lunes, 16 de marzo de 2015

O.M.Aïvanhov – Las próximas Canalizaciones

NOTA DE O.M.AIVANHOV

Eh, soy Yo todavía, y no vengo para responder a una pregunta sino para preparar las próximas canalizaciones (incluidas en formato de libreta en su versión original).  Entonces vuelvo para inaugurar la segunda sesión, y esta segunda sesión deberá hacerse a través de preguntas las cuales por favor traten de concernir directamente a los procesos de la conciencia, con el fin de ayudarse a ver estos mecanismos que están en curso dentro de usted mismo (a), de ver los mecanismos, no para examinarlos o para dar explicaciones, sino para reparar en ellos, a servicio también de su cuerpo de Eternidad que, se lo recuerdo, está allí, que usted siente aún a través de las Estrellas, las Puertas, las Coronas radiantes, la Onda de Vida, el Canal Mariano, porque le restituimos y usted se restituye a su Autonomía y a su independencia. Pues todas las estructuras por ejemplo como el Canal Mariano, todas las estructuras como el Abrigo azul de María o de Mikaël, o la Onda de Vida han sido vividas hasta el presente como procesos que penetraban el efímero y que transformaban este efímero.

La transformación es ahora más una disolución y una desaparición, esto quiere decir que usted no tiene que ver más, como dice Hildegarde y otros, la causalidad, la explicación, sino los mecanismos íntimos al principio de la conciencia y al principio de la manifestación de esta conciencia, esté allí dónde esté usted en estos tiempos reducidos como en el seno de la Eternidad.

He aquí lo que tenía que decir. Pues creo que vamos a cercar este momento y usted va a volver de lleno a las bellas preguntas de la conciencia. Recuerde que hablo hasta más efectivamente de bicicletas aunque ya no es posible hacer girar las bicicletas. La inmensa mayoría de ustedes lo sabe, sobre todo a través de las explicaciones o las causas. Allí usted verdaderamente es, diría, en las causas hasta de la conciencia ida al principio, que esto sea en la Morada de Paz Suprema, hasta sea los miedos que pueden llegar, las modificaciones súbitas, la desaparición, el sueño, todos los mecanismos de su vida en este mundo en el seno del efímero están como lo comprueba cada vez, más perturbados, alterados, impregnados, usted escoja la palabra que le conviene, por la Eternidad. Entonces a veces esto arrincona, a veces esto pasa, y a todo esto podríamos multiplicarnos al infinito en las explicaciones. Pero progresivamente vamos a penetrar en poco tiempo en los mecanismos de la conciencia, no para observarlos sino para descubrirlos en el momento en el que se producen. Esto va a ser importante para permitir, si usted lo quiere, de vivir la Llamada de María y el período inmediatamente posterior, con la mayor Felicidad, vamos a decir, y ligereza posibles, allí dónde su compasión, su Presencia, su carisma, su humanidad se volverá indispensable en este plano.

He aquí lo que tenía que decir, le transmito todas mis bendiciones y creo que esto permitirá volver a lo importante sin reiteraciones una vez más y que me hagan cruzar los dedos para quedarme…

Le transmito todo mi Amor y le digo, tenga buen provecho de lo que usted pueda comer. Hasta luego.


pág. 59