lunes, 4 de junio de 2012

HERMANO K - Masculino y Femenino


18 mayo 2012 

Soy HERMANO K. Hermanos y Hermanas en humanidad, que la Gracia se establezca entre nosotros. Vengo a ustedes, hoy, para hablarles del equilibrio entre las polaridades masculinas y femeninas. Permitiendo quizá, hacerles entender y asimilar lo que se juega, durante algunos días, refiriéndose a este nuevo equilibrio entre dos aspectos, vividos sobre esta Tierra como complementarios y opuestos, pero que, más allá de esta Tierra y más allá de esta Dimensión, contribuyen ambos a establecer la misma Unidad. 

En este mundo de acción/reacción prevalece incluso el principio de la falsificación, el principio de la alternancia de la acción/reacción, del karma. Todo lo que se les da a ver, percibir, experimentar y vivir, oscila, permanentemente, entre lo que podrían llamar el bien y el mal, y que está representado, de manera muy justa, por este símbolo extremadamente antiguo llamado el yin/yang. Dónde (como ya se sabe) hay dos colores, el blanco y el negro, y en cada blanco, existe un poco de negro, y en cada negro, existe un poco de blanco, cada uno generando otro. Se trata de un equilibrio dinámico. El día que se sucede por la noche, la noche sucediendo al día. Y lo mismo ocurre con las temporadas. Lo mismo ocurre con todo lo que se les da a observar y vivir sobre esta Tierra. Este equilibrio dinámico se traduce también en la ausencia de Fusión, y la ausencia de posibilidad de Resolución de esta complementariedad y esta oposición. 

En los Mundos más allá de La Tierra y más allá de esta Dimensión, las polaridades no presentan esta alternancia, ni este concepto de oposición o complementariedad. El equilibrio de las polaridades (masculinas y femeninas, tal como las llaman) es un equilibrio que calificaría de inmóvil, porque no induce movimiento perpetuo de investigación del uno y del otro. Todo lo que existe, en la vida sobre este mundo, traduce este principio de alternancia, que encuentran desde el piso fisiológico, celular, pasando por los ritmos mismos de La Tierra, donde todo sólo es alternancia, donde expresarse todo puede a través de un equilibrio precario, requiriendo un movimiento, requiriendo esta alternancia. El principio de complementariedad puede vivirse, efectivamente, sobre esta Tierra, como un concepto de equilibrio, como una determinada forma de satisfacción. Pudiendo expresarse (y lo saben bien) en el concepto de pareja, en el concepto, incluso, vinculado a la procreación. Este equilibrio aparente, entre las polaridades masculinas y femeninas, se traduce, generalmente, en una alternancia, por ello, tanto en el cuerpo físico como en los cuerpos sutiles: por este concepto de fluctuación y movimiento. Por este sentimiento particular que llaman: amar, o no amar. Y lo sabemos todos, nos caracterizamos, en este mundo (dónde he colocado mis pasos, como ustedes), por el concepto de pérdida, por el concepto de carencia que, cualesquiera que sean las circunstancias de nuestra experiencia y de nuestro planteamiento, va a señalarse, hasta cierto punto, y a seguirnos durante todo nuestro paso entre el nacimiento y la muerte. 

Este principio de polaridad induce pues, en alguna parte, incluso en su concepto armonioso, este principio de carencia. Es muy diferente, por supuesto, en los Mundos Unificados puesto que se fusionan las polaridades, aunque se expresan: por ejemplo, un Arcángel expresará una polaridad llamada de naturaleza masculina, incluso en su Andrógino. En el conjunto de los elementos que se les dieron, durante estos años, permitiendo realizarla, refiriéndose a la activación de lo que se llaman los Nuevos Cuerpos (o las Nuevas Frecuencias de Vida), es uno de los Cuerpos, llamado Andrógino Primordial, en resonancia directa con el Punto AL y la Estrella AL (ndr: se trata del 12.o Cuerpo). Ciertamente, existe, en los principios llamados evolución, sobre este mundo, una posibilidad de incorporarse a un estado particular (llamado Samadhi o Conciencia Turiya), dónde no existe este antagonismo, esta complementariedad o esta oposición, donde parece existir un equilibrio más largo que da un sentimiento de permanencia, llamado el Samadhi o la Conciencia Turiya. Esto representa, hasta cierto punto, el acceso a la Unidad, viniendo a superar la dualidad, inexorable, de este mundo. 

Existen pues algunos seres, cada vez más numeroso (y lo son, cada vez más numerosos), capaces y aptos para reproducir este estado, donde parece existir un equilibrio, bien más allá del antagonismo, la oposición, o toda complementariedad. No obstante, incluso al realizar lo que lo se mencionó, persistirá siempre (por lo mismo de la presencia de este cuerpo y esta conciencia, sobre este mundo) la existencia de una carencia, aunque ésta a ustedes no aparece más en el estado de Turiya. Este principio de carencia representa, muy exactamente, lo que se separó y se dividió, en esta vida, aquí, sobre esta Tierra, que es este principio de Fusión de polaridades masculina y femenina. La activación del 12.o Cuerpo realiza, en cierta medida, la Fusión de los hemisferios cerebrales, la reunión (si se puede decir) de la intuición y la razón que permite descubrir virtudes profundamente femeninas: el sentido de la recepción, el sentido de la receptividad, el sentido de la creación o la procreación, el sentido mismo de una energía vuelta (si se puede decir) hacia el Interior, hacia lo que llamaría esta recepción. Porque, obviamente, la polaridad masculina, llamada sociedad patriarcal, es lo que se les da de percibir en su historia, de conocer, a través de la historia de La Tierra, desde tiempo inmemorial. Dónde hay un principio de soberanía, diría incluso un principio de depredación, vinculado, precisamente, a este desequilibrio, aparente, entre el masculino y el femenino. 

El concepto de Unidad permaneció, hasta cierto punto (y lo saben), como un ideal. Se les dió alguna información y algunas enseñanzas, en su tiempo, por el pueblo IntraTerrestre, por lo que se refiere a la Unificación de la Conciencia (ndr: ver la rúbrica “Humanidad en Pasar a ser”). No obstante, y lo saben, es a veces extremadamente difícil mantener una armonía, en lo que es complementario y opuesto, en este yin y este yang, en este bien y este mal. El principio del yin/yang les dice incluso que existe un bien en un mal, y en todo mal existe un bien. O, si prefieren seguir siendo más neutros: en todo blanco existe un negro, y en todo negro existe un blanco. Y uno genera otro, y otro genera uno, permanentemente. De esta situación de equilibrio precario se derivan todas las desdichas de la conciencia humana, encerrada y dividida, en una Ilusión, en un cuerpo polarizado. Lo que a ustedes parece, sobre este mundo, como natural, no lo es absolutamente, más allá de la Ilusión. Este equilibrio, buscado de manera muy activa, por todo ser humano juicioso, no es, en definitiva, más que el resultado de esta carencia inicial, de esta separación que vino a alterar, hasta cierto punto, esta Creación. Este principio de la carencia induce, permanentemente, una acción y una reacción. Así incluso el llamado karma, les fue presentado, por distintas enseñanzas, como algo ineludible, como algo a sobrepasar, pero que sólo podía sobrepasarse adhiriéndose a este principio propio, a esta filosofía propia. 

A partir del momento en que lo experimentan, a partir del momento cuando se mantienen en este sí (por medio del Samadhi, o por medio de la Conciencia Turiya), el concepto de fragmentación y separación a ustedes aparece como caduco. Pero no pueden negar que, mientras exista un cuerpo polarizado (sexual, como dirían), existe necesariamente este principio de carencia, cualquiera que sea la forma en que éste se expresa. Para un ser insertado en la realidad tridimensional, y que no tiene ningún planteamiento llamado espiritual, eso va a expresarse en los principios de competición, como en el sentido de ganar su vida, de obtener un título, de casarse, de tener niños y de encontrar (hasta cierto punto) un lugar que es necesario defender, adquirir y preservar. Eso se inscribe, por supuesto, a todos los niveles del ser, desde la esfera sexual, pasando por la muerte, hasta la esfera social. Así pues, se basan todas las relaciones en esta carencia (aunque eso no aparece) puesto que existe, permanentemente, una conciencia vuelta hacia el exterior, hacia este mundo, un principio activo haciendo realizar algunos objetivos. 

Por supuesto, existe un sentimiento de satisfacción, en esta dualidad, a partir del momento en que un elemento se encuentra en equilibrio, que eso esté a nivel social, que eso esté a nivel profesional, a nivel emocional (a todos los niveles, se puede decir). Este equilibrio, lo saben, es precario. Es precario porque se inscribe, de manera irremediable, en el transitorio. Se inscribe, de manera irremediable, entre la vida y la muerte, y no presenta (como ya lo dije) ninguna solución de continuidad más allá de la muerte. Este principio incluso de separación y complementariedad crea la carencia. Crea la acción/reacción permanente. Crea, permanentemente, el karma. Crea, permanentemente, obligaciones y deberes, bien lejos de la Libertad, tal como puede expresarse cuando la Conciencia, ella misma, no está ya vinculada a la conciencia de este cuerpo, a la conciencia de estos cuerpos sutiles, pero pasa (hasta cierto punto) a otro numerada. Una serie de experiencias pueden no obstante vivirse. Les narré la mía, a través de la pérdida y la carencia de un ser querido, lo que bastó a transformar (hasta cierto punto), de manera irremediable, este sentimiento de carencia, en mi (ndr: intervención de HERMANO K del 17 de marzo de 2012). La investigación espiritual va a expresarse a través de lo que llaman una búsqueda de Luz, una búsqueda de la Unidad, una búsqueda de Amor, en su más elevado sentido, el más transcendental, el más idealizado, y más perfecto que puedan imaginar. Entonces, por supuesto, algunos seres (por la meditación, por el rezo, por la adhesión a una serie de creencias) pudieron afectar Estados de Uniones particulares, que esta Unión Mística se refiera al CRISTO, se refiera al Sol, o a cualquier otro elemento considerado y vivido (antes de este elemento fundador y separado, si se puede decir) como exterior a sí. Esta exterioridad que traduce, allí también, este principio de exteriorización de la energía de la conciencia, de sí mismo, destinada a completar lo que parece incompleto. 

La reunificación con usted consiste pues en establecer una Unidad. Por superar y por superar el bien y el mal, el principio de carencia, a hacer desaparecer el concepto de miedo (en resonancia directa con esta carencia), con el fin de establecerse, de manera más estable, en las experiencias de Samadhi, en las experiencias de Realización, o también llamadas de Despertar. La llegada del Abrigo Azul de la Gracia ha restablecido, como eso se les dijo, desde hace más de un año, una unión: una unión para La Tierra, una unión en su conciencia, en lo que son, en este cuerpo que les lleva. Dónde una reciente alquimia viene a, hasta cierto punto, conseguir a revelar el principio que está más allá de la Unidad, que no es más un principio, sino que, simplemente, representa (si se puede decir) la Resolución última del antagonismo, la oposición, la complementariedad. Es la vuelta de lo que se llama la Polaridad Femenina LA FUENTE. Entonces, cualesquiera que sean los nombres que pueden darle (hasta ahora: la Shakti, la Shekina, la Polaridad Femenina de LA FUENTE), ésta, como eso se les explicó, se liberó, por eso, de las profundidades de La Tierra. Y devolviendo, hasta cierto punto, a todo lo que está presente sobre esta Tierra, su totalidad, su homogeneidad y, si es posible, lo que se llama el Absoluto. El Absoluto consiste en estos elementos, que se llamaron, y fueron progresivamente vividos (por algunos de entre ustedes): desde la Comunión, pasando por la Fusión, pasando por la Disolución, pasando por la Unión Mística, o pasando por Matrimonios Místicos con los Dobles, cualquiera que sean. 

Resulta, a través de lo que (por la mirada del ego) puede aparecer como una búsqueda de un ideal que no se alcanzará, en realidad, la posibilidad, real y concreta, de alcanzar este estado de Absoluto (que no es un estado, como eso se les dijo). Eso pasa por el Doble, no hay otra posibilidad. Como se separaron lo saben quizá, en la historia de La Tierra, el Sol de su Doble. Este Doble, llamado de distintas maneras, y llevando distintos nombres, es lo que creó el principio de aislamiento, el principio de dualidad. Este Doble Solar vuelve de nuevo, no podrá ya descartarse. De la misma forma, su Doble de ustedes, no podrá más descartarse. Lo que se vive en la cumbre es como lo que se vive abajo, ahora, de manera Libre, de manera Liberadora y Liberatoria. Llevándo a establecerse en una conciencia (como eso se expresó en palabras) donde la Onda de la Vida pasa a ser lo que son, y donde la Onda de la Vida, que manifiestan y que son, puede (si el momento vino, superando las dudas y los miedos, los condicionamientos presentes en la personalidad, y este sentimiento de carencia) permitirles realizar la finalidad, lo que se llamó la Ascensión (que eso se refiera a este cuerpo, o que eso se refiera a su conciencia sin este cuerpo). El Cuerpo de Luz, que se encerraba en el Sol, que se liberó, que, para algunos de entre ustedes, resintetiza (en el despliegue de la Luz, tal como se ha explicado el año anterior), consigue, durante este año, hacerles entrevistar con este Doble Místico, quién puede tomar, como ya se sabe, distintas formas. 

A través de esta Fusión, realizando la Alquimia de su Lemniscata Consagrada con la Lemniscata Consagrada de el que es este Doble, la Lemniscata se vuelve completa y llena. La circulación de la Conciencia se hace, esta vez, en una Lemniscata que no es ya vertical, sino horizontal, realizando el principio de la Alquimia de las Cruces (tal como se las describieron en su cabeza, por las Estrellas). Eso se traduce en la reunificación de estos Puntos Vibratorios, en el centro, es decir, el Punto ER de la cabeza, como al Centro del ser, en el punto ER del pecho. Permitiéndoles acercarse y vivir esta Presencia, este estado de Presencia llamado Infinito, que puede, si lo conciencian, desaparecer él mismo, y (en un concepto que les es difícil de captar, mientras no se viva esto) establecerse en el Absoluto. Los dos, por fin, vuelven a ser uno. Este principio se inscribe en el principio de separación de este mundo: lo que se separó debe reunificarse, a todos los niveles. No hay que sustituir a este mundo, donde una élite patriarcal dominó y controló el mundo, por una élite matriarcal. Sino, más bien, reunir estas dos polaridades (que estaban en equilibrio de desequilibrio) en un equilibrio total, permitiendo reinstalar el Andrógino Primordial. 

Esto se realiza en ustedes. Y se realizará, de cualquier forma -aunque eso no esté en curso-, en las fases últimas de la Ascensión de esta Tierra. Con relación a eso, por supuesto, puede crearse, sobre esta Tierra, para ustedes, como en torno a ustedes, una serie de reajustes, que van a restablecerles hacia este estado, más allá de todo estado, llamado Absoluto. Que eso sea a través de lo que se les llamó un Doble Monádico, lo que se llamó la Fusión con el CRISTO o con un Ser de Luz, cualquiera que sea, que este Doble Monádico esté personificado o no, no cambia nada, es necesario reunificarles. No solamente la reunificación de un ego superado por sí, no solamente un sí viniendo a (hasta cierto punto) hacer resplandecer algo en la Luz y el Amor, sino a establecerse, en esta Dimensión, más allá del concepto mismo de complementariedad. Eso se produce, en ustedes, a través de la aparición del Doble, a través de la aparición de lo que se llama las Alas Etéricas (en el Punto KI-RIS-TI), a través de la Fusión realizándose, tal como UN AMIGO lo describió, en su Corazón, Fusión entre una corriente ascendente y una corriente descendente (ndr: ver la intervención de UN AMIGO del 7 de mayo de 2012). El encuentro de estas dos corrientes y de estas dos polaridades, va a hacerles descubrir, y va a establecer, lo que siempre ha estado allí. Pero, porque la conciencia se había dividido, no podía aparecerles y no podía, incluso, manifestarse y concretarse en este mundo. 

El Abrigo Azul de la Gracia ha cubierto, con sus Alas, a La Tierra, su complejo físico y sutil sobre este mundo, los Puntos de penetración (de los que a ustedes he hablado detenidamente, el año anterior), por lo que se refiere al Eje ATRACCION/VISION. Lo que se realiza, hoy, a través de este Doble, crea un equilibrio de las polaridades masculinas y femeninas, que se instalan (por Fusión de la una en otro, y del otro en la una, de la misma forma) en estas dos polaridades que se habían separado. Deben pasar a ser, como eso se había anunciado, los KI-RIS-TI, es decir, los Hijos Ardientes del Sol, los que no conocerán ya la sed, los que serán regados de LA FUENTE de Agua perpetua, que nunca permitirá a cualquier sed aparecer o reaparecer. Eso marca el final del encerramiento, eso marca el final de la Ilusión, el final de la división, el final de la superioridad de una polaridad sobre otra (en un equilibrio dinámico), sino, la instalación en el Centro, la instalación en esta Fusión del Andrógino Primordial. 

Por supuesto, existen aún, incluso para los de entre ustedes que lo realizaron, una serie de compromisos, representados por las dudas y los miedos, que vienen a aún (si puedo expresarme así), atar su capacidad y su posibilidad de establecerse en esta Unidad Final, representando el principio de Fusión y Disolución de las polaridades, de antagonismos, y de las complementariedades. Esto es una realidad. Se les da a vivir en sí, se les da a vivir, a través de lo que nombré la Alquimia de la Lemniscata Consagrada, la Alquimia de la Onda de la Vida, pasando del uno al otro, y del otro al uno, realizando una Nueva Unidad, bien más allá de lo que se les da a vivir mientras no se realice esto. Sepan, por eso, como se les dijo, que no hay investigación que llevar porque, como el Absoluto, este principio de equilibrio, estático y final, Último, viene a ustedes de manera espontánea. A partir del momento en que el conjunto de lo que se encerraba, en la ausencia de conexión entre lo que se llama el 1° chakra y el 4° chakra (o, si prefieren, la esfera pélvica y la esfera cardíaca), a partir del momento, donde las presas (si se puede decir) que mantenían la separación, desaparecieron. Estas presas se llamaron el miedo y la duda, porque no hay nada peor, en este mundo y sobre este mundo, que el miedo y la duda, que se inscribe, incluso, en la célula, debido al traumatismo inicial que representó la separación y la división de con este Doble. 

Esta visión, que expreso con palabras, les hace pensar e imaginar que existe un Doble, es decir, que existen dos entidades diferentes, para ustedes, sobre este mundo, que se reunificarían. En realidad, estas dos conciencias, estas dos entidades, sólo son al principio una sola y misma entidad. Que eso se refiera al CRISTO, que eso les concierna, como Hijos Ardiente del Sol, que eso les concierna con otra entidad de Luz, cualquiera que sea, es el mismo principio, es la misma descripción. El Absoluto corresponde, en adelante, a esta capacidad de superar el miedo y la duda, cualquiera que sea, y hasta cierto punto, superar en resplandores el conjunto de los límites, el conjunto de los cuadros, el conjunto de las funciones de la encarnación, que es, en realidad, un principio de separación. Una vez más, a través de eso, no hay que abandonar la materia, sino espiritualizarla. La espiritualización de la materia sólo puede realizarse si el Doble está presente. Esto es el principio incluso de la Ascensión, tal como debe vivirse para cada uno ustedes, en el momento final del Encuentro, total e íntegro, con la Luz Vibrante. La pendiente de la conciencia, la pendiente del Supramental, el aumento de la Onda de la Vida, preparan, en ustedes, este Encuentro Último. Con el fin de establecerles, si tal es su Realidad, en el Absoluto, o en la Presencia Infinita sí realizada. 

Todo esto está en marcha hacia ustedes. Cualesquiera que sean las manifestaciones de su cuerpo, cualesquiera que sean las manifestaciones del desarrollo mismo de su vida, si salen de la mirada de la personalidad, si salen de la mirada de la división, si salen de la mirada de la carencia, si salen de la mirada del traumatismo (cualquiera que sea), en ese momento, eso se revelará a ustedes de manera extremadamente simple, una vez más, sin esfuerzo y sin investigación. Porque no estamos ya (y no son ya) en el tiempo de una investigación cualquiera. Porque no hay nada que buscar. Porque todo está allí. Para eso, es necesario aún que su mirada, su opinión y su conciencia, acepten este principio propio, acepten este Encuentro, esta Unión. Todo eso, una vez más, aunque eso no parece concernirles, o parece bien lejos de sus preocupaciones actuales, es, lo repito, un acontecimiento inexorable e ineludible. Cualquiera que sea el momento en que hay que vivir (o que ya esté vivido), representará, para ustedes, lo que llamaría una certeza total: no puede existir la menor duda, el menor miedo, la menor interrogación, la menor sospecha, con relación a este acontecimiento, ya que es, de verdad, lo que llamaría un acontecimiento. Este acontecimiento no tiene que buscarse. Por supuesto, si se produce, va posiblemente a inducir, en lo que son (en lo que permanece de personalidad, ego, o corporeidad), una interrogación. Pero incluso esta interrogación no podrá venir al final de la certeza que es la nuestra. Porque esta certeza no se expresa a través del mental, no se expresa a través de las emociones, no se expresa a través del afecto, no se expresa a través de la esfera llamada Eros, sino se expresa, solamente, a través de la Alquimia Vibratoria que realiza la Unificación de los Dobles. Y creando, en ese momento, por sí mismo, por el principio de Disolución y Fusión, el Absoluto. Reconstruyendo, revelándolo, y revelando. 

Cualesquiera que sean las circunstancias cuando eso se producirá, cualquiera que sea el tiempo (o el momento) cuando eso se producirá, para ustedes, lo reconocerán, porque es un reconocimiento instantáneo, que no recurre a ninguna oposición. Recuerden que los únicos obstáculos son usted, en los miedos y dudas. Estos miedos y estas dudas volarán ellos mismos en resplandores, a partir del momento en que la intensificación de la Radiación del Sol Central, a partir del momento en que la intensificación de la Onda de la Vida, Liberada por La Tierra, permitirá eso. Cualesquiera que sean sus resistencias, cualesquiera que sean sus oposiciones, no podrán oponerse, no podrán resistir a lo que es ineludible e inexorable. El equilibrio, así, de las polaridades masculinas y femeninas se volverá una evidencia total, porque el estado es Último. Y que este Último no puede representar ningún equivalente de lo que puede vivir la conciencia, tanto en el ego como en el sí más infinito. A partir de este momento, entonces (si se puede decir) habrán enganchado, en ustedes, este proceso que se llama la Ascensión. No hay nada que pueda hacerles dudar. No hay nada, una vez más, cualquiera que sea el estado de su cuerpo, el estado de su afecto, el estado de sus vínculos, cualquiera que sea, que pueda oponerse a eso. Esto representa lo que se llamó el Juramento y la Promesa, de encontrar esto con lo que se habían separado. Cualquiera que sea lo que sea al final, de su final, sólo se trata, en realidad, de un vínculo de Libertad, de una Liberación total, que se aplica actualmente.

Mis palabras fueron muy cortas. No dudo que llamen por vuestra parte a una serie de cuestionamientos, y estoy allí, ahora, para responder, exclusivamente con relación a lo que acabo de decir. 

Pregunta: ¿cuándo se piensa haber encontrado su Doble personificado, procede causar un encuentro físico? 

Mi Hermana, para qué llama encuentro físico?... Este encuentro es un Encuentro de Eternidad. Para algunos, debe realizarse sobre todos los planos, para otros, no. Eso depende, por supuesto, de muchos factores. Estos factores no dejan lugar a duda por su nombre, simplemente, la duda y el miedo. A partir del momento, donde hay aceptación, es decir, a partir del momento en que no pensará ya haber encontrado, sino dónde tendrá esta certeza que acabo de mencionar, el conjunto del Cielo, el conjunto de La Tierra, contribuirá a establecer este Absoluto. No puede existir el menor obstáculo. 

Pregunta: ¿cuando se encuentra su Doble, no puede haber duda sobre el hecho de que es bien su Doble? 

Lo que expliqué: más allá de todo encuentro solar, posible y normal, en las Dimensiones Unificadas, en efecto, en cuanto se liberen del principio de aislamiento, en cuanto encuentren su Eternidad, como ya se sabe, no hay más de fragmentación, no hay más de límite. Son LA FUENTE a la vez, a la vez el Absoluto, a la vez un Arcángel, a la vez un Ser de Luz. Pueden fusionar, en ese momento. Pero esa fusión es un Encuentro, bien más allá (en la calidad Vibratoria vivida por la Conciencia) del Éxtasis o el Samadhi más importante, posiblemente alcanzada por el ser humano en encarnación. El Encuentro del Doble está bien más allá, cualquiera que sea este Doble. Porque eso se traduce, de manera horizontal y vertical, en una unificación de la Lemniscata Consagrada. No es el pensamiento que va a crear la certeza, es la propia Vibración que consigue el paro de la Vibración, es decir, al Absoluto. Pues, no hay que plantearse cuestión con relación a eso. La evidencia es tal como que no puede negar lo que se produce, en ese momento. Eso no tiene estrictamente nada que ver con cualquier sentimiento enamorado o un sentimiento espiritual o místico. Es bien más allá. ¿Cómo podría existir una duda, cualquiera que sea? A partir del momento en que las dudas y los miedos, que están presentes en la personalidad, no existen ya, como ya se sabe, la Onda de la Vida se lanza para resultar por la cumbre del cráneo y fusionar con el Vajra, realizando lo que llaman el Merkabah Interdimensional personal. En ese momento, superando los límites de la encarnación, la materia se espiritualiza, lo que ha sido descrito por UN AMIGO como este escalofrío y este temblor del cuerpo. A partir de este momento y a partir del momento en que se produce este Encuentro (que no tiene nada que ver con un encuentro ordinario o incluso espiritual), no puede subsistir la menor duda, para uno como para otro, dondequiera que sea. Muchas Estrellas les describieron su matrimonio con el CRISTO, su experiencia y su vivido: su vida se convirtió en una unión mística, permanente y consagrada, con el CRISTO. De la misma forma, que este Doble sea un Ser de Luz presente en el Sol, o a otra parte, un Arcángel, o toda figura. Recuerden que no hay separación, por lo tanto no puede existir la menor puesta de un cuestionamiento, cualquiera que sea. Solo lo que permanece de la personalidad, incluso superando las dudas y los miedos, puede hacerles vacilar. El aspecto Vibratorio, una vez más, sobrepasa todo lo que puede vivirse sobre esta Tierra. Porque existe, realmente, una alquimia entre estas dos conciencias. La alquimia se realiza no solamente a nivel celular, sino, más bien, en los centros de energía, en los centros de Conciencia, Estrellas, Puertas, en el conjunto de las estructuras, dondequiera que sean, realizando una perfecta sincronicidad y una perfecta alquimia y simbiosis total.

Pregunta: ¿cuál es la distinción entre el establecimiento en sí Infinito y el Absoluto? 

Infinito es el estado llamado el último Samadhi, el que les hace hasta descubrir la Disolución de la Conciencia pero que, sin embargo, no es la Disolución de la Conciencia que, como ya se sabe, es Absoluto. La no conciencia es Absoluta. El principio de la alquimia, que acabo de describir, entre dos Conciencias que se sentían separadas y que eran efectivamente separadas (que eso sea con su Doble llamado Divino, con su Doble etérico reconstituido, o con este Doble Monádico, o con el CRISTO), es muy exactamente eso que se restablece. A partir del momento en que se manifiesta, el Despertar o la Realización, la Liberación sigue. Pero no sigue en el sentido de una lógica. Sigue en el sentido de un Transcendencia que no tiene continuidad. Es, precisamente, este Doble que permite realizar eso. No les resulta necesariamente, dónde sea que esté, al principio de la activación de la Onda de la Vida, ni incluso en la finalidad de la Onda de la Vida. Porque, como ya se sabe, hay, a ese nivel y en ustedes, en este cuerpo, una transmutación que se acaba, por lo que se refiere a las dudas y los miedos, por lo que se refiere a la reunificación de los tres Hogares en lo que se nombró el Cadúceo de Hermes. A partir del momento en que las alas etéricas aparecen, están a punto de revelar el Último. Es en ese momento que se realiza y se concreta la Ascensión. Se trata efectivamente de una espiritualización de la materia y no de una fuga de la materia. La diferencia entre la Infinita Presencia y el Absoluto es, precisamente, el momento en que vivo, inconsciente o conscientemente, diría, este Encuentro con el Doble, traduciéndose, en la Conciencia, por este estremecimiento y este temblor, produciéndose, en este cuerpo, por el intercambio del Cadúceo de Hermes, traduciéndose, en esta Conciencia personificada, por la activación del conjunto de las Estrellas de la cabeza, reunificándose en el punto ER. Dándose a vivir, como mecanismo último de la Conciencia, el punto central de la cabeza, el conjunto de la Lemniscata Consagrada, el conjunto de las Puertas, la subida de la Onda de la Vida, el despertar del Kundalini, en su totalidad. 

Pregunta: ¿Si no hay nada que hacer, así como se repite regularmente, qué explica la diferencia de experiencias entre algunos humanos y otros? 

De la misma forma que, durante las Bodas Celestiales y en su terminación, algunos seres afectaron y vivieron su Cuerpo de Luz, otros no. De la misma forma, están en esta etapa de final del Tiempo y no de final del mundo, sino de transformación radical de un mundo. Algunos de entre ustedes maduran más rápidamente. Sobre el mismo rosal, las rosas no nacen al mismo tiempo. Todo depende de la calidad de la savia, todo depende de la calidad de insolación que les llegó, que aceptaron, o no. In fine, todo el mundo, sobre esta Tierra, vivirá este Encuentro. No tienen que buscarlo, porque la investigación traduce, simplemente, un deseo, donde sea que esté situada. Mientras eso permanece como un deseo, eso les es cerrado. El Encuentro viene a ustedes, el Absoluto no puede buscarse. Mientras ustedes hicieron un ideal (espiritual, sensual, complementario masculino-femenino), se equivocan. Esto se llama la Vuelta del CRISTO. El CRISTO se lo había dicho: “Yo y mi Padre somos Uno”. 

Pregunta: ¿el Doble puede acercarse a nosotros antes de que haya su Encuentro, o no? 

Mi Hermana, en qué sentido dice “acercar”? Puede manifestarse en sueño, pero el enfoque es sobre todo Vibratorio, antes de toda definición.

Pregunta: ¿se puede experimentar la presencia del Doble, antes de que haya el Encuentro? 

Sí. O en la espalda, llegando en su espalda. O llegando en el canal marial, es decir, a la izquierda de su cuerpo. Como una presencia. Y es una presencia. Cualquiera que sea la localización de este Doble, hay una presencia, a su lado, que penetrará, en ustedes, por la izquierda, por la cumbre del cráneo o por la parte de atrás, en las alas etéricas. 

Pregunta: ¿En la frase “Yo y mi Padre somos Uno”, a que hace referencia la palabra Padre? 

ABBA. LA FUENTE. El CRISTO es el modelo de LA FUENTE. Refusionada con su Eternidad que era, para él, LA FUENTE. Porque el CRISTO (llamado el personaje, histórico, que era Jesús), incorporó su Doble. Ese momento, ha podido realizar su Ministerio, durante tres años. No antes. “Yo y mi Padre sumamos” o “Yo y mis dobles somos Uno”, traducido el principio de un Absoluto. Una vez más, la palabra principio no se adapta, pero no existe palabra. Lo más grande de los escollos sería quizá buscar este Doble. Porque, a partir del momento, como lo dije, dónde hay investigación, hay deseo, cualquiera que sea la expresión de este deseo. El Doble viene a ustedes a partir del momento en que realizaron, se lo recuerdo, su Unidad, sobre este mundo. Derivase entonces la Unidad en el cosmos, en todas las Dimensiones. Lo que pueden observar, con su mirada de la razón, de la personalidad o sí, puede parecerles particular, en la medida en que tienden a considerar que son enteros, por vosotros solos. No. Las místicas siempre les hablaron (incluso sin poner esta palabra porque no tenían la posibilidad de ponerla) de este Encuentro. Que eso sea nuestro Comendador (ndr: O.M. AÏVANHOV) con el Sol, que eso sean otros Antiguos, eso fue mucho más expresivo para lo que llamamos las Estrellas y muchas otras mujeres. Porque, para ellas, era mucho más fácil acoger la parte que carecían que era, si se puede decir, mucho más activa sobre este mundo, que nombré el patriarcado. La energía masculina era, en efecto, mucho más abundante que la energía femenina. Lo que explica, de manera constante, cualesquiera que sean las religiones, cualesquiera que sean las culturas, que la entidad femenina siempre ha manifestado, de manera más intensa, esta Fusión y este Encuentro. Sobre todo teniendo en cuenta que existía, si puedo expresarme así, un modelo llamado CRISTO. 

Pregunta: Muchos participantes dijeron que todo estaba en nosotros, los Arcángeles, las Estrellas. ¿Pues nuestro Doble estaría también en nosotros? 

A condición de reconocerlo. Es el principio incluso de la separación, así como lo haya explicado. Es una cosa saber que los Arcángeles están en ustedes. Es otra cosa vivirlo. Lo mismo ocurre con el Doble. El CRISTO les dijo que era el Padre. Aquí, en este cuerpo limitado, hay Fusión, hay Unidad, hay Absoluto. Sin embargo, los atributos de un Arcángel, aquí sobre este mundo, se inscriben en tu realidad, dentro del ADN. 

Pregunta: ¿Podrían precisar la diferencia entre deslocalización y Comunión? 

La comunión se vive en su cuerpo. La deslocalización les pide expresar su Conciencia a otra parte que en este cuerpo: en el Cuerpo de Luz, en un Arcángel, o también en el Doble. La deslocalización puede también corresponder a un proceso particular, realizado a través de la distinta información que dimos, unos y otros, desde estos años. En particular, el proceso de walk-in consciente bidireccional donde hay un intercambio de cuerpo y alma. La Comunión se vive en una conciencia aún dividida. La deslocalización, así como la Multilocalización, que ocurre más tarde, realizan el final de la fragmentación, permitiendo darles cuenta de lo que decía, aún ayer, MARÍA. Cuando están más allá de la separación, su Conciencia no es afectada por cualquier Multilocalización, lo que les es imposible, aún, de este lado, donde estan. A partir del momento en que el Absoluto está allí, son, a la vez, este cuerpo, a la vez, el otro cuerpo, pero, al mismo tiempo, el Cuerpo de Luz. Y su Conciencia está presente, de la misma forma, en este cuerpo de carne como en el Cuerpo de Luz, como en el Cuerpo del Doble. Correspondiendo, una vez más, para lo que había dicho el CRISTO: “Yo y mi Padre somos Uno”. Lo que surge es una revolución total, sin solución de continuidad. Y con todo, es muy exactamente lo que son. Un número de entre nosotros lo dijo: que no eran ni este cuerpo, ni este mundo, ni esta realidad. El conjunto de los filtros colocados por la separación y el eje Atracción/Visión les impiden que vean claramente eso y que lo vivan. Lo viven, a partir del momento en que hay allí al Encuentro. No podíamos mencionar eso mientras no se instalara, para un número de entre ustedes, la Onda de la Vida. Porque recuerden que es, inicialmente, el Encuentro del Supramental y la Onda de la Vida que les da a vivir la apertura a esta posibilidad. No servía de nada concebir, hablar, expresar cualquier cosa acerca de esto, mientras no fuera activa, en ustedes, la posibilidad de vivirlo. 

Pregunta: ¿la posibilidad de vivirlo es activa en toda la humanidad, en todo humano? 

No. Eso sólo será activo, para la gran mayoría de los seres humanos, en el momento último. Porque las fuerzas de resistencia son aún muy fuertes, excepto para los de entre ustedes que superaron sus últimos miedos y sus últimas dudas. Recuerden: el equilibrio Yin-Yang de este mundo se vive como una complementariedad y antagonismo. Lo que es el contrario estrictamente, en el Absoluto. Hay una sincronicidad que se produce en este cuerpo y lo que dije, es la reunificación del Sol con su Doble. 

Pregunta: ¿se puede tener varios Dobles? 

No. Puede existir lo que llaman matrimonio místico con múltiples entidades, como lo realizan cuando salen en Cuerpo de Luz, con un Arcángel o con toda Conciencia liberada. Existe un Doble llamado etérico, que es, en realidad, simplemente, su etérico, reconstituido en su Dimensión de origen, que se superpone a su propio cuerpo etérico, viniendo a modificar, como eso se expresó, su propia vitalidad, su propia fisiología. Existe, por fin, un sólo y único Doble que les da a compartir y unificar y a alquimizar, en una simbiosis, la Lemniscata Consagrada, la Onda de la Vida y el conjunto de las estructuras. Sólo existe uno. Los distintos Dobles que se enumeró son: el Doble etérico, eventualmente un Doble corresponsal a un cuerpo sutil, pero más importante, por supuesto, es el Doble llamado Cósmico. Son los únicos Dobles que se les enumeró. El Doble etérico es usted. Podríamos decir, para el que se multilocaliza, que el Cuerpo de Luz es su Doble. Pero no existe más que un único Doble y uno sólo, que les permite realizar alquimia y la simbiosis de la Onda de la Vida y el conjunto de chakras y del conjunto del Cadúceo de Hermes. 

Pregunta: ¿un encuentro con MARÍA, hace una serie de años, puede ser una experiencia mística? 

En cualquier caso, es una experiencia mística. Ahora, eso era imposible, he aquí hace algunos años. Pues, eso no puede ser sino un encuentro místico. En adelante, MARÍA puede manifestarse como su Doble. Pero, una vez más, no es una experiencia, puesto que se trata de la Fusión definitiva de los principios de la Onda de la Vida, de los principios celulares, de chakras, así como del Cadúceo de Hermes. No pueden equivocarse con relación a eso. Sólo el mental busca y se equivoca. 

Pregunta: ¿Es exacto que es necesario proceder con el Doble como con el Absoluto, es decir, no buscar nada puesto que toda investigación alimentaría aún más el mental? 

Es exactamente lo que dije, en la declaración misma de mis observaciones. Mientras buscan cualquier cosa, están en el error. El Doble es una evidencia que se impone y que no puede, nunca, expresar un deseo o una investigación. Tenemos conciencia, los nuestros, de esta razón que nos hizo no hablar de eso mucho antes, porque las proyecciones son inherentes a la naturaleza humana, buscar un complemento. Pero no pueden buscar un complemento: se revela cuando se reúnen las condiciones. No es, nunca, un acto mental. No es, nunca una complementariedad, al sentido humano. Si se lo revelamos ahora, es porque el Abrigo Azul de la Gracia es a la obra, porque la Onda de la Vida (para los de entre ustedes para quienes nació, para quienes se elevó) hace posible este proceso. Pero, una vez más, no hay que buscar explicación, razón, justificación, porque, cuando eso se produce, nada puede resistir. Existen situaciones personales donde el Encuentro del Doble no está permitido, a causa de estas situaciones personales que implicarían sufrimientos y elementos de resistencia. Que este Doble esté personificado, o no, no cambia nada. En la historia de este planeta (y en Occidente, en particular), cuando un alma, un cuerpo, encontraba el CRISTO, volvía a entrar en los Órdenes. ¿Qué harían, hoy, si el conjunto de su vida no se purificó y a eso? Es en el sentido que la información es útil, pero que no debe desembocar, en ustedes, en ninguna investigación y ningún deseo. Deje las cosas venir a ustedes. Vendrán en el momento que es el adaptado, para ustedes, como para el conjunto de las relaciones, cualquiera que sean, en torno ustedes. 

No tenemos más preguntas. Le agradecemos. 

Hermanos y Hermanas en Humanidad, vivamos, juntos, un momento de Comunión y de dispensación, en el Abrigo Azul de la dispensa. 

... División de la Subvención de la Dispensa… 

Hermanos y Hermanas en Humanidad, hasta pronto.