martes, 5 de junio de 2012

UN AMIGO- La Transubstanciación


20 mayo 2012

Soy UN AMIGO. De mi Corazón a su Corazón, que la Paz y la Gracia estén en nosotros. Se me se pide (por el Consejo del Antiguos) venir, entre ustedes, con el fin de intentar explicarles los mecanismos alquímicos que se producen, actualmente, derivándose (como el Arcángel ANAËL les explicó) de la mezcla, de la interacción, entre lo que se llamó la Onda de la Vida y la Vibración del Supramental (o Luz Vibrante). Lo que se desarrolla podría llamarse una realización del Éter o, en lengua occidental, una transubstanciación. Esto corresponde a una modificación principal (o un cambio radical, si prefieren) entre lo que ocurre, entre la estructura que conocen en la cual su conciencia es (que es el cuerpo físico) y la nueva estructura que está en resonancia y directamente se conecta a la acción y al despliegue de la Luz Vibrante, así como a la acción y al despliegue del Abrigo Azul de la Gracia, así como a la Onda de la Vida. Esto se traduce, ya (para un número de entre ustedes quienes viven estos procesos), por sensaciones inusuales. Estas sensaciones (ciertamente no muy agradables) implican una modificación radical de su conciencia. Conviene entender que lo que se desarrolla en ustedes, y en torno a ustedes, es un proceso perfectamente normal, en lo que tiene por objeto restablecer la vuelta del Supramental (tal como SRI AUROBINDO lo había explicado, así como un número de caminos iniciáticos y transformaciones de la conciencia, vividos desde tiempo inmemorial, que eso sea en el Este o en Occidente), de una serie de manifestaciones suprasensibles, de manifestaciones místicas o espirituales, en resonancia con la adquisición (si se puede decir) de un nuevo estado de ser. Hasta ahora, eso no se acompañaba de modificaciones más importantes que las que se describían a causa del encerramiento de La Tierra, que se liberó, que les da la posibilidad, a ustedes también, de liberarse y de manifestar su conciencia, sobre una gama que no tiene ya nada que ver con la conciencia ordinaria (ni incluso con las experiencias extraordinarias) sino más bien, a establecerles en nuevas gamas de vida, en algo que es liberado (donde no existe ya la menor posibilidad de encerramiento). 

Esto debe vivirse. Y hago hincapié en eso. El conjunto de los procesos sobre la realización del Éter se manifestó (para algunos de entre ustedes), ya, desde hace más de un año, refiriéndose a la realización de la Visión Etérica (directamente conectada, se lo recuerdo, a lo que se llama la activación del 12.o cuerpo y, en parte, del 11.o cuerpo). La propia Visión Etérica (tal como les fue explicada) debía conseguir cesar, para conseguir la Visión del Corazón (una visión que no tiene nada que ver con, por supuesto, lo que se llama el 3.o ojo), una visión sin visión es decir, sin ojos, sin visión mística pero una Visión Real y Directa, Vibratoria, tal como eso se produce en las otras Dimensiones. La modificación que se induce en su cuerpo hace llamada a una circulación de energía (que es, con mucho, diferente a lo que se produjo hasta ahora). Se deposita la amplificación de esta circulación de energía, por una parte, se conecta a lo que lo que se llama chakra del bazo y chakra del hígado (es decir, el Abrigo Azul de la Gracia), y también a la puesta en movimiento, diría, particular, de la Lemniscata Consagrada. Esta puesta en movimiento de la Lemniscata Consagrada desencadena un proceso de aceleración de las fuerzas etéricas (convencionales y conocidas sobre este mundo), induciendo su propia autotransformación y su propia autocombustión. Esto se traduce, y esto se ejercita conjuntamente también (desde la aparición de la Onda de la Vida), por una Alquimia profunda de este Cuerpo Etérico, recuperando, hasta cierto punto, gamas de frecuencia y manifestaciones que se habían retirado a la Humanidad. Muchas místicas, numerosos Seres, Realizados o Liberados, describieron algunas de estas manifestaciones. Les devolveré, para eso, al primero de entre nosotros, que dio (he aquí hace numerosos siglos) el conjunto de las descripciones que se referían a lo que se llama el Canto del alma, el Canto del Espíritu (o Antakarana), formando parte de los distintos poderes del alma, llamados Siddhis. Este autor era PATANJALI, en su Yoga Sutras, donde explicaba perfectamente lo que pasaba en el Despertar del Kundalini, en la pendiente del Shakti, o también, en las modificaciones de la Conciencia. 

En la actualidad, el proceso se completa, de forma importante, por, precisamente, esta capacidad de La Tierra, que lleva este cuerpo, de liberarse. Tienen pues, cada uno de entre ustedes, a distintas fases y a distintos grados, mecanismos que se aplican (dentro de su cuerpo físico, dentro de sus estructuras sutiles) y que requieren sin duda una serie de reajustes (más o menos fáciles). Lo que hace esta facilidad, o esta dificultad, sólo es la acción de su propio mental cuestionante y reflexivo. Como para la Onda de la Vida, esta transubstanciación (que corresponde a un Etérico profundamente diferente, desembocando en capacidades profundamente diferentes, una forma profundamente diferente) se despliega según algo que es cifrado, a lo sumo profundo de la célula, que llaman: el ADN. No hay pues que obrar recíprocamente con eso. Hasta diría que el mental puede representar un freno enorme, por querer intentar apropiarse o explicar lo que se desarrolla dentro del cuerpo. Como se lo dije, ya, he aquí hace algunos meses, si siguen siendo tranquilos, si dejan hacer, el proceso alquímico de realización del Éter, se hará independientemente de toda acción por vuestra parte, independientemente de toda movilización de su conciencia ya que es la Onda de la Vida, mezclada a la Onda Supramental, que les permitirá vivir el cambio final de su conciencia y la Liberación de su conciencia, en el encerramiento de este cuerpo. No hay pues, ni que querer reaccionar, ni a querer entender, ni a querer dirigir, ni a querer explotar cualquier cosa de los procesos que se desarrollan. Éstos se establecen, de manera natural, siguiendo un plan preestablecido, preestablecida una constitución, cuyo boceto de forma, hasta cierto punto, se inscribe en su ADN. Este ADN que se separó, precisamente, de esta capacidad y para el que, la acción de las Bodas Celestiales, la acción de la Radiación del Ultravioleta (así como, ahora, la liberación de la Onda de la Vida de La Tierra), permite acabar esta transmutación alquímica de su Éter. 

Este transubstanciación (ya que es una) va a realizarse sobre un tiempo extremadamente corto, trayéndoles a transferir (más allá de las manifestaciones fisiológicas), una serie de percepciones inéditas, vividas tanto en este cuerpo, como en sus interacciones con el humano, con la naturaleza y con el conjunto de su medio ambiente. Más que nunca se deslocalizará su conciencia. Más que nunca, percibirán ya no ser una personalidad ella misma que se observa, sino ser un observador que observa la personalidad y el cuerpo, actuar. En esos momentos, conviene (lo más que puedan), realizar un silencio del mental. Comprenderán, en realidad, muy rápidamente, que si el mental se pronuncia, el proceso, que estaba en curso, se para. Si existe el menor deseo de explicación o comprensión, el vivido de lo que lo debe vivirse no podrá realizarse. Existe, a ese nivel, un proceso particular, destinado a vaciar el mental y a extraerles de la interrogación en cuanto al sentido de lo que se vive. A partir del momento en que ciman este primer paso, constatarán, de manera extremadamente rápida, que su conciencia, ella misma, se libera de la personalidad, que su conciencia ya no se limita a este cuerpo, ya no son limitados a este encerramiento, sino se dieron a vivir un sentimiento de Libertad que nunca han conocido: es lo que se llama la Liberación. 

Cualesquiera que sean las manifestaciones vinculadas al Cadúceo de Hermes, cualesquiera que sean las manifestaciones vinculadas al empuje de las Alas Etéricas, cualesquiera que sean los mecanismos de brote de la Onda de la Vida de su cuerpo, cualesquiera que sean las percepciones Vibratorias (y, como se lo dije: por Vibraciones, temblores y estremecimientos de este cuerpo), si aceptan lo que pasa, constatarán, de manera extremadamente clara, extremadamente precisa y de manera extremadamente presente, que no son ni este cuerpo, ni esta conciencia, ni incluso en este mundo. Así se realizan, para la conciencia, los mecanismos ascendentes que se les mencionaron, desde hace algunos días. Esta transubstanciación no tiene necesidad de su mental, no necesita su participación emocional y, aún menos, de su comprensión. Lo que se vive es pues completamente independiente de un proceso de focalización de la conciencia, ni incluso de la observación de lo que se desarrolla. Si llegan a ser en esta neutralidad, este proceso de transubstanciación, se producirá, en ustedes, de manera extremadamente rápida, en este período anunciado por MARÍA y que corre (lo que ha sido confirmado por el Arcángel ANAËL) hasta el 20 de junio. Si, durante este período, son capaces de dejar trabajar lo que trabaja en ustedes, su conciencia se deslocalizará cada vez más fácilmente, dándoles, por una parte, a volver a entrar en contacto con las otras Dimensiones que vendrán hasta ustedes. Activado el Canal Marial, les permitirá experimentar lo que llaman presencia o entidad (del alto lado izquierdo de su cuerpo), marcando la presencia de Seres de Luz, en su conciencia. Esto podrá traducirse en distintas maneras de comunicación, tanto por una audiencia directa, como por un claro sentido, como por una clara visión (más allá de la clarividencia), o también por lo que podrían llaman una escritura automática, permitiéndoles expresar lo que tienen que expresar los Seres con los cuales son en contacto. Por supuesto, en estos contactos, pueden manifestarse elementos de inquietud, a causa de este primer encuentro y a causa de estos primeros encuentros, que pueden atraerlos en elementos de miedo o duda. 

Si dejan hacer lo que se desarrolla, si siguen siendo tranquilos, lo que algunos de entre ustedes perciben (por ejemplo en la noche, en su cabeza de cama, en su pie de cama o en la cumbre de su cabeza), se organizará de manera mucho más viva y les dará a ver (por la Visión Etérica o por la Visión Interior) mecanismos que, hasta ahora, les eran perfectamente excepcionales. Esto se volverá, cada vez más, su cotidiano. Hay, efectivamente (como se dijo eso), una interpenetración de las Dimensiones, que va a hacerse de manera cada vez más obvia, cada vez más consciente, cada vez más directa y cada vez más evidente. Retenga que, durante estas experiencias y que durante estos vividos, lo más importante es sumergirse en la conciencia y no en el mental o las reacciones (de cualquier género) que, obviamente (como lo comprenderán), bloquearán la experiencia ella misma y les impedirán que tenga éxito en lo que debe conseguirse. Todas estas presencias, todos estos contactos, todas estas manifestaciones corporales y sutiles, traducen la interpenetración de las Dimensiones y la Realización del propio Éter, es decir, esta famosa transubstanciación. Es durante estos mecanismos vividos, Vibratorios (sobre otros Planos y en adelante en este cuerpo que viven), que se darán la prueba indudable, que no son ni este cuerpo, ni esta conciencia, ni esta personalidad, ni incluso de este mundo. Es una realidad que será, para algunos de entre ustedes, extremadamente desconcertante, extremadamente enajenante. Pero si guardan presente en su espíritu, lo que acabo de decirles, si se ayudan de lo que acabo de comunicar (a saber, la integración de pasos que consisten simplemente en colocar sus manos a lugares precisos de su cuerpo -Ver Protocolo-), constatarán muy rápidamente que estos contactos, estas modificaciones de su cuerpo, se aliviarán y entrarán, muy rápidamente, en una normalidad que les permitirá vivir eso, en la conciencia más encendida, la más libre, en la mayor alegría y el mayor Amor posible. 

Lo que encuentran, son sus Residencias de Eternidad. Lo que encuentran, es su Eternidad. Como se lo dijo MA ANANDA: Shantinilaya, la Residencia de Paz Suprema. Pero, para vivir la Residencia de Paz Suprema, es necesario que la interrogación del mental (en cuanto a una explicación, en cuanto a duda, en cuanto a una incertidumbre cualquiera) les deje en Paz. Es, por lo tanto, que corresponde trabajar sobre eso, de hacer lo que les parece exacto para limitar la influencia de su mental, de sus emociones, con el fin de vivir, en una inmersión cada vez más total, en la Nueva Dimensión, lo que, en adelante, debe generalizarse.

Cualesquiera que sean las circunstancias de este mundo, como eso se les dijo, lo más importante para ustedes, para salir de las circunstancias de este mundo, manteniendo la estructura de este cuerpo (mientras eso es necesario), la mejor de las maneras es vivir esta Nueva Conciencia. Vivir esta Transubstanciación, en Conciencia, sin mental, sin emoción. Las manifestaciones de su propio Cuerpo Etérico (que eso sea en las extremidades, que eso sea en la espalda, que eso sea en los órganos) van a convertirse en cada vez más intensas, obligándoles, literalmente, a modificar algunas de sus prácticas comportamentales, en cuanto a la alimentación, en cuanto al sueño, y también a sus relaciones entre los seres. Se darán cuenta, por ustedes mismos, que existen vibraciones y relaciones interpersonales que van a convertirse en mucho más fáciles, y  otras, mucho más difíciles. Hay, allí, un elemento y un factor principal: no juzguen lo que viven, no juzguen lo que vive su Hermano o su Hermana, porque cada uno (se lo recuerdo) tiene un diferente Pasar a ser en la Transmutación que está en curso. Algunas Vibraciones van a convertirse en incompatibles. Algunas conciencias van a convertirse en incompatibles. Otros van a convertirse en compatibles. Bien más allá de lo que se les ha dicho, con relación al Matrimonio Místico, o a la Unión con el Doble, realizarán mecanismos de Fusiones cada vez más Conscientes, que eso sea con entidades de otras Dimensiones, con la Luz, con seres (llamados Hermanos y Hermanas) presentes en esta Tierra. Tendrán, cada vez más a menudo, recuerdos de lo que hicieron en la noche, bien más allá del simple sueño, bien más allá de las simples proyecciones, en los sueños, de los inconvenientes del día anterior, o del revivido de sus días anteriores. Comenzarán a vivir su pluridimensionalidad sin dejar este cuerpo (para los que no tuvieron, aún, la oportunidad de dejarlo para viajar en el Vehículo de Eternidad). 

Se mezclará todo eso. Lo que quiere decir, por eso, que en sus empleos, en sus actividades, fueran las más espirituales como las más habituales para ustedes, habrá una serie de transformaciones. Llevándo, a veces, a modificar sus equilibrios de vida, a modificar su medio ambiente, a veces de manera extremadamente importante. Esto no se derivará de una decisión de su mental, no se derivará de una decisión de sus emociones, sus sentimientos, sus sensaciones, sino de una acción directa de la Conciencia, y en particular, de este Cuerpo Etérico, realizado y nuevo para ustedes. Han de confiar, no en sus intuiciones, no en sus intereses, sino en esto que desencadenarán las percepciones Vibratorias que llegarán a su Conciencia. Deben seguir, en adelante, lo que se vive, y no lo que se piensa. Este aprendizaje se llevará tanto más fácilmente cuanto que se tranquilizaron y no hicieron interferir más su propio mental, y su propia necesidad de explicación. Recuerden: si dieron un paso hacia ese estado, su Conciencia les mostrará, claramente, que no son ya la personalidad. Vivirán, en ese momento, la situación del observador, la Presencia, e incluso el Absoluto, sin ninguna dificultad. El vivido de estos distintos Estados, o de este Último, es posible por la posibilidad, mayor o menor, de liberarse lo que llamamos (y lo que llaman) el mental, de liberar lo que llaman las creencias, los compromisos, cualquiera que sean. A través de la experiencia misma de su Conciencia (inducida, se lo recuerdo, por este Nuevo Éter, por estas Nuevas Fuerzas Etéricas), manifestándose en su propio Cuerpo Etérico, tendrán la posibilidad de darse cuenta, por ustedes mismos, que algo de inusual está a ustedes llegando. 

Todo esto contribuye, durante este período, a instalarles, de manera cada vez más patente, en su Nueva Conciencia, en su Nueva Residencia, en su Nueva Eternidad, y en los procesos que se llamaron Ascensión o Translación Dimensional. El conjunto de los Yogas de la Unidad, del Yoga de la Verdad, y del Yoga de la Eternidad, que les comuniqué, representan, en su conjunto, medios extremadamente simples, utilizando el gestual del cuerpo, para realizar esta Translación, lo más posible, en la suavidad (ndr: el conjunto de las prácticas del “Yoga de la Verdad” comunicadas en 2010, incluyendo el del “Yoga de la Unidad”, se presenta en la rúbrica “Protocolos que deben practicarse” de nuestro lugar. UN AMIGO presentó el “Yoga de la Eternidad”, por su parte, en sus intervenciones del 12 de abril y el 7 de mayo de 2012, y las posturas allí asociadas se describen en la rúbrica “Protocolos que deben practicarse/Integración de Pasos »). 

Les recuerdo que no hay nada que hacer (a nivel mental), que no hay nada que emprender (al nivel de explicación), pero que es totalmente posible, y deseable, utilizar su propio cuerpo como un sistema de resonancia, con relación a este Nuevo Éter y a este Nuevo Cuerpo en Transubstanciación. Por ello realizarán, lo mejor posible, esta transformación, final y última, que es la suya. Según su progresión, y según su capacidad para abandonarse a la Luz, o para vivir el Abandono, constatarán que todo se volverá cada vez más evidente y fácil (que eso sea en sus vidas, que eso sea en los restos de su personalidad), porque las dudas y los miedos serán superados, de ellos mismos, por la acción de lo que se desarrolla actualmente. 

Durante este período anunciado por MARÍA (ndr: ver la intervención de MARÍA del 17 de mayo de 2012) y a continuación, en el período que va a conducirlos hasta el 20 de junio, vivirán estos procesos de manera cada vez más importante, con una Alegría cada vez más importante, a partir del momento en que no resistan (que eso sea a nivel mental, en sus compromisos, en sus creencias, o al nivel, aún, de sus propios miedos). Todo se volverá cada vez más fácil. La Deslocalización de la Conciencia, el sentimiento mismo de la Presencia, desencadenará esta facilidad de sí mismo. Recuerden que no pueden actuar, de cualquier manera, por una explicación, por una voluntad de la persona, o también, por una acción del mental o del emocional. Es, precisamente, el cese de todos estos factores que va a permitir realizar esta Alquimia (hasta cierto punto), de sí mismo, dándoles a vivir todo lo que acabo de enumerar. 

He aquí lo que los Antiguos me pidieron transmitirles, de Corazón a Corazón. Retenga que el Yoga de la Unidad, que les comuniqué desde hace unos años, y el conjunto de sus enseñanzas siguientes, son muy exactamente el adaptado, simplemente por la estructura y la puesta en posición de su cuerpo, para vivir lo que debe vivirse, en la Liberación de la Conciencia que está en curso. 

He aquí las palabras que tenía que pronunciar. Les dejo ahora la palabra, si tienen cuestiones relativas a este proceso de Transubstanciación que está en curso, actualmente, este proceso de Realización del Éter.

Pregunta: ¿este proceso puede realizarse, si se está en la personalidad y no en sí? 

Será tanto más fácil cuanto que vuelven a ser como un niño. El niño vive lo que debe vivirse, él no pretende explicar, no pretende entender, no pretende proyectar. Se instala, permanentemente, en lo que es. En esa circunstancia, entonces, la personalidad no es más un obstáculo.

Pregunta: ¿percibir en el centro de su Corazón, y al centro de sus Cuerpos de Luz, eso corresponde a ser?

El que vive eso sabe pertinentemente si está en el Ser, o no. No puede existir cuestionamiento en cuanto a la Presencia, en cuanto al vivido en sí. Lo que cuestiona, en ese caso, es, obviamente, el mental, que quiere apropiarse o explicarse lo que se vive.

Pregunta: ¿esta práctica de centrado sobre el Corazón y sobre los Cuerpos Sutiles es compatible con lo que pasa actualmente?

Toda focalización y toda Atención de la Conciencia, referida a uno de los Puntos del Cuerpo, corresponde al establecimiento en sí, tal como lo desarrollamos, durando de los años, refiriéndose a las Estrellas y a las Puertas, así como a las Bodas Celestiales y las Cinco Nuevas Frecuencias del cuerpo. En la actualidad, es necesario decidir sobre esta clase de práctica. Solamente residencie su cuerpo, como resonador. Si su Conciencia, o su Atención, se refiere a uno de estos Puntos, existe necesariamente una aplicación del mental y de la voluntad, lo que va contra el proceso de Realización del Éter, o de Transubstanciación.

Pregunta: ¿conviene pues prestar su Atención un poco por todas partes y a ninguna parte, es decir, de no fijarse sobre nada?

Mejor está en ninguna parte. Creo que eso les fue demostrado, por palabras a veces vehementes, por BIDI. Retenga, en todo lo que puedo decirles y a ustedes dije, sobre este despliegue particular de la Fusión de los Éteres, por lo que se refiere a su Cuerpo y su Conciencia, en adelante: ninguna interferencia de su mental, en una cualquiera de sus acciones, podrá ser eficaz. Constatarán, muy rápidamente, que la atención prestada dondequiera, que la Atención, o la voluntad de cualquier cosa, bloquea sistemáticamente este proceso de Realización del Éter. La puesta en movimiento del cuerpo, a través de posturas, de los gestos, formando parte del Yoga de la Unidad, del Yoga de la Eternidad, o del Yoga de la Verdad, son una ayuda, porque no es el mental que se produce sino es la puesta en resonancia de su propio cuerpo físico, llamado Onda de la Forma. Onda de la Forma que no es influida por cualquier emoción o por cualquier mental. Con relación a tu pregunta, si quisiera centrarse en el Corazón, entonces, instala tu mano sobre tu Corazón, pero no coloques tu atención sobre tu Corazón.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Hermanos y Hermanas, terminaré estas palabras, que son, hasta cierto punto, preceptos y consejos. 

La Luz (en su Vibración), el Amor (en su Vibración), son Inteligencia. El Amor y la Luz no necesitan ninguna inteligencia exterior. En todas las Dimensiones Unificadas, esta Inteligencia de la Luz les vuelve Libres, porque no tienen cerebro, ustedes no tienen voluntad, obedecen, simplemente, a esto que son, y no para que a esto que creen o piensan. Van a pasar a ser así mismo sobre este mundo. Esto se deriva directamente de su Liberación y la Liberación de La Tierra. Todos los mecanismos y los métodos de funcionamiento que se conocían, deben dejarse a la parte. Por supuesto, estos mecanismos les servirán siempre que asegure, lo que tienen que garantizar en su vida diaria. Pero no mezclen lo que se desarrolla en su vida diaria, a lo que se vive en cuanto a la Vibración y la Conciencia no ordinaria, que no tiene ya nada que ver con la vida diaria. Constatarán que si no pretenden explicar, comprender, racionalizar, podrán ser en una actividad ordinaria y totalmente vivir este extraordinario, porque Su Conciencia se colocará a otra parte que en lo que se hace, a otra parte que en este cuerpo, manteniendo al mismo tiempo la actividad coherente que estaban practicando. Eso resultará cada vez más evidente, a partir del momento en que dejan de querer obrar recíprocamente con lo que viene. Recuerden eso. Eso les permitirá ganar un tiempo precioso, en términos humanos, en lo que se instala ahora, y ello mismo que va a instalarse cada vez más rápidamente (como eso les fue anunciado por MARÍA,). 

La Acción del Abrigo Azul de la Gracia va a convertirse en cada vez más intensa. La Visión Etérica va a ustedes evidenciar Partícula Duras, organizadas de manera mucho más sistematizable que antes, que eso sea para constituir Seres de Luz, Naves Interplanetarias de Luz, o también, Seres de Luz volviendo a entrar en contacto con ustedes, a la noche o en cualquier otro momento. Su Conciencia ya no se encerrará, de ninguna manera, salvo si usted decide permanecer encerrado, salvo si usted hace producir y obrar recíprocamente su mental, sus emociones, su afecto, sus creencias, o sus voluntades. Es a ustedes a quienes corresponde, como siempre, decidir allí donde quieren ser, lo que son, y lo que pasan a ser. Lo que decide, es o su mental, o su voluntad, o la Luz. No hay otras elecciones. De allí, se deriva todo el resto

La explicación y la comprensión no sustituirán, nunca, en adelante, el vivido, y cada vez lo harán menos. No puede existir la menor justificación, a esto que son, en este mundo: hay (como eso se les dijo) un principio de separación, una ausencia de continuidad, entre la conciencia ordinaria y la Conciencia Absoluta. En la actualidad, lo que se desarrolla es de verdad su Vuelta a la Eternidad. ¿Cómo quieren encontrar los medios, en la personalidad, para explicar o entender cualquier cosa de lo que les es completamente Desconocido? Sólo hay un paso, con facilidad, en este Desconocido, que podrán, en ese momento, realizar: el Paso en los dos sentidos, pero no antes. Les comprometo pues a que realicen la Integración de Pasos, tal como lo transmití (ndr: ver el protocolo “Yoga de la Eternidad: Integración de Pasos”, en la rúbrica “Protocolos que deben practicarse” de nuestro site). Hagan eso, porque colocar su cuerpo en estas resonancias facilitará todo lo que acabo de explicar. No es ninguna acción de su mental. Ninguna atención de su mental, que podrá sustituir lo que les transmití. 

De mi Corazón a su Corazón, les doy la Paz y el Amor que son, y que somos. Comulguemos, juntos. 

UN AMIGO les dice hasta pronto.

... División del Don de la Gracia ...