto ER), marca la Liberación y la Libertad. Que vaya en el Sol, que el Doble te de el impulso por el Punto ER, o se manifieste por la izquierda, es el mismo principio exactamente.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Hermanas y Hermanos, aquí y por todas partes, viven una Comunión. En lo que se manifiesta ustedes, cualquiera que sea el lugar (el Corazón o la cabeza, a su izquierda, en ustedes, o detrás de ustedes), la Luz trabaja.

... División de la Subvención de la Gracia…

Soy GEMMA GALGANI. Mi Luz Blanca a ustedes adoba. Estoy en ustedes, ya que soy ustedes, como son yo, en la Unidad, en el Absoluto. Mi Amor les acompaña, y mi Presencia también, para algunos de entre ustedes.

Les digo hasta pronto.