domingo, 28 de noviembre de 2010

SRI AUROBINDO (San Juan) - El Cambio Planetario



21 noviembre 2010

Soy Sri Aurobindo. Queridos Hermanos y Hermanas personificados, vuelvo de nuevo hoy hacia ustedes, designado por el Consejo de los 24 Antiguos. Mi intervención será de continuación a la que dí, he aquí hace algunas semanas, por lo que se refiere a, en primer lugar, el concepto de choque, refiriéndose a continuación, al cambio solar. Vengo hacia ustedes, hoy, con Gracia y bendición, a hablarles del cambio planetario. No esten sin saber que existe hoy, sobre Tierra, una serie de acontecimientos ocurriendo ahora mismo, desembocando en un nuevo paradigma y un nuevo método de funcionamiento. La liberación de la Tierra está en curso. La liberación realizada del núcleo cristalino permite a la Tierra vivir ahora, en total libertad, lo que tiene que vivir. La desaparición progresiva de las capas de aislamiento llamadas heliósfera, magnetosfera e ionósfera, en curso, permitirá a largo plazo, bajo la acción conjunta de una serie de elementos, a esta Tierra transmutarse y establecerse en una nueva Dimensión llamada 5.a Dimensión, permitiendo a la Tierra encontrar su sacralidad inicial. 

Permitanme volver de nuevo a algunos momentos sobre elementos históricos que preexisten exactamente antes de la llegada, precisamente, de estas fuerzas de falsificación y compresión. Conviene entonces poner de nuevo la historia de la Tierra sobre una duración de tiempo en gran medida más importante que la que viven hoy. Cada planeta, creado en todos los universos de los mundos libres, presenta una estructura redonda y hueca. En el centro, se encuentra lo que se llama un núcleo cristalino. Este núcleo cristalino es un núcleo de resonancia, conexión y comunicación con la estrella de origen del planeta. La vida, dentro de los planetas, corresponde a una vida Unificada en conexión directa con la Luz Solar Central del cual es resultante el planeta. La Luz que es, en ese momento, constante y no alternada como en los mundos disociados. No se separa en ningún caso cada planeta de su Sol Central. Existe, dentro de estos planetas, cualquiera que sean, una serie de pórticos llamados pórticos interdimensionales planetarios, permitiendo un desplazamiento para los mundos más densos Unificados, haciéndose de manera instantánea, permitiendo entonces no tener que experimentar el concepto de distancia o tiempo, cualquiera que sea este tiempo, cualesquiera que sean las distancias existiendo según las Dimensiones en cuestión.

Esta Tierra fue sembrada por formas de vida he aquí hace 20 millones de años. Fue sembrada por formas de vida extremadamente evolucionadas. Toda siembra de vida se hace, en una esfera planetaria, por el depósito, más allá del núcleo cristalino, sobre la superficie de los mundos interiores como a la superficie de los mundos exteriores a este planeta, de lo que se llama matrices cristalinas. Estas matrices cristalinas van a ser las matrices sobre las cuales la vida va a programarse y arreglarse. Las matrices cristalinas son omnipresentes en la Creación. Una serie de tiempos se desarrollaron, una serie de vidas se establecieron, desarrolladas en los mundos Unificados y en los mundos carbonosos. Aquí pues colocados aproximadamente hace 320.000 años detrás y vivíamos, en ese momento, sobre Tierra y en la IntraTierra, como pueblo libre conectado a sus orígenes estelares, en particular los mamíferos marinos tal como los nombran, viniendo de Dimensiones con mucho superiores a lo que existe actualmente sobre la Tierra. Estos mundos acuáticos eran, en realidad, mundos pluridimensionales y seres pluridimensionales conectados, generalmente, a Sirius. De la misma forma, existían sobre Tierra, en las montañas, los seres llamados Gigantes. Las fuerzas que presidían a la libertad de este mundo de entonces, hacían que incluso en las estructuras carbonosas, los seres que poblaban este universo y este mundo en particular, tenían estructuras profundamente diferentes de las suyas. Aunque los Gigantes pueden ser llamados humanos, medían cerca de 4 metros de altura. Su aspecto exterior les haría llamarlos, hoy, en su Conciencia, los seres primarios, lo que no eran, obviamente. Estos seres experimentaban la confección de la vida sobre este mundo, a causa de la siembra previa por los Maestros genetistas de Sirius llamados los Delfines, venidos a aportar las matrices cristalinas sobre Tierra, bien mucho tiempo antes. La Vida pues se desarrollaba de manera armoniosa, tanto dentro como en superficie.  

Una serie de elementos históricos (que no me corresponde hoy desarrollar) modificaron esta libertad Dimensional existente. El pueblo pluridimensional, poblando entonces la Tierra, decidió irse ya que sabían, a causa de su estado pluridimensional, que si suministraban lo que llaman, que llamamos en esta Dimensión disociada, un combate, se condenaban a permanecer en esta Dimensión. Estos seres múltiples que vienen de Sirius como Orion, decidieron entonces dejar señales sobre esta Tierra y decidieron también realizar un juramento que era el de su vuelta al momento final. Se retransmitieron en eso por el Élohim, a cada ciclo. A medida de los ciclos, las fuerzas de compresión gravitacional atrajeron cada vez más formas de vida. Almas libres y Semillas Estelares, como aquí, se les atrajeron y se cortaron de la Fuente por las condiciones que existen en este sistema solar, como en tanto otros. Esta caída, en realidad, no fue tal. Se estuvo de acuerdo libremente, con el fin de evitar que los que seguían siendo entonces atrapados en gran número importante, a la superficie de este planeta, no se separaran definitivamente de su Fuente. De la misma forma, algunos de los Delfines de Sirius decidieron penetrar en la IntraTierra, salir del agua, evolucionar en el aire. Son los encargados de la Tierra aún hoy. Unificaron sus Conciencias y permitieron, por su Unificación de Conciencia, mantener, hasta cierto punto, la persistencia de los pórticos inter dimensionales intraterrestres.

El cambio planetario en curso corresponde al restablecimiento de las condiciones iniciales libres de este sistema solar y en consecuencia, a la desaparición de las fuerzas de compresión prevaleciendo desde hace 300.000 años. Esta liberación, a causa de un determinado número de factores, como lo dije, astrofísicos, van a permitir al planeta encontrar un tamaño, una órbita, una orientación de sus polos conformes a la Unificación. No me detendré sobre lo que se produce actualmente sobre esta Tierra y que se amplía, en ustedes como sobre el cuerpo planetario. Eso conseguirá una transmutación total de la menor partícula atómica, bajo la influencia de lo que había llamado, de mi vivo, el Supramental. Esta radiación tiene por objeto modificar la estructura atómica que constituye todo átomo de esta Tierra y en consecuencia, todo cuerpo existente y vivo sobre esta Tierra. Esta transmutación se acompañará también de una modificación intensa de lo que se llama las estructuras de ADN, las estructuras celulares y también de forma. La forma no será ya fija. La Tierra va a pasar en otro estado Dimensional llamado, para ustedes, el paso de la oruga a la mariposa. La mariposa es libre, no se liga ya al suelo, lo que será su caso. La Vida se volverá tanto intraterrestre y libre, y algunos decidirán convertirse en los encargados de esta Tierra pacificada y sacralizar. Algunos encontrarán entonces, en ese momento, su raza estelar, su mundo estelar de origen y su forma de origen.

El planeta vive, actualmente, este fenómeno de extensión. No me extenderé tampoco sobre lo que se refiere a nombres científicos refiriéndose a la existencia de estas fuerzas. Son bien reales y perfectamente conocidas de sus científicos. La influencia de la Luz no está sola de manifestarse de manera concomitante. Otros factores astrofísicos están ocurriendo y les hablé detenidamente del cambio del Sol. Las órbitas planetarias van a cambiar. Se reabsorberán algunos planetas en una radiación solar profundamente modificada, puesto que liberada. La mejor imagen que pueda encontrar no es la palabra absolutamente destrucción ni reconstrucción, eso está en curso de terminación, pero la mejor imagen que pueda comunicarles es el momento preciso en que se despiertan a la mañana, guía de un mundo a otro, poniendo, para algunos de entre ustedes, algún el próximo tiempo dónde son, quienes son y van a encontrar la movilidad de su cuerpo. La Luz procede exactamente de la misma forma. La modificación de las fuerzas gravitacionales que ocurre, se lo recuerdo, de manera conjunta a la llegada de la Luz, tendrá exactamente el mismo efecto. Están a un lugar, a un momento y estarán a otro lugar en otro momento. Por supuesto, los Arcángeles les dijeron observar lo que pasa exteriormente ya que lo que pasa exteriormente pasa también dentro de su cuerpo. 

El proceso de encendido de la Tierra es el mismo exactamente que viven actualmente por el despertador del Fuego del Éter o despertar del Kundalini. Se trata exactamente del mismo proceso. La Tierra vive este proceso. La Tierra pues, ya no se aislará del resto de la Creación. Ustedes mismos, cualquiera que sea su pasar a ser en esta transformación, pasarán de un estado a otro. Solo el período intermedio que corresponde a esto que viven ahora, que es una instauración hasta cierto punto, puede resultar doloroso y difícil según la opinión que adoptarán. Cuanto antes superen el concepto de choque, vinculado a la revelación y a la revelación de la Luz, lo mejor posible podrán establecerse en su despertar. Este despertar no se hará de manera, al principio en cualquier caso, global para el conjunto de las formas de Conciencia que poblarán esta Tierra. Habrá fenómenos de disimetría y en consecuencia una serie de distorsiones que existirán entre su Conciencia unidimensional y su Conciencia pluridimensional. Algunos de entre ustedes ya perciben que su cerebro, su Conciencia, su Corazón no funcionan más de la misma forma, sin poder precisamente analizar ni poner palabras sobre eso. Eso se volverá una verdad cada vez más evidente para muchos seres humanos y  Conciencias que existen sobre la Tierra. No se detengan por supuesto, ya que sólo es una opinión, en esto que algunos podrían llamar catástrofes. Es la oruga que llama eso catástrofe, absolutamente no la mariposa. Recuerden que lo que pasa sobre esta Tierra, pasa en su cuerpo, exactamente de la misma forma, a través de las Vibraciones y la Conciencia que perciben. 

El cambio planetario es supuesto a desarrollarse sobre un plazo de tiempo definido. Este plazo de tiempo tiene un límite, un límite temporal, un límite superior pero diría que no existe límite inferior. La duración de la transformación final se producirá de manera sincrónica para el conjunto de la humanidad, en un momento dado. Eso corresponde a la llegada del centro de la Ola Galáctica, que se manifestará entonces por un relámpago que cubrirá de Luz blanca y picores. En ese momento, no tendrán nada que hacer. Dónde sea que esten, el momento habrá venido. No hay nada que prepararse, nada a temer, simplemente, allí donde estan, Ser. Allí donde estan, sean en este estado de recepción y se despertarán. Ciertamente, habrá algunas percepciones espinosas y que calientan su cuerpo físico. Eso sólo durará algunos minutos y,  se despertarán y estarán en la Nueva Dimensión. Obviamente, algunos surgirán sobre esta Tierra en subida. Las condiciones de vida serán profundamente diferentes. Algunos seres a ustedes se unirán, para los que permanecerán sobre esta Tierra Ascendida, en otra Dimensión, portadores de nuevas claves, nuevos paradigmas, nuevos descubrimientos. Algunos seres habrán dejado, obviamente, este plano mucho antes de este proceso final. Entonces habrán vivido su proceso de Ascensión o Translación, de manera colectiva o individual pero no global. Cada ser humano, cada Conciencia se encontrará precisamente allí donde debe estar. No tengan ninguna duda ni ninguna interrogación con relación a eso. No puede ser diferente ya que las leyes de la física, de la Luz Dura, jugarán enteramente y esta ley, la conocen, ella tiene por nombre Resonancia, Libertad. El período intermedio antes de este momento final será corto, mucho más corto que lo previsto y anunciado inicialmente. Esto es una gran alegría para mí a ustedes decirlo.

Ahora, lo más importante en este período no es cualquier proyección de su Conciencia para saber cuál es este momento ya que lo sabrán. Sabrán cuando será su momento o entonces sabrán cuando será el momento de la Tierra. Íntimamente, eso será una convicción y no una interrogación. Entonces, hasta allí, lo más importante es vivir, colocarles entre sus 4 Pilares, aprovecharse de cada respiración, para sembrar la Paz, la Alegría y la Luz. Lo mejor posible sembrarán la Paz, lo mejor posible recogerán la Paz. Lo mejor posible sembrarán la Luz, lo mejor posible recogerán la Luz. Lo mejor posible estarán en Paz, lo mejor posible la Paz formará parte de su mundo cercano. Hay exactamente ahora que vivir lo que había anunciado el Arcángel Anaël relativo a este Abandono a la Luz. Hay allí un paralelo al Abandono, que es la Confianza en la Luz. No sólo la Luz es todo sino que Luz puede dejarlo todo, a condición de trabajar, a condición de dejarla manifestarse, a condición de ser usted esta Luz. Un número de entre nosotros dijo también que las partículas Duras o Luz Supramental se aglutinan literalmente en torno a ustedes. Pueden recogerlo de manera aún más simple, simplemente viviendo, experimentando la simplicidad, la Alegría, permaneciendo en la humildad, estando de acuerdo a esto que viven. Si una vía se cierra o si una vía o una decisión se vuelve resistente y en resistencia, entonces es que no es la buena vía. Deben ser, más allá de la humildad y la simplicidad, en el tiempo que les sigue, siendo simples y flexibles, nunca forzarse. Ir en el sentido de la Luz, ir en el sentido de esta simplicidad y esta humildad les permitirá conservar la flexibilidad. La flexibilidad que encuentra la Tierra en su cuerpo planetario. Los movimientos actuales de la Tierra van efectivamente a intensificarse, como eso se les anunció desde el principio de este año, de un modo que calificaría de exponencial. El conjunto de los elementos liberados este verano van a traducirse, en la vida de 3.a Dimensión que viven, por una movilización sin precedentes de los elementos dondequiera que estén, cualquiera que sea su disposición. No sólo no arriesgan nada sino que, además, se les invita a dejarles invertir, cruzar por esta Luz elemental ya que es Una. 

Los elementos no están para destruir cualquier cosa sino para configurar de nuevo literalmente la Tierra, limpiando, hasta cierto punto, lo que debe serlo, de la misma forma que ustedes también pueden vivir eliminaciones, limpiezas, con el fin de perfeccionar el reino de la Luz. Más que nunca es urgente no resistir. Más que nunca es urgente ser confiado. Más que nunca, resultará cada vez más evidente que solo su Corazón les permite probar, experimentar esta Alegría, esta serenidad y actuar sobre su medio ambiente y el movimiento. No hay nada otro que hacer sino la ida en el sentido del movimiento, en el sentido de la Ola Galáctica, en el sentido de esta reunificación. Si su vida es guiada por la Luz, serán a cada minuto, a cada respiración, al buen lugar con las buenas personas. Que su camino sea el de una Ascensión individual o de una Ascensión final o aunque su deseo y su voluntad sea el perpetuar los mundos carbonosos, todo será hecho para que puedan hacer lo que su libertad les dicta. Nadie, absolutamente ninguna Conciencia o ninguna forma de vida se desviará de su propia Vibración. Sólo el miedo y la resistencia pueden a veces implicarles a experimentar formas de sufrimiento pero estas formas de sufrimiento sólo son ilusorias. No hacen más que traducir a su Conciencia la resistencia de ustedes al establecimiento de la Unidad.

Se les pide, durante este período previo al final de este año, cultivar cada vez más en ustedes la Paz como el digno Un Amigo detenidamente les habló. Ya que es a través de esta Paz, mecanismo de Conciencia y comportamiento, que estarán en condiciones de vivir lo más fácilmente posible esta transición del mundo y esta transformación. Cada vez más elementos, dentro de la Conciencia que viven actualmente, van a establecerse. Muy numerosas nuevas percepciones Vibratorias y de Conciencia van a parecer, diferentes para cada uno pero que contribuirán, para cada uno, a establecerse en su Verdad y en su Unidad. Todo lo que se manifestará a ustedes va desde ahora en el sentido de la Luz. No se preocupen de nada otro que de efundir su propia Luz, de establecerse en su propia Luz. Es la mejor manera que tendrán de servir a la humanidad, la Tierra y sus Hermanos Galácticos. Vuelven a entrar, como lo dijo el Arcángel Anaël en las Bodas Galácticas que signan pues su vuelta en la Fraternidad de los mundos libres. Tienen, en ustedes, toda la Luz necesaria para llevar a cabo su Ascensión. La Luz Dura está ahora allí a profusión, permitiéndoles incorporarla. El Cuerpo de Luz se acerca cada vez más. Se reconstruye en ustedes, en esta estructura. Las Naves-madre de sus distintas razas se acercan a su Dimensión y en consecuencia a su Cielo. Estén en Paz, aunque elementos exteriores pueden aún intentar venir a alterarles en su Unidad. No tengan en cuenta todo obstáculo: será disuelto  por la Luz a partir del momento en que ustedes mismos hacen  confianza a la Luz. Podría decir que la hora está a la magia de la Luz y a la Verdad de la Luz. No hay nada otro que hacer eso. Las tareas diarias, cualquiera que sean, deben realizarse en la misma Luz, incluso las más ordinarias de entre ellas, habitados por la misma Luz y la misma Alegría, y sobre todo, la misma Paz. Sigan viviendo pero animados por una nueva respiración, es eso exactamente lo que se produce.

Algunos de sus Hermanos y Hermanas personificados en otras partes del mundo formarán parte de las primeras Ascensiones. Es su elección. Recuerden que, en cualquier caso, lo que viene es una gran Alegría. Sólo la mirada disociada de la personalidad podrá hablar de catástrofe o cosa desagradable. La Conciencia Unificada vive la liberación realmente. Si pues por momentos, llegan ustedes también, a chocarse, recuerden eso: no son este choque, es la personalidad que quiere reaccionar como eso. Colóquense de nuevo instantáneamente en su Paz, en su Corazón, en su Vibración y su opinión cambiará instantánea y cada vez más fácilmente. Hecha la experiencia, eso se volverá cada vez más fácil y natural. No hay nada que forzar, hay exactamente que acompañar, que ir en el sentido del movimiento, ir hacia la mariposa.

El cambio planetario que observan, aunque para algunos humanos prójimos puede llamarse Terror, no es de ningún modo lo que creen ver con sus ojos. Lo que pasa, y pasará en algunos lugares de la Tierra, es una liberación y una gran Alegría. Obviamente, de este lado del velo, eso podrá aparecer una no alegría pero sólo es la mirada y la opinión que, en definitiva, cambia. El acontecimiento en sí mismo, cualquiera que sea, sólo forma parte de los acontecimientos transitorios que deben llevarles al momento final. La Ola Galáctica y lo que lo acompaña a nivel astrofísico es un hecho demostrado. Tomarán cada vez más Conciencia de eso en sus cuerpos y también por su intelecto, a través de mucha información que irá creciendo y yendo en el mismo sentido. Recuerdan que esta transformación es completamente natural, es la vuelta a la Unidad. Tienen exactamente que vivir conscientes de eso y sobre todo en Paz y en Alegría. No hay otro salvoconducto que esta Paz y esta Alegría. 

He aquí lo que se me pidió decirles. El cambio planetario es su cambio. Es en realidad una transmutación. Lo que observan sobre Tierra como en sus Cielos corresponden solamente a eso. Tienen exactamente que acompañarlo en Paz, en Alegría y en Verdad. El garante de su Paz y su Alegría es, obviamente, su Corazón y su Vibración. Y ello, detenidamente lo dijimos y repetimos. El tiempo ahora llegó de vivir eso. Serán rodeados cada vez más por la Luz y por los Seres de Luz. Algunos de entre ustedes ya perciben las formas de vida que no percibían antes. Algunos de entre ustedes tienen acceso a su propia multidimensionalidad, que eso esté en sueños o en momentos de meditación, incluso si aún no penetraron o vivieron el Cuerpo de Luz que viene a ustedes. Todo eso es perfectamente lógico y perfectamente normal. La normalidad, diría, retoma sus derechos. No hay nada que poner en pie, exactamente a ser, para acompañar lo mejor posible lo que pasa en ustedes como sobre este planeta. Recuerden que están allí, ustedes que se despiertan, para el conjunto de la humanidad y no solamente para ustedes. El Servicio de la Luz, es su Presencia, es su Luz, es su capacidad para convertirse en cada vez más luminosos, cada vez más verdaderos, cada vez más simples y cada vez más humildes. Sigan viviendo, cambien lo que requiere un cambio, van hacia la evidencia, cada vez más. Recuerden que lo que pasa en cumbre pasa abajo y que lo que pasa afuera pasa dentro. Sea atentos y lúcidos sobre las Vibraciones que les recorren. Nuevas formas de Vibraciones van a aparecer en sus estructuras. Intentaremos revelar lo que es necesario, no en cuanto a la comprensión, que es secundario, sino más bien en cuanto a la dirección que debe seguir esta energía y esta Luz, cuando les recorre.

El conjunto de los 24 Antiguos les presenta pues una inmensa gratitud por su Servicio y por lo que son. No abriré, esta noche, espacio de preguntas pero tendremos ciertamente la ocasión, Yo u otros entre los Antiguos, de volver de nuevo antes de las citas importantes con el Arcángel Mikaël e IS-IS (Isis) o María, del mes de diciembre. No olviden nunca que la Luz se volverá cada vez más evidente y simple. Lo que tienen que vivir, de manera extremadamente corta ahora, es un aprendizaje, un aprendizaje rápido, que si dejan la Luz dirigir su vida, ella sabrá, bien mejor que su personalidad, dirigirles. Sabrá hacer frente a todo lo que puede, por el momento, para algunos de entre ustedes, parecer insuperable. 

Paz y Confianza, aquí queridos Hermanos y queridas Hermanas personificados, algunas palabras que tenía a ustedes que entregar. Nuestro Amor, nosotros Melchisédech, les acompañamos. 

Que mi Luz azul inunde sus Corazones.

... Efusión Vibratoria…

Hasta muy pronto.

Original francés: